Imagen de jugos cítricos que contienen vitamina C

Frutas con vitamina C: deliciosas y saludables

Frutas con vitamina C: deliciosas y saludables

Última actualización: 18-01-2019. Equipo Nutricioni

La vitamina C es indispensable para numerosos procesos orgánicos, entre ellos la formación del colágeno y facilitar la absorción de hierro, sobre todo el hierro no hemo, el que proviene de los vegetales.

Sus efectos sobre la piel no se limitan solamente a la formación de colágeno, la fibra que le dá soporte, sino que también es efectiva contra el fotoenvejecimiento.

Representación de frutas citricas, ricas en vitamina C principalmente

La constante exposición del cutis a la radiación ultravioleta proveniente del sol, causa envejecimiento que se traduce en manchas, arrugas y pérdida de firmeza.

La vitamina C actúa tanto a nivel sistémico, como a nivel tópico. La ingesta de vitamina C combate los radicales libres, las especies químicas altamente reactivas que dañan las biomoléculas.

En cremas y lociones, la vitamina C ejerce una acción aclarante sobre la piel, ayudando a eliminar manchas y conferir una tonalidad uniforme y luminosa al cutis.

Esto se debe a que reduce la acción de las enzimas que producen melanina, el pigmento derivado de la tirosina que colorea la piel, el cabello y el iris.

Y en épocas frías y húmedas, la vitamina C es la gran aliada de la salud, para fortalecer el sistema inmune y atenuar los síntomas de gripes y resfriados.

Su fuente principal son las frutas y los vegetales, en especial los cítricos, los tomates, las bayas, el kiwi y la fruta acerola.

La dosis diaria recomendada de vitamina C es de 60 miligramos para los adultos y entre 50 a 60 mg para los niños.

Conozca las frutas más ricas en vitamina C, que aparte de ser deliciosas,  brindan innumerables beneficios a la salud. ¡Inclúyalas todas en su dieta!

Todas son muy versátiles y pueden consumirse de muchas maneras: crudas, en zumos, combinadas, con yogurt y cereales, en salsas e infusiones… Hay para todos los gustos.

Fruta acerola y arándanos

La fruta acerola, también conocida como semeruco es originaria del Caribe y proviene de un arbusto de no más de 3 metros, perteneciente a la familia Malpighiaceae.

Se la conoce también como cereza de Barbados o cereza de Surinam, pues el fruto se asemeja mucho al de la cereza conocida por todos.

Es la fruta más rica en vitamina C, hasta 20 veces más que la naranja, además contiene vitamina A, hierro y calcio.

Como su sabor es bastante ácido, se consume mucho en refrescos, mermeladas y como aditivo para gelatinas y conservas.

También suele formar parte de suplementos nutricionales hechos a partir de ingredientes naturales.

Es precisamente su alto contenido en vitamina C lo que la hace efectiva para fortalecer el sistema inmune.

Las sales minerales contenidas en la acerola remineralizan la piel y tienen propiedades hidratantes.

Estudios hechos por compañías cosméticas avalan su actividad despigmentante, evitando el exceso de melanina, para otorgar un tono uniforme al cutis.

Como todas las frutas, la acerola es rica en antioxidantes que la hacen muy eficaz para combatir el envejecimiento y prevenir enfermedades degenerativas.

Por su parte el arándano, cuyo nombre botánico es  Vaccinium myrtillus, es un arbusto originario de las regiones templadas del hemisferio norte.

De la planta se utilizan las hojas y lo frutos,  muy rico en vitamina C y antocianinas antioxidantes, que le brindan a la baya los ricos y profundos colores rojos, azules y violáceos tan característicos.

Las hojas son efectivas como astringente y antidiarreico. Asimismo tiene propiedades beneficiosas para la salud cardiovascular.

Otra sustancia contenida en los arándanos es el ácido hipúrico, que acidifica la orina y es muy apropiado para fortalecer sobre todo la salud renal, porque ayuda a disolver los cálculos.

Diversos estudios afirman que el jugo de arándano evita la adhesión las bacterias a las paredes del tracto urinario, disminuyendo así el riesgo de infecciones.

La adherencia de las bacterias es necesaria para estas proliferen y se produzca la infección.

Suele ser una fruta ácida, por lo que es adecuada para jugos, refrescos, mermeladas y para añadir a yogures y cereales.

Finalmente, el jugo de arándanos es muy recomendado en medicina deportiva para acelerar la recuperación post ejercicio.

Con tantas virtudes, vale la pena incluir los arándanos en la dieta y empezar a disfrutar de sus beneficios ya.

Tomates

El tomate es el fruto de una planta de la familia de las Solanáceas, cercana al tabaco, la papa y la berenjena, y un obsequio del continente americano para el mundo, primero como planta ornamental y luego como alimento desde el siglo XVIII.

Si bien se suele considerar un vegetal, por todos conocidas sus virtudes en gastronomía, en realidad el tomate es fruto.

Las hojas son tóxicas, pero el fruto es verdadero hallazgo para la humanidad por su versatilidad y riqueza nutricional.

Los tomates tienen un vívido color rojo característico, pero sorprendentemente hay tomates con otras coloraciones menos comunes: verdes, amarillos, púrpuras y marrones.

Los pigmentos vegetales que producen estas hermosas coloraciones tienen propiedades antioxidantes muy interesantes para salud.

En los tomates rojos está presente un carotenoide denominado licopeno cuyo consumo es altamente recomendable.

El licopeno ha sido punto de atención en numerosos estudios, ya que tiene propiedades preventivas sobre diversos cánceres: próstata, mama, colon, pulmones y páncreas.

Los estudios apuntan a que el licopeno brinda protección el ADN que contiene el material genético, y por ello contribuye a evitar replicaciones erróneas durante los procesos de recambio celular.

El organismo no es un sistema estático. La mayor parte de los diversos tejidos que lo componen renuevan su contenido celular cada cierto tiempo.

Para ello las células deben copiarse de acuerdo a la información codificada en el ADN.

La piel es un tejido de recambio o renovación rápido, cada 28 días llegan células nuevas a la superficie de la piel, sin embargo, la edad ralentiza este proceso, así como la exposición continuada a los rayos ultravioleta.

Nutrición y descanso adecuados pueden ayudar a que la piel se mantenga joven por más tiempo, favoreciendo la renovación celular de la piel y los tejidos.

Por tanto, el licopeno es efectivo para mejorar la apariencia de la piel, protegiendo el sistema cardiovascular, previniendo la formación del colesterol LDL o colesterol “malo”, el que tiene propensión a adherirse a las paredes de las arterias causando obstrucciones.

La cantidad de licopeno presente en el tomate depende de la maduración, mientras más maduro más licopeno contiene.

Y conviene saber que el tomate preparado en salsas es más efectivo que crudo, ya que al combinarlo con aceite, el organismo aprovecha mejor el licopeno.

Entre las vitaminas que contiene el tomate, cabe destacar el contenido en betacarotenos, precursores de vitamina A y por supuesto vitamina C y potasio.

Caprese ensalada italiana o mediterránea. La albahaca de la mozzarella del tomate deja las aceitunas negras y el aceite de oliva en la tabla de madera.

La combinación de licopeno con vitamina C hace del tomate una fruta efectiva para prevenir el envejecimiento cutáneo.

Kiwi

Es el fruto de una planta originaria de China, en las cercanías del río Yangtze, llamada Actinidia deliciosa, cuyo cultivo es relativamente reciente, pues data de unos 300 años atrás.

La planta, conocida como grosella china,  fue llevada a Nueva Zelanda a comienzos del siglo XX, y allí prosperó muy bien, pues su cultivo mejoró notablemente para producir frutos más grandes y de mejor sabor.

Allí fue también donde se le dio el nombre de kiwi, por el cual es conocida ahora en todo el mundo.

A mediados del siglo XX vino a América, donde pasó de ser una fruta exótica a ser ampliamente demandada y de la cual se desarrollaron más variedades.

El kiwi tiene gran cantidad de azúcares, fibra, folato, potasio y por supuesto vitamina C, además de vitamina E.

Un kiwi mediano provee casi toda la ingesta diaria necesaria de este nutriente y con muy pocas calorías.

Por su contenido en folatos es una fruta muy recomendable su consumo durante el embarazo y la lactancia.

El kiwi es excelente antioxidante por contener vitaminas C y E, que juntas potencian los efectos individuales de cada una, gracias a la sinergia existente entre ellas.

Al kiwi se le atribuyen numerosas propiedades beneficiosas para la salud, gracias a sus componentes activos como la enzima proteolítica actidina y la miosmina, que se cree tiene propiedades para combatir el cáncer.

El ácido actinídico es un gran antibiótico vegetal, pues combate los gérmenes que atacan la planta. Está presente en las raíces y se usa en cultivos orgánicos como insecticida.

Piel Perfecta es el suplemento nutricional que contiene las mejores vitaminas y antioxidantes para garantizar la belleza y la salud de la piel.

Además de contener vitaminas A, C y E, Piel Perfecta contiene antioxidantes efectivos como el resveratrol, extracto de semilla de uva y hojas de té verde, ricos en polifenoles que protegen del ataque de los radicales libres.

Frutas cítricas

Los cítricos son árboles que pertenecen al género Citrus, originarios de las zonas subtropicales de Asia y extendidos hoy día a muchos lugares del mundo donde el suelo les sea propicio.

Sus frutos, ricos en vitamina C, flavonoides y aceites esenciales, son deliciosos y por ello se han cultivado desde hace al menos 4000 mil años.

El género Citrus pertenece a la familia de las Rutáceas, con más de 1600 especies, siendo las frutas más apreciadas la naranja, el limón, la mandarina, la lima y el pomelo o toronja.

Prueba de este aprecio que la humanidad siente por las frutas cítricas, es la evidencia que nos han dejado pueblos como los antiguos griegos, quienes contaban a las naranjas en el jardín de las Hespérides.

Cualquiera de estas frutas contiene la vitamina C necesaria para fortalecer el sistema inmune y prevenir la aparición de gripes y resfriados durante la temporada fría.

Por ejemplo, la dosis diaria de vitamina C se puede cumplimentar con una naranja, o dos mandarinas o bien medio vaso de zumo hecho con estas frutas.

Aunque son muy ricas en vitamina C, no son las frutas con el mayor aporte, pero son las más icónicas, sin lugar a dudas.

Además de sus efectos preventivos sobre los resfriados, el consumo de cítricos aporta otros beneficios como:

  • Prevención de problemas en la piel
  • Regulación del metabolismo del colesterol
  • Contienen fibra, excelente para las buenas digestiones

Complemente la ingesta de frutas y verduras ricas en vitaminas y minerales con  Piel Perfecta, el suplemento para una piel perfecta, libre de manchas y arrugas, llena de frescura y lozanía, gracias a su efectiva combinación de antioxidantes.

Naranjas y limones

La naranja

La naranja es el fruto del naranjo dulce, conocido botánicamente como Citrus sinensis, el más cultivado de todos los cítricos, y la especie más representativa del género.

Sus flores también son apreciadas por su exquisita fragancia, se trata del azahar.

Las naranjas se cultivan en el sur de China desde hace miles de años. Fueron introducidas en Europa por los comerciantes portugueses, traídas desde la India por la Ruta de la Seda.

En sus viajes, Colón trajo semillas a América, donde han prosperado hasta la actualidad, e incluso han surgido mutaciones deliciosas.

Además de vitamina C, la naranja contiene folato, betacaroteno, precursor vegetal de la vitamina A en el organismo, potasio, calcio y magnesio, ácido málico y ácido cítrico que alcalinizan la orina.

Es una fruta que se conserva bastante bien y es fácil de transportar para aprovechar sus beneficios en cualquier parte, sobre todo durante la actividad física al aire libre.

La naranja repone naturalmente fluidos, azúcar y minerales para una correcta recuperación post ejercicio.

Sin embargo es preferible restringir su uso en personas con problemas de cálculos, ya que contiene ácido oxálico que puede promover la aparición de cálculos.

El limón

El citrus limon, tan apreciado por sus múltiples usos gastronómicos y durante las gripes y resfriados, es en realidad el híbrido entre dos plantas del género citrus: citrus medica y citrus aurantium o naranja amarga.

El árbol alcanza unos 4 metros de altura y se dá muy bien en zonas templadas, tropicales y subtropicales de todo el mundo.

A diferencia de la naranja, ni los griegos ni los romanos llegaron a conocerlo, ya que su cultivo es posterior a la conquista musulmana de la península ibérica.

Es muy rico en vitamina C, potasio y ácido cítrico. Y prácticamente no tiene calorías. Es excelente como antioxidante, depurativo y saborizante en bebidas como infusiones y decocciones.

Conocida por todos es su efectividad en problemas respiratorios como gripes, resfriados, inflamaciones de garganta e infecciones variadas.

Mandarinas y toronjas

Mandarina

Las mandarinas han colmado de colorido los mercados de la China y la India desde hace miles de años y su nombre deviene del color utilizado por los antiguos gobernantes chinos: los mandarines.

Su cultivo llegó a occidente durante el siglo XIX, desde entonces se han desarrollado exquisitas variedades mediante cruces selectivos con otras plantas del género citrus.

Aporta pocas calorías, pero es rica en vitamina C, folato y mucho betacaroteno, al cual se debe el intenso color que la caracteriza.

También posee ácido cítrico, potasio y magnesio en cantidades apreciables.

Consumida en ayunas se le atribuyen propiedades depurativas, laxantes, diuréticas y estimulantes del apetito. Inclusive es eficaz para regular el colesterol.

Toronja o pomelo

El origen de la toronja no está claro, se cree que fue debido a un cruce entre  especies de cítricos producido en Barbados, desde donde se extendió el cultivo a otras regiones tropicales.

El pomelo o toronja usualmente viene en dos variedades: blanca y rosada. Su sabor entre dulce y amargo es muy particular y sin embargo agradable al paladar.

El pomelo es rico en agua, vitamina C, folato y potasio, y muy bajo en calorías, ideal para regímenes de adelgazamiento.

Los carotenoides están presentes en las variedades de pulpa rosada, cuanto más intenso el color mayor proporción de carotenoides.

Sin embargo, por su contenido en ácido oxálico, debe ser consumida con moderación por quienes sean propensos a formar cálculos.

Los cítricos son frutas que se conservan bastante bien, gracias a sus gruesas cáscaras protectoras.

Al comprarlas, asegúrese de elegir siempre las más pesadas en relación con su tamaño, pues poseen más jugo.

Todas estas frutas son deliciosas. Incorpórelas todas a su dieta, para asegurar un sistema inmune fuerte y una piel saludable, junto al suplemento  Piel Perfecta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *