Ilustración de la piel de una mujer con el signo del colageno

Hábitos y consejos para mantener buenos niveles de colágeno

Hábitos y consejos para mantener buenos niveles de colágeno

Última actualización: 05-10-2018. Equipo Nutricioni

El colágeno es una proteína esencial que solo la producen los animales y los seres humanos; por lo tanto, resulta imposible encontrarlo en organismos vegetales, hongos o bacterias.

El colágeno es fundamental para el cuerpo humano, ya que desempeña un papel primordial en el buen mantenimiento de los tejidos. Resulta indispensable para que estos puedan regenerarse y mantener su elasticidad.

Lo tenemos en grandes cantidades en nuestros huesos, piel, tendones, ligamentos y cartílagos.

Está comprobado que el colágeno cubre un 25% de la masa total de las proteínas que tiene todo mamífero. Igualmente conforma el 80% de los tejidos conectivos del cuerpo y el 7% de su peso.

En el caso de la piel, el colágeno es un componente básico y representa el 70% del peso total de este órgano, el más grande del cuerpo humano.

En los cartílagos y los músculos, el porcentaje es de más del 65%.

De algunos de los órganos en donde el colágeno se encuentra en menor porcentaje, se pueden mencionar: los pulmones (10%) y el hígado (4%).

No obstante, a pesar de su importancia en el organismo, su presencia no es igual durante toda la vida y mientras en los recién nacidos es muy abundante, en los adultos lo es algo menos.

La ciencia ha demostrado que a partir de los 25 años se pierde un 1,5% de colágeno al año.

Con el paso del tiempo y manteniendo algunos hábitos tóxicos esta proteína va disminuyendo y perdiendo efectividad.

Ilustración de la piel de una mujer con el signo del colageno

Hábitos que reducen el colágeno en el organismo

Entre los hábitos más comunes que repercuten en la pérdida de colágeno, encontramos los siguientes:

  1. Descanso deficiente o mucho estrés: en la época actual las personas tienden a dormir cada vez menos.

Esta reducción puede aumentar la morbilidad y la mortalidad de varias enfermedades y conduce a una estado inmunosupresor del cuerpo.

Una variedad de estudios han demostrado que el sueño juega un papel muy importante en el restablecimiento de la función del sistema inmunológico, y que los cambios en la respuesta inmune pueden interferir con la producción de colágeno.

El estrés también afecta la integridad del colágeno de la piel, a través de los procesos funcionales de esta proteína en el organismo, ya que los glucocorticoides como el cortisol alteran su síntesis y degradación.

El cortisol es la hormona del estrés y el glucocorticoide más importante del cuerpo humano. Es segregado por las glándulas suprarrenales.

Según Wikipedia el cortisol provoca una disminución de la síntesis de proteínas (como el colágeno) y un aumento del catabolismo de las mismas.

Esto se da debido a que el cortisol deprime la formación de ácido ribonucleico (ARN), ácido que participa en la síntesis de las proteínas, y a una disminución del transporte de aminoácidos.

  1. Tabaco: fumar tabaco conduce a un envejecimiento prematuro de la piel.

Fumar reduce la elasticidad natural de la piel pues causa la rotura del colágeno y hace disminuir su producción, según señalan los especialistas.

En lo relativo a las arrugas, el tabaco hace que disminuyan los niveles de vitamina A, lo que produce cambios en la cantidad y calidad de colágeno y elastina.

  1. Mucha exposición al sol: los rayos UV actúan sobre las células de la piel dañando la cadena de ADN.

De esta manera las células producen menos melanina, colágeno y elastina. Esto acentúa el proceso de envejecimiento fisiológico. La piel se seca y se deshidrata.

Las zonas descubiertas como el rostro, las manos y brazos son los más expuestos.

El efecto del sol será mayor y más prematuro en personas de piel clara que en las personas de tez morena, debido a una menor presencia de melanina en ellas.

  1. Alimentos procesados: los alimentos procesados promueven el aumento de peso y las enfermedades crónicas porque tienen un alto contenido de azúcar, fructosa, carbohidratos refinados e ingredientes artificiales bajos en nutrientes y fibra.

La glucosa y la fructosa enlazan los aminoácidos presentes en el colágeno y la elastina que soportan la dermis, produciendo productos  finales de glicación, la cual es un degradante del colágeno.

Este proceso se acelera en todos los tejidos del cuerpo cuando el azúcar se eleva y es estimulado además por la luz ultravioleta en la piel.

  1. Sedentarismo: el trabajo, las ocupaciones diarias y la vida de hoy hacen muchas veces que no tengamos tiempo para realizar ejercicios.

El sedentarismo afecta de diferentes maneras nuestro cuerpo, convirtiéndose en un problema de salud que afecta a millones de personas.

Este estilo de vida repercute de muchas maneras en nuestro organismo, aumentando el riesgo de padecer ciertas afecciones y/o enfermedades como por ejemplo: diabetes, enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, osteoporosis, depresión y ansiedad.

Afecta también el sedentarismo a nuestro cuerpo provocando sobrepeso, celulitis, problemas de circulación causando el aumento en la formación de arrugas y la pérdida de elasticidad en la piel, inflamación a causa de la pérdida de colágeno, flacidez, etc.

Desempeño del colágeno en el organismo

Nuestra piel, así como nuestros huesos son formados principalmente por colágeno.

Así que cuando nos preguntamos para qué sirve esta proteína, podríamos contestar básicamente que es para mantener el buen estado de estas importantes partes de nuestro cuerpo.

El colágeno no solamente mantiene sólidos nuestros órganos, sino que también les ayuda a regenerarse cuando se tiene cualquier tipo de accidente, ya sean fracturas en los huesos o cortadas en la piel, por ejemplo.

El colágeno se encuentra en muchas otras partes del cuerpo, incluidos los vasos sanguíneos, las córneas y los dientes.

Dependiendo del órgano del cuerpo, se puede destacar que el colágeno cumple con las siguientes funciones:

  1. En los huesos: el principal componente de la matriz ósea es el colágeno que supone entre el 90 y 95% de la matriz orgánica.

Las fibrillas de colágeno son similares a las que se presentan en otros tejidos y están distribuidas aleatoriamente formando un entramado.

El colágeno se mezcla con los cristales de calcio y hace que los huesos ganen en resistencia y solidez.

  1. En los cartílagos: siendo estos el tejido suave y resistente que existe en las articulaciones, el colágeno crea estructuras con una alta concentración molecular capaces de absorber golpes de gran intensidad.

Para configurar estas formaciones se mezcla con unas sustancias del organismo presentes en los cartílagos denominadas condroitina y glucosamina.

El suplemento Articagos cuenta en su formulación con estas sustancias esenciales para la salud osteoarticular.

  1. En los tendones y ligamentos: la proteína compuesta por aminoácidos,  es la responsable de aportar flexibilidad y regenerar los tejidos.

Se asocia también con la proteína denominada condroitina para crear estructuras que sean resistentes, a la par que elásticas.

Las articulaciones están formadas casi en su totalidad por colágeno. Con el paso de los años pueden perder masa y ocasionar problemas, como el dolor de rodilla.

Son incuestionables los efectos del producto Articagos en la reducción de los dolores en las articulaciones, disminuyendo la fricción y la inflamación.

La vitamina C de su fórmula, así como la glucosamina y la condroitina que lo componen ayudan en la producción de colágeno previniendo o mitigando el desgaste y deterioro de tendones y ligamentos,

El colágeno permite la producción de elastina, que es una proteína de gran importancia y que se encuentra presente en los ligamentos.

  1. En los músculos: la misión principal de esta sustancia es la de formar fibras, a partir de las cuales se crearán las principales estructuras. Igualmente influye en el aumento de la masa y el tono muscular.

El colágeno es muy utilizado por deportistas de alto rendimiento, ya que mejorará su productividad, promoverá su definición muscular, los auxiliará en la quema de grasas, los ayudará a eliminar toxinas, fortalecerá sus ligamentos y les aportará vitalidad.

  1. En la piel: aquí guarda una especial relación con dos sustancias importantes en este órgano, como son la elastina y con la queratina.

La unión de estos elementos hace que la piel sea fuerte, resistente y elástica; así como que tenga vellos o uñas.

La presencia de colágeno en la piel ayuda a luchar contra el envejecimiento, además de proporcionar soporte a la capa superficial.

A medida que se va envejeciendo, el colágeno comienza a debilitarse y desaparecer, dando lugar a la aparición de líneas de expresión, arrugas y pliegues, especialmente en el rostro.

  1. En los ojos: el colágeno se distribuye de una forma muy fina en la córnea, una membrana transparente de este órgano que permite el paso de la luz.

El humor vítreo se compone igualmente de la proteína y una forma de cuidar la salud de los ojos y prevenir problemas relacionados con estos es tomar colágeno.

Si aumentas tus reservas de colágeno también lo estás haciendo con las que hay en el ojo y, más concretamente, en el humor vítreo.

Alimentos que aportan colágeno a la piel

Los mamíferos tienen la capacidad de generar su propio colágeno naturalmente.

Es por eso que los humanos fabricamos el colágeno, lo cual sucede cuando es secretado por medio de nuestras células de tejido conjuntivo.

Sin embargo, como hemos dicho, su pérdida comienza siendo jóvenes y dependiendo de la calidad de vida.

Afortunadamente, el colágeno se puede ingerir a través de suplementos especializados, o bien se acelera la creación del mismo consumiendo alimentos que contengan la proteína.

Como el colágeno es de exclusiva fabricación animal es fácilmente encontrado en alimentos de origen animal.

Así por ejemplo, por lo señalado anteriormente, contienen esta proteína los quesos, las carnes de res, cerdo, ave o pescado.

De los pescados, precisamente, se extraen las proteínas que se utilizan en tratamientos como las cremas, las cápsulas o las inyecciones.

Todos los alimentos ricos en vitamina C, las frutas rojas fuentes en antioxidantes, las verduras, los frutos secos o las leches vegetales.

Son productos que ayudan al organismo de una forma extraordinaria en la producción de colágeno y que evitan el envejecimiento prematuro de la piel.

Entre los alimentos específicos tenemos los siguientes:

  1. Alimentos con vitamina C: es una vitamina importante en la producción y absorción del colágeno para mantener la piel firme y saludable.

Se puede encontrar en la naranja, kiwi, limón, pomelo, piña, melón, mango, tomates, pimientos, brócoli y otros.

  1. Verduras: pues sí, como siempre es habitual, es uno de los mejores alimentos para nuestro cuerpo. Se recomienda comer berenjena, coliflor, espinaca, repollo, la escarola y col, para favorecer la producción de colágeno.
  2. Alimentos con aminoácidos: los cuales serán ricos en lisina y prolina, útiles para la formación de todo tipo de colágeno.

La lisina es un aminoácido esencial y debe ser obtenido a través de los alimentos; la prolina, por otro lado, es un aminoácido no esencial, que puede ser fabricado en el cuerpo.

La lisina la puedes encontrar en carnes magras, pescado, legumbres y lácteos desgrasados, y la prolina en la clara de huevo y en el germen de trigo.

  1. Frutos rojos y morado oscuro: estos alimentos poseen altos contenidos de licopeno.

El licopeno se encuentra en las fresas, cerezas, arándanos, frambuesas y moras; tomates, pimientos y remolachas que protegen contra los radicales libres y aumentan los niveles de vitamina C en las células.

  1. Alimentos con ácidos grasos poliinsaturados: es posible incorporar colágeno al organismo si se ingieren alimentos ricos en ácidos grasos poliinsaturados.

Tales como el aceite vegetal de semillas de girasol o soya, las verduras verdes, pescados azules y mariscos.

  1. Frutos secos: se recomienda comer frutos secos con frecuencia para incrementar la presencia de colágeno en el cuerpo.

Los mejores para este fin son: pistachos, nueces, castañas, avellanas, pipas de girasol, anacardos y semillas de calabaza.

  1. Alimentos con genisteína: estimula al organismo para producir colágeno; está presente especialmente en la leche de soja y en algunos quesos.
  2. Alimentos con azufre: este mineral contribuye a la formación de colágeno en lo cartílagos, ligamentos, huesos y tendones. Se recomienda incluir en la dieta los espárragos y las coles, pollo, pato, perejil, cebolla, plátano.
  3. Alimentos ricos en cobre: el cobre ayuda en la formación del colágeno en el cuerpo, por lo que resulta beneficioso aumentar el consumo de alimentos ricos en este mineral.

Son ricos en cobre las vísceras, hígado, mariscos, ostras, verduras de hojas verdes, nueces y legumbres.

  1. Té: presenta altos niveles de catequinas, un antioxidante que evita la disminución de colágeno en el organismo.
  2. Gelatina: es muy buena si se tiene en cuenta que este alimento se deriva del colágeno en aproximadamente un 90%.

Super comida para culturistas con carne, pescado, fruta, productos lácteos, polvos de suplementos dietéticos y píldoras de vitaminas sobre fondo de madera verde.

Rutina diaria para restablecer el colágeno

Mantener una vida sana, haciendo ejercicio e ingerir alimentos adecuados de forma constante nos ayudan notablemente a reponer el colágeno en el cuerpo.

Estas son algunas rutinas indispensables, que ayudan en conjunto a reponer la pérdida de la proteína.

  1. Aplicar protector solar todos los días, para proteger de los rayos del sol.
  2. Habituarse a usar sombreros para proteger el rostro y otras partes vulnerables de la piel.
  3. Comer alimentos ricos en prolina y lisina, que apoyan la formación de colágeno, entre ellos la vitamina C. Incluye alimentos cítricos en tu dieta para cumplir con el requerimiento diario de esta sustancia y lucir una piel firme.

Ingiriendo Articagos estarás complementando los requerimientos diarios de vitamina C, lo que subirá la producción de colágeno en tu cuerpo.

  1. Aumenta la cantidad de proteína en la dieta. Las mujeres deben consumir 46 gramos o más al día, mientras que los hombres deben incrementar a más de 56 gramos por día, para apoyar el crecimiento y la salud de colágeno.
  2. Si lo requieres, toma un suplemento de colágeno hidrolizado. Algunas veces no es suficiente la alimentación diaria u otras acciones, por ello se recomienda el consumo de suplementos para estimular la producción de colágeno.

Entre esos suplementos, uno de los más recomendando es Articagos, que además aporta extracto de cartílago de tiburón, fosfato dicálcico, alfalfa, vitaminas A, B1, B2, B6, E, boro, manganeso, selenio, zinc.

Nutrientes con un impacto muy positivo en la salud integral del ser humano.

  1. Aplicar una crema diaria que contenga retinol. Este es un promotor de la producción de colágeno en la piel envejecida y arrugada.
  2. Realizar ejercicios regularmente. El mejor lubricante articular que existe es el movimiento. De modo que lo mejor para mantenernos fuertes es movernos.

Cualquier actividad por más mínima que sea colaboraría en la activación de la circulación sanguínea, la eliminación del estrés, ayudaría a mantener sanos y desarrollar los huesos, músculos y articulaciones.

En definitiva, mejoraría la calidad de vida ayudando nuestro cuerpo, mente y organismo, y evitando la aparición de gran cantidad de enfermedades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *