Envolverse en plástico: ¿es la mejor forma de perder peso?

Envolverse en plástico: ¿es la mejor forma de perder peso?

Última actualización: 12-01-2019 por Editor Fanny.

En los medios de comunicación y en los centros de estética se encuentran técnicas muy prometedoras y atractivas para perder peso

Por ejemplo están las infusiones, técnicas de modelado, jugos desintoxicantes, cremas y geles adelgazantes que contribuyen de diversas formas a bajar de peso.

Actualmente existe una gran variedad de productos comerciales que aseguran tener un efecto moldeador y hasta llegan a publicitarse como lo mejor para parecer una guitarra.

Lo cierto es que hasta podemos llegar a la cirugía con el fin de alcanzar este objetivo. Sin embargo, hay una tendencia que ha revolucionado el mundo fitness y es envolverse en plástico autoadherente.

Existen muchas opiniones en cuanto a si este método es verdaderamente efectivo para obtener una buena figura.

Mujer obesa realiza medida de su abdomen con una cinta métrica

¿Cuál es el fundamento? Se trata de que al envolver el cuerpo en plástico autoadherente aumenta la termogénesis y se aumenta la sudoración al realizar ejercicio.

Todo indica que si aplicamos esta técnica varias veces a la semana junto con una rutina de ejercicios, la irrigación sanguínea tiende a elevarse provocando que las glándulas sudoríparas segreguen más sudor.

Este exceso de sudoración contribuye a que la grasa y con ella los kilitos de más sean eliminados rápidamente. Otra de las ventajas es sacar las toxinas del organismo, eliminando la celulitis y las marcas por sobrepeso en la piel.  

Si envolvemos nuestro cuerpo es necesario tomar suficiente agua y una dieta saludable y fresca.

Durante los 80’s, era frecuente entre los deportistas y centros de estética el uso de papel plástico transparente con la fuerte creencia de elevar la temperatura del cuerpo para desechar toxinas, calorías y tejido adiposo corporal.

Esta técnica comenzó a utilizarse masivamente y aún es practicada en muchos centros deportivos y spas, por eso muchas personas tienen fe de que les dará buenos resultados.

Esta práctica es eficaz para conservar una piel sana libre de celulitis y eliminar paulatinamente las estrías, sin embargo no es tan recomendable como parece para tener el peso ideal y conservar un abdomen sin protuberancias.

¿En qué consiste la práctica de envolverse con plástico?

Es muy sencillo: cubrir en forma circular con un material plástico el cuerpo, comúnmente el abdomen, las piernas y los brazos.  

Con el fin de potenciar sus efectos reductores, las personas suelen aplicarse geles reductores o cremas baja grasas antes de la jornada de ejercitación, empezar las labores del hogar o  ir a trabajar.

El plástico es un material no absorbente, que influye en la sudoración del individuo a tal extremo que estimula las glándulas sudoríparas a trabajar en mayor proporción, aumentando el calor corporal interno.

Envolver el cuerpo en plástico contribuye a que la irrigación sanguínea aumente en conjunto con la sudoración, lo que eleva la capacidad de desechar las sustancias tóxicas del organismo.

Después de una rutina de ejercitación, las partes envueltas estarán llenas de agua por el sudor acumulado. Esta condición es conocida como efecto sauna y su resultado es meramente desintoxicante y no activa la eliminación de tejido adiposo.

Además tiene algunos inconvenientes, por ejemplo:

  • El sudor que transpiramos se vuelva perjudicial, ya que tiende a enfriar el cuerpo más de lo normal después de cierto tiempo provocando resfriados y otros trastornos.

  • La piel cubierta se enrojece profusamente debido a la sudoración excesiva.
  • El contenido de las toxinas ácidas promueve la actuación de las bacterias en la parte envuelta, así que no debemos extrañarnos que se puedan presentar reacciones alérgicas.

Por ello se recomienda no tener este tipo de plásticos por más de una hora en contacto con la piel, para evitar estos problemas.

Cómo envolverse convenientemente con el plástico

Los productos que que se aplican antes de envolverse, suelen ser cremas o geles comerciales. ¿Pero sabías que puedes prepararlos en casa con la misma efectividad?

Puedes usar ingredientes naturales, adecuados a tu tipo de piel, agradables de usar, económicos y muy beneficiosos:

Miel: es muy sencillo realizar este preparado para reducir tallas a base de miel. Solo vas a necesitar media taza de miel, una yema de huevo y aceite esencial de frutas cítricas.

Para elaborarla deberás calentar la miel a baño de María y cuando esté suficientemente caliente. agrega la yema de huevo batida previamente con las gotas de aceite esencial y revuelve enérgicamente hasta que la mezcla quede homogénea.

Cuando esté reposado y se haya enfriado, puedes aplicarlo en brazos, piernas, abdomen y muslos. Luego recubre en forma envolvente con el plástico de cocina.

Recuéstate y deja que haga efecto por una hora, después retiras el exceso duchándote con agua tibia.

Método con arcilla: otro elemento beneficioso es la arcilla, ampliamente utilizada para embellecer la piel, reducir los depósitos de grasa y eliminar la celulitis.

La arcilla más utilizada es la azul ya que posee minerales que realzan la textura de la tez.

Con un poco de agua caliente y la arcilla azul, se logra una mezcla cremosa muy efectiva que puedes aplicar sobre las zonas deseadas.

Después envuelves en plástico sin apretar mucho y pasas a realizar ejercicios para potenciar los efectos. Al cabo de una hora de aplicación, dúchate con agua caliente a tibia.

Es recomendable aplicarla dos a tres veces a la semana. Notarás como la piel cambia de aspecto, desapareciendo paulatinamente las estrías y los hoyuelos.

Papel yodado:  se trata de un papel osmótico que incluye pequeñas partículas de yodo en la estructura del plástico. Se recomienda para sesiones de entrenamiento físico con el fin de fortalecer la masa muscular y quemar grasa.

Puede utilizarse a diario y llevarlo el tiempo que quieras. Mientras más movimientos hagas, más sudarás. Como complemento de los masajes reductores y terapéuticos es uno de los últimos avances estéticos.

¿Se quema grasa mientras se suda?

Lamentablemente no. El sudor es parte del sistema de regulación corporal y no existe relación entre la sudoración y la pérdida de la grasa en el organismo.

Muchas personas sostienen con firmeza que el sudar elimina la grasa corporal, pero están muy lejos de la realidad, pues lo que desechamos con el sudor es el líquido interno. No se trata de que la grasa se “derrita” de alguna forma y brote por los poros.

Sin embargo, es claro que después de un entrenamiento fuerte tendremos menos peso, pero realmente no es grasa perdida, sino líquidos que recuperaremos al hidratarnos nuevamente.

Lo importante es conocer que cuando se suda, el organismo está liberando sales minerales y agua que son volátiles al viento y ayudan a refrescarnos. Simplemente cuando sudamos eliminamos agua y desechos por los poros, y eso nos ayuda a mantener la temperatura.  

Claro que sí quemamos calorías, pero no al punto de poder bajar de peso y moldear la figura milagrosamente. Eso se lleva su tiempo.

Si realmente con sudar se perdiera grasa, veríamos a todos adelgazar rápidamente en largas caminatas y los gimnasios abarrotados de gente con sus jornadas de ejercicios, además pudiéramos pasar todo el día bajo los rayos solares para mantener un cuerpo esbelto.

Sin embargo el ejercicio es un factor determinante a la hora de perder peso, más como hemos dicho, los efectos toman tiempo en manifestarse.

Estudios han comprobado que practicar yoga por hora y media quema 330 calorías aproximadamente lo que puede igualmente suceder si caminamos rápidamente cinco kilómetros en un espacio de tiempo de 90 minutos.

No siempre las actividades deportivas que incitan a la sudoración queman grasa, pero si determinan la intensidad estamos ejercitando.

Es importante destacar que la sudoración puede deberse a varios factores como los genes, la edad, el peso corporal, la temperatura del ambiente, el nivel de ejercicios que ejecutamos y hasta el estado de ánimo.

De hecho el sobrepeso y la mala condición física influyen en la cantidad de sudor que segregamos cuando ejecutamos una rutina deportiva. Esto se debe a que a mayor cantidad de peso el cuerpo necesitará enfriar más masa corporal.

Deshidratación celular: un peligro de envolverse en plástico

Uno de los riesgos de recubrirse en plástico es la deshidratación a nivel celular el cual es un problema que se puede tornarse grave, ya que la salida de líquido será mayor a lo que se ingiere.

Por eso hemos destacado la necesidad de envolverse en plástico durante un tiempo limitado.

La deshidratación puede provocar irritabilidad, cansancio, fatiga crónica a nivel mental y muscular, taquicardia, aumento de la temperatura corporal, fallo renal, nerviosismo, entre otras afecciones.

Un hombre sediento en el desierto alcanza una botella de agua.

Esta es una de las razones por las cuales las personas con afecciones cardíacas no deben aplicar estos métodos para bajar de peso. La deshidratación puede afectar severamente al corazón, sobre todo si hace mucho calor, ya que se sobrecarga peligrosamente.

Es importante destacar que no debemos jugar con la termogénesis corporal. El cuerpo tiene la capacidad de generar calor y quemar calorías, la cuales se basa en la ingesta alimenticia y las calorías almacenadas.

La termogénesis suele resultar de las grasas acumuladas en todo el cuerpo. La parte encargada en el cuerpo de convertir las calorías en energía y sintetizarlas para contribuir a las distintas reacciones del organismo es el hígado, mediante la acción mitocondrial de las células.

De esta forma la termogénesis beneficia al organismo, ya que utiliza las grasas para convertirlos en energía y a su vez mantiene la temperatura corporal, porque al generar calor activa la sudoración y se produce el equilibrio térmico.

Para lograr este equilibrio es necesario que las células tengan una hidratación constante y que además llegue a todos los espacios del cuerpo, a través de las acuaporinas o proteínas de las membranas, que le proporcionarán a cada célula el balance electrolítico.

Es por ello que conservar el cuerpo hidratado garantiza que las sales minerales tendrán un perfecto equilibrio y que las células puedan desempeñarse de manera correcta.

En el proceso de sudoración el cuerpo se pierde gran cantidad de sales que intervienen en los procesos de neurotransmisión del organismo, por ello cuando nos falta hidratación puede producirse calambres y contracturas.  

El ejercicio es el mejor acompañante de los métodos estéticos

Ejercitar la musculatura es el mejor método para eliminar grasa corporal que existe. El mantener una musculatura tonificada aumenta el metabolismo, ya que la proteína quema más calorías que la grasa.

Por eso las prácticas deportivas y las visitas al gimnasio se han valido de ayudas para lograr “mejores resultados”.

Con esto nos referimos desde las sustancias estimulantes al margen de la legalidad, hasta métodos diversos para lograr una musculatura y cuerpo espectacular en poco tiempo.

Pero como humanos hemos llegado un poco más allá enfocados en lograr bajar de peso y tener la figura ideal de forma repentina.

Sin  embargo, no hay nada mejor que una dieta individualizada acompañada de ejercicios para conseguir esa figura soñada. Aunque toma tiempo y esfuerzo.

Si lo que deseamos es evitar el sobrepeso lo más recomendable es diseñar un plan de alimentación bajo la supervisión de un especialista, que nos instruya en cuanto a la forma de alimentarnos y el tipo de ejercicios a realizar.

Por otro lado, ningún remedio sea casero o farmacológico es mágico. Todos necesitamos un tiempo prudencial para que el organismo pueda alcanzar su metabolismo ideal a plenitud.

Dentro de los ejercicios más recomendados al aire libre están el nadar, correr, pasear en bicicleta y caminar por lo menos 30 minutos. Si estamos en casa constantemente, ejercicios de brazos, caderas, sentadillas, puedes realizarlos cómodamente y sin contratiempos.

Existen formas de quemar grasa, aumentando la ejercitación sin tener que ir a un gimnasio. Un ejemplo de ello es colocar un escalón o dos en cualquier pared para subir y bajar, con este ejercicio puede bajar 3 kilos aproximadamente al año.

¿Necesitas perder muchos más? Nuevamente te decimos que un plan de alimentación saludable y realista.  más una rutina de ejercicios adecuada para tu condición, es la mejor forma de que pierdas peso definitivamente en forma saludable.

Las estrías y la celulitis, ¿se pueden eliminar con la envoltura en plástico?

Todos los cambios abruptos tienen consecuencias. Esas aberturas en la piel en forma de bandas o líneas que pueden llegar a ser anchas o delgadas son las estrías, un problema estético.

El proceso de desarrollo, el sobrepeso, la gestación o el crecimiento repentino pueden provocar que salgan estas marcas, ya que la piel ha sufrido un proceso de estiramiento rápida que no le ha permitido regresar a su condición inicial.

La pìel ha superado entonces su límite de elasticidad y se ha deformado de manera más o menos permanente.

Quienes han conquistado la meta de bajar de peso, a menudo ven como la piel queda deteriorada por la grasa acumulada y perdida. También las estrías pueden aparecer en el período de la pubertad.

Normalmente las estrías en la zona abdominal, en los senos, caderas, muslos, nalgas, pantorrillas y brazos.

Pueden ser de color rojizo o blancuzco que se pueden confundir con una cicatriz, y son de textura diferente a la piel normal, ya que el tejido no tuvo mucho tiempo para formarse, por eso las vemos de forma acanalada y adelgazada.

La celulitis son depósitos de grasa que lucen como hoyuelos en la piel. Normalmente lo vemos en piernas, barriga y brazos y da una apariencia poco favorable sobre todo en el sexo femenino.

Se dice que entre un 80 y 90% de las féminas después de los 15 años tiene celulitis.

El envolverse en plástico es un tratamiento que se han aplicado para desaparecer la celulitis y las estrías.

Sin embargo, ni siquiera las dietas más estrictas han logrado un resultado contundente, ya que  la celulitis depende en gran medida del factor genética y también del hormonal.

Pero, ¿qué podemos hacer para procurar tener una piel y cuerpo sin estrías ni acumulación de grasa además de recubrirnos en plástico de envolver alimentos?

Lo más acertado sigue siendo tener una alimentación adecuada, acompañado de  rutinas de ejercicios y masajes.

Otros métodos más radicales son la cirugía, la mesoterapia, ultrasonidos y láser que ayudan a remover la grasa y a moldear el cuerpo.

Recomendaciones y advertencias

Es claro que la grasa no derrite y se expulsa por los poros, sino que debe metabolizarse adecuadamente y evitar su acumulación, mediante una dieta saludable y la prática constante de actividad física.

Sin embargo puedes eliminar toxinas y embellecer la piel de tu cuerpo, para lo cual es necesario seguir ciertas recomendaciones:

  • Procura que el papel envolvente no se ajuste en demasía a la piel, esto con el fin de evitar el enrojecimiento y que se incrusten impurezas en la piel.

  • Su uso no debe excederse más de una hora, ya que la piel debe transpirar.

  • Retira el plástico tan pronto termines tu rutina de ejercicios.

  • La temperatura corporal es de suma importancia y por lo tanto debe bajar de forma natural, por ello date un tiempo para que llegara la temperatura normal nuevamente.  

  • Dúchate con agua tibia o templada y evita el agua fría para no provocar un choque térmico.

  • Al salir de la ducha aplícate una crema para hidratar la piel.

  • Las personas con problemas cardiovasculares, tensión alta o enfermedades coronarias no deben envolverse en plástico.

En cuanto a las advertencias recuerda que uno de los riesgos es sufrir de deshidratación crónica, ya que el organismo está desechando líquidos y liberando calor.

Cuando te ciñes el cuerpo con plástico de cocina estarás inhibiendo este proceso orgánico y tu temperatura se eleverá más de lo normal.

El sudar en exceso puede traernos problemas renales ya que el cuerpo tiende a desechar demasiado líquido y las funciones de filtrado y desecho de toxinas por vía renal tienden a espaciarse.

Mujer se seca el sudor con una servilleta

Además a muchas personas el cloruro de polivinilo del plástico les puede ocasionar alergias, enrojecimiento, irritación y hasta llagas en la piel.

Este tipo de envoltorio hace que, en conjunto con los geles quema grasas, se abran los poros. Y de esta forma podrían absorberse elementos tóxicos que pueden causar problemas hepáticos y en otros órganos como el bazo, los riñones y los huesos.

Incluso hay quienes piensan que envolverse en plástico tiene relación con la enfermedad de Alzheimer, debido a que los plásticos de envolver contienen minerales como el aluminio, el cual se ha relacionado a este y otros males.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *