Todas las vitaminas y minerales para la salud humana. Micro y macro elementos y vitaminas en un esquema circular.

Entérate para qué sirve cada tipo de nutrimento

Entérate para qué sirve cada tipo de nutrimento

Última actualización: 12-01-2019 por Editor Glismir.

Todos los seres vivos desde que nacemos necesitamos alimentarnos, con el propósito de mantener en funcionamiento nuestro organismo. La comida contiene nutrientes esenciales para que el cuerpo se desarrolle bien. ¡Quédate aquí! Te explicaremos para qué sirven cada nutrimento.

En primer lugar, los nutrimentos son unas sustancias que están presentes en los alimentos, y cada uno tiene un fin específico en el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Todas las vitaminas y minerales para la salud humana. Micro y macro elementos y vitaminas en un esquema circular.

Siguiendo este orden de idea, las células las utilizan para crear la energía que le dan vida a las funciones del cuerpo, como desarrollo, reparación, reproducción, metabolismo y más.

Los nutrimentos son importantes, para gozar de una óptima salud, debemos principalmente consumirlos en proporciones adecuadas.

Cuanto más balanceada se nuestra alimentación más fácil se obtendrá este beneficio.

Se pueden clasificar los nutrimentos, según la cantidad que requerimos:

Los macronutrientes que son aquellos nutrientes que su consumo debe ser en grandes porciones y aportan energía. Y los micronutrientes, que son necesarios en cantidades pequeñas.

Los nutrimentos también se caracterizan por ser orgánicos e inorgánicos. Entre este último conseguimos al agua que es fuente vital para nuestro organismo.

Constituye más de 60% del cuerpo, y su función es ayudar con la descomposición de los alimentos; y también de minerales, que son sustancias encargadas de intervenir en el proceso enzimático y metabólico.

De acuerdo a su naturaleza química, a los nutrimentos se les denominan en las siguientes sustancias:

  • Carbohidratos.
  • Proteínas.
  • Lípidos.
  • Vitaminas.
  • Minerales.

La energía que se encuentra en los nutrientes de los alimentos viene en forma de caloría.

La principal fuente de la misma son los carbohidratos o también conocido como hidratos de carbono.

Ellos están presentes en muchas comidas como los cereales, legumbres, patatas, entre otros.

Los lípidos y las proteínas también son una gran fuente de energía. Al primero lo podemos conseguir en las grasas de la mantequilla, fruto secos y más.

Y la segunda está presente en los vegetales y en algunas carnes. Las vitaminas y minerales juegan también un papel importante en el buen funcionamiento del organismo.

A continuación, le explicaremos qué son los macronutrientes y los micronutrientes.

¿Qué son los macronutrientes?

En muchas ocasiones nos hacemos la pregunta de cómo funciona nuestro cuerpo, y sobretodo cómo se mantiene en funcionamiento.

Detrás de una acción simple como respirar o pensar, se crean  procesos, y todo es gracias al consumo de alimentos y la energía que obtenemos de los mismos.

Los nutrimentos que recibimos de la comida son esenciales para satisfacer cualquier necesidad básica del cuerpo, pues se convierte en nuestro combustible.

Como se mencionó con anterioridad, las calorías se pueden clasificar de acuerdo a sus macronutrientes como lo son; carbohidratos, proteínas y lípidos.

Los macronutrientes son un componente que incorpora en el cuerpo la energía que se necesita para realizar los trabajos diarios.

También son los elementos químicos como oxígeno, hidrógeno, algunos minerales, como calcio, sodio o potasio.

Se les denomina macronutrientes a los nutrimentos que deben estar presentes en grandes cantidades, para que el cuerpo funcione correctamente.

Los hidratos de carbono (también denominado carbohidratos o glúcidos) están formados por oxígeno e hidrógeno y funciona principalmente como glucosa en nuestro organismo.

Estos azúcares son los proveedores de la mayor fuente de energías para el cuerpo.

La función de las proteínas es contribuir con la regeneración de los tejidos del cuerpo. Y también contiene los elementos químicos como el oxígeno, hidrógeno y carbono.

Por su parte, los lípidos son las grasas que tu cuerpo necesita para reservar energía.

Los macronutrientes están clasificados por compuestos orgánicos, son los que fueron explicados anteriormente como: glúcido, proteínas y lípidos.

Y los compuestos inorgánicos son los minerales, el agua, oxígeno, hidrógeno, entre otros. A ellos también se les consideran como nutrimentos.

El obtener la mayor cantidad de estos macronutrientes es vital para el buen funcionamiento del cuerpo, debemos ser responsables de tener una alimentación balanceada, para tener buena salud.

Poco a poco te iremos explicando para qué sirven cada uno los nutrimentos, en breve, nos adentraremos en esos nutrientes que la cantidad de su ingesta es menor, pero también son súper esenciales, para el desarrollo del organismo. A estos se les denomina micronutrientes.

¿Qué son los micronutrientes?

Se les denomina micronutrientes a las sustancias que son indispensables para el proceso metabólico, pero que se necesitan en pequeñas dosis.

Los micronutriente desempeñan una función imprescindible en los procesos catalizadores, en el metabolismo y en los factores enzimáticos.

Están comprendidos fundamentalmente por las sales minerales y vitaminas. Estas sustancias nos favorecen en el crecimiento, nos protegen de infecciones y nos ayudan con el desarrollo cognitivo.

En marco de las observaciones anteriores, es oportuno resaltar que no necesitas recibir a diario los micronutrientes.

Algunos órganos de tu cuerpo como el hígado y los tejidos adiposos, almacenan los nutrimentos y tu cuerpo va obteniendo de esa reserva a medida que los necesite.

Los órganos pueden llegan a almacenar micronutrientes hasta por aproximadamente un año.

Lo más importantes es que estas sustancia siempre estén en el organismo, por  poca sea su cantidad.

Los micronutrientes más importante son:

  • Vitamina A.
  • Vitamina B.
  • Hierro.
  • Yodo.

Al igual que los macronutrientes, todos estos elementos se pueden conseguir en algunos alimentos.

Cada uno de estos nutrimentos  sean macro o micro, son esenciales para el buen funcionamiento del organismo, sólo varían la dosis diaria de cada uno de ellos.

Los micronutrientes no es necesario ingerirlo cotidianamente. Sin embargo, los macronutrientes son piezas fundamentales de la vida diaria.

Existen alternativas naturales para también ayudar a incorporar al organismo diversos nutrimentos y vitaminas.  

Muchas  veces la alimentación no cubre en su totalidad las cantidades esperadas de nutrientes, tanto orgánicos e inorgánico.

Te traemos esta opción efectiva, VitaVeg es un multivitamínico, creado a base de vitaminas orgánicas, lo cual es una fuente importante de sustancias naturales y lo mejor es que no contiene aditivos sintéticos.

Ahora que ya sabemos a escalas mayores, cómo se agrupan los nutrimentos, le explicaremos a continuación más detalles de la función de cada uno de ellos y su propósito en el organismo.

¿Qué son los carbohidratos y para qué sirven?

Como les mencionamos anteriormente, los carbohidratos forman parte de los macronutrientes orgánicos, es decir, los nutrimentos que el cuerpo necesita con mayor dosis diaria.

Estas biomoléculas son nombradas como carbohidratos, hidratos de carbono, glúcidos, azúcares o sacáridos. Las dos formas más popularmente conocidas son las primeras.

Estas moléculas están creadas por tres elementos esenciales como lo son; el carbono, el hidrógeno y el oxígeno, este último elemento es de porción más baja.

La función principal del carbohidrato es apoyar con el almacenamiento y sobretodo con la obtención de energía de forma rápida.

Esto se genera gracias, a la amilasa, que es una enzima, que contribuye con la descomposición de esta molécula en azúcar en sangre, lo que hace posible que el cuerpo la transforme en energía para realizar sus funciones básicas.

Existen 4 formas de carbohidratos, debido a la estructura química que la conforma:

Monosacáridos. Son los azúcares simples, o también conocidos como hidratos simples. Su principal fuente es la glucosa, y es la encargada de facilitar la energía a las células y el organismo.

Es importante limitar su consumo debido a que su aporte es simplemente azúcar.

Alimentos que contiene monosacáridos; los productos lácteos, los cereales, algunos vegetales, frutos secos, panes, entre otros.

Disacáridos. Son otro estilo de hidrato de carbono. Están formados por dos monosacáridos, los cuales pueden hidrolizarse y dar vida a dos monosacáridos libres.

Existen 3 disacáridos más comunes como los son; la maltosa, que proviene de la hidrólisis del almidón, la lactosa que su origen es del azúcar de la leche. Y la sacarosa el transporte de glúcidos en las plantas y vegetales.

Alimentos que contiene disacáridos: almidón del pan, avena, cereales del desayuno. Arroz, varios tubérculos, frutas y verduras.

Oligosacáridos. Son los glúcidos que pueden estar formados de entre tres y nueves moléculas de monosacáridos, unidas mediantes enlaces y que se liberan cuando se lleva a cabo los procesos de hidrólisis.

Alimentos que contiene oligosacáridos: tomate, cebolla, ajo, plátanos, espárrago, alfalfa, entre otros.

Polisacáridos. Son cadenas de diez monosacáridos. Su función en el organismo es el almacenamiento.

Alimentos con polisacáridos: almidón, legumbre, verduras.

Función de los carbohidratos

La función primordial de los carbohidratos es la creación energética. Pero no sólo existen para esa función, hay ciertos glúcidos cuya labor es estructurar las células o aparatos del organismo.

Este es el caso de los polisacáridos, que pueden darle una estructura esqueléticas muy fuerte y también forman parte de la estructura biomolecular, como las de las proteínas, ácidos nucleicos y grasas.  

En el ámbito nutricional, si es posible distinguir entre los carbohidratos simples y los complejos, tomando en cuenta tanto su rapidez como su estructura.

También se puede apreciar el proceso en que el azúcar se digiere y se absorbe por el organismo.

Los carbohidratos simples provienen en su mayoría de la frutas, ya que ellas son las que contienen fructosa. Y la galactosa se origina de los lácteos.

La matosa es una sustancia presente en ciertas verduras, incluso con el cereal que se crean las cervezas. La sacarosa se consigue en el azúcar común, es decir, azúcar de mesa.

Los carbohidratos simples los podemos conseguir en las frutas y verduras, la leche o algún derivado de la misma, como el queso y el yogurt.

Los azúcares y comidas refinadas también poseen un suministro calórico, sin embargo, no poseen ningún tipo de nutrimento, entre ellos están las harinas blancas, el arroz, entre otros.

En cuanto a los hidratos de carbono complejos, lo podemos conseguir en las legumbres, verduras con almidón, panes y alimentos que contenga cereales integrales.

En la actualidad, hay diversas formas de incluir a nuestro estilo de vida nutrimentos capaces de mantener el cuerpo en funcionamiento óptimo.

Es el caso de VitaVeg, que es un suplemento alimenticio que te ayudará a obtener de mejor forma los nutrimentos diarios.

¿Qué son las proteínas y para qué sirven?

Las proteínas son sustancias formadas por aminoácidos que están entrelazados por enlaces llamados peptídicos.

También forman parte de los macronutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo. Todas las proteínas están compuesta por:

  • Carbono.

  • Oxígeno.

  • Hidrógeno.

  • Nitrógeno.

  • Azufre y fósforo (la mayoría los contienen).

Las proteínas son aproximadamente la mitad del peso de los tejido de nuestro organismo.

No sólo eso, están presentes en todas las células del cuerpo. También participan en casi en todos los procesos biológicos que se producen.

Las proteínas se pueden clasificar en función de su forma, en su composición química y según su función.

Según su forma:

  • Existen proteínas fibrosas, como lo son la queratina, el colágeno y la fibrina, son de aspecto alargados, y son insolubles en agua.

  • También están los globulares, que son compacta y de forma esférica, estas si son solubles en agua. Al igual que estas características,son las mayorías de las enzimas y anticuerpos.

Según su composición química:

  • Proteína simples, se dividen en escleroproteínas y esferoproteínas.

  • Proteínas conjugadas, también conocidas como heteroproteínas.

Según su función:

  • Hormonales: Estas son las proteínas que son transportada por medio de la sangre y van emitiendo información de una célula a otra.

  • Enzimáticas: Son aquellas proteínas capaces de acelerar los procesos metabólicos en las células digestivas, el hígado y más.

  • Defensivas; son esas proteínas que tiene su propósito con el sistema inmune para protegernos de bacterias.

  • De almacenamiento: son esas capaces de resguardar los minerales como el potasio y el hierro.

  • Transportadoras: estas proteínas sirven para llevar minerales a las células, como la de la hemoglobina.

  • Receptores: Son utilizadas para la  comunicación entre las células.

  • Motoras: Son capaces de regular la fuerza, la velocidad del corazón y las contracciones de los músculos.

Funciones de las proteínas

Las proteínas desempeñan un papel imprescindible en el funcionamiento de nuestro cuerpo. Son fundamentales para el crecimiento, debido a su contenido de nitrógeno, el cual no está presente en los demás macronutrientes.

También forman parte de la síntesis y mantenimiento de múltiples tejidos o componentes del organismo, como lo son las vitaminas, las hormonas, los jugos gástricos y las enzimas.

A su vez, colaboran con el transporte de determinados gases por medio de la sangre, como lo son el oxígeno y el dióxido de carbono. Estos funcionan como amortiguadores del equilibrio entre ácido-base.

Otras funciones de las proteínas están en los anticuerpos, que son un tipo biomoléculas que actúan de forma defensiva ante las posibles infecciones o algún tipo de agente extraño.

El colágeno es una proteína capaz de resistir los tejidos de sostén y la actina. Estas son dos moléculas que hacen posible el movimiento.

En el ámbito de la nutrición, las proteínas son esenciales en nuestra dieta diaria.

Los aminoácidos son pieza fundamental en el desarrollo y funcionamiento del organismo. El cuerpo no puede producir esta sustancia por sí misma, por eso se debe adquirir por medio de la alimentación.

Las proteínas las puedes conseguir en alimentos como: el pescado, los huevos, la leche. En alimentos de origen vegetal, como la soja, las legumbre, los cereales, y más.

La ingesta mínima de proteínas aporta al cuerpo 4 kilocalorías por cada gramo de ella.

A continuación te explicaremos qué son los lípidos y qué función tienen para el cuerpo.

Con este estaríamos culminando con el desglose de los macronutrientes y sus aportes en específico al organismo.

Para posteriormente adentrarnos en el detallado mundo de los micronutrientes y saber cómo contribuyen de forma individual.

¿Qué son lípidos y para qué sirven?

Los lípidos forman parte de los macronutrientes. Son un conjunto heterogéneo de algunos compuestos orgánicos.

Entre ellos se encuentran las grasas. Estas se dividen en saturadas e insaturadas. Dependiendo al ácido que contengan su estructura química, sus propiedades y funciones variarán.

Las grasas más saludables son las que contienen los vegetales y el pescado.

Los lípidos están constituidos por carbono, hidrógeno y principalmente por oxígeno. En algunas ocasiones por azufre, nitrógeno y fósforo.

En los alimentos conseguimos 3 tipos de lípidos:

  • Grasas o aceites, también conocido como triglicéridos.
  • Fosfolípidos.
  • Ésteres de colesterol.

La función de los lípidos:

Los lípidos tienen labores muy variadas. Podemos distinguirla de la siguiente forma:

  • Energética: los triglicéridos aportan más del doble de energía que los producidos por los carbohidratos. Además, pueden ser reservados en las células adiposas.
  • Estructural: los fosfolípidos y el colesterol son parte de las membranas biológicas.
  • Transporte: las grasas dietética son imprescindible para transportar las vitaminas liposolubles A, D, E y K. también favorecen su absorción en el intestino.
  • Reguladora: el colesterol es un compuesto de gran importancia para las hormonas sexuales, suprarrenales y vitamina D. Ayudan a intervenir en la regulación metabólica.

Alimentos donde podemos conseguir los lípidos: mantequilla, nata, yema de hueva, carne, leche, aceite de coco, frutos secos (maní, almendras, avellanas).

También aguacate, aceite de oliva, omega 3, pescados, algas, aceite de maíz, hígado, carne de ternero, alimentos lácteos que contenga omega 3, carne de ternera y más.

Así concluimos con el desglose de los nutrimentos que forman parte de los macronutrientes.

Ahora te explicaremos qué son las vitaminas y los minerales y para qué sirven cada uno de ellos.

¿Qué son las vitaminas y minerales, y para qué sirven?

Las vitaminas y minerales son las sustancias esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo. Se les denomina micronutrientes porque su dosis diaria puede ser ingerida por pequeñas cantidades.

Su función principal es contribuir con la reparación de los tejidos, también son indispensables para el crecimiento, y sobretodo sirven para protegernos de las enfermedades.

Las vitaminas son nutrimentos que el cuerpo necesita en pequeñas dosis para su óptimo funcionamiento.

La mayoría de las vitaminas nuestro cuerpo no las produce y la debemos ingerir, ya sea por la alimentación balanceada o por suplementos vitamínicos.

VitaVeg es un multivitamínico que te ayudará con la obtención de los nutrimentos necesarios para el funcionamiento del cuerpo. Además es un producto 100% natural.

Es una opción muy buena para incorporar, junto con la buena alimentación, los nutrimentos.

Existen dos tipos de vitaminas, las que se disuelven en agua, es decir, hidrosolubles o las que los hacen en grasa, a esas se le denominan liposolubles.

  • Las vitaminas hidrosolubles son; complejos B (B12, tiamina, riboflavina, niacina, ácido fólico).
  • Las vitaminas liposolubles son; A, D, E, K.

Los alimentos ricos en estos dos tipos de vitamina son:

Las frutas, como melocotón, mango, albaricoque. Vegetales como; zanahoria, brócoli, remolacha, zanahorias.

Cesta de Frutas y Vegetales

En los lácteos: quesos, leches, yogurt, mantequilla. Alimentos de origen animal: pollo, pescado, pavo, ternera.

Los minerales son sustancias químicas inorgánicas. También se denominan oligoelementos; a pesar de que su dosis en la dieta diaria es poca, son esenciales para el mantenimiento de la vida, el desarrollo y la reproducción.

Los minerales más fundamentales son:

  • Sodio, lo puedes conseguir en los encurtidos, o comidas preparadas con sal.

  • Calcio: están presente en los lácteos. También en la espinaca y las sardinas.

  • Fósforo: el pescado es la principal fuente de obtener este elemento.

  • Potasio: lo consigues a través de frutas y verduras, como la banana.

  • Azufre: las cebollas, la yema de huevo y las legumbre son ricas en este elemento.

  • Hierro: lo obtienes a través de las lentejas, garbanzos, entre otros.

Las vitaminas y minerales son las encargadas de regular los procesos metabólicos del cuerpo.

Por eso resulta importante, porque nos mantiene saludables, contribuye al desarrollo y al equilibrio nutricional.

La forma de que el cuerpo obtenga los beneficios de las vitaminas y minerales es mediante los alimentos.

Aunque existen opciones como VitaVeg, que son igual de saludables y naturales que te darán el aporte extra con sus beneficios para mejorar la absorción de las vitaminas y minerales.

En síntesis, cada nutrimento juega un papel importante en el funcionamiento del cuerpo, llevar una dieta balanceada nos mantendrá en salud y en buenas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *