ejercitar los musculos, Un tipo sin camisa en el gimnasio, entrena su cuerpo para mantenerse en forma y tiene músculos definidos. El atleta levanta pesas y fatiga. Concepto de: deporte, gimnasio, músculos y fitness.

Fatiga de los músculos respiratorios por sobreentrenamiento

Fatiga de los músculos respiratorios por sobreentrenamiento

Última actualización: 25-05-2019. Equipo Nutricioni

Una de las mejores modas que se han podido posicionar es la de estar en buen estado físico, por lo cual es muy sencillo conseguir miles de rutinas de ejercicios y dietas que son ideales para que nuestro cuerpo se encuentre mejor que nunca.

Cuando mantenemos una rutina de ejercicios físicos, nos conseguimos con muchos beneficios como prevenir o ralentizar el proceso de algunas enfermedades, incrementar la fuerza y energía al mismo tiempo que se reducen los niveles de estrés y ansiedad.

Los beneficios psicológicos e, incluso, sociales han sido determinantes para que el fitness se haya popularizado en gran medida.

Ahora bien, por el contrario, no realizar ningún tipo de actividad física es completamente perjudicial para nuestro cuerpo, pudiendo causar muchos problemas entre los cuales destaca el sobrepeso y la obesidad, el envejecimiento prematuro y los problemas en los huesos y músculos en general.

Además de estos que mencionamos, es bien sabido, en general, cuáles otras podrían ser las consecuencias de no realizar ejercicios físicos y cuáles serían los beneficios de él.

Sin embargo, el exceso de ejercicio o sobreentrenamiento tampoco es precisamente benéfico para nuestra salud, contrario a lo que muchas personas creen. Someter nuestro cuerpo a rutinas muy exigentes es un error que se comete con demasiada frecuencia.

La fatiga de los músculos, incluyendo los músculos respiratorios, se ven afectados notoriamente cuando no logramos conseguir el equilibrio adecuado al realizar las rutinas de entrenamiento.

Las complicaciones que pueden aparecer a partir del exceso de ejercicio físico pueden ser diversos, incluyendo las lesiones, lo problemas cardíacos y el déficit del sistema inmune.

Es cierto que el ejercicio físico cambia la vida de una persona, pero la obsesión por el ejercicio puede cambiarla muchísimo más.

¿Qué es el sobreentrenamiento?

El sobreentrenamiento puede ser considerado, inclusive, como un síndrome del cual padecen muchos deportistas en el mundo y que, por lo general, no tienen idea de su existencia.

No resulta extraño hablar con una persona amante del ejercicio decir “estoy obsesionado” pero, ¿realmente puede considerarse una adicción?

Pues sí, algunos sufren una leve adicción, pero nada que preocupe demasiado. Distinto a ello, el verdadero problema aparece cuando el exceso de entrenamiento físico trae consigo algunos efectos negativos como sentimientos de fatiga, somnolencia, pérdida de fuerza y energía, insomnio, depresión y muchos otros.

Además de lo mencionado anteriormente, este síndrome tiene mucha repercusión respecto al rendimiento de la persona pues, entre los principales problemas biológicos, nos podemos conseguir con la fatiga de los músculos respiratorios, en especial del diafragma.

Además de la fatiga de los músculos respiratorios, existen otros factores que generan estrés y una falla en la recuperación son característicos del sobreentrenamiento.

Lo ideal para poder evitar ser víctima del síndrome de sobreentrenamiento es llevar una correcta planificación deportiva, donde no se admitan los entrenamientos prolongados sin su debida previa y continua recuperación.

La correcta planificación comprende una alternancia entre el esfuerzo físico y el descanso; conseguir la suficiente recuperación física ayuda a perfeccionar los atributos y las técnicas físicas de la persona, aumentando a su vez el rendimiento de este.

El deportista debe someterse a un proceso de adaptación, en el cual va a permitir que su cuerpo se adecúe y acostumbre a la intensidad de los entrenamientos y hacer frente a los estímulos que podrían ocasionar estrés físico o mental.

Ahora bien, puede ser que el sobreentrenamiento no sea la causa de la fatiga de los músculos respiratorios, sino más bien el sobreesfuerzo realizado tras una sesión de actividad física intensa y sostenida.

Para el sobreesfuerzo es muy recomendado el uso de Aliviáne, un suplemento que contiene distintas hierbas y enzimas proteolíticas que ayudan a aliviar los síntomas de cansancio y dolor del sobreesfuerzo y el sobreentrenamiento.

Fatiga de los músculos respiratorios inducido por el sobreentrenamiento

Entre los músculos respiratorios nos encontramos con el diafragma, el cual es considerado como el principal y más importante músculo respiratorio, completamente fundamental para nuestra vida.

No obstante, no puede funcionar solo, por ello es que debemos hablar en general de los músculos respiratorios (escalenos, pectorales, subclavios, espinales, etc.).

Por lo general, la fatiga de los músculos respiratorios no ocurre con demasiada frecuencia y cualquier afección está más relacionada con las estructuras vecinas.

De cualquier forma, las afecciones en general pueden ocasionar fatiga de los músculos respiratorios, en especial del diafragma; en esta oportunidad debemos hablar de la fatiga de los músculos respiratorios inducida por el sobreentrenamiento.

El aparato respiratorio de las personas, atletas o no, al momento de realizar cualquier actividad física tiene la capacidad de absorber y repeler la máxima cantidad de oxígeno y dióxido de carbono posible.

Esta capacidad suele disminuir cuando se está realizando los ejercicios que requieren mucha más intensidad y resistencia física, por lo que no cualquier persona está preparada para llevarlos a cabo debido a que se supera, en considerable medida, la capacidad respiratoria habitual.

La fatiga de los músculos respiratorios aparece debido al aumento en los niveles de trabajo respiratorio; además de ello, también ocurre un incremento en el flujo del torrente sanguíneo frente a los músculos esqueléticos que se encuentran implicados al ejercitarse.

La recomendación más oportuna es mantenerse al pendiente de los periodos de descanso o recuperación pues, en compañía de Aliviáne.

Si por el contrario, se realizan maniobras respiratorias voluntarias para mantener la intensidad de la rutina, sin ayuda de complementos naturales como Aliviáne, solo vamos a conseguir que la fatiga se incremente y la resistencia disminuya.

Además de que se produzca un incremento en la fatiga de los músculos respiratorios, es importante mencionar que la tolerancia al ejercicio se ve completamente comprometida cuando se es víctima de una caso de sobreesfuerzo o del síndrome sobreentrenamiento.

Esta intolerancia puede aparecer a raíz de un fallo en el desarrollo de la fuerza muscular en general, por lo tanto, la percepción del esfuerzo se ve disminuida en gran medida.

Otros síntomas del sobreentrenamiento

Ya sabemos que, a partir de una sesión ejercicio físico demasiado intensa y prolongada, la fatiga de los músculos respiratorios y del resto de nuestro cuerpo ocurre de manera inmediata.

Sin embargo, no todo el cansancio o fatiga provocada por el la realización de ejercicios físicos lo debemos atribuir al síndrome de sobreentrenamiento.

La diferencia entre el sobreentrenamiento y el sobreesfuerzo la podemos encontrar en la severidad con que se siente la fatiga. El sobreentrenamiento es una fatiga crónica y de carácter general, mientras que el sobreesfuerzo, por lo general, no dura más de un par de días, en casos extremos.

Para tratar el sobreesfuerzo es muy común que se recomienden antiinflamatorios; Aliviáne te ofrece entre sus ingredientes extracto de sauce blanco, reconocido como planta medicinal con efectos antiinflamatorios y analgésicos.

Además, Aliviáne contiene extracto de jengibre pues, además de ser antiinflamatorio y analgésico, es un aliado ideal para combatir las afecciones del aparato respiratorio.

Ahora bien, es cierto que los síndrome del sobreentrenamiento tienden a variar según la persona. Sin embargo, podemos concordar en que existe un factor común entre algunos síntomas psicológicos, incluyendo la fatiga emocional, la apatía y la depresión.

Es importante recordar que se puede considerar sobreentrenamiento cuando la fatiga se prolonga, reduce el rendimiento y ocurre la aparición de algunos de los siguientes síntomas:

  • Incremento de la presión sanguínea y del ritmo cardíaco.
  • Fatiga de los músculos respiratorios.
  • Aumento de la temperatura corporal.
  • Hipotensión.
  • Pérdida involuntaria y en exceso de peso y apetito.
  • Exceso de sed.
  • Dolores musculares.
  • Vulnerabilidad frente a las infecciones y lesiones.
  • Reducción de la capacidad para cicatrizar.
  • Disminución de la hemoglobina, el hierro y la ferritina.
  • Sensación de adrenalina.
  • Depresión, ansiedad, irritabilidad, estrés.
  • Problemas para motivarse.
  • Dificultad para mantener la concentración.
  • Alteración del sueño.
  • Agotamiento o cansancio (físico y mental).

También se han percibido una serie de síntomas o aspectos sociales que se ven alterados durante el sobreentrenamiento; el agotamiento personal produce a su vez despersonalización, problemas para relacionarse y para la autorealización.

Evita que el sobreesfuerzo se convierta en sobreentrenamiento

Los términos de sobreentrenamiento y sobreesfuerzo lo hemos podido diferenciar en líneas anteriores. No solo el sobreentrenamiento va a suponer nuestro agotamiento, pues también puede suceder a partir del sobreesfuerzo tras una sesión de ejercicio físico.

Luego de someternos a sobreesfuerzo físico, es muy común sentir un agotamiento extremo, pues el consumo de energía es mucho más intenso de lo que debería ser.

El sobreesfuerzo puede suponer distintas molestias como dolor en las articulaciones, calambres y debilidad general que, por lo general, no dura más de un par de días y puede tratarse con medicamentos sin prescripción o suplementos naturales como Aliviáne.

Para que el sobreesfuerzo no llegue a niveles extremos y se termine por convertir en el síndrome de sobreentrenamiento, lo más recomendable es descansar y pasar por un proceso de recomposición o recuperación general.

Asimismo, siempre se ha recomendado que el entrenamiento físico de carácter intenso no se realice de manera diaria, mucho menos que se trabaje el mismo grupo muscular de manera continua.

Realiza y alterna las distintas rutinas, con distintos niveles de intensidad, si prefieres hacer ejercicio físico todos los días, así te aseguras de que cada parte de tu cuerpo cumpla con el proceso de recuperación adecuado y obtener los mejores resultados.

Además, lo mejor para la recuperación del sobreesfuerzo es dormir las horas suficientes cada noche, hidratarse durante todo el día y mantener una alimentación balanceada.

Sin menospreciar los consejos mencionados, recuerda por encima de todo escuchar lo que tu cuerpo necesita. Su lenguaje es muy simple y siempre manda señales de alerta. Ante cualquier cansancio, lo mejor es descansar, pero, toma en cuenta los siguientes consejos:

  • Estira los músculos antes y después de realizar cualquier actividad física.
  • Investiga sobre los efectos del frío y calor, aplícalos en los músculos fatigados.
  • Agrega a tu dieta proteínas para colaborar con el proceso de recuperación y reabastecimiento de tus músculos.
  • Dile sí a las bebidas energéticas, pero no te olvides del agua.
  • Descansa de 24 a 48 horas, dependiendo de la intensidad de la rutina realizada.
  • No excedas los ejercicios físicos, aumenta el tiempo pero disminuye la intensidad de tus rutinas.

Alimentos y tés para combatir la fatiga

La alimentación es fundamental para mantener el buen estado de la salud, independientemente de si se es atleta o no.

El sobreesfuerzo y el sobreentrenamiento requieren de un tratamiento donde se incluyan alimentos y bebidas (preferiblemente tés) para combatir la sensación de cansancio, tan característico en estos caso. Toma nota:

  • Plátano. Gracias a su alto contenido de magnesio y potasio ayuda con la relajación de los músculos, al tiempo que mejora el funcionamiento cardíaco.
  • Nueces. Popular entre los deportistas, éstas proteínas vegetales son ricas en fósforo y zinc por lo cual son ideales para aliviar la fatiga física.
  • Perejil. En té o como ingrediente de tus comidas, contiene vitamina C, hierro y ácido fólico.
  • Legumbres. Cuando mencionamos que eran necesarias las proteínas en la dieta para colaborar con la recuperación de los músculos, nos referimos específicamente a las legumbres que aportan energía debido a su contenido de hidratos de carbono y vitaminas del grupo B.
  • Cítricos. Los antioxidantes son necesarios para nuestro organismo y se encuentran en gran medida en los cítricos debido a su contenido de vitamina C.
  • Semillas de calabaza. Contienen vitamina E, selenio, zinc y posee efecto antioxidante; excelentes para aliviar el cansancio físico.
  • Cafeína. Más que aliviar el cansancio, la cafeína favorece también el rendimiento deportivo.
  • Té verde. Es rico en antioxidantes, acelera el metabolismo, colabora con la recuperación, contiene cafeína, incrementa la producción de glóbulos rojos, mejora la oxigenación y quema calorías. El té ideal para los atletas.
  • Té negro. Aporta energía a tu organismo, por lo cual te ayuda a mantenerte activo durante todo el día; también ayuda a incrementar la resistencia física al tiempo que aporta otros beneficios al organismo como la regulación de los niveles de glucosa en la sangre.
  • Jengibre. Pudiendo tomar su infusión o agregarlo a las comidas, esta raíz es ideal para aliviar los dolores musculares debido a sus efectos como antiinflamatorio y analésico; te relaja, mejora tu sistema inmunoloógico y ayuda a bajar la presión arterial.
  • Miel. La miel es una excelente alternativa para el azúcar ya que ayuda a incrementar las defensas del organismo, al mismo tiempo que aporta energía.

Hombre joven sentado con mancuernas en el piso mientras bebe agua de un pote. Fatiga

Aprovecha las enzimas proteolíticas que contiene Aliviáne

En algunas oportunidades de este post te hemos mencionado la importancia de las proteínas para mejorar e incrementar el proceso de recuperación de los músculos pero, ¿conoces la función de las enzimas proteolíticas?

Estas enzimas tienen como objetivo ayudar a absorber y digerir las proteínas que se encuentran contenidas en los alimentos que consumimos.

Nuestro organismo, mediante el páncreas, es capaz de producir enzimas proteolíticas, sin embargo, nunca está demás apoyar a nuestro organismo consumiendo alimentos o suplementos que aporten este tipo de enzimas.

Aliviáne contiene en su estructura papaína y bromelina, enzimas que se encuentran específicamente y en grandes cantidades en la papaya y la piña.

Una buena demostración del poder digestivo de estas enzimas, es el uso tradicional de la papaya y la piña para “ablandar” la carne, llegando a descomponer cuando se expone por tiempo prolongado.

Además de estos beneficios que han hecho populares a las enzimas proteolíticas entre las personas que tienen problemas digestivos, éstas enzimas también parecen ayuda en la disminución del dolor y la inflamación.

Estas enzimas también son especialmente utilizadas por sus efectos positivos frente al sobreesfuerzo y el sobreentrenamiento, ya que no solo digiere las proteínas sino que también ayuda a metabolizar las proteínas dañadas, muy características en estos casos.

Los suplementos naturales que aportan enzimas proteolíticas a nuestro organismo deben mantenerse siempre a la mano ante cualquier circunstancia que genere inflamación y dolor, en especial si se trata de Aliviáne.

Aliviáne no solo tiene efectos antiinflamatorios por la bromelina y la papaína, sino también por la mezcla de hierbas que presenta: garra del diablo, sauce blanco y jengibre.

Otro de los beneficios que han demostrados las enzimas proteolíticas es el incremento en la velocidad de la recuperación muscular, tanto en la creación de tejido nuevo como en el alivio de los dolores.

Es importante que, por tu cuenta, realices investigaciones imparciales respecto a los beneficios de estos ingredientes pues, algunas fuentes consideran que las enzimas proteolíticas podrían llegar a ser más efectivas que la aspirina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *