Estrés Oxidante

Estrategias para el manejo del estrés laboral ¡Conócelas!

Estrategias para el manejo del estrés laboral ¡Conócelas!

Última actualización: 14-03-2019. Equipo Nutricioni

Para muchos empleados la oficina suele ser su segundo hogar, y eso tiene mucho sentido, pues en el trabajo suelen pasar la mayor parte del día.

Algunos pasan más tiempo en su oficina que en su propia casa. De allí la importancia de propiciar un ambiente laboral tranquilo y libre de hostilidad.

La hostilidad, la inarmonía, son agentes causales del estrés en el trabajo, trayendo como consecuencia el ausentismo laboral. 

No es recomendable para una empresa tener empleados estresados o frustrados, pues el estrés y la frustración suelen ser contagiosas. Su influencia afecta negativamente en el rendimiento del empleado.

estres laboral, empleado administrativo esta cargado de muchas tareas y no puede con todas

Existen diversas causas por las cuales un empleado se puede sentir estresado, a continuación, mencionaremos algunas de ellas:

  • Una gestión de cambios ineficiente
  • Falta de cultura laboral
  • Trauma emocional
  • Mala gestión empresarial
  • Un ambiente de trabajo hostil
  • Relaciones conflictivas entre los empleados
  • Carencias de recursos para trabajar
  • Carencia de habilidad de por parte de los empleados
  • Conflicto de roles

En algún momento de la trayectoria laboral, una empresa podría presentar esta serie de problemas, eso es perfectamente normal. 

La diferencia será marcada por la manera como se resuelven las situaciones conflictivas. Las siguientes estrategias te puede ayudar a manejar de manera eficaz el estrés laboral:

  • Promover la comunicación acerca de la salud mental, esto con la finalidad de que los empleados manifiesten abiertamente cuando se sienten estresados.
  • Permitir el establecimiento de horarios flexibles, trabajo compartido y teletrabajo, con la finalidad de equilibrar las arduas jornadas, reducir el estrés laboral, logrando así resultados más eficaces.
  • Ser claro con los horarios de comunicación que se tendrá con los empleados, evita enviar correos electrónicos o llamar a los empleados, fuera del horario de trabajo establecido.
  • Si eres gerente, elabora una evaluación de tu gestión a través de las siguientes interrogantes: ¿Estableces plazos justos para la entrega de informes o ejecución de tareas? ¿Estás asignado tareas a las personas de acuerdo a sus capacidades?

Toma en cuenta las respuestas, ya que tú puedes ser el principal agente de estrés en tu trabajo.

Conoce un poco más al enemigo de la quietud, llamado estrés

Se dice que el estrés es un proceso natural del cuerpo humano, que genera una respuesta emergente en situaciones que representan un peligro o desafío, requiriendo del uso de los recursos físicos y mentales para hacerle frente.

Cuando una persona se encuentra estresada emite una respuesta fisiológica y psicológica, con la finalidad de adaptarse a la presión a la que se encuentra expuesta.

En una respuesta al estrés se ven involucradas las funciones de órganos como el cerebro, el corazón, los músculos, la circulación y la digestión. 

El estrés se desarrolla mediante tres fases fundamentales, la fase de alarma o huida, la fase de adaptación y la fase de agotamiento.

Durante la fase de alarma o huida, el cuerpo se prepara para que se produzcan los cambios químicos siguientes.

El cerebro envía señales para que se secreten las hormonas necesarias para lograr el equilibrio, los músculos se tensan, los sentidos trabajan en modo emergente.

También la frecuencia cardiaca y respiratoria aumentan, se eleva el flujo sanguíneo, y por último el cuerpo secreta más insulina para que se produzca más energía, cuando el individuo está expuesto al estrés.

Estrés Oxidante

Posteriormente está la fase de adaptación, donde el individuo permanece un estado de alerta constante.

En esta fase el organismo intenta regresar la normalidad, sin embargo, se vuelve a presentar otra situación de alerta y las hormonas permanecen en estado de emergencia permanente.

Por último, encontramos la fase de agotamiento, la cual se caracteriza por la deficiencia del patrón de sueño, la ansiedad y el agotamiento que genera.

Es importante mencionar, que en cualquier momento de la vida experimentamos estrés, sin embargo, lo que marcará la diferencia es cómo lo manejamos.

El estrés como cualquier otra enfermedad, tiene signos síntomas que hacen más fácil su diagnóstico, a continuación, los mencionaremos:

  • Emocionales: Cuando una persona se encuentra estresada por lo general experimenta depresión, ansiedad, miedo, irritabilidad, frustración, etc.
  • Pensamientos: temor al fracaso, autocrítica excesiva, falta de concentración, desenfoque.
  • Conductas: trato hostil hacia otros, risa nerviosa, exceso de consumo de tabaco, alcohol, llanto fácil, apretar las mandíbulas, etc.
  • Cambios físicos: Tensión muscular, aumento de la frecuencia cardiaca, respiratoria, aumento del flujo sanguíneo, disfunción sexual, dolores estomacales, estreñimiento, dolor de cabeza, etc.

Alimentos que contribuyen a disminuir el estrés

El estrés excesivo puede ocasionar problemas tanto en tu vida social como en la salud de tu cuerpo.

No solo te aislará de las personas con las que sueles relacionarte, sino que puede producir problemas como, dificultad para concentrarte, dificulta de aprendizaje, enfermedad coronaria, por mencionar algunas.

Llevar una dieta rica en alimentos antioxidantes, puede contribuir a reducir el estrés. A continuación, haremos mención de un grupo de nutrientes efectivos preliminar el estrés.

Té verde: contiene un alto grado de antioxidantes, polifenoles, flavonoides y catequinas. Sustancias que favorecen la regulación de los estados de ánimo y relajan el cuerpo. Esta receta favorece más a quienes no suele beber alcohol con frecuencia, o fumar.

Leche: contiene vitaminas A, D, calcio y proteínas, que combaten los radicales libres que produce el estrés. La manera ideal de comenzar el día para evitar el estrés es consumir un plato de cereal con leche descremada.

Espinacas. Las espinacas contienen vitaminas C, A y B, los cuales ayudan a reducir las hormonas que se produce cuando hay estrés. Una taza de espinacas diaria ayuda a  reducir el estrés.

Chocolate oscuro. Una onza de chocolates negro diario reduce el nivel de hormonas de estrés en el cuerpo. Gracias a su alto contenido de magnesio, produce relajación de los tejidos, reduce la fatiga y elimina la depresión.

Arándanos. Contiene vitamina C, E, minerales como magnesio y manganeso, los cuales son efectivos para reducir los niveles de estrés.

También contiene otros antioxidantes que funcionan de manera excelente como tratamientos anti envejecimiento.

Salmón. Posee omega3, aumenta la producción de serotonina, regula las hormonas del estrés como son el cortisol y la adrenalina. Es recomendable consumir de dos a tres porciones de salmón semanal

Como puedes ver, los alimentos a través de sus nutrientes pueden contribuir a disminuir el estrés. La medicina natural ofrece alternativas orgánicas que también ayudan a reducir de manera notoria el estrés.

BioCestrés reúne lo mejor de la naturaleza para ofrecernos esta maravillosa fórmula, la cual permite una relajación y disminución del estrés, que te hará sentir formidable.

Usa BioCestrés y notaras la diferencia desde el primer día.

La adicción al trabajo como agente causal del estrés

La adicción al trabajo es una razón por la cual se afecta el rendimiento personal, y como consecuencia el de la empresa en la que se labora. Las personas que reflejan síntomas de adicción al trabajo, tienden a ser más propensos al estrés.

En la actualidad, existen empresas y empleados que suelen trabajar más allá de los horarios establecidos o convencionales, para ellos el éxito de una jornada laboral debe conseguirse, aunque se tenga que poner en riesgo el horario de descanso y en ocasiones las vacaciones.

Las empresas están en una lucha constante por ser las mejores en su ramo, y para ello necesitan trabajadores que den el mayor esfuerzo posible, esto hace que la tendencia a la adicción al trabajo se acrecentó.

Una persona adicta al trabajo, es aquella que trabaja más de lo que habitualmente se encuentra establecido en su jornada laboral, esforzándose más de lo que se le exige para intentar agradar a sus superiores.

Esto trae como consecuencia el descuido de su vida personal, su salud mental y física. Esto se debe  al estrés psicológico de sus propias demandas.

Existe una relación estrecha entre el estrés y la adicción al trabajo. Esto se debe a la presión laboral a la cual se encuentra sometido el individuo constantemente, que por lo general es autoimpuesta.

Esta presión socava poco a poco la quietud del individuo, generando una carga de estrés que puede llegar a ser letal.

Las personas que sufren de estrés por causa de la adicción al trabajo, suelen padecer de muchas enfermedades, esto se debe a un mecanismo de somatización del cuerpo que avisa que el mismo está siendo sometido a un agente que sobrecarga al organismo.

Existen maneras de manejar la tendencia a la adicción al trabajo, así como también existen alternativas naturales, como suplementos nutricionales que contribuyen a disminuir la tensión generada por el estrés del trabajo.

BioCestrés es una herramienta fundamental cuando se trata de lidiar con los síntomas del estrés, producto de la adicción al trabajo, ya que contribuye a la relajación del cuerpo y la mente.

IncluyeBioCestrés a tu rutina diaria, y dale un golpe bajo al estrés.

¿Quieres saber si eres adicto al trabajo? ¡Continúa leyendo y lo descubrirás!

Existen una serie de características presentes en los individuos que desarrollan este tipo de comportamiento, entre ellas tenemos:

Desarrollan una alta importancia por su trabajo. Para las personas que son adictas al trabajo, esto es lo más importante en su vida, mucho más que su vida personal, salud, familia, amigos y tiempo de esparcimiento. Todo en sus vidas está determinado por su trabajo.

Se muestran enérgicos y competitivos. Se nota como personas llenas de energía, y competitividad, en ocasiones su nivel de competencia suele ser agresivo e intimidante, esto producto de la comparación social que ellos mismo ejercen sobre sí.

Exceden sus hábitos laborales con frecuencia. Estos individuos trabajan más tiempo del que se le exige, por lo general presentan un excelente rendimiento a corto plazo, esto los lleva a exigirse más y establecer metas más ambiciosas a largo plazo, que en ocasiones no logran alcanzar.

Esto genera un decrecimiento en el rendimiento del individuo, que en casos muy graves suele originar crisis de salud mental y física.

Son controladores. Por lo general el individuo adicto al trabajo es controlador, el hecho de no tenerlo le genera mucha frustración.

Precisamente por querer tener el control, es que este tipo de individuos no suele delegar ningún tipo de actividad en otras personas, por temor a que las cosas no salgan como lo tiene preconcebido.

Comunicación deficiente con su entorno social. Al adicto al trabajo solo le importa lo que él hace y lo que él necesita, por lo tanto, las relaciones laborales que implican comunicación son ineficaces en su caso.

Es por esta razón que se le dificulta delegar trabajo a otros. Esta característica hace que trabajar en un equipo donde haya un adicto al trabajo resulte sumamente difícil.

Autovaloración ineficaz. El individuo afectado por este tipo de comportamientos tiene una autoestima muy débil, debido a que la será influenciada por el resultado de la tarea que ejecuten.

Es decir, si la tarea que realizaron resultó excelente y se lograron los objetivos planteados, el individuo se sentirá con su autoestima elevada.

Por el contrario, si los objetivos no se lograron o algo salió mal, la autoestima de la persona se vendrá en picada, generando un estado de frustración grave.

El estrés es el matapasiones por excelencia

Cuando el cuerpo humano se somete constantemente a un tipo de estrés, se origina una serie de respuesta nivel corporal. Producto de la defensa natural que el mismo cuerpo emplea ante la situación.

Estas respuestas involucran e influyen a distintos sistemas del organismo, de esta manera podemos ver que el sistema endocrino, inmunológico, cardiovascular, respiratorio, gastrointestinal, responden de distintas maneras ante la presión del estrés.

Así como nuestro cuerpo responde, el deseo sexual también se ve alterado producto del estrés. En el caso de los hombres, el estrés puede ocasionar la aparición de distintas disfunciones sexuales.

Una situación estresante puede influir negativamente sobre las hormonas masculinas, que se encuentran vinculadas a los procesos de erección y eyaculación. Esto dificulta tener una relación sexual placentera, donde el cuerpo responda con normalidad.

Cuando un hombre se encuentra en un estado de alerta constante, se le dificulta tener una erección y eyacular en un momento adecuado.  

Para  que este tipo de respuestas se produzcan, el cuerpo debe estar en un estado de relajación.

Con respecto a la mujer, podemos decir que el estrés también influye de manera negativa sobre la respuesta fisiológicas y psicológica que se deriva de la relación sexual.

Cuando la mujer atraviesa por una situación de estrés, el apetito sexual suele disminuir, se pueden presentar cambios hormonales que le dificultan la fertilidad y menstruación.

Otra alteración fisiológica que se produce en la mujer producto del estrés, es la ausencia de lubricación vaginal durante el acto sexual, ocasionando mucho dolor al momento del coito y haciendo que el encuentro sexual no sea placentero.

En función a lo anteriormente dicho, se puede catalogar al estrés como la matapasiones por excelencia, ya que sus efectos sobre la vida sexual del individuo que lo padece son mortales.

Las situaciones de estrés siempre estarán presentes a la orden del   día en nuestras vidas, eso es inevitable. Lo que sí se puede evitar son sus consecuencias, teniendo un manejo adecuado del mismo.

Comunicarse es fundamental cuando tenemos estrés, ya que ello contribuye a disminuir la carga psicológica que eso implica, y nos permite conocer diferentes maneras para solventar el conflicto que estamos atravesando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *