Gracias a las vitaminas le decimos adiós a la ansiedad crónica

Gracias a las vitaminas le decimos adiós a la ansiedad crónica

Última actualización: 12-01-2019. Equipo Nutricioni

La ansiedad crónica significa que la persona está siempre en un estado de pánico. Aunque en diferentes niveles, puede tomar el control total de la vida de tal forma de quienes la padece le impide salir de casa, trabaje o incluso duerma.

Esta ansiedad crónica se desarrolla a partir de casi cualquier estímulo que esté asociado con algún tipo de experiencia traumática.

Son preocupaciones y tensión crónica aun cuando nada parece provocarlas. El padecer de este trastorno significa anticipar siempre un desastre, frecuentemente preocupándose excesivamente por la salud, el dinero, la familia o el trabajo.

Sin embargo, a veces, la raíz de la preocupación es difícil de localizar. El simple hecho de pensar en pasar el día provoca la ansiedad.

En el campo de la psiquiatría ha sido motivo de controversia y confusión los términos ansiedad, angustia, estrés y ansiedad, ansiedad y miedo y la utilización en psicopatología del vocablo ansiedad como sentimiento, síntoma, síndrome y enfermedad.

Las personas que sufren de ansiedad suelen esforzarse mucho en ocultarla y por terror a que descubran su personalidad ansiosa. Es por eso que esto contribuye más a la ansiedad ya que te esfuerzas tanto en mantener escondida este trastorno.

La ansiedad como sentimiento es una sensación normal de tensión provocado por estímulos internos como recuerdos, pensamientos, fantasía, o problemas.

La ansiedad como síntoma (ej. “siento como si me van a dar una mala noticia” o “como un mal presentimiento”, “nerviosismo”, “ansias”, temor a no se que”) forma parte de cualquier enfermedad psiquiátrica y constituye el componente psicológico esencial de los trastornos de ansiedad.

La ansiedad como síndrome es el conjunto de síntomas psíquicos, físicos y conductuales, mediados por mecanismos neurobiológicos asociados a diferentes etiologías.

El síndrome ansioso puede ser secundario a intoxicación, abuso, hipertiroidismo, insuficiencia cardíaca, epilepsia, o bien ser producido por cualquier trastorno de ansiedad.

La ansiedad como enfermedad es cuando el cuadro clínico ansioso está claramente definido, tiene su propia etiopatogenia, evolución, pronóstico y tratamiento. Es un  trastorno primario (trastorno por pánico, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno por fobia social).

La ansiedad tiene un ciclo natural

Los tratamientos tradicionales solamente ofrecen solución temporal puesto que la ansiedad varía  mucho de persona a persona y se manifiestan de muchas maneras:

  • Amenaza: Es cuando hay altos niveles de ansiedad por mucho tiempo. El organismo se vuelve más sensible aunque no se esté plenamente conscientes de ello y el cerebro puede comenzar a percibir amenazas donde no la hay.
  • Sensaciones corporales: Es cuando el cerebro considera que está en peligro. Desencadena una serie de reacciones que van a producir sensaciones físicas como (corazón acelerado, mareos, fatiga, falta de aire, sudoración entre otras).
  • Pensamientos angustiantes: Cuando surgen las sensaciones de repente y su razón aparente se siente mucho temor. Se comienza a pensar las peores cosas, se piensa que va a morir, que está teniendo un infarto, que está al borde de la locura.
  • Sensaciones + pensamiento= ataque de pánico:  El ataque de pánico es la máxima expresión de ansiedad a partir de este punto. No solo está la ansiedad sino que también está el miedo a dicha ansiedad.
  • Miedo al miedo: Cuando ya se logra recobrar la calma, queda el temor y comienza a anticipar el terrible momento en que va ocurrir otro ataque de pánico.

Trastorno de la ansiedad

Los trastornos de ansiedad son todos aquellos desórdenes que afectan al comportamiento del individuo y que tienen como causa la ansiedad.

Pueden clasificarse de la siguiente manera:

Trastorno del pánico: Aparición brusca de un miedo intenso. Se manifiesta como sudoración, temblor, sensación de frío/calor, náuseas, mareo, miedo a perder el control, asfixia, estas pueden aparecer espontáneamente o estar provocado por un estímulo.

Trastorno de la fobia: Temores angustiosos a determinadas circunstancias, reales o imaginarias. Se manifiesta como fobia específica (miedo a un objeto o situación determinada).

Fobia social (miedo a colocarse en una situación vergonzosa en un medio social).

Agorafobia (miedo que siente la persona de encontrarse en cualquier situación que pueda provocar un ataque de pánico o de la cual le sea difícil escapar, lo que hace encerrarse en casa) Se evita la situación que provoca el temor.

Trastorno ansiedad generalizada: Aparición progresiva y permanente de síntomas intensos de ansiedad, sin una causa real que los provoque. Se manifiesta como fatiga, inquietud, dificultad para dormir, irritabilidad, tensión muscular. Se muestra que el individuo está preocupado  permanentemente sin motivos aparentes y no lo puede controlar.

Trastorno obsesivo compulsivo: Obsesiones que pueden ser ideas o pensamientos que se repiten, y no desaparecen de la mente del individuo aunque lo intente por otros medios.

Cada obsesión lleva asociada una compulsión o conducta que compensa la angustia que provoca. Manifiesta miedo al contagio, cuya compulsión corresponde es lavarse las manos repetidamente.

Trastorno estrés postraumático: Aparece en aquellos individuos que se han visto expuestos a un evento traumático que involucra un daño físico o psicológico extremo. Se manifiesta en pérdida de sueño, irritabilidad, sobresalto, falta de concentración, provocando alteraciones en la vida familiar, laboral y social del individuo.

Métodos de cómo controlar la ansiedad

Si te sientes tenso o piensas que ocurrirán cosas negativas o desastrosas, es posible que sufras de ansiedad. Las personas que sufren de esta condición suelen tener factores de riesgo en común, como un familiar que padece de ansiedad, el sufrimiento de un trauma u otro tipo de enfermedad mental.

Con la combinación adecuada de los métodos cognitivos, el cambio de estilo de vida y con la ayuda de este suplemento vitamínico NervSoport podrás disminuir los síntomas y vencer la ansiedad.

Incorporar cambios saludables de estilo de vida:

  • Buscar apoyo social y crear nuevas relaciones sociales para tener un apoyo al lidiar con la ansiedad.
  • Convertir el sueño en una prioridad, dormir al menos siete horas todas las noches.
  • Hacer ejercicios físicos todos los días. Se recomienda hacer aproximadamente 30 minutos de ejercicio todos los días de la semana. Caminar, trotar,ejercicios remo o monta bicicleta, según lo que prefiera.
  • Tener una dieta balanceada. Tomar mucha agua y comer alimentos saludables con un equilibrio de frutas, vegetales, granos enteros, lácteos bajo en grasa, proteínas.
  • Reducir el consumo de alcohol y otros depresores. Buscar una forma saludable de liberarla ansiedad y el estrés como por ejemplo (escuchar música o llamar a un amigo).
  • Buscar un lugar tranquilo donde puedas estar a solas y sin distracción.
  • Sentarse recto y con la espalda recta.
  • Apoya los brazos, colocar los brazos sobre los reposabrazos de una silla o apoyarlos sobre los muslos.
  • Inhalar lentamente por la nariz, contar cuatro segundos mientras se  respira por la nariz.
  • Aguantar la respiración durante uno o dos segundos, simplemente aguantar la respiración dentro del pecho.
  • Soltar el aire. Exhalar el aire de los pulmones por la boca. Se debe escuchar un zumbido mientra sale por la boca.
  • Esperar varios segundos para no hiperventilar, hacer una pausa por unos segundos antes de inhalar de nuevo.
  • Repetir el procedimiento completo durante unos cinco minutos
  • Hacer este ejercicio dos veces al dia.
  • Programar una consulta con el médico. Es el momento de consultar al médico, quien podría realizar pruebas de la laboratorio y exámenes para determinar la causa de la ansiedad.
  • Consultar con un profesional de la salud mental. El médico puede aliviar al recetar algunos medicamentos, pero muchas personas se han dado cuenta de que es mejor combinar la terapia y los medicamentos para controlar la ansiedad.
  • Pedirle al terapeuta que explique el diagnóstico. El psicólogo evalúa el historial personal, realiza las evaluaciones y hacer preguntas para identificar el tipo de ansiedad.

Mujeres realizando ejercicios sobre una caminado en un gimnasio

Curar la ansiedad crónica

Hay casos en que la ansiedad se va acumulando y sin previo aviso se apodera de la persona dando gran cantidad de molestias.

Se dice que la ansiedad no es una enfermedad mental, a pesar de que el cerebro es la causa de la alteración del flujo de adrenalina en primer lugar, sin embargo es una función normal del cuerpo humano.

El cerebro se libera si se detecta que el cuerpo está en peligro, es entonces donde la ansiedad confunde las señales que van al cerebro, haciendo que se liberen más adrenalina de lo que normalmente debería.

La mayoría de las veces es causada por una experiencia de vida particularmente traumática.

La ansiedad crónica no solo es causada por un mal funcionamiento del sistema nervioso, también es producida por la persona al alimentar la ansiedad ya sea tratando de escapar de ella o combatirla.

La cura de la ansiedad crónica es simplemente eliminar el miedo que la ansiedad produce. Ante ello, es esencial comprender que síntomas o sensaciones tiene la ansiedad y el pánico y así se obtendrá explicaciones claras, consejos y ejercicios que ayuden a conocer y superar la ansiedad de manera natural.

Por eso te recomendamos utilizar el producto NervSoport, el cual contiene una variedad de vitaminas, minerales y hierbas que pueden ayudar a la ansiedad, y a eliminar el trastorno de pánico y a restaurar tu salud mental.

La solución al problema. Las vitaminas

Las vitaminas son nutrientes que junto con otros elementos nutricionales, influyen en muchas de las funciones corporales ya que son importantes en el buen funcionamiento del organismo.

Tenemos las vitaminas del complejo B, incluyendo B1 (tiamina), B3 (niacinamida) y B6 (piridoxina) son excelentes suplementos vitamínicos para la ansiedad.

Las vitaminas B son necesarias para ayudar a mantener el correcto funcionamiento del sistema, cuando el cuerpo está pasando por la ansiedad agota las reservas de vitaminas C y B con mucha rapidez y pueden causar irritabilidad, inquietud, fatiga entre otros.

Imagen en primera foto de frutas encima sobre mesa de madera pintado en color azul. Vitaminas con nutrientes y vitaminas

Algunas vitaminas de este complejo que pueden influir mucho en estado de ansiedad:

Vitamina B1 (tiamina)  Ayuda aliviar los síntomas de ansiedad, depresión, pánico y miedo.

Vitamina B2 Ayuda aliviar los síntomas físicos que son comúnmente dolor de cabeza, depresión.

Vitamina B3 (niacinamida) Influye en la inhibición de la ira y la agresión e influye en la temperatura corporal, el humor, el sueño, y el apetito .

Vitamina B6 (piridoxina) Ayuda a mejorar el estado de ánimo, equilibra las hormonas, alivia la irritabilidad, disminuye la ansiedad y previene los ataque de pánico.

Vitamina B9 (ácido fólico) Ayuda a la reducción de la homocisteína efecto en el cerebro, la cual es un subproducto de algunos de los procesos del cerebro.

Vitamina B12 La insuficiencia de esta vitamina puede conducir a la irritabilidad, la confusión, el estrés y la ansiedad. Puedes comprar NervSoport en nuestra tienda, el cual contiene vitaminas, minerales y hierbas que ayudan con una perspectiva positiva y calma los nervios.

Vitamina C Es un antioxidante hidrosoluble que fortalece el sistema inmunológico y protege el cuerpo del daño causado por radicales libres que pueden interferir en tu salud mental y emocional.

Vitamina E Es vital en tratamientos de la ansiedad pues es antioxidante.

Calcio Es un mineral que mejora la función del sistema nervioso central, alivia la ansiedad y el dolor de pecho, alivia el dolor abdominal y reduce el riesgo de padecer un ataque de pánico.

Magnesio Es un mineral que ayuda a la salud del sistema nervioso central. Alivia la ansiedad y la tensión. Disminuye el nerviosismo y previene los ataques de pánico.

Ácido gamma aminobutírico (GABA) Es un aminoácido constantemente utilizado para tratar la ansiedad y estados depresivos.

La manzanilla Es un suplemento a base de hierba ayuda a reducir la ansiedad.

Hierba san Juan Ayuda a combatir la ansiedad y la depresión, así como aliviar los dolores musculares y reducir la inflamación.

La mayoría de los suplementos nutricionales antes mencionados lo podemos adquirir por medio de NervSoport, el cual es una combinación de vitaminas, minerales y hierbas para combatir la ansiedad. Además ayuda al sistema nervioso a una transmisión neural adecuada y adaptarse a una perspectiva tranquila de la vida.  

Ahora que ya sabes como curar la ansiedad crónica puedes vivir con más tranquilidad.

Comments 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *