Mujer deportista se toca la pantorrilla. Ubicado en color rojo

Guía completa para el alivio del dolor muscular

Guía completa para el alivio del dolor muscular

Última actualización: 22-11-2018. Equipo Nutricioni

Los dolores musculares constituyen un malestar común y pueden implicar más de un músculo.

El dolor también puede extenderse a los ligamentos, los tendones y la fascia o tejidos blandos que conectan los músculos, huesos y órganos.

Es frecuente que el dolor muscular esté vinculado a la tensión, sobreesfuerzo, lesión o desgarramiento muscular por exceso de ejercicio o esfuerzo físicoMujer deportista se toca la pantorrilla. Ubicado en color rojo

El dolor empieza durante la actividad o poco después de la acción física excesiva y tiende a comprometer a músculos específicos. Casi siempre, podemos identificar la actividad causante del dolor muscular.

Con frecuencia el dolor muscular puede ser una señal de enfermedades que afectan todo el cuerpo.

Todos sabemos que la gripe, el dengue y las también infecciones bacterianas, pueden producir trastornos que afectan los tejidos conectivos en todo el cuerpo.

Otras enfermedades como el lupus y la fibromialgia suelen venir acompañadas de dolor muscular.

Precisamente, la fibromialgia es causa común de dolores musculares, se trata de una afección que causa sensibilidad en los músculos y el tejido blando circundante, dificultades para dormir, fatiga y dolores de cabeza.

Origen de los dolores musculares

A continuación, una lista de las posibles causas que originan los dolores musculares. Las enumeramos desde las más comunes o frecuentes, hasta las menos frecuentes, que generalmente están asociadas a una enfermedad específica.

  • Golpes, desgarros, esguinces y distensión muscular.
  • Sobrecarga por excesivo esfuerzo o uso repetido de un mismo músculo.
  • Comenzar el esfuerzo muscular bruscamente sin calentamiento o acondicionamiento previo.
  • Dolor muscular ocasionado por el estrés, que hace que los músculos permanezcan tensos.
  • Ciertos medicamentos, como los que se emplean para bajar la presión arterial, las estatinas para disminuir el colesterol.
  • El uso de cocaína.
  • Dermatomiositis, enfermedad inflamatoria del tejido conectivo.
  • Desbalances electrolíticos como baja concentración de potasio o calcio.
  • La fibromialgia, patología que causa dolores musculares generalizados.
  • Infecciones  de tipo viral como el resfriado y la gripe, dengue, polio y malaria.
  • Absceso infeccioso en el músculo.
  • Lupus
  • Triquinosis o áscaris, se trata de una infestación parasitaria.
  • Polimiositis, una enefermdedad inflamatoria poco frecuente.
  • Polimialgia reumática.
  • Rabdomiólisis, que causa necrosis del músculo.

Acciones para mitigar el dolor muscular

  • Cuando la causa del dolor muscular sea por sobrecarga o lesión, el reposo general o de la zona muscular afectada el la primera medida a tomar.
  • Ejercicios de estiramiento suaves después de un período de descanso largo también pueden ayudar en la recuperación.

Mujer joven atletica realizando ejercicios de estiramiento con una banca

  • Puede usarse analgésicos antiinflamatorios como paracetamol también conocido como acetaminofén, el ibuprofeno, la aspirina y el naproxeno.

Si usted piensa que el dolor es de origen viral, como el caso de gripe o dengue, el analgésico más seguro el paracetamol, la aspirina puede complicar los cuadros de dengue.

  • Cuando hay hinchazón y calor en el músculo afectado, puede resultar de ayuda aplicar una compresa con hielo en la zona de la lesión para calmar los síntomas.
  • Si los dolores musculares son causados por sobrecarga o por fibromialgia, los masajes pueden proporcionar alivio.

En este caso pueden usarse cremas o gel específicos para dolores musculares, la mayoría de ellos tiene como ingrediente analgésico el alcanfor, algunos otros contienen diclofenac sódico o potásico.

  • Cuando se haya pasado la fase aguda del dolor, el ejercicio moderado y regular puede ayudar a restaurar el tono muscular.

Caminar, montar en bicicleta en zonas planas y la natación en agua templada, son actividades aeróbicas apropiadas para la recuperación.

Hombre y mujer jovenes andando bicicletas por un parque

  • Un fisioterapeuta profesional puede indicarle ejercicios de estiramiento, tonificación y aeróbicos para ayudar en la recuperación y que desaparezca el dolor.

Comience suave y lentamente, y gradualmente incremente las sesiones de ejercicios.

  • Evite  actividades anaeróbicas que impliquen un gran esfuerzo, como levantar pesas y también las actividades aeróbicas de alto impacto, hasta que logre recuperarse.
  • Es de extrema importancia dormir bien, si el dolor le molesta haga uso de analgésicos y cremas o fricciones indicadas para el dolor muscular.
  • Con el propósito de reducir el estrés que incide directamente en la tensión muscular, trate de distraerse y evite preocuparse. El yoga y la meditación son excelentes formas para ayudarlo a dormir y relajarse.
  • En los casos más graves, el médico le puede recetar medicina o fisioterapia o puede remitirle a una clínica especializada en dolor.
  • Cuando los dolores musculares tienen su origen en una enfermedad específica tome las acciones que el médico le indique para tratar el caso.

Recomendaciones para evitar dolores musculares

  • Haga calistenia o rutinas de estiramiento antes y después de la actividad física.
  • Incluso es recomendable hacer estas rutinas al levantarse y antes de salir de casa, incorpore también ejercicios de respiración.
  • Realice ejercicios de calentamiento antes de emprender una actividad física, frotarse los músculos también puede ser conveniente.

Manos de hombre le aplican masaje en las piernas de una mujer. Vista superior

  • Después de una actividad física intensa permita que músculos se enfríen.
  • Ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono como pastas, patatas, arroces una hora después de la actividad física, le ayudará a recuperar las energías y el tono muscular.
  • Beba muchos líquidos antes del ejercicio, durante el mismo sólo pequeños sorbos y después del ejercicio se requiere de buena hidratación, en lo posible con frutas o jugos de frutas.
  • El dolor muscular se origina a veces por la rutina laboral.

Trabajar siempre en la misma postura, como cuando se está sentado frente a una computadora, o realizando operaciones repetitivas, por ejemplo trabajar con un pico y una pala, pueden causar dolores musculares.

Para evitarlo, al cabo de 45 a 60 min haga un cambio de rutina, en el caso de estar sentado estirese, camine un poco y vuelva a la actividad.

¿Cuándo acudir al médico?

Acuda al especialista de inmediato cuando:

  • El dolor muscular se mantenga por tres  o más días.
  • El dolor muscular es agudo y desconoce su origen.
  • Presente señales de infección, como hinchazón o enrojecimiento, alrededor del músculo sensible y aumento de temperatura corporal.
  • Se observa poca circulación sanguínea  en la zona donde están la zona afectada por dolor muscular, por ejemplo en las piernas.
  • El dolor muscular está asociado a la picadura de algún insecto o una erupción.

Las mujeres se están rascando los brazos de la picadura en concepto sano en fondo de la naturaleza.

Las garrapatas y otros insectos, pueden ser portadores de bacterias y virus que se esparcen por el organismo y pueden causar fuerte dolor muscular.

  • Además de dolores muscular, tiene retención de agua o está orinando menos de lo usual.
  • El dolor le impide respirar o deglutir.
  • Presenta debilidad muscular o no puede mover alguna parte del cuerpo.
  • Presenta también vómitos, cuello rígido o fiebre alta.

Algunos medicamentos pueden ocasionar dolor muscular, consulte el prospecto del medicamento y a su médico si este es el caso.

Dolor muscular generalizado o fibromialgia

La fibromialgia es una enfermedad cuyos síntomas principales son dolor muscular y continuo cansancio.

Cuando se padece de fibromialgia, ciertas zonas del cuerpo se tornan más sensibles y duelen al ser presionadas.

Por lo general se encuentran en el cuello, hombros, espalda, cadera, brazos y piernas.

Algunos síntomas de fibromialgia son:

  • Dolores musculares y sensibilidad a la presión.
  • Dolores de cabeza.
  • Dificultad para dormir.
  • Adormecimiento de las manos y pies.
  • Períodos menstruales dolorosos
  • Pensamiento lento y lagunas mentales.
  • Rigidez en los músculos por la mañana.

Hombre sosteniendo el reloj debido que no puede dormirCualquiera puede padecerla y se desconoce su causa, aunque quienes padecen de artritis reumatoide y otras enfermedades autoinmunes tienen mayores posibilidades de desarrollarla.

Frecuentemente se confunde la fibromialgia con una enfermedad de las articulaciones porque pueden presentar dolores similares, pero la fibromialgia, a diferencia de la artritis no produce inflamación en las articulaciones.

Fórmula para el Dolor es eficaz para combatir los dolores de la fibromialgia, gracias a sus probados componentes naturales, reunidos en un mismo lugar, con eficacia analgésica.

Tratamiento de la fibromialgia


Apunta a mejorar los síntomas, ya que se desconoce su origen, e incluso los síntomas pueden variar de un caso a otro. Se recomienda para su tratamiento:

  • Uso de analgésicos para disminuir el dolor y mejorar el sueño.
  • Programas de ejercicio y actividades que mejoren la salud en general.
  • Mejorar los hábitos de alimentación, incluir frutas y vegetales.
  • Consumir infusiones y suplementos antiinflamatorios y antioxidantes, como jengibre, cúrcuma y té verde.
  • Suplementos que contengan metilsulfonilmetano (MSM), una sustancia que se encuentra en el organismo humano, en plantas y animales, que ha demostrado su eficacia en el alivio del dolor crónico.
  • Suplementos a base de vitaminas, en particular las del grupo B.
  • Técnicas de relajación para aliviar la tensión muscular y la ansiedad.
  • Identificar y mejorar los factores del estilo de vida que puedan estar causando disturbios.

Relajantes musculares de origen natural

Valeriana, la infusión de valeriana es un calmante natural, alivia la tensión muscular y controla la ansiedad. Ayuda a conciliar el sueño en el caso de dolores musculares y fibromialgia.

Pasiflora, es la flor de la parchita o flor de la pasión. Su contenido de alcaloides, aceites esenciales y otras sustancias, producen una acción relajante y analgésica sobre el sistema nervioso y la musculatura.

Romero, una especie de uso común en la cocina. Tiene efectos relajantes y antiinflamatorios. Se puede consumir en infusión o usar el aceite esencial de romero sobre las área doloridas.

Catnip o hierba gatera, es una planta de la familia de la menta. Tiene efectos sedantes y es relajante muscular. En infusión reduce la inflamación, dolores de cabeza y ayuda a la regeneración de los tejidos.

Pimienta de cayena,  una especia que se usa en la cocina, pero la experiencia indica que es eficaz en el caso de contracturas o calambres musculares.

Suplementos nutricionales para aliviar el dolor

Existen fórmulas o combinaciones a base de compuesto naturales para aliviar dolores musculares, articulares y combatir la inflamación.

Cetil miristoleato, es una sustancia que se encuentra naturalmente en el organismo y también en plantas y animales, incluso puede sintetizarse en laboratorio.

Alivia el dolor crónico muscular y articular, así como los síntomas de la fibromialgia, tendinitis, calambres musculares e inflamación de las articulaciones.

Ácido hialurónico, componente fundamental de los tejidos y del cartílago. Ha mostrado eficacia para manejar el dolor debido a lesiones musculares, esguinces, lesiones en los ligamentos, estimula la regeneración y cicatrización en el desgarre muscular.

Metilsulfonilmetano (MSM), también se encuentra en el organismo humano, en plantas y animales. Se ha demostrado su eficacia en el alivio del dolor crónico de origen muscular y articular.

Cúrcuma y jengibre, dos antiinflamatorios por excelencia. Se han usado tradicionalmente en la medicina oriental para diversas dolencias y son efectivos en el tratamiento del dolor muscular.

Bromelina, una enzima que se encuentra en alta concentración en la piña. Tiene propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes, indicada para aliviar el dolor y restaurar la musculatura desgarrada por sobresfuerzo físico.

Boswellia serrata, un árbol propio de las regiones tropicales de Asia y Africa. Su componente activo es el ácido boswélico, con propiedades antiinflamatorias y analgésicas.

Es útil para  acelerar la recuperación en caso de lesiones musculares, la artritis y osteoartritis.

Té verde, bebida antioxidante, además mejora la resistencia física, probablemente por su contenido de cafeína. También aumenta la oxidación de ácidos grasos en el músculo durante la actividad física.Imagen en primer plano de un té verde

Skullcap, una hierba que tradicionalmente usada para reducir la ansiedad y combatir el insomnio. Induce un estado de relajación mental y muscular, que ayuda a manejar el dolor y obtener un reparador descanso.

Resveratrol, antioxidante natural presente en la piel de las uvas rojas, las moras y los cacahuates. Alivia los dolores articulares y musculares, controlando la inflamación asociada a estas dolencias.

Algunas investigaciones lo señalan como un aliado para controlar la inflamación en casos severos.

Berberina,  alcaloide extraído de las raíces, tallos y corteza de varias plantas terapéuticas: agracejo, sello de oro, calafate, útil para combatir el dolor muscular asociado a enfermedades de origen infeccioso.

Fórmula para el Dolor Es el suplemento nutricional analgésico, antiinflamatorio y antimicrobiano alternativo que usted puede usar en el tratamiento de dolores musculares y artríticos, para complementar a los analgésicos convencionales.

Fórmula para el Dolor es efectivo, porque  ataca el dolor desde distintas facetas, debido a la variedad de sus componentes, que además tienen poco o ningún efecto secundario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *