Mujer tosiendo con bufanda. Se coloca la mano en la boca

Gripe y tos: ¿qué nos ayuda a aliviarlas?

Gripe y tos: ¿qué nos ayuda a aliviarlas?

Última actualización: 15-11-2018. Equipo Nutricioni

La tos es un síntoma de los procesos virales de gripes y resfriados, y sus características dependen del tipo de virus que afecte al paciente.

Por su parte, la gripe es un virus muy recurrente, que suele ataca en determinados períodos del año, habitualmente como efecto de los cambios atmosféricos y estacionales.

Según ciertos estudios estadísticos, las personas pueden padecer entre dos y tres resfriados; y al menos un proceso viral de gripe anualmente,  en los que el 75% de los casos estas enfermedades vienen acompañadas por tos.

Y la tos empeora la incomodidad y el malestar, impide el descanso adecuado y ocasiona fatiga e irritación de la garganta.

Muchas veces las víctimas de la gripe, poseen un sistema inmunológico débil, de ahí la importancia de la prevención y adquisición de hábitos saludables que fortalezcan el sistema inmune.

Mujer tosiendo con bufanda. Se coloca la mano en la boca

¿Qué es la gripe?

La gripe es una enfermedad muy común de origen viral, que se presenta como una infección del sistema respiratorio, también conocida como influenza.

Es altamente contagiosa, y su intensidad puede ser de leve a grave e incluso mortal, dependiendo de las complicaciones que puedan surgir.

Existen tres tipos de virus que producen la gripe: el virus A, B y C; siendo más frecuentes  los dos primeros.

La gripe generalmente está asociada a procesos de cambios en el clima, que afectan directamente el ambiente generando la proliferación del virus en el aire.

Por eso es habitual observar que en en ciertas fechas del año, se incrementen considerablemente los casos de gripe.

También es importante diferenciar la gripe  o influenza del resfriado común, pues ello permitirá seguir los tratamientos más efectivos para combatir los síntomas.

A veces no resulta fácil distinguirlas por la similitud de los síntomas, pero su intensidad podría permitir diferenciarlas.

El resfriado común suele ser leve, y es producto de virus para los cuales aún no se han creado vacunas. Se presenta con secreción nasal que generalmente produce congestionamiento, dolor de garganta y tos.

El tratamiento habitual consiste en algun medicamento sin receta que alivie los síntomas y  no suele presentar mayores complicaciones.

En cambio, los virus de la influenza pueden mutar y generar cepas nuevas cada año. La duración de los síntomas puede variar  entre una o dos semanas, y hasta más, dependiendo de la intensidad de los mismos.

Persona con sintomas de gripe y termometro en la boca

¿Quienes presentan alto riesgo?

Tanto la gripe como el resfriado común han sido hasta ahora imposibles de erradicar, acaso por las capacidad de los virus de mutar y proliferar a través del aire.

Lo mejor es la práctica de medidas preventivas, sobre todo en los grupos con factores de alto de riesgo, tales como:

Las personas mayores de 65 años de edad y los niños de hasta 5 años, quienes son muy vulnerables al contagiarse con el virus de la gripe o el resfriado común y desarrollar complicaciones.

También los individuos con enfermedades crónicas como la diabetes, asma, lupus, enfermos hepáticos y renales, enfermos coronarios, personas con artritis reumatoide entre otros.

Por otra parte, quienes comparten espacios con muchos individuos son propensos a adquirir estas enfermedades.

Tal es el caso de personas recluidos en centros hospitalarios, orfanatos y casas de reposo, así como unidades militares o de seguridad.

Las mujeres embarazadas o que recién han dado a luz, también son potenciales víctimas de estas enfermedades.

El período más probables de desarrollar alguna complicación gripal, es entre el cuarto mes de embarazo y las dos semanas posteriores al alumbramiento.

Durante este lapso, las mujeres presentan en este lapso una disminución en su sistema inmunológico.

Y las personas con un sistema inmune muy débil, como por ejemplo los pacientes oncológicos, los del VIH, personas que hayan sufrido un  accidente cerebro vascular o presenten cuadros de desnutrición, se vuelven muy propensas al contagio.

iIlustración animada de los dolores presentado por una mujer al tener resfriado

Previniendo la gripe

Dado que es altamente probable adquirir la gripe, sobre todo en las épocas frías o lluviosas del año, las medidas preventivas constituyen la primera arma de defensa de las personas, y en particular  de los más vulnerables.

  • Lavado frecuente y cuidadoso de las manos
  • Taparse la boca al toser o estornudar, usando una servilleta de papel para evitar contaminarse las manos.
  • Evitar en lo posible las aglomeraciones de personas, ya sabemos que en esas condiciones, es mucho más fácil que cualquier infección se propague.
  • Incorporar hábitos saludables para fortalecer el sistema inmune, por ejemplo ejercicio frecuente, alimentación balanceada y  Azúcar en la Sangre, con variedad de antioxidantes, antiinflamatorios  y vitaminas.

 Síntomas de la gripe

A pesar de ser cuidadosos, no estamos exentos de contraer gripe, por ello se deben conocer los síntomas con los cuales se tendrá que lidiar.

  • Fiebre alta, siendo común, que entre los niños supere los 39ºC
  • Escalofríos
  • Dolores de cabeza que van de leve a fuertes;
  • Debilidad y fatiga.
  • Dolores en todo el cuerpo, que varían de intensidad de acuerdo al tipo de cepa que presente el virus en ese momento
  • Tos

La duración de los síntomas puede variar entre uno y quince días, aunque pueden aparecer complicaciones, sobre todo si se pertenece a los grupos de alto riesgo.

Lo bueno es que al contraer el virus de la gripe, el cuerpo inicia el proceso de producción  de anticuerpos a través del sistema inmunológico, de ahí la importancia de tener un sistema inmune fortalecido.

Hombre joven con los ojos rojizos sosteniendo un papel producto de un resfriado

La tos: el síntoma más ruidoso de la gripe

La tos es un proceso natural y reflejo del cuerpo, cuyo propósito es mantener despejadas las vías respiratorias, expulsando todos aquellos agentes irritantes de pulmones y bronquios.

La exhalación que se realiza al toser hace que se produzca una compresión de las secreciones que producen las vías respiratorias, facilitando así la expulsión.

Tiene además un carácter defensivo y protector de las vías respiratorias, pues es a través de este mecanismo que el organismo elimina las secreciones naturales que son producidas por los bronquios.

La ventaja es que ofrece un proceso de barrido de todos los elementos que obstaculizan las vías respiratorias. Y la desventaja es que ocasiona irritaciones que ayudan a la infección a proliferar.

Generalmente al toser se produce un ruido producto de la contracción mecánica que se genera en el tórax, la garganta y la laringe; que produce incomodidad a quien la padece y angustia a quienes la presencian.

Desde luego, su aparición puede ser el síntoma de muchas enfermedades, no necesariamente gripe y resfriado. Incluso hay medicamentos para la presión arterial que producen tos, como efecto secundario.

La tos desaparece al dejar de tomar el medicamento.

Pero la mayor parte de la veces, la tos acompaña los procesos virales comunes como lo son la gripe y el resfriado, aunque en otras ocasiones, forma parte de cuadros alérgicos.

hombre mayor se coloca la mano en la boca mientras tose

Tipos de Tos

La tos se presenta de dos maneras, una primera forma denominada tos seca o no productiva, en la cual no se genera expectoración o flema, es la tos que usualmente acompaña a la gripe.

La tos seca se presenta a veces con un incómodo cosquilleo en la garganta. La persona se ve obligada a toser para aliviar la incomodidad; cuando este ciclo se repite irrita la garganta.

El otro tipo de tos es la denominada tos productiva, húmeda o  grasa, que es la que sí produce expectoración, a través de la cual se expulsa la flema que se acumula en las vías respiratorias al padecer un cuadro viral, usualmente un resfriado.

Esta modalidad también es muy desagradable, pues obliga al paciente invariablemente a expulsar de su boca la flema que fue expectorada.

¿Qué hacer con la tos?

Cuando se tiene tos seca se sugieren medicamentos antitusivos según las indicaciones del médico o farmaceuta. Disminuyen la intensidad del reflejo que produce la tos con el consiguiente alivio.

Son beneficiosos porque permiten el descanso y al calmar la tos, puede disminuir la molesta irritación en la garganta.

Las infusiones de manzanilla, anís y clavo son  útiles en caso de tos seca. Y para la irritación de garganta la miel es un excelente calmante y suavizante.

Taza de té de manzanilla herbal en una tabla de madera. Té de manzanilla en una copa transparente y flores de manzanilla en la mesa de madera.

Por otra parte, la tos productiva no se debe suprimir, pues el exceso de mucosidades debe eliminarse para que el resfriado desaparezca. En este caso convienen los expectorantes y mucolíticos.

La naturaleza ofrece excelentes alternativas para aliviar la tos y la irritación de la garganta que frecuentemente la acompaña: jengibre, crudo o en infusión; de miel y limón; leche caliente con miel; o bien hacer inhalaciones con eucalipto, cayena y menta.

La segunda fase de la tos, o la llamada tos húmeda, debe ser atendida con jarabes expectorantes y mucolíticos,  que logren fluidificar las secreciones y expulsarlas más fácilmente.

La miel, gárgaras con sal, infusiones calientes que tengan miel, limón, jengibre, cebolla o ajo, son alternativas naturales de gran ayuda. Sobre todo en niños muy pequeños para quienes no se recomiendan los medicamentos.

En definitiva la tos no se puede contener, así que lo más importante es aliviarla, guardar el reposo necesario y seguir las recomendaciones para evitar contagio y complicaciones.

Jengibre con diferentes ingredientes, limon y miel

Algunas recomendaciones para cuando se tiene tos

Cuando se tiene gripe acompañada de tos, hay que procurar acciones que nos provean tranquilidad:

  • Mientras se tenga tos se debe tener calma y sosiego, respirar de forma profunda y tragar saliva, de esta manera se producirá un efecto hidratante en la garganta.
  • Consumir suficiente agua y líquidos, que actuarán como fluidificantes naturales de la flema.
  • Mientras dure el virus es recomendable dormir con una ligera inclinación, pues ello podría evitar que el goteo que se produce desde la nariz hasta la garganta,  ocasione una crisis de tos.
  • También se deben evitar los lugares donde haya agentes irritantes tales como centros nocturnos en los que se concentra el humo de cigarrillo; así como también espacios abiertos donde haya humo de cualquier tipo.
  • Mantener suficiente humedad ambiental para evitar resequedad e irritación de la garganta que agraven la tos.
  • Las vitaminas y antioxidantes son importantes, pues estimulan el fortalecimiento del sistema inmune y facilitan la producción de anticuerpos que ayudan a una pronta recuperación.

Alternativas naturales como CelProtek favorecen el buen funcionamiento del sistema inmunológico.  

Las vitaminas y nutrientes derivados de plantas medicinales de CelProtek tienen efectos antiinflamatorios y ayudan a proteger de enfermedades, reforzando la acción del sistema inmune para estar preparados contra los virus y bacterias que nos rodean.

La gripe y los resfriados, acompañados con tos, son enfermedades recurrentes, para las que aún no hay cura. Para minimizar su incidencia y su duración, las mejores estrategias son la prevención y fortalecer continuamente el sistema inmune.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *