Manos escogiendo remedio en farmacia

Farmacología del sistema nervioso central: gran estímulo

Farmacología del sistema nervioso central: gran estímulo

Última actualización: 13-06-2019. Equipo Nutricioni

El sistema nervioso central (SNC) se encarga de recibir cualquier tipo de información desde el exterior del organismo. Una vez que la recibe, la procesa y la envía al resto del organismo para que este pueda reaccionar.

La farmacología del sistema nervioso central trata de favorecer muchas de sus funciones para evitar debilidad en ellas.

Este sistema trabaja en recibir y en enviar impulsos nerviosos que permiten que el organismo realice todas las funciones que realiza.

Las neuronas son las células del SNC que permiten su buen funcionamiento, son conocidas como la parte funcional de este sistema.

Las neuronas, cumplen funciones específicas, una de ellas es comunicarse con otras neuronas para pasar información.

También están los neurotransmisores que trabajan en transportar la información de un lugar al otro para todas las funciones del organismo se puedan realizar.

El SNC está compuesto por el encéfalo y la médula espinal, el primero está compuesto por el cerebro que está protegido por los huesos del cráneo. De esta manera puede sufrir la menor cantidad de daños posibles.

En esta parte del organismo se desarrollan todas las actividades relacionadas con los sentimientos, el aprendizaje, la concentración y muchos otros.

Muchas veces, el SNC puede llegar a tener algunas debilidades ocasionadas por diferentes causas. Sin embargo, su farmacología estimula la mejora de cada una de sus funciones.

El SNC es una central de información en la que se recibe y se procesa todo tipo de información tanto del exterior del organismo como de su interior. Permite obtener información desde cada uno de los sentidos para luego procesar la información y estimular reacciones ante ellos.

Absolutamente todo lo que realiza el organismo como correr, estornudar, toser, aprender, sentir, analizar son actividades que el SNC logra a través de impulsos nerviosos.

En conclusión se puede decir que e SNC es el que le da la orden al resto del organismo para que este pueda reaccionar ante cualquier circunstancia de la vida.

Fármacos para el SNC

Manos escogiendo remedio en farmacia

Los fármacos del SNC fueron descubiertos hace muchos años, son quizás unos de los principales fármacos que descubrió la medicina hace mucho tiempo. Son los más utilizados para ayudar al sistema nervioso a mejorar sus funciones.

Estos también son utilizados para eliminar la presencia de enfermedades que ocasionan daño en este sistema.

La farmacología del sistema nervioso central muchas veces es utilizada sin prescripción médica lo que puede ser algo contraproducente. Pues se trata de fármacos que deben ser  suministrados bajo supervisión médica.

Estos fármacos trabajan en el SNC pero funcionan directamente en algunas neuronas y neurotransmisores para mejorar sus funciones en específico. Son utilizados para tratar desde convulsiones hasta lograr una mejor memoria en las personas.

Se aplican para tratar afecciones específicas del SNC, entre ellos están los depresores del SNC, que incluyen sedantes, calmantes y tranquilizantes.

Este tipo de fármacos son utilizados para disminuir la ansiedad, la depresión y el estrés. Esto se debe a que ayuda a calmar las actividades del cerebro que producen exaltación.

Por lo general, son comprimidos o píldoras que se ingieren de manera oral, si una persona abusa de estos fármacos, es cuando toma una dosis mayor a la indicada. También representa un abuso de ellos cuando se consume sin ser recetado por un especialista.

Estos trabajan en aumentar el GABA para así adormecer un poco las funciones del SNC que producen emociones que pueden originar inquietud. Por eso, actúan como sedantes que permiten mejorar el descanso.

Cuando se consumen los fármacos depresores del SNC la persona comienza a sentirse somnolienta, tiene poca concentración, siente mareos, confusión, mucha sequedad en la boca, respiración lenta. Además, sus respiración suele ser mucho más lenta de lo normal.

Como cualquier tipo de fármaco utilizado para el SNC puede producir dependencia si se consume por mucho tiempo.

De ser así, el mismo organismo va a exigir mayor cantidad en su consumo. Pero si se deja su consumo de manera radical, puede producir convulsiones.

Estimulantes del sistema nervioso central

Existen fármacos utilizados como estimulantes que se utilizan para activar las funciones del SNC.

Por lo general, se consumen vía oral y su presentación son en jarabes o en comprimidos. Al igual que los depresores producen adicción cuando se consumen y mucho más si se hace sin control.

Por sus grandes efectos sobre este sistema, las personas lo utilizan con la finalidad de sentirse mejor. Sin embargo, muchas veces se utiliza sin prescripción médica. Otros las utilizan con la finalidad de sustituir los efectos de otras drogas sin darse cuenta que se va convirtiendo en una adicción. Cada vez que se consumen el organismo pide mayor cantidad de su consumo.

Son medicamentos que permiten mejorar las funciones del sistema nervioso central aportando un grado de tranquilidad ya que funcionan como sedantes.

Ayudan a calmar las angustias, el estrés y la ansiedad, también están los que activan algunas funciones que se encuentran adormecidas.

Se debe consumir solo la cantidad de medicamentos que el especialista indica, de lo contrario sería abuso del medicamento.

Entre estos estimulantes están los micronutrientes como vitaminas y minerales que permiten el fortalecimiento del SNC. Una manera de lograrlo es con Verde Salud que contienen ingredientes orgánicos con excelentes micronutrientes para el SNC.

Entre las vitaminas indispensables para el SNC están las del grupo B ya que trabajan en la formación y desarrollo de los nervios.

La vitamina B1, ayuda a facilita la comunicación entre las neuronas. La vitamina B6 interviene en la metabolización de los aminoácidos que intervienen en el desarrollo de neurotransmisores.

El ácido fólico es indispensable para permitir el desarrollo del sistema nervioso central. La vitamina B12 permite que las células tengan su división y reproducción correcta. Además, previene de enfermedades de origen mental.

La transmisión de mensajes se ve favorecida con el magnesio y más si va de la mano del calcio.

Fortaleciendo al SNC

sistema nervioso desde optica inclinada hacia abajo, Ilustración médicamente precisa - columna vertebral

La manera más fácil para fortalecer el SNC es a través de una alimentación rica en nutrientes y a través de algunos medicamentos naturales.

Los micronutrientes también se puede adquirir a través de algunos polivitamínicos, una opción es Verde Salud. Un producto compuesto por ingredientes orgánicos ricos en vitaminas y minerales.

Los ácidos grasos ayudan a que la comunicación entre los neurotransmisores sea mucho más armoniosa.

Los pescados azules, las avellanas, almendras y nueces, el aguacate y el aceite de girasol son ricos en Omega 3, un excelente ácido graso.

La vitamina E es un estimulante de las funciones óptimas del sistema nervioso central, se puede obtener con el consumo de gelatina.

Las frutas como el kiwi, naranjas, fresas, granadas, arándanos y muchas otras son ricas en vitamina C. Es una sustancia antioxidante que permiten limpiar las neuronas para mejorar sus funciones.

El chocolate negro y el plátano son ricos en potasio y triptófano, esto permite que puedan ayudar a mantener en calma las funciones del sistema nervioso central.

Además de una buena alimentación, se le puede dar una mano al SNC a través de algunas medicinas naturales como la damiana. Es utilizada para estimular la activación física aportando energía al organismo.

Una manera de ayudar al SNC para que estimule el aumenta del buen ánimo en la persona es con el consumo de infusiones de verbena.

Las infusiones de amapola son ricas en Omega 3, esto permite que el SNC sea fortalecido de manera natural.

Un relajante natural que es sedante y permite conseguir la calma y un mejor descanso son las infusiones de tila y manzanilla. Son utilizadas para producir en las personas un mejor descanso y buen dormir.

Otras plantas medicinales que se consumen en infusiones y ayudan a calmar las funciones del sistema nervioso central son la pasiflora, la melisa y la pasionaria.

Daños al SNC producido por algunas sustancias

Todo tipo de droga, sea legal o ilegal produce dependencia, es por esta razón que los medicamentos deben ser ingeridos bajo supervisión médica.

La cafeína es una droga legal, es utilizada para activar en las personas el estado de vigilia, por esto es que es muy utilizada por los estudiantes. Permite que la persona tenga mayor concentración y logre tener resistencia física.

Pero hay que destacar que sus efectos son solo de momento, pues una vez que pasan producen lo contrario.

La persona comienza a tener una fatiga repentina, falta de concentración y pérdida de fortaleza física con mucho sueño.

Otra droga que se considera de uso legal es el alcohol, que sin que la persona se dé cuenta, produce efectos negativos al SNC de manera inmediata.

No importa si la persona lleve un día consumiéndolo o años, siempre tendrá el efecto de hacer perder la conciencia.

Produce una fuerte adicción que altera las funciones de los neurotransmisores, trabaja sobre las neuronas permitiendo la aparición de pensamientos que bajan el ánimo.

Otra droga legal es la nicotina, que produce una fuerte adicción y un alto grado de ansiedad al no ser consumida con frecuencia.

En un principio no es tan adictiva pero al pasar el tiempo se vuelve en algo indispensable para quien la consume.

Por último, están las drogas ilegales, que también son altamente adictivas, desde el primer momento en que se comienzan a consumir daña a los neurotransmisores. Tienen un gran poder en hacer que los mensajes del SNC no sean enviados de manera correcta.

Son altamente nocivas y van dañando de manera progresiva cada una de las neuronas sin permitirles recuperarse del daño. Se trata de daños irreversibles y además no permite que las neuronas dañadas sean suplantadas por las nuevas.

Muchas veces, la salud y estabilidad del SNC depende directamente de la persona y de la conciencia que tenga a la hora de consumir algunas sustancias.

Partes del sistema nervioso central

El sistema nervioso central está formado por el encéfalo que encierra al cerebro y al bulbo raquídeo. El primero, es un órgano vital que se encarga de procesar toda la información que se relaciona con el aprendizaje.

Es allí el lugar en el que se guardan las emociones y trabaja con la concentración. Recibe estímulos desde el exterior, la procesa y la envía a todo el organismo.

Una parte del cerebro procesa información que tiene que ver con el razonamiento y la otra transmite información a todo el cuerpo.

Luego está el cerebelo que es una especie de cerebro pequeño, es el que se encarga de regular la presión sanguínea, los latidos del corazón. Permite la realización de movimientos como saltar o correr.

Por otro lado está el tallo cerebral, que une al cerebelo con la médula espinal, interviene en el proceso de respiración. También interviene en el proceso de estornudos y vómitos.

En esta parte del SNC recibe información del cuello y de la cara. Otras funciones del tallo cerebral es estimular los movimientos musculares y oculares.

La última parte del sistema nervioso central es la médula espinal, se trata de una gran fuente de información. Por esta zona debe pasar cada uno de los neurotransmisores con información.

Es decir, que ninguna información va al resto del organismo sin pasar por la médula espinal. Tampoco, ninguna información pasará al cerebro sin antes haber pasado por esta zona.

Tiene una parte en la que se desarrollan las neuronas, también, una parte que recibe información y una parte que envía información. Recibe y transmite información motora y sensorial.

Cada vez que el cerebro manda una orden al organismo, primero pasa por la médula espinal para luego llegar al lugar correcto. Si no sucede así, la orden no se llevará a cabo.

Ingredientes orgánicos para el SNC

Las funciones del SNC pueden ser fortalecidas con el consumo de algunos micronutrientes provenientes de producto orgánicos. Verde Salud es un producto que está compuesto sólo por ingredientes orgánicos que estimulan la salud.

Uno de los ingredientes de Verde Salud es el brócoli orgánico, rico en vitamina C, estimula la oxigenación de las neuronas y elimina toxinas de ellas.

De esta manera, las neuronas pueden ser recuperadas o sustituidas por otras sanas. Este ingrediente también es rico en Omega 3 que facilita la comunicación entre neurotransmisores.

Verde Salud también contiene alfalfa orgánica, que tiene vitaminas del complejo B, que mejora la comunicación entre neuronas. También es rica en vitamina C, convirtiéndose en un antioxidante neuronal.

Por otro lado, Verde Salud contiene hierba de cebada orgánica que es rica en vitaminas del complejo B.

Hay que tomar en cuenta que estas vitaminas son indispensables para el desarrollo del sistema nervioso central. Además, permite la formación y desarrollo de neuronas y estimula la comunicación entre ellas.

Contiene hierba de avena orgánica que trabaja directamente en facilitar la movilidad de cada uno de los neurotransmisores para que lleguen al lugar correcto.

La avena es rica en fósforo lo que significa que trabaja en mejorar las funciones cerebrales como aprendizaje, concentración y buena memoria.

Como se trata de un producto en el que abundan vitaminas antioxidantes, se trata de una alternativa que limpia profundamente las neuronas. Ayuda a prevenir enfermedades producidas por mal funcionamiento del SNC. Entre estas se destacan la demencia y el Alzheimer.

También trabaja en mejorar la comunicación neuronal y la movilidad de cada uno de los neurotransmisores para que los mensajes lleguen correctamente al lugar indicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *