Estos son los parámetros normales de la glucosa

Estos son los parámetros normales de la glucosa

Última actualización: 07-01-2019. Equipo Nutricioni

glucosamina molecula, Molécula de glucosamina, es uno de los monosacáridos más abundantes, es suplemento dietético. Fórmula química estructural y modelo de molécula. Ilustración vectorial

Los parámetros normales de la glucosa varían según la combinación de los  alimentos. Para el ser humano la fuente de energía principal es la glucosa.

La   diabetes  es una enfermedad  provocada por el desequilibrio del  azúcar en la sangre. Para evitar esta afección, la actividad física acorde a la edad y según  la capacidad individual  es lo ideal.

Se  recomienda  realizar un  chequeo de los  niveles de azúcar cada tres meses. En el caso de personas  sanas con más de 45 años de edad los exámenes de sangre se deben efectuar cada trienio y si  hay antecedentes familiares, sería anual. La cuantificación de la glucosa permite controlar cualquier tipo de diabetes.

El índice glucémico es un indicador para medir la cantidad de carbohidratos de  los alimentos, y en consecuencia, mantener la glucosa normal.

A veces por lo acelerado de la rutina diaria, las personas descuidan  el consumo de nutrientes vitales para el cuerpo al tener diabetes, en Azúcar en la Sangre encontrarás plantas medicinales, minerales y vitaminas que favorecerá el mantenimiento de la glucosa.

¿Qué  es la  glucosa?

La glucosa es  la cantidad de azúcar que circula en el  flujo sanguíneo.

Los  alimentos  consumidos por  el organismo son  procesados por el metabolismo en  glucosa. Esta se forma y almacena, principalmente en el hígado en forma de  glucógeno y en el músculo, una porción se transforma en grasas, el restante  fluye hacia otros tejidos.

El nivel de glucosa  se mide en milimoles por  litro (mm/I) o en miligramos por decilitro (mg/dI). En la medicina se conoce como glucemia, la cual cambia a lo largo  del día.

En el  turno diurno, en ayunas suelen ser más  bajas. Después de cada comida aumentan y al  término de las siguientes dos horas vuelve a descender.

Se es diabético al presentar por encima de 126 mg/dl antes del  desayuno y de 200 mg/dl después de cada comida principal. Aquellos  parámetros superiores a los  descritos anteriormente, son señal de  un posible coma diabético.

Tres  vías de acceso  a la glucosa

Se presentan tres formas para que el azúcar llegue a la  sangre. La primera se basa en los alimentos que contienen carbohidratos, la cual   es transformada en glucosa, viajando por el flujo sanguíneo.

La segunda, porciones de los carbohidratos son modificadas por el organismo originando el glucógeno, al ser su  valor muy bajo, el hígado cambia esta sustancia en glucosa, ingresando a la sangre.

Y la tercera, al carecer la dieta de carbohidratos y las reservas de glucógeno culminan, provoca  que el nivel de azúcar disminuya.

El organismo como sabio que es, usa la acumulación de proteínas y  grasas, modificándose en glucosa, proceso llamado gluconeogénesis.

La  prueba  de sangre  para medir la  glucosa es más  efectiva que la de  orina.

Valores  normales de  la glucosa

De acuerdo a la Asociación Americana de la Diabetes, establece los  niveles en los adultos, antes de consumir y dos horas después de la  ingesta.

En las  personas  sin enfermedades diabéticas, los  valores antes de comer deben oscilar entre 70 y 110 mg/dl y al culminar las dos horas de haber  consumido alimentos su nivel es menor de 140 mg/dl.

La  población diabética antes del desayuno estará entre 80 y 130 mg/dl y al terminar las  dos primeras horas de cada comida el nivel de azúcar será menor a 180 mg/dl.

Las  embarazadas presentan otros niveles de glucosa.

Es  de resaltar que existen  otros factores importantes a  considerar a la hora de hablar  de nivel de glucosa. Ellos son la edad y la  expectativa de vida, tiempo con la diabetes,  otros padecimientos y las condiciones individuales de cada  persona.

Azúcar en la Sangre contribuye a  manejar y favorecer los niveles normales de azúcar por su composición de minerales como magnesio, cromo, zinc,  manganeso. También combina hierbas de guggul, melón amargo, raíz de regaliz, canela, pimiento de cayena, vanadio, hoja de  banaba, entre otras, y las vitaminas C y E.

Hipoglucemia

Es cuando los valores de la glucosa en la sangre se encuentran por debajo de los normales, a un  nivel de 70 miligramos por decilitro (mg/dL) o menos.

Surge  por consumir  alimentos con menos carbohidratos de lo  normal, o, la ausencia o retraso de un almuerzo  o cena; beber alcohol, en especial con el estómago  vacío.

También contribuye el uso de mucha insulina o medicinas, infecciones  oportunistas, efectos secundarios de fármacos y el exceso en la actividad  física.

Se clasifica en leve a moderada y severa, de acuerdo a los síntomas que  manifiesten.

De leve  a moderada se  caracteriza por  tener hambre, temblores,  dolor de cabeza, visión borrosa, mareo, palidez, y desorientación. Además de nerviosismo, dificultades para concentrarse, cambios de  personalidad, ritmo cardiaco irregular, entre otros.

Y la  severa,  es necesario la  presencia de una segunda  persona para auxiliar ante  la pérdida del conocimiento, convulsiones e incapacidad para  comer y beber.

Fíjese en el horario nocturno hay  otros aspectos: tener pesadillas o llorar, sudoración excesiva, y  sentirse cansado, confundido o irritable al despertarse.

Hiperglucemia       

Clínicamente, hiperglucemia es el nombre que recibe al presentar concentraciones altas de glucosa  en sangre

Ocurre  cuando el  organismo no  genera la insulina, naciendo la diabetes  tipo 1.

Si el cuerpo no reacciona correctamente a  este componente esencial, se habla de diabetes  tipo 2.

La función de la insulina consiste en permitir la entrada de la glucosa contenida en la sangre a todas las células humanas.

Al impedir esta función se incrementa enfermedades como las cardiovasculares, renales,  neurológicas y oftalmológicas.

Los factores que influyen son: al consumir más carbohidratos que lo normal,  no efectuar ejercicios físicos, estrés, menstruación.

También se manifiestan dolor por corto o largo tiempo, poca insulina o fármacos, secuelas  de otras medicinas, básicamente.

Los signos se basan en realizar micciones, por  medio de la orina expulsan el azúcar sobrante,  razón por la cual suelen tener mucha sed.

Aunque no deje de comer se está adelgazando, al tener insuficiente insulina  en el organismo usa la grasa acumulada. Y al carecer de energía, el individuo  siente el cuerpo cansado.

Es mejor combinar el consumo de alimentos, la toma adecuada de los medicamentos y ejercitarse según su capacidad.

Sin  embargo, al descuidar alguno de los aspectos indicados anteriormente, se recomienda Azúcar en la Sangre como complemento vitamínico, de minerales e hierbas  naturales que ayudan a equilibrar los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo.

¿Cómo medir el azúcar en la sangre?

Medico realiza examen para diagnosticar el nivel de glucosa en un paciente

Se  requieren  diariamente gotas de  sangre, las cuales indicarán el nivel de la  glucosa.

Se procede a limpiar las manos con  jabón y agua, se inserta la tira reactiva  en el medidor, se efectúa la punción en el  dedo, con una aguja (lanceta).

Se recomienda pinchar el área cercana a  la uña, con el objetivo de evitar irritación en la parte  interna de los dedos.

Al  sangrar se toca y sostiene la tira, a los segundos sale el resultado en la pantalla.

Se aplica en un aparato electrónico denominado glucómetro, pequeño  y fácil de trasladar a cualquier ambiente.

Es imprescindible hacerlo, dos veces al día, antes del desayuno y dos horas después de  ingerir los alimentos.

Hay glucómetros  para personas con  dificultades visuales.

Los problemas comunes con las tiras reactivas son dos, deben estar a temperatura  ambiente y no se pueden usar vencidas.

El medidor  tiene que estar programado según el tipo de tiras usadas, limpio y se   sugiere guardarlo en un lugar fresco.

Y la gota de sangre no puede ser muy pequeña, porque ofrecería resultados  falsos.

Índice  glucémico de  los alimentos

Existe el índice glucémico (GI) de los comidas, que evalúa cuales  carbohidratos aumentan la glucosa en el torrente sanguíneo.

Por  lo tanto los víveres con GI  alto, elevan el azúcar en la sangre, en contraste  con los de GI bajo o mediano.

Los  frijoles  rojos y lentejas, los  vegetales con almidón, otros  sin este componente, la mayoría de las  frutas, el pan de cebada y de trigo, tienen un GI  bajo.

Ni las  grasas ni las  carnes tienen GI,  pues no poseen carbohidratos.

Depende de la madurez y tiempo de almacenamiento, de su elaboración, método de preparación y la variedad.

Al  tener  un vegetal  o fruta bien  maduro mayor será  su GI. El zumo del jugo posee un GI más  elevado que la fruta. El puré de papas posee  un GI alto que una cocinada al horno.

Las pastas como los fideos cuando se preparan al dente su GI aumenta en  comparación a los que se pasan de cocción.

Lo mejor sería  combinar alimentos  con GI alto con mediano  o bajo, logrando una comida  balanceada.

Escasez de vitaminas en los diabéticos

En esta población se presentan una serie de  deficiencias en las vitaminas vitales para el  organismo.   

La  vitamina C se encuentra reducida en el organismo debido  a la pérdida de la misma a través de la orina.

La  ausencia de esta  vitamina hace que  descienda el sorbitol.

Un tipo de azúcar que al almacenarse en el organismo diabético acarrea daños en los  ojos, riñones y los nervios.

Al  tener  disminución en  vitamina D, genera  una acción negativa acerca  de la sensibilidad a la insulina, tolerancia  del azúcar en la sangre y afecta la función del  páncreas.

Las  vitaminas B, también son afectadas con la diabetes. Es  frecuente el bajo nivel de B1, B7 y B6.

En el caso de la vitamina E se encarga de prevenir las lesiones vasculares derivadas de la  diabetes.

Por lo que se sugiere agregar a su dieta Azúcar en la Sangre, que  incorpora dichas vitaminas, además, de tener magnesio, cromo, zinc,  manganeso. También incluye hierbas de guggul, melón amargo, raíz de regaliz, canela, pimiento de cayena, vanadio, y hoja de  banaba.

Nutrientes  vitamínicos presentes  en los alimentos

Todas las vitaminas y minerales para la salud humana. Micro y macro elementos y vitaminas en un esquema circular.

Las  vitaminas B  conforman un grupo  de ocho componentes esenciales  para el organismo. Son las encargadas de descomponer los carbohidratos en glucosa, y en menor medida,  las proteínas y las grasas. Y apoyan en el funcionamiento del sistema nervioso.

Por medio de la vitamina C desciende la pérdida  urinaria de las proteínas y contribuye a mejorar el nivel de tolerancia a la glucosa en personas con diabetes  tipo 2.

La vitamina E se localiza naturalmente en las semillas germinadas o  crudas, la leche, frutas, granos enteros, vegetales de hojas verdes, entre  otras.

Tiene la capacidad de proteger la degeneración de las arterias y reduce  la cantidad de insulina.

Estudios determinaron el uso de esta vitamina, para proteger los desniveles de azúcar en la población  diabética tipo 1 o 2.

Minerales

El consumo del magnesio disminuye la inflamación y ofrece menor  resistencia a la insulina, reduciendo las posibilidades de padecer  diabetes tipo 2.

Las fuentes con este mineral  son: las nueces, mariscos, granos  enteros, verduras, arroz integral, entre  otros.

Por su  parte el zinc  colabora en la liberación  adecuada de la insulina. Se ubica, básicamente, a través de las carnes, huevos, leche, cereales integrales y espinacas.

Este  elemento combinado con vitamina A, es eficiente en la diabetes tipo 1.

Otro  mineral, es el  manganeso, su función  radica en la reproducción y  el buen funcionamiento del sistema  nervioso. Se encarga de la digestión y respectiva asimilación de las comidas, entre  otros.

Está presente  en las nueces, los tés, cereales  y los vegetales (con hojas verdes).

Asimismo, el cromo se encarga de modular el azúcar en la sangre y favorece su absorción. Una  pequeña deficiencia provoca intolerancia o aumento de la glucosa, entre otros factores.

Según su  origen vegetal, el cromo se encuentra en el plátano, pimiento verde, germen de trigo y la espinaca. Por el  tipo de proteína se localiza en carnes rojas y el pollo.

Al  usar aceite se  omiten las propiedades  del cromo. Por eso se recomienda preparar  las carnes en guisos, en vez de freírlas.

Vanadio

Es el único elemento de la tabla periódica que debe su nombre a  una diosa nórdica, Vanadis.

Es necesario en  el organismo por  pequeñas cantidades. Se  localiza en las cebollas, zanahorias, avena, maíz,  ajo, tomates, aceite de oliva, semillas de girasol,  soja, entre otros.

Las   hierbas de perejil y eneldo contienen  cantidades de este mineral.

En la especia de la pimienta  negra también está presente esta  sustancia.

Los investigadores Murray y Pizzorno indican que 99  gramos de perejil lleva 80 de microgramos de este elemento.

La University of Maryland Medical Center, señala  a los mariscos como fuente de vanadio, en especial  el camarón, cangrejo o langosta.

El  vanadio busca normalizar los valores de la glucosa y ayuda a manejar  la hiperglucemia.

Investigaciones concluyeron durante la última década su eficacia como potenciador de la insulina en  los tres tejidos principales: hígado, zonas adiposas y músculo esquelético.

Especias

Pimienta  de cayena: Conocida  como chile  picante o ají picante, es un  tipo de pimiento largo y de color  rojo, oriundo de la América precolombina.

Se cultiva  en las regiones tropicales  y subtropicales de América central y del  Sur.

Debe su nombre a Cristóbal  Colón, quien lo confundió  con la pimienta negra, sin darse  cuenta que era un polvo obtenido al  moler el fruto de la cayena.

Solo su  fruto es  comestible y  se usa como complemento  medicinal. Lo demás (hojas, flores y tallos) hay  que descartarlos por ser tóxicos.

Tiene en su composición fibra, potasio, fósforo, magnesio, calcio, agua, proteína,  grasa, calorías, sodio, hierro, cobre, zinc, vitamina C, B1, B2, B3, A, D y E.

Posee  capsaicina en  su fruto, otorgándole  un sabor picante. Se encarga  de mantener caliente el cuerpo, en especial  las manos y pies.

Eleva el metabolismo, quema calorías, evita estreñimiento, controla los  niveles de colesterol y triglicéridos

Científicos de la Universidad de Mahidol en Tailandia, señalaron en una investigación que los sujetos que la consumieron presentaron bajos niveles de azúcar  en la sangre.

Se utiliza en forma  de polvo para condimentar  los platos, en infusiones y suplementos  nutricionales.

Hoja de  banaba    

Es una planta medicinal con propiedades terapéuticas, puede  llegar a medir 30 pies de altura, con flores  púrpuras, nace en la India, sureste de Asia y Las Filipinas.

Contiene   un agente llamado  ácido corosólico, se encarga de transportar la  glucosa que estimula las células en el organismo.

Posee  un efecto  reductor del  azúcar en la sangre,  siendo similar a la insulina.

Además,  se usa para la  inflamación de los riñones y  las dificultades digestivas.

Cumple funciones antibacterianas, antitumoral, lucha contra la obesidad, molestias  estomacales, colesterol alto, entre otros.

Una investigación realizada en el Southeastern Institute of Biomedical Research, señaló que al usar el 1% del extracto de esta hierba disminuyó la glucosa en la  población con diabetes tipo 2. El efecto fue nulo en las personas saludables.

Se  sugiere  su uso oral durante quince días. También se  emplea en productos naturales.

Cualquier duda consulte a su médico tratante, quien fijará la dosis adecuada de este  producto natural.

Tips vitales

Las  comidas  derivadas  de las plantas contienen fibras, diariamente deben  consumir entre 25 y 30 gramos.

El término no- calorías se refieren a que esos alimentos tienen 5 calorías  o menos, según una ración.

Es importante revisar la etiqueta en las envases, aunque indiquen cero  carbohidratos y calorías, siempre hay una pequeña cantidad por los demás   componentes agregados.

La U.S. Food and Drug Administration (FDA) evaluó y aprobó cinco edulcorantes artificiales: Acesulfame-K, Aspartamo, Sacarina, Sucralosa y Neotame.

Los cuales son usados por las empresas alimentarias para realizar  bebidas dietéticas, yogurt light, goma de mascar, comidas horneadas, y postres congelados.

En el caso de la Stevia, es  cien veces más dulce que el mismo azúcar.

Expertos de FDA han concluido que este  edulcorante es seguro para el consumo humano.

La  revisión de  los valores en la glucosa debe formar parte de la rutina  diaria de los diabéticos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *