buenaa digestion, estomago sano, Delgado cuerpo de una mujer joven con un trabajo perfecto para el sistema digestivo saludable. Fondo blanco.

Enzimas: ¡Sinónimo de vida! No sólo necesarias para la digestión

Enzimas: ¡Sinónimo de vida! No sólo necesarias para la digestión

Última actualización: 20-03-2019. Equipo Nutricioni

Las enzimas son pequeñas moléculas que produce nuestro organismo para desencadenar miles de procesos esenciales para nuestra vida.

Además de ser claves para una digestión sana, son importantes para el metabolismo y el sistema inmunológico, entre muchos otros.

Cada enzima tiene una función y existen muchos factores que pueden alterar la producción de ellas, alterando procesos necesarios para el organismo.

Estas funciones incluyen desde transportar los nutrientes, purificar la sangre, eliminar desechos y hasta alimentar las células del cerebro.

Las enzimas digestivas, por su parte mejoran la función del proceso digestivo, refuerzan las defensas del cuerpo humano y evitan la intolerancia a algunas sustancias.

Un ejemplo de esto es la intolerancia al gluten o a la lactosa, que se produce por la falta de enzimas que digieran estas sustancias y producen reacciones alérgicas en el organismo.

Las enzimas son entonces elementos claves para descomponer los alimentos en moléculas y se encuentran en la saliva, los jugos gástricos y secreciones del intestino.

Además, una adecuada producción de enzimas garantiza la absorción de las vitaminas, minerales y otros nutrientes que necesita el organismo para sus funciones diarias.

Gracias a estas moléculas tenemos una buena salud, la cual depende de una correcta nutrición, asimilación y absorción de los nutrientes.

Cuando los alimentos no son digeridos adecuadamente, las bacterias actúan y fermentan lo que comemos, causando molestias estomacales como gases, diarrea e inflamación.

Es recomendable consumir a diario enzimas, bien sea a través de los alimentos o de suplementos como Aliviáne para facilitar el trabajo de los órganos que intervienen en el proceso digestivo.

Estos suplementos combinan enzimas como bromelina y papaína, además de hierbas, que actúan de manera eficaz en las distintas funciones vitales para el organismo.

Para obtener enzimas es recomendable también consumir una dieta rica en vegetales crudos o evitando cocinar por mucho tiempo los alimentos, ya que esto destruye los nutrientes que se encuentran en ellos.

Tipos de enzimas digestivas y sus funciones

Proteína amilasa (alfa-amilasa pancreática humana). Enzima digestiva, responsable de la hidrólisis del almidón en azúcares.

Primero que nada debes saber que tu cuerpo necesita aproximadamente más de 50.000 enzimas para mantenerse vivo y es por esto que hay que cuidarlas.

Muchas personas confunden las enzimas con los probióticos, pero no son lo mismo aunque participan en conjunto en algunos procesos.

Mientras que los probióticos son bacterias y organismos vivos, beneficiosas para el tracto digestivo, las enzimas son moléculas que descomponen los nutrientes como proteínas, carbohidratos y grasas para que puedan ser absorbidas.

Existen 8 distintos tipos de enzimas, cada una de ellas con una función específica, que digiere un tipo específico de alimentos:

Lipasas: Son producidas por el páncreas y se encargan de descomponer las grasas luego de ser ingeridas para ser transformadas en ácidos grasos y glicerina.

Lactasas: Tienen como función la descomposición de la lactosa o azúcar de la leche y es producida por el intestino delgado.

Proteasas: Encargadas de ayudar a descomponer y digerir las proteínas que son ingeridas a diario. Estas proteínas son transformadas en aminoácidos y péptidos.

Amilasas: Son producidas en las glándulas salivales para facilitar la absorción de los azúcares y carbohidratos complejos. Existen tres tipos de amilasas: ptialina, amilasa pancreática y amilasa duodenal.

Maltasa: Tiene como función principal convertir los azúcares complejos de los granos en glucosa.

Fitasas: Permite contribuir con el proceso digestivo en general y en la producción de vitamina B.

Celulosa: Son enzimas que tienen como función digerir las fibras, nutrientes esenciales para el correcto funcionamiento intestinal.

Sucrasas: Se encargan de descomponer la mayoría de los azúcares que se se ingieren a diario.

Otras enzimas importantes para tu salud

Las enzimas además de acelerar las reacciones químicas del organismo y ser vitales para la absorción y digestión de los nutrientes tienen muchas otras propiedades para la salud.

A través de muchas investigaciones realizadas, se han descubierto usos diversos de las enzimas para optimizar la resistencia atlética, incluso enzimas para tratar el cáncer.

Preservar la producción de las enzimas es un aspecto muy importante para mantener la salud, incluso cada órgano tiene sus propias enzimas.

Existen dos tipos de enzimas que se han hecho populares en los últimos años que han demostrado tener numerosos beneficios para la salud.  Estas son:

Bromelina: Es una enzima que se encarga de descomponer las proteínas y es muy eficaz para tratar problemas gástricos como úlceras y gastritis. También ayuda a reducir la inflamación y dolor causado por lesiones.

Papaína: Es una enzima proteolítica utilizada para digerir las proteínas y neutralizar los ácidos gástricos.

Esta enzima actúa como astringente y antiinflamatorio, además de ser un desparasitante.

¿Dónde obtener estas dos enzimas? A través de las frutas,  principalmente la piña y la lechosa o papaya. También existen muchos suplementos como Aliviáne que incluyen estas enzimas en sus componentes.

Enzimas metabólicas: Se encuentran involucrados en la producción de energía y desintoxicación del organismo. Estas hormonas se encuentran dentro de las células para contribuir a su recuperación y desarrollo.

Enzimas hidrolíticas: Son aquellas que  aceleran las reacciones químicas por las que una sustancia se descompone por reacción a las moléculas de agua.

Enzimas oxidantes: También llamadas oxidativas u oxidasas, aceleran las reacciones por la descomposición del peróxido de hidrógeno.

Enzimas reductoras: Se encargan de acelerar los procesos de reducción por medio de la liberación de oxígeno.

¿Quiénes necesitan ingerir más enzimas?

Bien sea a través de los alimentos crudos o de suplementos que contengan enzimas como Aliviáne, las personas pueden obtener beneficios importantes para su salud en general.

¿Cómo sé que necesito tomar enzimas?:

  • Cuando se consume gran cantidad de alimentos procesados en la dieta o recalentados en microondas.
  • A medida que envejecemos nuestro cuerpo va disminuyendo la producción de enzimas. A partir de los 30 años es recomendable ir incluyendo más alimentos crudos como frutas y vegetales entre otros.
  • Aquellas personas que tienen enfermedades digestivas crónicas como gastritis o intolerancia a algunos componentes como la lactosa o el gluten, por ejemplo.
  • También personas con otro tipo de enfermedades crónicas como la obesidad, diabetes, problemas endocrinos, colesterol alto, artritis, etc.
  • Las personas que tienen alergias alimentarias pueden beneficiarse con suplementos que contengan enzimas para desintegrar los nutrientes como grasas, almidones y proteínas.
  • Para aquellas personas que tienen problemas del colon, el consumo de enzimas ayuda a mejorar el Síndrome de intestino irritable.
  • Cuando se ha realizado un esfuerzo exagerado, bien sea por ejercicio u otras causas que produzca una lesión, para reducir el dolor y el impacto sobre los músculos.
  • El uso de algunas enzimas como las pancreáticas, han constituido un gran avance en el tratamiento de algunos tipos de cáncer como el de páncreas, del cerebro  y la leucemia.
  • El consumo de enzimas también es una excelente medida preventiva de muchas enfermedades intestinales, inmunológicas e inflamatorias.

A través de cambios en la dieta se puede lograr una mejor producción natural de enzimas: Comer muchos alimentos crudos o fermentados (brotes, germinados, frutas, verduras y legumbres).

Esto al principio es todo un reto, pero no se desanime y recuerde que lo que está en juego es su salud y calidad de vida.

Aunque lo ideal es consumir un 75% de alimentos crudos, puede ir incorporando algunos elementos a su dieta, combinados con otros alimentos y suplementos diariamente.

Alimentos con enzimas digestivas: ¡Conócelos y aprovéchalos!

¿Sabías que existen fuentes naturales que proporcionan enzimas a tu cuerpo y son muy fáciles de obtener?

Al ingerir estos alimentos se obtienen aminoácidos y sustancias necesarias para aumentar la producción natural de enzimas en tu organismo.

Aprovecha al máximo estos nutrientes:

Tabla de cortar con fruta de mango picada en mesa de madera rústica.

Mango: Esta fruta contiene gran cantidad de amilasas que permiten descomponer los carbohidratos para formar la glucosa y maltosa, enzimas que también son producidas por el páncreas.

Aguacate: También conocido como palta, contiene lipasas,enzimas que ayudan a digerir las grasas.

Es una excelente fuente de enzimas naturales, además de que contiene grasas saludables y es muy bajo en azúcares.

Miel: Es una sustancia que contiene muchas enzimas: diastasas, amilasas y proteasas.

Los beneficios de la miel son muy conocidos y utilizados desde hace mucho tiempo, pero lo más curioso es que las enzimas que aporta la miel provienen de la saliva de las abejas.

Piña: La piña es un diurético natural, pero además aporta bromelina, enzima que ayuda a la digestión y descomponen las proteínas.

La bromelina también ayuda a mejorar problemas físicos como resultados de una lesión, por esfuerzo excesivo y mejora la circulación.

Papaya o lechoza: Esta fruta tropical, es rica en enzimas digestivas como la papaína, excelente para combatir problemas del sistema digestivo como estreñimiento e inflamación intestinal.

Cambur: Esta fruta ayuda a digerir los carbohidratos complejos, como el almidón para permitir una absorción más fácil, gracias a que contiene amilasas y glucosidasas. Además contienen fibras que son beneficiosas para una buena salud digestiva.

Jengibre: Esta planta es muy apreciada por sus innumerables propiedades curativas durante muchos años.

Uno de los beneficios menos conocidos es que contiene enzimas importantes para digerir las proteínas y otros nutrientes.

El jengibre, además mejora la digestión y síntomas de enfermedades intestinales como náuseas,  vómitos y dolores abdominales.

Enzimas: vitales para tu salud

Cuando la cantidad de enzimas que produce el organismo no es suficiente, los alimentos no son digeridos correctamente.

Esto provoca alteraciones no sólo en el sistema digestivo, si no también en todos los demás mecanismos del cuerpo que dependen de él.

Un ejemplo de esto es cuando los nutrientes no han sido metabolizados en su totalidad, pasan del intestino a la sangre, pudiendo ocasionar reacciones alérgicas, como la intolerancia a la lactosa.

Una mala alimentación, alteraciones intestinales, factores externos y el envejecimiento, pueden provocar disminución en la producción de enzimas.

Por lo tanto es necesario un cambio en la dieta para estimular la recuperación de las enzimas, a través del consumo de alimentos crudos como verduras, frutas y legumbres para lograr este fin.

¿Por qué alimentos crudos? Las enzimas se destruyen con el calor, por lo tanto todo alimento que haya sido cocinado o procesado, vá perdiendo sus nutrientes.

Es estrés es otro factor que acelera el deterioro en la producción de las enzimas, por lo cual es de vital importancia para su salud mantenerlo bajo control.

Las enzimas desempeñan roles claves para la salud, contribuyendo a procesos tan importantes como: mayor producción de energía, eliminación de desechos tóxicos, absorción del oxígeno y disminución de la inflamación, entre muchos otros.

Las enzimas actúan en conjunto con otro tipo de moléculas para realizar sus funciones: las coenzimas.

Una de las coenzimas que más se ha dado a conocer es la coenzima Q10 muy utilizada en los últimos años debido a sus beneficios para la salud para retardar el proceso de envejecimiento o mejorar el sistema inmune.

Gracias a ambas, enzimas y coenzimas se pueden realizar toda una serie de reacciones químicas en el organismo favorables para la salud y que permiten sustentar la vida.

Suplementos con enzimas: ¿Conoces sus beneficios?

Muchos conocen los suplementos a base de enzimas que han resultado eficaces para el tratamiento de enfermedades del sistema digestivo: malestar abdominal, estreñimiento e inflamación, entre otras.

Lo que muy pocos conocen es que a través de estos suplementos las enzimas realizan muchas otras funciones en el organismo:

Algunas de estos beneficios son desintoxicar el cuerpo, aumentar las defensas, mejorar la circulación y reparar tejidos dañados por lesiones o esfuerzo excesivo.

Una carencia en la producción de enzimas en el cuerpo conlleva al desarrollo de muchas enfermedades y padecimientos incluso degenerativas.

La deficiencia de nutrientes en la mayoría de los alimentos que consumimos a diario, ofrecen pocas fuentes naturales de enzimas, por lo que se hace muchas veces imprescindible el uso de suplementos.

El uso de enzimas se ha extendido rápidamente gracias a la variedad de usos médicos y terapéuticos para tratar condiciones inflamatorias, cardiovasculares, inmunológicas, y hasta algunos tipos de cáncer.

Pero ¿qué provoca la disminución en la producción de enzimas? En realidad existen muchos factores como déficit en la dieta, envejecimiento, virus y bacterias, intoxicación por algún alimento, etc.

En estos casos un suplemento con enzimas es un gran aliado que permite digerir mejor los alimentos y a obtener los numerosos beneficios que otorgan las enzimas al cuerpo humano.

Un suplemento debe contener diferentes tipos de enzimas para lograr una mejor digestión de los nutrientes, con ingredientes naturales, además de ser procesado bajo un riguroso control de calidad.

Los suplementos a base de enzimas y hierbas como Aliviáne, son ideales para lograr una respuesta positiva para el tratamiento de dolores causados por una lesión o sobreesfuerzo físico.

Gracias a sus componentes naturales: hierbas y enzimas como la papaína y bromelina, se logra metabolizar las proteínas, además de aliviar dolencias y mejorar la circulación.

Todo esto hace que los suplementos de enzimas constituyan un apoyo nutricional en combinación con una dieta sana que permitan mejorar toda la cantidad de procesos orgánicos que se realizan a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *