Mujer con Plato de Frutas

Frutas orgánicas: mejoran la calidad de tu salud integral

Frutas orgánicas: mejoran la calidad de tu salud integral

Última actualización: 15-02-2019. Equipo Nutricioni

Las frutas son parte de los alimentos fundamentales que nuestro organismo necesita para proveerse de vitaminas y minerales esenciales para su funcionamiento.

En una gran variedad de presentaciones, sabores, colores y posibilidad de combinaciones, la frutas constituyen uno de los mejores y más saludables alimentos para los seres humanos.Mujer sentada encima de una cama con una bandeja de frutas

Cada país y región, con sus climas particulares tienen también variedades análogas de frutas. Su combinación en ensaladas, platos, jugos y en su estado normal, hace de estos alimentos un componente versátil para nuestra dieta diaria.

Muchas frutas tienen, además de vitaminas y minerales, propiedades medicinales que permiten la prevención y el combate de afecciones de todo tipo.

Desde virus hasta infecciones, el consumo de frutas se nos presenta como un complemento indispensable en el tratamiento de enfermedades.

Para los niños y niñas el consumo diario de fruta les aporta buena cantidad de vitaminas para el sano crecimiento. Ellas son una de las principales fuentes para obtener los elementos (vitaminas, minerales, fibra) que se necesitan para el desarrollo del organismo infantil y su madurez en el proceso de crecimiento.

Diversos estudios han comprobado que el consumo de frutas en su estado silvestre mejora la calidad de vida de las personas y disminuye las posibilidades de adquirir ciertas enfermedades. En especial se han comprobado sus efectos antioxidantes.

Diversas industrias han desarrollado tecnologías para el procesamiento de las frutas para realizar jugos, compotas, pulpas, dulces, etc. Sin embargo, no todos estos productos conservan las propiedades de las frutas utilizadas en el proceso de elaboración. Y mucho sustituyen la fruta original por aditivos químicos.

En especial los casos en que se le agrega azúcar refinada a las frutas, está última impide la correcta asimilación de la energía y las vitaminas que aquéllas poseen.

Aunque no siempre se pueda, lo ideal es comer las frutas 100% orgánicas, libre de elementos químicos tóxicos que contaminen las contaminen y con ello a quienes las consumen.

Conversemos más sobre qué son las frutas, cuáles son sus variedades, cuáles son los nutrientes que aportan y cómo combinarlas para sacar el mayor provecho de todos sus beneficios.

Qué son las frutas y cómo clasificarlas

Llamamos frutas al producto de las plantas silvestres o cultivadas que generalmente tienen un sabor dulce o acidulado, y que alcanzada su madurez son comestibles de forma “cruda” (en muchos casos incluyendo la concha).

Las definiciones de lo que es la fruta no son precisas, pero las distintas tradiciones culinarias de los países reconocen cuáles son las frutas de cada uno.

La frutas existen en gran variedad, sabor, olor, color y textura. Además, crecen en múltiples climas y regiones. Ellas pueden ser clasificadas de distintas maneras.Frutas y vegetales con los nutrientes necesarios del cuerpo

De acuerdo con el tipo de fruto, tenemos las de hueso o de una sola semilla alrededor de la cual crece la carnocidad (mesocarpo) comestible. De este tipo tenemos el mango, melocotón, aceituna, etc.

En este mismo grupo tenemos las pomáceas (o de “pepitas”) y las de grano. Las primeras son las que crecen a partir del tálamo de las flores (el extremo donde se ubican las partes de estas). Entre ellas tenemos la pera, la manzana, etc.

Las de grano son aquellas que crecen del engrosamiento del tálamo de la flor, pero el fruto se presentan como pequeñas semillas en su interior. Tal es el caso del higo.

Según el tiempo de consumo desde que se extrae del árbol o planta, tenemos frutas frescas o secas.

Las primeras deben consumir en un periodo relativamente corto desde que se cosecha. Las segundas, por tener una composición menor de agua, pueden durar meses sin comenzar el proceso de descomposición. Las nueces son un buen ejemplo de este último tipo.

También podemos agrupar a las frutas de acuerdo con su proceso químico de maduración en dos grupos.

Primero, aquellas cuyo proceso de crecimiento y maduración está determinado por la entrada de oxígeno y salida de dióxido de carbono (tasa de respiración), y de biosíntesis del etileno. Se denominan climatéricas. Entre ellas tenemos manzana, pera, plátano, banana, melocotón, kiwi, albaricoque, etc.

Y las segundas que no son influenciadas por aquellos procesos bioquímicos, llamados no climatéricas. Entre ellas tenemos la naranja, la uva, piña, mandarina, limón, etc.

Muchas de estas frutas son altamente antioxidantes, en especial cuando son orgánicas.

Las frutas y las vitaminas

Las frutas están compuestas en su mayoría de agua, entre un 80%. Además, poseen un contenido importante de vitaminas, minerales, hidratos de carbono y fibras.

En el caso de las vitaminas, las frutas son ricas en vitamina A, C, del grupo B, carotenos, ácido fólico, etc.

La vitamina A, por ejemplo, es fundamental para la vista, favorece la producción de anticuerpos, es fundamental para las mucosas, como las de los sistemas respiratorio y digestivo.

Además, actúa como agente de prevención del cáncer, interviene en el desarrollo del organismo, y tiene excelentes beneficios antioxidantes.

La patilla o sandía, la mandarina, el melón, el mango, el durazno, entre otras, son ricas en vitamina A.

En el caso de la vitamina C, podemos contar con ella para el cansancio, el sangrado de dientes, los problemas de resequedad en la piel, problemas de hipertensión, la apoplejía, entre otros. Las fresas, el kiwi, la naranja, la guayaba, la mandarina, el melón, tienen un buen contenido de vitamina C.

Por su parte, tenemos las del grupo de las vitaminas B. Todos estos beneficios también los puedes conseguir en suplementos de extractos naturales y orgánicos, como es el caso de Verde Salud, cuyo complejo contiene pulpa de varias frutas.

De allí que puedas obtener los beneficios de las vitaminas que ellas tienen de manera rápida, sencilla y complementaria a tu dieta diaria.

Las frutas y los minerales

Las frutas también tienen un alto contenido de sales minerales esenciales como el potasio, el magnesio, el calcio y el hierro.

El potasio es uno de los minerales más importantes para el organismo. Está involucrado en varios procesos de equilibrios del organismo. Entre ello, el equilibrio del agua, el equilibrio osmótico entre las células y el fluido intersticial, y el equilibrio ácido-base.

También está involucrado en la actividad neuromuscular y en los impulsos nerviosos. Entre las frutas, el cambur (banana) y el plátano son de los más ricos en potasio. Luego tenemos la uva, el albaricoque, el melocotón, la cereza y la ciruela.Foto completa en primer plano de cambures (banana)

El magnesio interviene en el funcionamiento de los nervios, el intestino y los músculos. Además, está presente en los huesos, por lo que es fundamental para el crecimiento y mantenimiento de los mismos. Además mejora el sistema inmunológico en especial ante enfermedades degenerativas.

Igualmente, el magnesio tiene una función en la estabilización de las cadenas de ADN y ARN. Particularmente las frutas secas son ricas en magnesio. Entre ellas las nueces, almendras, avellanas, o el pistacho.

El calcio es otro mineral fundamental en el organismo. Está presente en la construcción y mantenimiento de los huesos de nuestro cuerpo.

Igualmente participa en distintos procesos metabólicos. Está presente en la regulación de los latidos cardíacos y en la transmisión nerviosa.

Asimismo funciona como estabilizador de las membranas en el transporte de elementos. Los higos, las naranjas y el kiwi son ricos en calcio.

Finalmente, el hierro es un mineral que, aunque se encuentra en poca proporción en el organismo, es fundamental para el metabolismo de la mayoría de las células.

Los dátiles, las ciruelas pasas, las bananas, el durazno, las fresas y las moras son frutas con alto contenido de hierro.

Existen complementos nutricionales que se basan en extractor orgánicos de estas frutas. Es el caso de Verde Salud , que te provee de todos los beneficios de las frutas, en particular de los minerales que aportan para el funcionamiento correcto de nuestro organismo.

Frutas y azúcar

Muchas frutas tiene alto contenido de hidratos de carbono (azúcares), lo que les otorga un sabor dulce muy gustoso. Las personas que sufran de resistencia a la insulina deberán tener en cuenta aquellas frutas con menor índice glucémico como los son: el aguacate, el limón, la fresas, la cereza, el melocotón, peras, coco, ciruela, parchita, etc.

Las azúcares que poseen las frutas son fácilmente asimilables por el organismo y proveen de energía y calorías al organismo. A diferencia del azúcar refinada, el azúcar de las frutas siempre que no se tenga alguna enfermedad o no se exceda su consumo diario, no tendrá consecuencias negativas para nuestro cuerpo.

Estudios han logrado relacionar el azúcar refinada como uno de los principales factores de riesgos de enfermedades modernas como la artritis, las caries dentales y el cáncer. Asimismo, el azúcar refinada deja toxinas en el organismo que afectan el buen funcionamiento del cerebro y el hígado.

Al añadir azúcar refinada a las frutas o jugos preparados con ellas estamos dañando su valor alimenticio.

Esta práctica muy extendida en la sociedad actual no toma en cuenta que el azúcar refinada impide la correcta absorción de las vitaminas y minerales que aportan las frutas, bien sea duras o licuadas.Foto superior de una ensalada de frutas en taza blanca en piso de madea

De allí la importancia de consumir productos orgánicos, incluyendo las frutas de nuestra dieta diaria.

Esto también aplica para los suplementos alimenticios, que deberán estar basados en productos orgánicos y sin aditivos químicos como el azúcar.

Por ello te recomiendo el consumo de Verde Salud, cuya base son extractos naturales de verduras, vegetales y frutas que te brindarán buena parte de tus requerimientos diarios para una salud óptima e integral.

Debemos acostumbrar a nuestro paladar a consumir las frutas sin aditivos químicos. Si queremos endulzar nuestro plato de frutas, podemos recurrir a productos como la miel, o si queremos azúcar será preferible el azúcar moscabada o azúcar negra.

El cambio de este hábito permitirá aprovechar los hidratos de carbono de las frutas, como también ayudará en la prevención de las enfermedades mencionadas arriba.

Usos medicinales de las frutas

Las frutas como muchos otros alimentos tiene importantes usos medicinales.

Si queremos proteger nuestro estómago podemos consumir la lechosa junto con su concha, siempre que esta última esté en buen estado y sea bien lavada. Ello dotará a tu estómago de una protección natural. Igualmente, la lechosa es desinflamatoria.

El limón amarillo tiene cualidades depurativas. Al ser metabolizado se convierte en alcalino por lo que ayudará a alcalinizar tu organismo.

La piña es diurética, y su concha hervida en agua a parte de ser una bebida refrescante, también es un buen diurético para la eliminación de la retención de líquidos en nuestro cuerpo.Imagen en primer plano de una piña entera, y piña picada en pedazos. Fondo de madera

El higo es altamente beneficios para limpiar y cuidar nuestro hígado y ayudar a su funcionamiento.

Las frutas con vitamina C, como la guayaba y en general los cítricos (naranja, mandarina, etc.) te aportarán defensas para prevenir y combatir los procesos gripales.

A parte de la piña y la lechosa, también el kiwi, el mango, el plátano y la manzana son frutas que ayudan a la sana digestión.

El coco es una de las frutas que también tiene varios usos medicinales. El agua del coco tierno es utilizada para hidratar, incluso a personas en estado crónico.

Cuando se administra a personas con enfermedades que bajan las defensas del organismo, ayuda a recuperar nuestro sistema inmune.

La concha del coco seco, quemada y luego puesta a enfriar para crear carbón activado, se utiliza para limpiar las aguas y hacerlas potables.

Prácticamente todas las frutas tiene altos valores antioxidantes, es decir, aquellas que evitan o retardan la oxidación de las moléculas que conforman los tejidos celulares de nuestro organismo.

La guayaba, la naranja, el melón, el kiwi, la granada, la uva o el arándano son de las frutas con mayores beneficios antioxidante.

Precisamente, Verde Salud contiene un complejo de extractos orgánicos que incluyen pulpa de manzana, fresa, arándano y frambuesa, por lo que te permitirá disfrutar de los beneficios de dichas frutas.

Aprovechemos las frutas orgánicas

Como es de notarse las frutas orgánicas, es decir, aquellas en cuyo procesos de siembra y cosecha no hubo interferencia de tóxicos y aditivos químicos, son esenciales para nuestra salud integral.

Las frutas frescas o secas nos proveen de una variedad muy importante de vitaminas, minerales, fibra y azúcares que son de gran importancia para la prevención de enfermedades.

Los niños tienen en las frutas un alimento indispensable que les provee de vitaminas diarias y energía saludable para el correcto desarrollo de su organismo en pleno crecimiento.Mujer con Plato de Frutas

Así, las vitaminas A, del grupo B, y la C son fácilmente adquiridas en el consumo de vitaminas.

Igualmente, los minerales esenciales como el calcio, el magnesio, el potasio y el hierro están presentes con la misma variedad en los distintos tipos de frutas.

Cualquier tipo de enfermedad debe enfrentarse fortaleciendo el sistema inmunológico. Precisamente, las frutas orgánicas, consumidas de manera periódica y en cantidades apropiadas, proveen a nuestro sistema inmune de fortaleza y vigor para reponerse.

Recientemente se han profundizados estudios sobre la importancia de los elementos antioxidantes para el funcionamiento de nuestras células y la conservación de un estado de salud óptimo. Así, encontramos en las frutas abundantes y valiosos elementos antioxidantes. Su consumo te brindará de todos sus beneficios para mantener las células del cuerpo en buen estado y funcionamiento.

Además, mucha frutas tienen efectos medicinales muy apropiados y sin efectos secundarios que pueden ser bien aprovechados por las personas, siempre y cuando no se ponga en riesgo la vida con experimentos.

Finalmente, no podemos dejar de recordar que las azúcares naturales que proveen las frutas son de alto contenido energético. A diferencia de las chucherías y el azúcar refinada, estos hidratos de carbono son de gran utilidad para el organismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *