10 alimentos ricos en fósforo. Rueda colorida en fondo blanco.

Fósforo: componente estructural en los procesos biológicos

Fósforo: componente estructural en los procesos biológicos

Última actualización: 30-11-2018. Equipo Nutricioni

Se trata de un macromineral directamente relacionado con el calcio y que está presente en todo el cuerpo.

Su mayor concentración se encuentra en huesos y dientes, por lo que a mayor presencia de éste mineral en el organismo, sin rebasar unos límites, va a mejorar la aparición de vitaminas C y D, esenciales para el ser humano.

La presencia del fósforo ronda los 650 mg. Interviene en la formación y mantenimiento de los huesos, la normal secreción de la leche materna, la división de las células, el metabolismo celular y la formación de tejido muscular.

Es posible incorporar el fósforo en el organismo a través del consumo de carnes, pescados, huevos, lácteos, frutos secos, legumbres y granos integrales. La eliminación del fósforo del organismo en su forma natural, es a través de la orina.

Entre sus muchos beneficios y propiedades para el organismo, cuenta el que ayuda a que el cuerpo se sienta bien internamente, reflejando este bienestar en su exterior.

Proporciona la energía suficiente para abordar y enfrentar las exigencias de las actividades del día a día.

Tanto el calcio como el fósforo se encuentran en equilibrio en el organismo, por lo que la carencia o abundancia de uno afecta la capacidad de absorber el otro.

Si el fósforo excede su presencia en el organismo, será menor la asimilación del calcio.

Estudios han demostrado que la ingestión frecuente de antiácidos, genera la falta de este macromineral en el organismo. La hipofosfatemia consiste en la disminución del fósforo en la sangre, lo que puede derivar en:

  • Decaimiento
  • Debilidad
  • Temblores
  • Disartria
  • Anorexia (en algunos casos)
  • Desórdenes respiratorios

Para cubrir las necesidades diarias de fósforo, las dosis recomendadas van de los 800 a 1200 mg, especialmente en los menores de 18 años. Entre los beneficios de consumir alimentos ricos en fósforo, resaltan los siguientes:

  • Regenera las células del cuerpo equilibrándolas y fortificándolas.
  • Previene las caries.
  • Preserva la buena salud ósea.
  • Mejora la digestión, eliminando y previniendo el estreñimiento y la diarrea.
  • Mantiene la correcta salud de los riñones.
  • Mejora la memoria.
  • Actúa como un buen regulador hormonal.

Comportamiento del fósforo en el organismo ¡Entérate!

10 alimentos ricos en fósforo. Rueda colorida en fondo blanco.

En cuanto a la absorción y almacenamiento del fósforo: Al igual que el calcio, la absorción de este macromineral es regulada por la vitamina D.

Se estima que el organismo logra fundamentalmente absorber en el duodeno y el yeyuno, entre el 60% y 80% del fósforo que procede de la dieta.

Es importante tener en cuenta que el fósforo presente en la mayoría de los cereales, frutos y legumbres, se encuentra en una forma, en la que tan sólo un 50% puede ser absorbido por el organismo.

Mayoritariamente el fósforo se localiza en huesos y dientes y un porcentaje menor, se reparte entre los tejidos blandos.

Cabe destacar que existe una interdependencia entre las concentraciones de fósforos y calcio, en la que el calcio tendrá una menor asimilación, ante la excesiva presencia del fósforo.

En cuanto a la deficiencia de fósforo: La falta de vitamina D, la anorexia, la diabetes o el alcoholismo pueden contribuir a presentar una deficiencia de fósforo. Tal deficiencia puede derivar a presentar signos como son:

  • Pérdida del apetito.
  • Alteraciones respiratorias.
  • Anemia.
  • Debilidad muscular.
  • Dolor en los huesos.
  • Desórdenes cardíacos y/o neurológicos.

En cuanto al exceso de fósforo: Es poco probable que se incrementen los niveles de fósforo en la sangre, siempre y cuando los riñones cumplan su función regular, es decir, eliminando eficazmente el exceso del mismo.

Esta situación puede darse en aquellas personas que padecen insuficiencia renal, con nutrición parenteral, que se encuentren recibiendo tratamiento de quimio o radioterapia o con hipoparatiroidismo.

Estas situaciones acarrean la disminución de la concentración de calcio en la sangre, con la consecuente calcificación en distintos tejidos. Algunas consecuencias son:

  • Envejecimiento prematuro al entorpecer la absorción de ciertos minerales vitales.
  • Desaparición del gen Klotho. El exceso de fósforo favorece la desaparición de éste gen, el cual es vital para el correcto funcionamiento del riñón, con la consiguiente ineficiencia en la evacuación de la orina.

El mejor aliado para fortalecer y mantener la salud de huesos y dientes es Osteo Vigor. Esta fórmula por su gran contenido de vitamina D3 y calcio, evita el riesgo de padecer enfermedades óseas ¡Compruébelo!

¡Fósforo para el cuidado de la salud!

Productos que contienen alto contenido de fósforo (té negro, caviar rojo, piñones, cacahuetes, salvado, sardinas, semillas de calabaza, queso procesado) en una tabla de cortar redonda y un fondo de madera azul

Después del calcio, el fósforo es el segundo mineral más abundante en el organismo. La adecuada asimilación de este mineral, interviene en funciones vitales como reparar células y tejidos, así como también la de filtrar los desechos del cuerpo.

Un descontrol de fósforo en el organismo puede conducir a ciertas complicaciones de la salud, lo que incluye problemas del corazón, enfermedades articulares y sensación de fatiga.

En cuanto a los beneficios del fósforo es importante destacar, que aunque debe complementarse con otros nutrientes esenciales, su aporte diario en la dieta debe garantizarse para el mejor cuidado de la salud. ¡Que no falte en tu dieta …!

Fósforo para mejorar la digestión: Proporciona alivio a los trastornos del intestino en el caso de diarrea y estreñimiento. Ayuda a limpiar los riñones, factor importante para el mantenimiento de la calidad de vida y de la buena salud.

Fósforo para la salud de huesos y dientes: Sin el fósforo, el calcio es insuficiente para mantener la fortaleza y resistencia de huesos y dientes. Lo que expondría a mayores riesgos de adquirir enfermedades crónicas.

Las personas que con frecuencia se enferman de dientes y encías, generalmente tienen deficiencia de este mineral.

Fósforo para mejorar los síntomas de la menopausia: Ayuda a producir y regular las hormonas, las cuales son las encargadas de mantener el equilibrio en el organismo. Los alimentos ricos en fósforo ayudan a enfrentar los síntomas de la menopausia, los cuales suelen manifestarse con: mal genio y calores.

Fósforo para aumentar la energía: Los alimentos ricos en fósforo contribuyen a mejorar notablemente el estado de ánimo y la energía. Ayudan además a mantener el estado de alerta, reduciendo el cansancio físico y mental.

Fósforo para mejorar la memoria: El consumo adecuado de fósforo no sólo mejora la memoria, sino también la concentración. Ya que las funciones del cerebro dependen en gran medida, de los nutrientes que son aprovechados por el organismo.

Con la fórmula maravillosa Osteo Vigor, se propicia la buena salud y el buen funcionamiento de articulaciones y músculos. Sus componentes intervienen en la formación del colágeno, protegiendo la estructura del cartílago.

¡Importante! Alimentos ricos en fósforos y sus características

Si padece trastornos renales, saber cuáles alimentos son ricos en fósforo resulta de gran ayuda. Ya que permite reducir su consumo o para ingerir con ellos quelantes, con la intención de reducir la absorción de este mineral.

Si el requerimiento de salud es reducir la ingesta de fósforo porque el riñón no funciona adecuadamente, en el caso de los huevos, puede ser reemplazado por las claras que no contienen la misma cantidad de fósforo que se haya en las yemas.

Con respecto a los quesos, resulta mejor escoger los menos curados. El fósforo también se utiliza como aditivo en productos industrializados, por lo que a las personas con enfermedades renales, les resulta más saludable escoger alimentos menos procesados y los más frescos posibles.

Revisemos los principales alimentos más ricos en fósforo que podemos encontrar en nuestro día a día:

  • El salmón: Es un alimento excelente tanto por su aporte de grasas, especialmente de omega 3, como de minerales. En aproximadamente 80 grs de salmón se encuentran 300 mgrs de fósforo.
  • Carnes blancas como la de pavo o de pollo: Son las que más fósforo aportan. En aproximadamente 80 gr del alimento se hallan 200 mgrs del mineral.
  • Carnes rojas como la de vaca o ternera: Es de los alimentos ricos en fósforo más representativos, por su aporte nutricional y la variedad de elementos necesarios para la salud. Cada 80 grs del alimento contiene 170 mgrs del mineral.
  • Productos lácteos: De los productos derivados de los lácteos, el yogurt es el que más fósforo contiene. Por cada 80 grs hay hasta 306 mgrs del mineral. La leche descremada de vaca, aporta 247 mgrs de fósforo en la misma cantidad.

  • El queso es otro de los derivados lácteos, en su mayoría contienen entre 300 y 500 mgrs de fósforo por cada 80 grs. Cuanto más curados mayor será el aporte de fósforo.

En el caso del queso mozzarella, éste contiene 100 mgrs de fósforo por cada 80 grs del alimento.

Para combatir y evitar la osteoporosis, nada mejor que Osteo Vigor. Brinda a sus huesos la salud y el vigor que requieren ¡Excelente!

Alimentos más ricos en fósforo

En general el fósforo se encuentra en alimentos de origen animal, pero también lo hallamos en una amplia variedad de productos. Sin embargo, se concentra más en algunos que en otros.

En adultos sanos, la ingesta recomendada es de 700 mg a 800 mgr por día. Entre los alimentos que contienen mayor cantidad de fósforo podemos mencionar:

  • Pescados (Bacalao, sardinas, etc.)
  • Mariscos
  • Carnes (pollo, pavo, vacuna, cerdo)
  • Huevos
  • Lácteos (Yogurt, quesos, etc.)
  • Salvado de trigo
  • Pipas de girasol
  • Chocolate

Pero sigamos revisando…

Sardinas: Es una alimento que no sólo es rico en fósforo, sino que además contiene una gran cantidad de nutrientes. Contiene además grasas necesarias como el omega 3. Cada 100 grs de sardina puede llegar a contener hasta 300 mg de fósforo.

Imagen en primer plano de los diferentes tipos de frutos secos

Frutos secos: Las almendras contienen hasta 130 mg del mineral por cada 30 grs. Los maníes o cacahuetes por cada 30 grs aportan 108 mgrs del mineral.

Las pipas de girasol contienen una gran cantidad de fósforo, nada menos que más de 1.100 mg por cada 100 grs. Quizás sea esta, la mejor manera de alcanzar la dosis diaria recomendad con apenas una pequeña ración.

Cereales: Son alimentos ricos en fósforo de origen no animal. Son alimentos muy necesarios en la dieta por su aporte nutricional, especialmente los cereales integrales. Por cada 100 grs de cereal el aporte es de 950 mg del mineral.

Huevos: Aportan casi todos los grupos de nutrientes necesarios para el organismo. Por cada 100 grs de huevo, el aporte es de 210 mg de fósforo. Y tan solo en la yema del huevo, hay 590 mg de fósforo por cada 100 grs.

Chocolate: Además de ser rico es saludable, es importante consumirlo en las cantidades adecuadas. Tiene gran cantidad de fósforo, que sube a casi 270 mg por cada 100 gr. En el caso del cacao en polvo, por cada 100 gr se va a hasta los 900 mg del mineral.

Con Osteo Vigor no sólo se previene la pérdida ósea, sino que además se protege la estructura del cartílago y los músculos que los rodean. ¡Es natural y es saludable!

Fósforo oculto... Cómo incide su exceso en la salud

El exceso de fósforo en el organismo puede acarrear serias consecuencias para la salud. Es el fósforo uno de los minerales esenciales y sus efectos pueden tornarse perjudiciales, cuando se sobrepasa los niveles adecuados.

Este puede acumularse en el organismo como consecuencia de enfermedades renales o por deficiencia de calcio, mineral que igualmente debe mantenerse en equilibrio.

Las empresas procesadoras de alimentos agregan aditivos a base de fósforo como: fosfato de sodio, pirofosfato, etc., a alimentos procesados con la finalidad de preservar la humedad, el color, mejorar el sabor, estabilizar las comidas y aumentar la vida de los productos.

Eso puede especialmente apreciarse en las carnes y embutidos, quesos, derivados de lácteos, productos de panadería, repostería y bebidas.

Estos aditivos han crecido de manera progresiva en las últimas dos décadas y cubre casi a un tercio de la ingesta global de fósforo de la población en general.

Tal situación simultáneamente acarrea dos problemas relevantes, como es: la ingesta excesiva y la ingesta inconsciente de este mineral.

Tales aditivos a base de fósforo son agregados a alimentos que ya lo contienen de manera natural en diversas proporciones, con el agravante de que no son informados con claridad al consumidor.

El agravante de esta situación, es que el exceso de fósforo no presenta síntomas y de ahí su peligrosidad.

Existe evidencia científica de que la hiperfosfatemia esté asociada a la mortalidad cardiovascular en pacientes con insuficiencia renal, la que además puede estar vinculada al desarrollo de calcificaciones vasculares, hiperparatiroidismo secundario, enfermedad ósea y progresión de la enfermedad renal.

Los doctores Jorge Cannata, Alberto Martínez y José Vicente Torregrosa, alertan que el exceso de fósforo además de aumentar el riesgo de mortalidad por causa cardiovascular, está íntimamente relacionado con la presencia y funciones del gen Klotho, necesario en el riñón para la eliminación adecuada del fósforo por la orina.

Este gen siempre ha estado asociado al envejecimiento, un exceso del mismo favorece la longevidad y su déficit absoluto, produce muerte prematura.

Ambos efectos están asociados específicamente a la capacidad reguladora del Klotho, sobre el metabolismo del fósforo. ¡Interesante!... ¿Verdad?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *