mujer embarazada feliz, Mujer embarazada feliz joven que relaja y que disfruta de vida en naturaleza. Tiro al aire libre

¿Es normal retener líquidos durante el embarazo?

¿Es normal retener líquidos durante el embarazo?

Última actualización: 09-02-2019 por Editor Isabel.

El embarazo, además de ser una etapa que suele traer alegrías en la familia, también es un periodo en el que la futura madre debe adaptarse a ciertos cambios que irán presentándose en su cuerpo desde el momento de la concepción.

Durante alrededor de 40 semanas, la gestante puede tener síntomas como náuseas, mareos, estreñimiento, cambios en el estado de ánimo, aparición de manchas en la piel, y en algunos casos, retención de líquidos.

Aunque este padecimiento no es obligatoriamente del embarazo, en dicha etapa se vuelve común. Médicamente se le conoce como edema y es originada por la acumulación de líquidos en las zonas que no forman parte del sistema circulatorio.

Los tejidos más vulnerables a llenarse de agua son los que están situados en las extremidades inferiores, es decir tanto en los pies como en las piernas, sin embargo, también los edemas suelen aparecer en las manos y otras zonas del cuerpo.

Es común ver que las embarazadas que están sufriendo de retención de líquidos luzcan más agotadas de lo habitual y se les dificulte realizar actividades cotidianas como caminar e incluso, para dormir.

Igualmente,  es notable el aumento progresivo de peso, a pesar de que la madre cumpla con una dieta balanceada.

Ante dicha eventualidad, lo mejor es consultar al médico obstetra que esté tratando el embarazo quien sugerirá la ingesta de algún suplemento que ayude a la eliminación del exceso de líquidos en el organismo.

La mejor alternativa es Equilibrio Acai pues contiene ingredientes naturales como la fruta acaí y la cáscara sagrada, los cuales cumplen con una función depuradora. Adicionalmente, tiene cascos de nogal negro, hojas de senna y arcilla bentonita.

Viene en una presentación de cápsulas por lo que su administración es cómoda para el paciente. Es importante chequear con el médico tratante, con el fin de que este  verifique que usted no sea alérgica a algunos de sus componentes.

Identificando los agentes que causan edema

Como se ha mencionado con anterioridad, durante el embarazo ocurren muchos cambios. Además de los físicos que son los más notorios, aparecen las alteraciones hormonales las cuales traen consigo ciertas complicaciones, como por ejemplo, la retención de líquidos.

El edema, es un síntoma que suele aparecer al final de la gestación, específicamente, durante los últimos tres meses y si no se tienen las debidas atenciones, puede prolongarse una vez que nazca el bebé.

Esta afección se vuelve una molestia para las embarazadas pues aumenta la sensibilidad en la piel, especialmente en las regiones donde se acumula el líquido, además que hay un aumento considerable de volumen corporal por lo que se nota un mayor cansancio.

La principal causa de este síntoma, es el crecimiento del útero pues al aumentar de tamaño, presiona los vasos sanguíneos por lo que los líquidos van acumulándose en los tejidos que están en los alrededores del sistema circulatorio.

También pasa que las alteraciones hormonales, ya que  juegan un papel importante pues las embarazadas serán más sensibles ante los cambios de temperatura, para ser más específicos, el calor puede hacer que ciertas partes del cuerpo se vayan hinchando.

Por otro lado,  son más propensas a sufrir de edema las gestantes con problemas de circulación como las várices y las que tienen algún tipo de afección en sus riñones.

Por otro lado, para eliminar el exceso de líquido que se acumula en los tejidos, será importante la toma de opciones naturales como la cáscara sagrada y las hojas de acai, conocidas por su poder depurativo. Ambas forman parte de la composición de Equilibrio Acai ideal para combatir la retención de líquidos y sus molestias.

Dicha alternativa, acompañada de una alimentación balanceada y el debido control obstétrico, serán fundamentales para un correcto desarrollo del embarazo.

Para diagnosticar que realmente sufras de edema, tu médico tratante tendrá que hacerte una evaluación física que incluye, poner presión en la parte afectada y contar cuánto tiempo pasa hasta que la marca desaparece por completo.

Cuando hay un retraso considerable, entonces es un hecho que sufres de retención de líquidos.

Dieta balanceada = Menor riesgo de retención de líquidos

Somos el reflejo de lo que comemos, por eso es común ver que las personas que no siguen una alimentación balanceada, son más propensas a padecer enfermedades como obesidad, hipertensión arterial, diabetes, colesterol y triglicéridos altos, además de edema o retención de líquidos.

Más allá de un tema de estética, debemos habituarnos a comer bien para tener garantía de una mejor calidad de vida, es por esto que lo principal será acudir a consulta con un experto en nutrición, para que verifique tu peso actual y determine si estás en los valores adecuados, dependiendo de tu sexo, edad y estatura.

Adicionalmente, se hará una revisión de tu historial médico pues no todos tenemos los mismos requerimientos nutricionales.

En el caso de las embarazadas, será importante mantenerse alejadas de los alimentos procesados, esto incluye, los embutidos como el jamón, salchichas, carnes en conserva; las bebidas gaseosas como el refresco y energizantes; golosinas; harinas, azúcares y sales refinadas, además, de otros tipos de condimentos como el adobo, salsa de soya, entre otros.

Quizás surja la interrogante de por qué deben eliminarse dichos productos de la dieta diaria, sin embargo la respuesta es simple,  todos contienen alto contenido de sodio, y dicho mineral es uno de los principales causantes del edema.

Por otro lado, hay que eliminar por completo la ingesta de bebidas alcohólicas, no solo para evitar la retención de líquido, sino para garantizar el correcto desarrollo físico y mental del bebé que viene en camino.

Ya para olvidarnos un poco de las prohibiciones, podemos encontrar una lista de alimentos que sí se pueden consumir sin que representen un riesgo para la salud, al menos en materia de acumulación de líquido en los tejidos:

1- La piña: Es una de las frutas antiinflamatoria por excelencia.

2- Cebolla y puerros: Tienen propiedades que ayudan a la eliminación del exceso de líquidos a través de la orina.

3- Uva: Conocida por sus valor antioxidante, también es excelente para depurar al organismo del exceso de agua.

El mundo de las frutas y vegetales puede convertirse en tu mejor aliado contra la retención de líquidos.

Importancia del descanso y el ejercicio en el embarazo

La buena alimentación debe ir de la mano con otros hábitos saludables. No hay que hacer a un lado la práctica de algún deporte o ejercicios de bajo impacto.

Recordemos que durante el embarazo hay que tener cuidado con la duración de las rutinas, el peso que levantamos y otros factores, por lo que será importante conversar con un experto en rutinas físicas,, además de consultar con el obstetra, antes de iniciar dichas actividades.

Una de las disciplinas más recomendadas es la natación, pues ayuda al movimiento de todo el sistema músculo esquelético. Uno de los aportes que nos traerá dicho deporte es que mejorará la circulación, por ende, se reducen las posibilidades de sufrir de retención de líquidos.

El yoga para embarazadas también es sugerido, ya que trabaja con la flexibilidad del cuerpo, además que promueve la meditación y relajación. Recordemos que el estrés ,está vinculado con la falla en el funcionamiento normal de órganos vitales como los riñones, encargados de eliminar las toxinas a través de la orina.

Si no eres amante de los deportes o de disciplinas tan extremas, entonces prueba con una caminata diaria, de al menos 30 minutos, esto no solo te ayudará a trabajar la circulación, sino que te alejará del sedentarismo que tanto daño puede causarte en tu embarazo.

En cuanto al descanso, podemos decir que el sueño reparador e ininterrumpido durante las noches, nos ayudará a tener un mejor estado de salud y esto se debe a que básicamente durante el periodo de reposo, nuestro cuerpo se recupera del esfuerzo al que estuvimos expuestos durante todo el día.

Es frecuente que las embarazadas padezcan de insomnio debido a los cambios hormonales propios de la gestación. Para prevenir esta molestia, se puede tomar la opción de un baño de agua tibia antes de irse a la cama y además, acondicionar la habitación para que sea propicia para el descanso.

Desconéctate de aparatos electrónicos, apaga todas las luces y agentes que causen ruidos. En el caso de que esto no funcione, opta por infusiones como la hierbabuena y manzanilla, siempre consultando con tu obstetra para evitar posibles complicaciones.

¿Son recomendables los masajes?

Mujer joven recibe masajes relajante en la cabeza

Es muy frecuente ver que las personas que sufren de retención de líquidos busquen alternativas que no sean invasivas para aliviar su padecimiento.

Una de ellas, son los suplementos naturales a base de ingredientes como el fruto de cai, nuez negra y arcilla de bentonita. Equilibrio Acai en su presentación de tabletas posee dichos ingredientes, además de cáscara sagrada y hojas de senna que juntas, se convierten en un poderoso aliado para la eliminación de los líquidos que se acumulan en los tejidos.

Además de la mencionada opción, está la realización de masajes. Uno de los procedimientos más comunes es el drenaje linfático manual, ya que el mismo contribuye con la depuración de toxinas del organismo, a través de la eliminación de líquidos.

Este tipo de terapia es recomendada para que el sistema linfático funcione adecuadamente y así todo vaya drenando.

También existe una técnica conocida como presoterapia, que consiste en ejercer presión en puntos específicos pero para esto se requiere la utilización de un equipo específico como máquinas que emitan vibraciones. Se diferencia del mencionado anteriormente pues el primero es totalmente manual, sin la intervención de aparatos.

Generalmente los masajes se aplican en el rostro, manos, muñecas, piernas y pies, pues son las áreas más frecuentes en las que se produce el edema. Es importante que este tipo de tratamientos sean suministrados por un experto en el área.

Está comprobado que ejercer presión en los puntos sensibles, ayuda a que el líquido se vaya movilizando y si el mismo es llevado hasta los ganglios, las toxinas serán eliminadas a través de la orina.

El uso de aceites esenciales será indispensable, ya que los mismos cumplen con funciones desinflamatorias y relajantes.

La aromaterapia, es muy recomendada para las embarazadas pues está asociado con la sensación de bienestar y supresor del estrés. Es una de las mejores alternativas, especialmente si la gestante sufre de insomnio.

Terapias que puedes aplicar en casa si sufres de edema

problemas de mujer embarazada con edemas, Edema de pie de mujer embarazada.

Si no eres muy amigo de las estéticas o simplemente eres demasiado sensible para poner tu cuerpo en manos de otra persona, no te preocupes, hay una serie de masajes sencillos que puedes hacerte tú misma en casa y que te ayudará con el problema de retención de líquidos.

Quizás en el caso de las embarazadas sea un poco más complicado de realizarse, sin embargo, puedes guiar a algún familiar para que aplique la técnica de manera correcta y así te libras de la molesta afección.

Lo primero que necesitarás es estar en un lugar cómodo, preferiblemente en tu habitación. Ambienta el lugar para que no solo te relajes físicamente sino también a nivel mental.

Lo siguiente será aplicarte en la zona que tengas inflamada, algún aceite de tu preferencia. Los más recomendables son el de manzanilla, sándalo, lavanda o el de coco pues no resultan invasivos para la piel, sin embargo, hay personas que pueden resultar alérgicas por lo que es bueno una prueba antes de usarlos.

Las piernas deben colocarse sobre una almohada o en alguna superficie que permita mantenerlas elevadas. Luego de esto, se puede comenzar con el masaje, iniciando desde los pies, en movimientos ascendentes por toda la pierna hasta llegar a la zona inguinal.

En este punto, los líquidos llegarán a los ganglios y posteriormente se eliminarán en la micción.

La técnica es aplicar el masaje con fuerza , de manera envolvente y con las manos abiertas, siempre de abajo hacia arriba y por al menos 15 minutos, preferiblemente todos los días. Una vez terminada la sesión, el cuerpo se debe mantener en reposo y con la posición inicial, es decir, con las piernas elevadas.

Para darte cuenta de si realmente los masajes están teniendo efecto en tu molestia, la mejor forma de notarlo es por las necesidad de orinar. Si luego de la terapia sientes urgencia por ir al baño, significa que hiciste un buen trabajo.

Otras recomendaciones para evitar la retención de líquidos

Si lo que buscas es mitigar las incomodidades que trae consigo la retención de líquidos durante el embarazo, lo mejor es que tomes en cuenta ciertas recomendaciones para que evites que esto se convierta en otro tipo de complicaciones.

En primera instancia, sustituye el uso de la sal corriente por hierbas aromáticas para condimentar tus alimentos. El tomillo y el romero, son aliados perfectos a la hora de cocinar, especialmente si los combinas con sal de grano, la cual es mucho más saludable que la refinada. Todo esto lo puedes colocar en un molino para hacerla polvo.

Aumenta el consumo de fibra, pues las enfermedades asociadas al tracto intestinal como el estreñimiento, contribuyen a la retención de líquidos. Lo mejor es que tu cuerpo esté habituado a evacuar a diario para así además prevenir enfermedades del colon.

Los excesos a la hora de comer proteínas tampoco son buenos porque pueden causar daños en los riñones. Lo ideal es que se consuman alimentos en las porciones adecuadas, según lo que establece la pirámide nutricional, es decir: carbohidratos, vegetales y frutas, proteínas, grasas saludables y alimentos refinados.

Depura tu organismo gracias a hierbas naturales como el fruto de acai. El mismo puedes encontrarlo en grandes proporciones en suplementos como Equilibrio Acai que se recomienda en pacientes que tienen dificultad para la eliminación de los líquidos acumulados en los tejidos que rodean al sistema circulatorio.

Con las dosis adecuadas y la supervisión médica, en pocos días desde la administración de esta alternativa natural, notarás menor inflamación en los pies, tobillos, piernas y demás zonas afectadas por el edema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *