Ginseng y ginkgo biloba para el rendimiento sexual

Ginseng y ginkgo biloba para el rendimiento sexual

Última actualización: 24-01-2019 por Editor Fanny.

Raíz de ginseng presentado en un plato encima de mantel japones

A cualquier edad, la falta de vitalidad resulta en una baja productividad que no nos permite disfrutar a gusto de todos los aspectos de  la vida.

La actividad sexual exige energía y la búsqueda de resistencia es muy natural tanto para ellos como para ellas. Sin embargo, la sensación de vitalidad es sensible a muchos factores.

Una buena nutrición, el ejercicio físico frecuente, descanso adecuado y disminuir el estrés, son claves para disponer de la energía tan necesaria al momento de compartir con la pareja.

Asimismo hay quienes, a causa de otras condiciones, deben tomar medicamentos que, como efecto colateral, disminuyen la libido, por ejemplo, los antidepresivos y los betabloqueadores.

¿Cómo proporcionar ese extra que mejore de forma natural el rendimiento y el desempeño sexual, sin efectos secundarios?

Muchas personas no desean arriesgarse a tomar fármacos sintéticos y están optando por alternativas naturales y tradicionales, conocidas desde hace mucho por diversas culturas.

La sabiduría ancestral de Oriente y de los pueblos nativos de América, brinda excelentes respuestas, materializadas en las plantas usadas durante milenios para potenciar el rendimiento sexual.

Estas plantas contienen compuestos biológicos afines con nuestras propias células, y sus efectos beneficiosos recientemente han comenzado a ser reconocidos por la ciencia.

Algunas de ellas poseen efectos energizantes y combaten eficazmente la fatiga, además de mejorar la memoria y la circulación de la sangre: el ginseng rojo, el ginseng americano y el gingko biloba.

La tradición china ha destacado desde siempre el papel de la raíz del ginseng  por los múltiples beneficios que brinda a la salud, entre ellos, combatir la fatiga y como antiinflamatorio, entre muchos otros.

Por su parte, el gingko biloba es un  antiquísimo árbol, igualmente originario de China, venerado en los templos, y cuyas propiedades terapéuticas se conocen desde hace miles de años.

Finalmente, las cualidades medicinales del ginseng americano, fueron descubiertas por los pueblos nativos de Norteamérica, quienes las han aprovechado largamente para aliviar numerosas dolencias.

ProEnergía activa la vitalidad con extractos de ginseng y gingko biloba en la dosis exacta para energizar y mejorar la resistencia.

Además, ProEnergía tiene muchas ventajas adicionales: mejora las capacidades cognitivas y equilibra el azúcar en la sangre.

Ahora veamos de cerca, lo que estas extraordinarias plantas pueden hacer para beneficiar nuestra salud y mejorar el rendimiento sexual.

Panax ginseng o ginseng asiático

El ginseng es una planta del género Panax. Su nombre proviene de las palabras griegas pan (todo) y axos (medicina) y es originaria de Asia.

Este es el ginseng clásico, también conocido como ginseng rojo coreano o ginseng del sur de China.

Es usado con fines medicinales desde hace siglos en China, ya que la forma de su raíz carnosa, parecida a la figura humana, llamó la atención de los herbolarios chinos desde siglos atrás.

Ellos recomendaban tanto esta raíz para la longevidad y como afrodisíaco, que  su popularidad aumentó al punto de que la planta silvestre casi fué llevada a la extinción.

A mediados del siglo XX comenzaron a realizarse estudios farmacológicos sobre las sustancias contenidas en la raíz del ginseng, así como de sus mecanismos de acción.

Los ginsenósidos, es el nombre de los compuestos químicos naturales que le confieren al ginseng su valor terapéutico, como estimulante de las habilidades cognitivas y la actividad neuronal.

Además de los ginsenósidos, la raíz del ginseng contiene polisacáridos, aceite esencial, vitaminas del complejo B y vitamina C, oligoelementos como en zinc, cobre, hierro, entre otros, pectina, ácidos grasos  y mucílago.

Ginseng rojo y ginseng blanco

Esta denominación proviene de la manera en que se procesan las raíces de la planta para su uso, así como del tiempo de recolección, el cual oscila entre cuatro y seis años.

Originalmente, las raíces del ginseng son blancas. Al cabo de cuatro años se extraen y se lavan, luego se secan naturalmente al sol

Para obtener el ginseng rojo, la raíz se recolecta luego de seis años, se limpia y se calienta al vapor por algunas horas, proceso en el cual adquiere el color rojo parduzco y el sabor característico.

Este último proceso mejora la estabilidad y las propiedades farmacológicas del ginseng.

Propiedades medicinales del ginseng

Hombre y mujer joven acostado en una cama, mientras se mira

El ginseng tiene propiedades para mejorar la salud en numerosos aspectos.

Se sabe que previene eficazmente la aparición de demencia, el mal de Alzheimer y otros trastornos cognitivos asociados al envejecimiento.

Además, se ha demostrado que el ginseng es muy efectivo en el tratamiento del estrés, la fatiga y la ansiedad y en la mejora del aprendizaje.

Tal como se mencionó al comienzo, el estrés, la fatiga y la ansiedad son factores que disminuyen la resistencia del organismo y restan energía para la actividad sexual.

En este aspecto, el ginseng actúa positivamente para restaurar la energía y tonificar el sistema nervioso, aliviando las consecuencias del estrés, tanto a nivel mental como a nivel físico.

Asimismo, el ginseng es eficaz para tratar la disfunción eréctil. Y es que las propiedades vasodilatadoras del ginseng mejoran el flujo de sangre hacia los órganos sexuales.

Esto es muy importante para mejorar el rendimiento sexual.

El ginseng también actúa para regular la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre, problemas que también contribuyen a la disfunción eréctil.

En las mujeres ayuda en el tratamiento de  los síntomas de la menopausia, los problemas menstruales y aumenta la libido, ya que tiene efectos estrogénicos.

¿Es seguro su uso? El ginseng no suele tener efectos secundarios en la mayoría de las personas, siempre y cuando se ingieran las dosis recomendadas.

Al igual que muchos compuestos, en situaciones de embarazo y lactancia, no es recomendable su consumo, ya que se desconocen los efectos que pudiera tener sobre el bebé.

En cantidades excesivas, o si se prolonga su uso durante largos períodos, puede ocasionar inquietud, insomnio y dolores de cabeza., y se sabe que en algunas personas sensibles, causa trastornos digestivos.

Panax quinquefolium o ginseng americano

También conocido como Panax quinquefolius, ginseng canadiense o ginseng occidental, es originario de Canadá y Estados Unidos.

Tradicionalmente se le ha utilizado para mejorar el rendimiento físico, reducir el estrés, combatir la fatiga y mejorar la salud.

Al igual que sucede con su primo asiático, los compuestos activos del ginseng americano son los ginsenósidos, extraídos de la raíz de la planta.

Por cierto, los ginsenósidos forman parte de un grupo más amplio de compuestos orgánicos presentes en las plantas, llamados saponinas.

Los ginsenósidos del ginseng americano tienen muchas cualidades, entre las cuales se encuentra su capacidad de reducir la presión sanguínea y potenciar el efecto del óxido nítrico.

Y el óxido nítrico, formado por los nervios a partir de aminoácidos como L-arginina, se ocupa, entre otras cosas, de contribuir a regular la presión arterial.

Cuando el óxido nítrico disminuye, aumenta la resistencia vascular, y si por el contrario, aumenta, disminuye esta resistencia.

El ginseng americano estimula la formación de óxido nítrico, de esta forma ayuda que el oxígeno llegue a todos los sistemas vitales del cuerpo, incluyendo los órganos sexuales.

Algunas investigaciones en animales, sugieren que el ginseng americano también es capaz de mejorar la actividad sexual al aumentar la libido.

Además de sus ventajas para regular la presión arterial y mejorar la circulación sanguínea, el ginseng americano es excelente para ayudar a la salud en otros aspectos, tales como:

  • Antitumoral, posiblemente eficaz para combatir el cáncer de mama.
  • Antiinflamatorio, inhibiendo la producción de las prostaglandinas inflamatorias.
  • Hipolipemiante, los ginsenósidos disminuyen la peroxidación lipídica, incrementando la lipasa y regulando los niveles de colesterol VLDL y triglicéridos.
  • Antioxidante, además de capturar radicales libres, estimula producción de glutatión, antioxidante natural del cuerpo.
  • Regulador de los niveles de glucosa, al estimular las células beta del páncreas.
  • Fortalece el sistema inmune, promoviendo la formación de glóbulos blancos.

Aún queda mucho por investigar acerca de los mecanismos de acción del ginseng americano, sin embargo, sus efectos beneficiosos se han hecho patentes en muchas personas alrededor del mundo.

Ginkgo biloba

Extracto de la hierba ginkgo biloba con hojas sobre fondo blanco

Se trata del único sobreviviente de una familia de árboles que conoció su apogeo durante el período jurásico, capaz de sobrevivir al meteorito que extinguió a los dinosaurios e incluso a una explosión nuclear.

Venerado como árbol sagrado en China, sus propiedades medicinales eran conocidas en Asia desde hace mucho, y fueron descubiertas en occidente a mediados del siglo XX.

Entre sus propiedades medicinales más notables, se destacan sus beneficios para mejorar el rendimiento intelectual, la memoria y las funciones cognitivas.

Además, tiene muy buenos efectos sobre la circulación de la sangre, y ya sabemos lo beneficioso que es esto para la actividad sexual, pues aumenta la irrigación sanguínea hacia la región genital.

El gingko puede ser eficaz en personas con disfunción sexual debida a la ingesta de antidepresivos.

Varios estudios indican que el gingko biloba da buenos resultados para aumentar la libido en esos casos, efectivos para personas de ambos sexos.

No obstante, algunos estudios han sugerido que las mujeres son más receptivas a los componentes del ginkgo biloba, que también tiene éxito aliviando el síndrome premenstrual.

Es lógico que así sea, puesto que el extracto de gingko biloba mejora mucho la circulación. También es efectivo como factor de modulación del los receptores de serotonina y noradrenalina.

La serotonina es el neurotransmisor asociado al bienestar y a la felicidad, y la noradrenalina ayuda al organismo a disminuir el nivel de estrés.

Otros beneficios del ginkgo biloba para la salud:

  • Pulmones y bronquios, inhalar una decocción de hojas de gingko biloba alivia los síntomas del asma.
  • Antioxidante, eficaz para eliminar los radicales libres.
  • Varices, muy efectiva para evitar su aparición, ya que mejora la circulación.
  • Ansiedad, el extracto de gingko biloba es capaz de mejorar el ánimo, al promover la acción de los neurotransmisores encargados de la sensación de bienestar.

Los efectos secundarios del ginkgo son pocos. Molestias gastrointestinales en personas sensibles a los compuestos, dolores de cabeza o alergias.

Las semillas son tóxicas en exceso, aunque es raro su consumo salvo en algunos lugares de Asia.

Está contraindicado en personas con epilepsia y en quienes por alguna razón, deban consumir aspirina.

Para quienes desean aumentar su energía y mejorar su rendimiento para disfrutar de la vida plenamente, el suplemento nutricional ProEnergía es la solución perfecta.

ProEnergía combina ginseng, gingko biloba, y otros extractos vegetales, con vitaminas del complejo B, esenciales para el metabolismo del óxido nítrico, tan importante como regulador de la presión arterial.

Comments 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *