tumor maligno, ilustración de los riñones masculinos - cáncer

Estos son los tipos más comunes de cáncer

Estos son los tipos más comunes de cáncer

Última actualización: 07-03-2019. Equipo Nutricioni

El cáncer se refiere a un grupo de enfermedades que se relacionan y en las cuales se puede observar un proceso sin control en la división de células de nuestro organismo.

Esta afección puede iniciar de forma localizada y tener proliferación hacia otros tejidos cercanos. Esta enfermedad conlleva a  la muerte.

Los tipos de cáncer más comunes son el de mama, de colon o rectal, de pulmón, de pancreas y de próstata.

tumor maligno, ilustración de los riñones masculinos - cáncer

¿Qué es el cáncer?

Cáncer es la denominación que se le da a un grupo de enfermedades relacionadas. En todas las clases de cáncer existen unas células de nuestro cuerpo las cuales se comienzan a dividir sin detenimiento y luego se propagan a los tejidos cercanos.

Cabe señalar que el cáncer puede ocurrir en cualquier sitio del cuerpo humano, el cual, se conforma de múltiples de células.

Generalmente las células humanas se desarrollan y se dividen para generar nuevas a medida que el cuerpo las requiere. Cuando las células envejecen o se lesionan, mueren y las nuevas las suplantan.

Es importante para fortalecer el sistema inmune ingerir suplementos como CelProtek

Cáncer de seno o de mama

Este tipo de cáncer se forma cuando en el seno las células empiezan a incrementarse de manera descontrolada. Estas células por lo regular generan un tumor que, generalmente se pueden detectar mediante una radiografía  o puede palparse como una protuberancia (bulto o masa).        

El tumor tiende a ser maligno (cáncer) cuando la s células crecen invadiendo los tejidos de alrededor, haciendo metástasis  a áreas más apartados del cuerpo. El cáncer de seno sucede casi específicamente el las mujeres, pero los hombres también lo pueden padecer.

¿Dónde se gesta el cáncer de seno?

El cáncer de seno puede generarse en distintas partes del seno. La mayor parte de cáncer de seno se generan en los conductos que transportan la leche hacia el pezón.

Algunas clases de cáncer se producen en las glándulas que elaboran leche. También existen otras clases de cáncer de mamas las cuales son menos comunes.

Un menor número de cáncer se inicia en otros tejidos del seno. Estos tipos de cáncer se denominan linfomas y sarcomas y realmente, no son considerados cáncer de seno.

Muchas clases de cáncer pueden generar un bulto o protuberancia en el seno.

Sin embargo, no todos se manifiestan de esta forma.

Muchos tipos de cáncer son detectados en mamogramas y pueden ser detectados de esta manera, en etapa temprana, inclusive, antes de que se manifiesten síntomas y/o puedan ser palpados. Resulta importante estar  atento e informar al médico ante cualquier sintomatología.

Hay que destacar que en su gran mayoría las protuberancias que se palpan en las mamas son de tipo benigno y no cancerosas.

Tratamiento del cáncer de seno

Para la persona que haya sido diagnosticada con cáncer de seno, lo más seguro, es que su equipo de atención médica le informe acerca de sus opciones de tratamiento.

Resulta de interés  investigar exhaustivamente en relación a cada una de las opciones de tratamiento a seguir.

Una opción son los tratamientos locales.   Esto significa que el tumor es tratado sin que el resto del cuerpo sea afectado.

Por lo general la mayor parte de las mujeres que padecen cáncer de seno serán sometidas a una cirugía para que el tumor sea extraído

De acuerdo con el tipo de cáncer de seno el cual se padezca y lo avanzado que se encuentre, es posible que se requiera otro tipo de tratamiento, el cual, podrá ser antes de la cirugía o después de esta, algunas veces se necesita en ambos momentos.

Otra opción son los tratamientos sistémicos, que consisten en el uso de medicamentos para tratar el cáncer de seno. Estos  pueden llegar a alcanzar las células cancerosas en casi cualquier lugar del cuerpo.

Estos  medicamentos pueden administrarse por vía oral o directamente por vía intravenosa, todo dependerá del tipo de cáncer de seno.

Se pueden emplear distintos tratamientos usando medicamentos los cuales incluyen:

  • Quimioterapia.
  • Terapia hormonal.
  • Resulta importante considerar el uso de suplementos los cuales puedan contribuir en el fortalecimiento del sistema inmunológico, como es el caso de CelProtek.

¿Cuáles exámenes se emplean para detectar el cáncer de seno?

Hay pruebas que son empleadas para detectar tipos de cáncer de mamas aun cuando la persona no tiene sintomatología. La mamografía es un exámen muy común para detectar el cáncer de seno.

Otros exámenes pueden ser la termografía o muestreo de tejido. Existen exámenes de detección de cáncer de seno los cuales se encuentran aún en estudio.

¿De qué se trata el cáncer de colon y recto?

Este tipo de cáncer nace en el colon o el recto. La mayoría de estos cánceres se inician como un crecimiento en el revestimiento interno del recto o el colon Estos crecimientos reciben el nombre de pólipos.

Existen dos tipos principales de pólipos:

Pólipos adenomatosos: en algunas ocasiones este tipo de pólipos se transforman en cáncer, por este motivo los adenomas se denominan afecciones de tipo precancerosas.

Pólipos hiperplásicos e inflamatorios: Este tipo de pólipos por lo regular no son precancerosos.

¿Cuáles factores de riesgo existen para padecer cáncer colorrectal?

Entre estos factores de riesgo es importante considerar:

  • Si se detecta un pólipo con un tamaño mayor a un centímetro.
  • Si se descubre que existen más de dos pólipos.
  • Si luego de que se extirpe un pólipo se detecta la presencia de otra  afección precancerosa. Esto se refiere a la presencia de una área del pólipo o del revestimiento de colon o del recto, el cual, las células presentan un apariencia anormal, pero sin embargo, no llegan a tener la apariencia anormal de las células cancerosas reales.

pólipos de colon

¿Cuál puede ser el tratamiento del cáncer colorrectal?

    Una persona la cual ha sido diagnosticada con cáncer colorrectal será informada por su equipo médico tratante acerca de las opciones de tratamiento. Es importante tomar en cuenta las alternativas de tratamiento colocando en una balanza las ventajas y desventajas del mismo.

Tratamientos locales

Estos tipos de tratamiento tienen tendencia a ser más  efectivos para los cánceres en fases tempranas, sin embargo, pueden emplearse en otras circunstancias.

Los tipos de tratamiento  local empleados para el cáncer colorrectal son:

  • La cirugía para cáncer del recto.
  • La cirugía para el cáncer de colon.
  • Extirpación y embolización para el cáncer de colon y recto.
  • Radioterapia.

Tratamientos sistémicos

El cáncer colorrectal puede ser tratado de igual manera con medicamentos los cuales se pueden administrar mediante vía oral o vía intravenosa.

Estos tratamientos pueden ser: quimioterapia, medicamentos de terapia dirigida para el cáncer  e inmunoterapia.

Cabe señalar que es importante el uso de suplementos los cuales contribuyan al fortalecimiento del sistema inmune, tales como CelProtek

El cáncer de páncreas

Este tipo de cáncer se produce en dos clases de células del páncreas: células neuroendocrinas, como las células de los islotes y células exocrinas. Los tumores neuroendocrinos son menos comunes y tienen un pronóstico más favorable.

El tipo exocrino es más frecuente y suele diagnosticarse en fase avanzada.

¿Cómo puede diagnosticarse el cáncer de páncreas?

Diagnosticar el cáncer en etapas tempranas es algunas veces difícil. Cuando aparece ictericia (coloración amarillenta de la piel) aparte del análisis de sangre, la evaluación inicial más acorde para el diagnóstico deberá ser la ecografía.

La mayoría de las veces, es necesario efectuar una tomografía computarizada o TAC abdominal el cual facilitará diagnosticar en forma correcta y apreciar el grado de extensión de la enfermedad.

En el caso de que no se pueda operar, deberá realizarse la toma de una muestra para verificar el diagnóstico.

La biopsia podrá efectuarse por medio de una endoscopia digestiva o en sus efectos una ecoendoscopia o también a través de una punción - aspiración con una aguja fina (PAAF) la cual se encamina a la zona la cual se requiere con control radiológico.

Estos son los síntomas más comunes del cáncer de páncreas:

  • Ictericia
  • Pérdida de peso
  • Picor generalizado
  • Dolor de espalda.

Tratamientos empleados en el cáncer de páncreas

El tratamiento va  a depender del tipo de cáncer y la fase en la cual se encuentre. Las alternativas para personas que padecen cáncer de páncreas puede incluir: cirugía, tratamientos de extirpación y embolización, radioterapia, quimioterapia y otros medicamentos.

El tratamiento para control del dolor es un aspecto importante a llevar a cabo en los pacientes.

La leucemia

La leucemia es una clase de cáncer la cual, perjudica las células blancas de la sangre, también denominados leucocitos, las cuales son células que actúan como defensa del organismo.

Esta enfermedad inicia en la médula ósea, la cual es la parte más profundo de los huesos, conocida en forma común como tuétano del hueso.

Se disemina por el cuerpo por medio de la sangre, obstaculizando la elaboración de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Debido a esto se generan enfermedades y manifestaciones asociadas como infecciones, anemia y hemorragias.

Este tipo de cáncer es una enfermedad grave la cual requiere tratamiento y este puede variar de acuerdo con su gravedad.

Tipos de leucemia

  Existen dos tipos principales de leucemia: mieloide y linfoide, que pueden distinguirse como aguda o crónica.

De igual manera existen otros subtipos tales como:  leucemia mieloide crónica, leucemia linfoide aguda, leucemia linfoidecrónica, leucemia agresiva de células NK, leucemia linfoma de células T del adulto y leucemia de células pilosas.

La clase de leucemia que la persona padezca es detectada por medio de exámenes específicos, lo cual resulta de gran importancia dado que el tratamiento indicado dependerá de esta detección.

¿Cuáles son los síntomas de la leucemia?

Los principales síntomas son fiebre alta acompañada de escalofríos, y pérdida de peso sin motivo aparente.

Igualmente, pueden manifestarse otros síntomas como inflamación de ganglios, en las axilas y detrás del codo, incremento en el tamaño del bazo que genera dolor en la parte superior izquierda del abdomen.

Otros síntomas son anemia, infecciones como sapito, candidiasis oral o neumonía, sudor nocturno, manchas de coloración morada en la piel, y baja concentración de plaquetas en la sangre.

Asimismo, se registra sangrado de la nariz y encías, dolor de las articulaciones, dolor de cabeza, visión doble y náuseas.

Estos síntomas son más frecuentes en la leucemia aguda, dado que la leucemia crónica tiene una evolución paulatina y puede ser asintomática siendo detectada en un exámen de sangre.

Tratamiento de la leucemia

La quimioterapia es un tipo de tratamiento la cual consiste a la utilización de medicamentos determinados contra el cáncer. Estos fármacos pueden inyectarse en forma directa en la vena durante la hospitalización.

La inmunoterapia también es un tipo de tratamiento parecido a la quimioterapia, ya que implica el uso de medicamentos intravenosos que son anticuerpos que se unen a las células cancerígenas. Contribuyen para que el sistema inmune del cuerpo deseche las células tumorales, tanto en la médula ósea como en la sangre.

La radioterapia es otro tipo de tratamiento que se trata de la aplicación de radiación dirigida hacia el bazo, el cerebro y otros sitios del cuerpo. En algunas ocasiones puede estar orientada a todo el cuerpo, como por ejemplo, antes de un trasplante de médula ósea.

El trasplante de médula ósea también es otro tipo de tratamiento el cual consiste en quitar una parte de la médula de la cadera de una persona sana que sea compatible con el enfermo y se congela hasta el momento idóneo.

Este momento ideal será determinado por el médico tratante y puede darse luego de finalizar los tratamientos de quimioterapia y radioterapia.

Ingerir suplementos como CelProtek resulta importante para brindarle apoyo al sistema inmunitario.

El cáncer de pulmón

Este tipo de cáncer es uno de los más comunes mundialmente. Es la principal causa de muerte entre hombres y mujeres.

El fumar cigarrillos  origina el cáncer de pulmón.  Asimismo, estar expuesto a niveles altos de contaminación, radiación y asbesto, puede también aumentar el riesgo a padecer esta afección.

Los síntomas comunes del cáncer de pulmón son:

  • Tos persistente y que empeora en el tiempo.
  • Constante dolor en el pecho.
  • Tos con sangre al expectorar.
  • Carencia de aire, silbidos con la respiración.
  • Inflamación de la cara y el cuello.
  • Complicaciones reiteradas de neumonía o bronquitis.
  • Pérdida de peso por carencia de apetito.
  • Fatiga.

¿Cómo se diagnostica el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón es detectado por medio de pruebas como la radiología de tórax y la tomografía computarizada (TAC) para observar su localización exacta y su expansión.

De igual manera, resulta necesario efectuar una biopsia del tumor, a manera de conocer el tipo de cáncer y de esta manera indicar el tratamiento adecuado.

Conoce los tipos de cáncer de pulmón

Luego de efectuar la biopsia, la muestra que sea tomada ayudará a establecer el tipo de tumor el cual se ha desarrollado y de esta manera se determinará el tratamiento a seguir.

Dentro de los diferentes tipos de tumores se encuentran los que serán enunciados a continuación:

Carcinoma microcítico: este es el más agresivo de todos, se presenta como células pequeñas y su proceso de crecimiento es rápido y agresivo y tiene una alta tendencia a hacer metástasis.

Carcinoma escamoso: también denominado epidermoide, este se encuentra vinculado al tabaco y es más común en los hombres que fuman.

Adenocarcinoma de pulmón: es más común en las mujeres. No se encuentra tan relacionado con el tabaco, sin embargo también ocurre en personas fumadoras.

Tratamiento para el cáncer de pulmón

La cirugía es una manera de tratamiento, la cual consiste en la remoción del lóbulo en su totalidad donde se encuentra ubicado. Este es el tratamiento primario para personas que se encuentran en fase primaria, los cuales poseen un buen estado de salud.

El propósito de la cirugía es erradicar completamente las células cancerígenas y de esta manera curar la enfermedad.

Lamentablemente, este tipo de cáncer tiende a desarrollarse en fumadores mayores de 50 años de edad. Estas personas la mayoría de las veces padecen otras enfermedades pulmonares o presentan condiciones delicadas de salud y esto incrementa el peligro de la cirugía.

La lobectomía consiste en la extirpación total de un lóbulo pulmonar. Es una técnica aceptada para erradicar el cáncer cuando los pulmones se encuentran en buen estado.

La terapia por radiación o radioterapia consiste en administrar rayos x de alta energía lo cual puede eliminar las células cancerosas.

Este procedimiento tiene muchos provechos en el cáncer de pulmón,como tratamiento primario, para disminuir el tumor antes de efectuar la cirugía, luego de la cirugía para erradicar las células cancerígenas.

Aparte de arremeter contra el tumor, la radioterapia contribuye a disipar algunos síntomas que el tumor causa como la carencia de aire. Cuando este tratamiento se emplea en la fase inicial del cáncer, en vez de la cirugía, puede ser empleado en combinación con la quimioterapia.

Resulta relevante consumir suplementos como CelProtek los cuales promuevan el fortalecimiento del sistema inmune.

Cáncer de próstata

Este cáncer se produce en la próstata, la cual es una glándula pequeña en forma de nuez que produce el líquido seminal que alimenta y traslada el esperma.

Este es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en los hombres. Por lo regular, crece con lentitud y permanece, en principio, permanece definido a la glándula prostática, donde es probable que no origine un daño grave.

  Es cierto  que algunos tipos de cáncer de próstata aumentan con lentitud y pueden requerir mínimo tratamiento o no requerirlo. Otros, por el contrario, si resultan agresivos y se pueden esparcir rápidamente.

Síntomas del cáncer de próstata

Este tipo de cáncer puede no originar  sintomatología en sus primeras fases.

Sin embargo, cuando se encuentra más avanzado puede causar signos y síntomas tales como dificultad para orinar, apariencia de sangre en el semen.

Otros síntomas son disminución en la potencia del flujo de orina, dolor en los huesos, molestia en el área pélvica, y disfunción eréctil.

¿Cuándo es necesario consultar al médico?

Es de importancia solicitar una cita médica si se tiene algunos síntomas que puedan resultar preocupantes. El paciente deberá hablar con su médico en relación al análisis y diagnóstico del cáncer de próstata, juntos podrán establecer la decisión más acorde.

Tratamiento del cáncer de próstata

Cuando el cáncer de próstata es detectado y se ha determinado la etapa en la cual se encuentra, es importante que el paciente considere con detenimiento las opciones que tiene para tratarse.

Es importante establecer una comparación de los beneficios de cada opción de tratamiento con sus probables efectos secundarios y los riesgos del mismo.

De acuerdo con la situación del paciente las opciones de tratamiento pueden contemplar cirugía, crioterapia,radioterapia, terapia hormonal,  tratamiento dirigido a los huesos, tratamiento con vacunas.

Cabe incluir en la dieta diaria suplementos como CelProtek a manera de fortalecer el sistema inmune.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *