Mujer mayor colocandose las manos en la cien visita al médico, el cual contiene una tabla de evaluacion

¿Existen medicamentos para la menopausia sin hormonas?

¿Existen medicamentos para la menopausia sin hormonas?

Última actualización: 26-01-2019 por Editor Walther.

La búsqueda de medicamentos para la menopausia, sin hormonas ni otros químicos, que se ha demostrado no son muy beneficiosos, es una de las razones por las que miles de estudios médicos se realizan cada año.

Y aunque la medicación con que la medicina tradicional cuenta, hasta los momentos, va dirigida a mejorar los síntomas que se presentan en esa etapa, existen corrientes científicas que se inclinan por devolver los niveles hormonales bajos.

Sin embargo, la terapia sustitutiva para elevar los niveles hormonales que ya no se producen, tiene muchos detractores.

La Clínica Mayo, por ejemplo, especifica, que no se debe dar ningún tipo de hormonas durante esta etapa si hay antecedentes de cáncer en la mujer.

Otros estudios indican, que independientemente de que existan antecedentes o no de algún tipo de cáncer; las hormonas que se prescriben para mitigar estos molestos síntomas, pueden ser causales de crecimientos tumorales en un gran porcentaje.

Somos de los que creemos que si ya se atraviesa por una etapa vital, en las que las funciones ováricas cesan y las hormonas no se producen, como una manera natural de funcionar el cuerpo femenino; entonces debemos respetar lo más posible ese proceso.

Entendemos que menopausias precoces o inducidas por cirugías debido a que hubo necesidad de extirpar los órganos aún funcionantes; sí, deben ser tratadas con sustitución hormonal para evitar el deterioro de los tejidos, antes de tiempo.

Mujer mayor colocandose las manos en la cien visita al médico, el cual contiene una tabla de evaluacion

Igualmente sucede cuando los síntomas del climaterio o menopausia, terminan siendo incapacitantes de alguna manera para la que los sufre.

Lo cierto es que actualmente contamos con medicamentos libres de hormonas, de comprobada eficacia y los hay incluso, en etapa de investigación aún.

Ellos se estudian con la finalidad de ser dirigidos tanto a calmar los síntomas molestos, como a otorgar sustancias parecidas a las hormonas femeninas faltantes, pero sin los potenciales efectos negativos.

Una serie de síntomas muy molestos

Cuando una mujer pasa por la etapa del climaterio, entre los 45 y los 55 años de edad, aproximadamente; la secreción de hormonas femeninas como el estrógeno y la progesterona disminuyen notablemente.

Conjuntamente, la mujer comienza a sentir una serie de síntomas físicos y psicológicos, bastantes molestos que le impiden hacer una vida normal.

En un 45% más o menos, es el porcentaje de las mujeres que durante esta etapa sufren estos trastornos.

Y aún tenemos que, la Universidad de Stanford, en California, Estados Unidos; de un estudio con casi 800 mujeres en ese rango de edad; demostró que 9 de cada 10 mujeres sufren estas manifestaciones durante el climaterio.

Por lo que se ve, es mayor el número de mujeres que sienten una serie de cambios en su cuerpo, que la obligan a buscar ayuda médica para poder sobrellevar sus labores diarias.

Una vez que comienzan a darse problemas con el sangrado menstrual, como ausencias o repeticiones de la menstruación; sangrados mínimos o copiosos; se está entrando a esta etapa.

La mujer puede sentir una serie de síntomas como calores intensos en zona del cuello, pecho y nuca; a cualquier hora del día e independientemente de la temperatura ambiental.

Durante la noche pueden presentarse sudoraciones intensas y profusas, que llegan a mojar notablemente las sábanas, aún cuando la temperatura del cuarto esté fresca.

También a nivel del aparato genital se comienzan a dar síntomas como resequedad vaginal con picazón y tendencia a las infecciones micóticas y bacterianas.

Las infecciones urinarias también son bastantes frecuentes en esta etapa.

A nivel emocional, existen síntomas como la labilidad afectiva, que es una fragilidad emocional, la cual hace que de pronto sienta emociones diferentes como la tristeza, la rabia y la alegría, en forma brusca y sin causas aparentes.

La líbido disminuye, tal vez debido a las molestias que se sufren durante el coito por la resequedad.

Igualmente se pueden dar síntomas óseos, por la mala absorción de calcio debido a la falta de hormonas. La  osteoporosis puede presentarse frecuentemente en esta etapa.

Desventajas de una terapia hormonal sustitutiva

Cómo vemos que todos estos síntomas son de cuidado, se impone la necesidad de plantearse las  soluciones médicas ante ellos.

La mujer busca ayuda y a nivel de la medicina tradicional, el paso lógico sería la restitución de hormonas, que son la causa que desencadena estos procesos.

De allí que la llamada terapia hormonal sustitutiva, se indique cuando estos síntomas son muy molestos y hasta incapacitantes para la vida normal de la persona.

Se utilizan entonces, de manera lógica, las hormonas sintéticas preparadas en laboratorios que actúan como estrógenos o progesterona.

Igual que los anticonceptivos, estos preparados al estar en el organismo, producen las mismas reacciones de las hormonas naturales creadas por el cuerpo humano.

Para tratar estas dolencias se pueden utilizar las mismas pastillas anticonceptivas, o preparados de estrógenos solos e incluso, preparados de estrógenos con progestina, que es una sustancia similar a la progesterona, pero sintética.

El uso de estos fármacos puede mejorar notablemente los calores, los sofocos nocturnos, pero aún más, los problemas de resequedad vaginal.

Es innegable el efecto que ejercen sobre la densidad ósea y el mantenimiento de la reabsorción de calcio en los huesos.

Incluso se ha demostrado que mejoran notablemente las depresiones y los otros síntomas emocionales que se presentan aquí.

Los problemas radican en que esta comprobado que esta terapia hormonal, a esta edad, puede ocasionar trastornos de la memoria y que se ha señalado como posible desencadenante de demencias preseniles.

Lo grave es la relación que se ha visto con la aparición de cáncer de colon, de mama y de endometrio.

Esto es lo que ha hecho al área médica replantearse la posibilidad de usar otro tipo de terapia contra estos síntomas menopáusicos.

Otros trastornos como las várices y la posibilidad de crear coágulos o trombos a nivel venoso, se han descrito también.

Las enfermedades de la vesícula se han relacionado con la administración de esta terapia sustitutiva.

Alternativas no hormonales y naturales

Definitivamente la terapia hormonal sustitutiva ofrece beneficios inmediatos contra los síntomas de la menopausia; pero no puede ofrecerse durante mucho tiempo.

Los efectos posteriores hacen que tengamos que buscar alternativas menos dañinas y hasta naturales, para enfrentar estos problemas.

Pueden ser indicados para acentuar lo más posible la sintomatología, en momentos en que éstos son muy fuertes y duraderos, pero no para un tratamiento a largo plazo.

Pero la medicina actual está utilizando una serie de fármacos que ayudan a solapar estos síntomas, sin necesidad de dar una terapia hormonal.

Y está basándose en el hecho de que si es un ciclo natural, así como los ciclos de los virus; la terapia debe ser sintomatológica, no para atacar la causa directamente.

Mujer adulta acostada con cara de depresión

Es por eso que vemos que muchos casos hoy en día, son tratados con medicaciones neurológicas como la Gabapentina y antidepresivos de última generación, con resultados excelentes.

Tampoco es extraño observar en las consultas médicas, que se indiquen plantas como el Ñame Salvaje, el Trébol Rojo, el Dong Quai; así como sustancias que derivan de estas plantas como la hormona DHEA, que deriva del Ñame Salvaje.

Incluso, preparados en el mercado para el apoyo de la mujer menopáusica como el Apoyo de las Mujeres, contienen estas plantas combinadas, además de fuentes de vitaminas, como la Vitamina E, que ayuda notablemente con los síntomas.

Así que hay alternativas no hormonales, y a la pregunta de si hay tratamientos para la menopausia sin hormonas, la respuesta es sí.

Tomando en cuenta que esta es una etapa en la que la revisión médica debe ser de rutina, pues hay muchos frentes orgánicos que cuidar, es menester preguntar al facultativo las últimas opciones no hormonales para mitigar los síntomas.

Algunos medicamentos que veremos más adelante, aún están en etapa de investigación, pero los resultados de sus estudios ya han sido publicados, por lo que se espera cubran las expectativas científicas.

Recursos contra el malestar del climaterio

Cómo dijimos antes, no es raro ver una receta médica que indique plantas medicinales para hacer más llevaderos los síntomas como los calores, los sofocos nocturnos y la cefalea.

Un facultativo del área, estará en capacidad de ofrecer alternativas de salud que generen una reducción sintomatológica durante el climaterio con el uso de hábitos sanos, dieta y suplementos medicinales vegetales de comprobada eficacia.

Ya se sabe que un ritmo de vida con determinadas directrices como la tranquilidad, el ejercicio y la dieta rica en nutrientes vegetales, es capaz de evitar el uso de fármacos fuertes y de efectos inesperados.

Aqui si se quiere, tenemos cuatro formas de plantear estos recursos no hormonales de esta manera:

Los que van dirigidos a reajustar la dieta, para hacerla sana y rica en sustancias nutricionales necesarias para la producción hormonal y para evitar los mecanismos que producen los síntomas.

El ejercicio y los hábitos de descanso, como recursos para fortalecer el aparato cardiovascular y maximizar las funciones orgánicas que puedan deprimirse en esta época de la vida femenina.

La posibilidad de utilizar las plantas medicinales que actualmente se indican o sugieren, y que tienen un bagaje de estudios que las certifican como efectivas para colaborar en esta situación.

Estas diferentes plantas tienen años de uso con el soporte de culturas milenarias, y han sido estudiadas en sus fitoquímicos para entender el porqué son tan beneficiosas en esta etapa.

Muchas de ellas se han convertido en la materia prima para la elaboración de moléculas farmacológicas que se venden en el mercado con récipes o indicaciones médicas.

Por último, el control del estrés y las emociones, sin el uso de químicos contra la ansiedad, durante esta etapa es vital para que estos trastornos emocionales que se presenten sean enfrentados y se vayan dando en menor intensidad.

Existen muchas técnicas y corrientes que desarrollan el autoconocimiento y el autocontrol, que favorecen notablemente el cambio de una etapa de fertilidad a una etapa de descanso y libertad.

Plantas que indudablemente son de gran ayuda

Al hablar de ayuda no hormonal para los síntomas del climaterio inmediatamente pensamos en las plantas medicinales que a diario leemos en miles de publicaciones.

Entre ellas destacan, las que por sus propiedades, nos permiten aportar fitoquímicos parecidos a los estrógenos o progestágenos que se encuentran bajos de producción.

Otras, ayudan solapando síntomas como los trastornos del sueño, los circulatorios, la ansiedad y hasta en la recaptación del calcio por los huesos.

Estas plantas están en el mercado de cualquier país y se consiguen separadas o en combinaciones con otras plantas que tienen o completan su eficacia.

Tal es el caso del Apoyo de las Mujeres, que contiene varias plantas con el fin de realizar un soporte nutricional y medicinal que ayuda a sobrellevar y eliminar estos síntomas del climaterio.

De las plantas que más se ha hablado tenemos el Ñame Salvaje; y ella es un ejemplo de las plantas que conseguimos en la composición del Apoyo de las Mujeres, del que hablamos.

Esta planta rica en fitoquímicos que son unos antioxidantes excelentes, le aportan a la mujer, elementos regeneradores celulares que le ayudan en diversas áreas durante la menopausia.

Contiene fitoestrógenos que son precursores de hormonas como el estrógeno y la progesterona.

Se ha utilizado de materia prima para la elaboración de la DHEA, la Dehidroepiandrosterona, que promueve directamente la producción hormonal femenina.

Solo por esta razón se entiende que su consumo baja notablemente la aparición de calores, sofocos y cualquier síntoma relacionado a la baja de estas hormonas.

Se utiliza como antiinflamatorio, antiespasmódico y para equilibrar los niveles de azúcar en la sangre.

No tiene contraindicaciones aparentes pero se sugiere indicarlo en mujeres sobre los 18 años de edad.

Más plantas medicinales para el climaterio

Proteinas en las que se puede convertir la soya después de cultivada

El  es una planta que tiene más estudios a nivel de Europa que en América. Rica en fitoestrógenos, es de primera elección para la sintomatología menopáusica.

Según muchos estudios, es responsable de suprimir la hormona que ocasiona los sofocos, la luteinizante.

Mejora el crecimiento del epitelio vaginal y combate así la atrofia de sus tejidos y por supuesto, la resequedad.

Actualmente usado durante los períodos de crisis depresivas y de ansiedad que pudieran estar relacionados con el climaterio.

Dong Quai: Una planta asiática de años de uso, que contiene gran cantidad de fitoestrógenos.

Esta planta medicinal se emplea en los trastornos menstruales tales como las faltas de menstruación y las menstruaciones dolorosas.

Durante la época de la menopausia ayuda a mitigar los síntomas y mantiene la salud de la piel y la humedad vaginal.

Se indica con la Hierba de San Juan, cuando hay depresiones asociadas a este proceso.

Soya. De extendido uso asiático en la alimentación, sus propiedades nutritivas les confieren el llamarla un superalimento.

Se ha utilizado contra los calores y las sudoraciones nocturnas debido a su gran contenido de Vitamina E.

Hoy se sabe que contiene fitoestrógenos y es una planta que forma parte de muchas de las composiciones de diversos medicamentos o preparados farmacéuticos para la menopausia.

Por sus efectos antiinflamatorios reduce los síntomas de la endometriosis y previene los dolores articulares y musculares.

Trébol Rojo: Rico en oligoelementos como el magnesio, el zinc, el calcio; esta planta está siendo utilizada por su contenido en fitoestrógenos para combatir los síntomas del climaterio.

En estudios con más de mil mujeres se demostró una notable disminución en el crecimiento anormal del endometrio y de la próstata.

Esto es debido a que sus isoflavonas actúan supliendo las necesidades de estrógeno en los receptores de la hormona, mitigando así los síntomas menopáusicos.

La dieta como medicación no hormonal

Es recomendable que el cambio dietético en esta etapa femenina sea importante en lo relativo a los aportes de nutrientes diarios.

Queremos decir que cuando se inicia el climaterio, los déficits hormonales hacen que el metabolismo disminuya y sea necesaria una ingesta menor de calorías.

Pero además, es necesario que se aumente el aporte de otros nutrientes como las proteínas y los minerales, ya que debido a los cambios hormonales, la masa muscular y la recaptación de elementos como el calcio se ven muy disminuidas.

Es entonces necesario replantearse el consumo de nutrientes diario para poder afrontar los cambios que ocurren.

Los fitoestrógenos están presentes en los vegetales, por lo que la alimentación de ahora en adelante debe ser de primera intención vegetal.

No solo en aportes de de fitoestrógenos, también en el de antioxidantes que ayudan a regenerar los tejidos que van perdiendo elasticidad y fuerza.

Así entonces, el consumo de soya, legumbres, avena y otros cereales; frutas como los arándanos y las frambuesas, contribuirán para inducir la producción hormonal y preservarán el deterioro de los tejidos.

A los vegetales se les une el grupo de lácteos y derivados, que van a contribuir en las necesidades de calcio, vitamina D y el magnesio, para combatir la osteoporosis y mantener la salud ósea.

La ingesta de proteínas debe ser magra y preferiblemente del pescado y carnes blancas. Las proteínas vegetales nos dan elementos para la creación de sangre y del tejido linfático de defensa.

Las vitaminas A, D, E y la K, las podemos ingerir de las nueces y los frutos secos; amén de las carnes magras.

Como dijimos que se produce una disminución en el metabolismo, la ingestión de grasas sobre todo las saturadas y las trans, deben restringirse a su mínima expresión; de por sí, ellas están contraindicadas en las dietas saludables o balanceadas.

Un medicamento nuevo no hormonal

En estos momentos del año 2018, en Europa, específicamente en el Imperial College de Londres; se está experimentando un nuevo fármaco que promete en tres días, disminuir los calores y los sofocos nocturnos.

Esta nueva droga llamada MLE4901 actúa inhibiendo la sustancia cerebral llamada neurokinin B, que se relaciona con el control de la temperatura y aumenta notablemente durante la menopausia.

Estudios que se realizan actualmente en mujeres en etapa menopáusica, revelan una mejoría sustancial en el descanso, el sueño y en actividades cognitivas como la atención, la concentración y la memoria.

Al ser probada en mujeres entre los 40 y 62 años, durante un mes, se vio mejoría inmediata en los calores a los 3 días de administración.

Claro que, aún no ha salido y ya tiene detractores. Se le imputa el hecho de que solo es efectiva para calmar los calores y sofocos nocturnos, pero que no interviene en la recaptación del calcio por los huesos.

Es necesario esperar y ver los resultados posteriores durante este año, para saber a qué atenernos en cuanto a sus beneficios.

Por ahora, la terapia química no hormonal dirigida a calmar esos calores y sofocos, está basada en la administración de la Gabapentina.

Esta droga se usa para el tratamiento de la epilepsia y los dolores neurógenos, pero ha mostrado una utilidad importante contra esta sintomatología menopáusica.

Los facultativos indican que el esquema de tratamiento debería incorporar la Gabapentina junto a la vitamina E y a antidepresivos como la Venlafaxina para hacerle frente a los calores y a los estados de ánimo anormales.

Sí existen tratamientos no hormonales para ayudar a que la mujer en etapa del climaterio  tenga una mejor calidad de vida.

La regla, gracias a las investigaciones, sugiere que una dieta como la descrita, el uso de suplementos como el Apoyo de las Mujeres, que hemos explicado; y una vida activa y libre  de estrés; evitará el uso permanente de hormonas químicas.

La menopausia indica el final de un ciclo y el comienzo de otro; es de aprovechar este nuevo inicio para hacer cambios que nos permitan estar en equilibrio y saludables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *