lavarse la cara, el retrato de una bella mujer lavando su cara limpia con agua

Eliminar la grasa de la cara con productos naturales

Eliminar la grasa de la cara con productos naturales

Última actualización: 12-02-2019. Equipo Nutricioni

La piel grasa es el terror y la preocupación de muchas mujeres hoy en día. Por lo general, este problema se debe a las  impurezas, poros abiertos, en el área de la nariz y la barbilla.

Existen una gran variedad de productos que ayudan a controlar la aparición de grasa en la piel, como tonificantes  y cremas limpiadoras, que  en su mayoría poseen sustancias químicas cuyo uso prolongado puede ocasionar problemas a la salud.

Es por esta razón, que te presentaremos a continuación una lista de elementos naturales que puedes emplear para eliminar la grasa del cutis.

Es importante mencionar, que antes de aplicar cualquier tipo de producto cosmético bien sea natural o químico sobre nuestro rostro, debemos limpiar bien el cutis, asegurándonos de eliminar toda la suciedad y bacterias posibles.

Aceite de oliva virgen: Este tipos de aceite es efectivo para regular la producción de glándulas sebáceas en la cara.

 Para aprovechar los beneficios del aceite de oliva en nuestro cutis, basta con aplicar unas pequeñas gotitas después de lavar el rostro por la noche.

Jugo de naranja: Gracias a las sustancias cítricas concentradas en el interior de esta fruta, contribuye a reducir la grasa que se produce en la cara.

Consumir un vaso de jugo de naranja diariamente durante una semana, permitirá la reducción de la grasa facial, y condicionará la piel a una mejor absorción de nutrientes.

Mascarilla de papa: La mascarilla de papas, contrarresta el exceso de grasa facial, ya que regula la producción de glándulas sebáceas.

Para realizarla, se debe hervir una papa, luego de estar bien cocida se procede a triturar. Despues se debe añadir dos cucharadas de leche, migas de pan y unas gotas de limón

Esta combinación de ingredientes debe ser aplicados en el rostro, con delicados movimientos circulares. Se deja actuar por un lapso de diez minutos. Al cabo de 10 minutos se retira con abundante agua fría.

Mascarilla de romero: Para esta mascarilla, es necesario moler las hojas de romero. Se deben mezclar con una cucharada de miel y una yema de huevo.

Luego se debe aplicar con delicados movimientos circulares sobre la cara y el cuello, dejar actuar durante 20 minutos.

Finalmente se debe lavar el rostro y el cuello con agua tibia para retirar el producto.

Uso de suplementos naturales: Los suplementos naturales son una alternativa eficaz en el tratamiento de la piel grasa, debido a sus componentes orgánicos no causan efectos secundarios en la piel ni en ningún otro órgano.

Piel Perfecta es una combinación de productos 100% naturales, clínicamente probados que aportan muchos nutrientes que son de provecho para la salud de la piel.

El efecto de acción profunda de Piel Perfecta ataca los radicales libres que ocasionan la obstrucción de los poros de la piel y el envejecimiento, además favorece la producción de colágeno y elastina.

lavarse la cara, el retrato de una bella mujer lavando su cara limpia con agua

¿Tienes cutis graso? Esta información te puede servir

El cutis graso es aquel que se caracteriza por presentar un brillo, aspecto grasoso, húmedo y poroso durante gran parte del día. Esto se debe a la producción excesiva de sebo.

Este tipo de piel tienen predisposición al acné y suele ser difícil de limpiar. El cutis graso es frecuente en adolescentes y adultos menores de 30 años.

La testosterona es la hormona responsable de la hipersecreción de sebo en la piel, esto hace que los hombres tengan más factores de riesgo para padecer acné.

En el caso de las mujeres, el exceso de grasa en la piel, hace que el maquillaje o cualquier producto cosmético se fije con dificultad.

Esto representa un problema para aquellas mujeres que siempre desean estar bellas y arregladas.

Existen varios factores que pueden causar  que una persona tenga cutis graso, entre ellas podemos citar:

Alimentación: Consumir alimentos que contienen grasas saturadas provenientes de mamíferos, como por ejemplo la carne de cerdo, los embutidos, el cordero, los mariscos y las carnes muy grasosas, condicionan la aparición de un cutis graso.

Por consiguiente, se recomienda llevar una dieta saludable, rica en alimentos naturales, verduras y frutas.

Genética: Esta demostrado que la genética determina el tipo de piel de piel de un individuo. La secreción de las glándulas sebáceas es controlada por las hormonas, y la respuesta de estas glándulas esta condicionada por los genes del individuo.

Cambios hormonales: Durante la pubertad, la fluctuación hormonal produce un aumento en los niveles de andrógenos.

Los andrógenos son hormonas masculinas que también están en las mujeres, que están vinculadas a la producción y maduración de las glándulas sebáceas de la piel. A medida que maduran estas glándulas, la producción de grasa en la piel es mayor.

Una vez que el sebo queda encapsulado dentro del poro y en combinación con la piel muerta y otras bacterias que están en la piel, se forma lo que conocemos como puntos negros.

Estrés: El estrés es una repuesta de nuestro cerebro y cuerpo, ante una situación que representa peligro.

El estrés genera traspiración corporal. Una persona sometida a un constante estrés y sudoración tiene más condiciones para desarrollar un cutis grasoso.

La recomendación para quienes tienen cutis graso, es lavar y limpiarla piel varias veces durante el día.

Estas personas en su rutina de limpieza facial no deben emplear tónicos sino astringentes, ya que poseen una cantidad de alcohol o acidez más elevados.

Acné: la pesadilla de todo adolescente

El acné es una enfermedad que provoca la obstrucción de las glándulas productoras de grasa en la piel, provocando inflamaciones y erupciones en la piel.

Su causalidad se debe a diferentes factores, que favorecen la oleosidad de la piel, acumulación de bacterias, irregularidad hormonal, acumulación de piel muerta.

Hombre joven se toca una grano ubicado en su rostro

El acné puede aparecer tanto en la cara, la espalda y brazos, y suele ser causado por los siguientes factores:

Edad: Durante la adolescencia especialmente entre los 12 y18 años, es más común la aparición de espinillas o acné. Esto se debe a la fluctuación hormonal producto de la edad

Sin embargo, las espinillas pueden aparecer a cualquier edad.

Es muy común observar mujeres de 30 años con una condición llamada acné tardío, esta condición se produce debido a la cantidad de sebo o queratina producidos en la piel debido a la acumulación bacterias.

Higiene facial incorrecto: cuando se practica una higiene facial inadecuado, suelen obstruirse los poros y se acumula grasa en ellos, favoreciendo de esta manera la formación de puntos negros, y el desarrollo de espinillas.

Uso de productos muy grasosos en la piel: El uso de cremas y protectores solares que no corresponden a tu  tipo de piel, condiciona la formación de puntos negros y espinillas.

Por eso se recomiendan al momento de escoger productos cosméticos, comprar aquellos que son llamados “no comedogenicos”, ya que estos disminuyen la tendencia de obstrucción de poros de la piel

Reacción a medicamentos: Algunos medicamentos suelen causar reacciones alérgicas, manifestadas por lesiones en forma de espinillas, un ejemplo muy común de estos medicamentos son los corticoides y antiinflamatorios.

Exposición al sol: La exposición al sol de manera excesiva puede producir espinillas, esto debido a que los rayos UV acelera el proceso de inflamación de los tejidos, y favorece la producción de grasa en la piel.

El embarazo: Algunas mujeres embarazadas presentan acné, debido al aumento de la progesterona, la cual  aumento la oleosidad de la piel.

Conoce los diferentes tipos de acné

Las hormonas tienen un comportamiento en cada etapa de la vida de un individuo, esto quiere decir que el factor causal principal del acné, está relacionado con la actividad hormonal.

En función a la edad y la actividad hormona que se desarrolle en cada una se puede evidenciar cuatro tipos de acné:

Acné neonatal: Es el tipo de acné que se presenta en pacientes recién nacidos, se presenta en un 20% de los bebes, siendo las niñas las más afectadas por estas lesiones.

Las zonas más afectadas son las mejillas, frente y mentón. Por lo general aparecen comedones  cerrados.

Acné infantil: También es denominado  acné del niño pequeño, se produce entre los 3 y los 9 meses  de edad. La zona más afectada es la cara, particularmente las mejillas.  Se presenta a través de comedones contiguos  o pápulas aisladas.

Acné vulgar: También se denomina acné del adolescente o acné de la pubertad. Se produce entre los 12 a 18 años, entre el 70% al 95%  de los adolescentes se ve afectado por este fenómeno

Suele presentarse en la cara y en la parte superior del cuerpo. Entre el 2% y 7% de las personas que han sufrido de este tipo de acné sufren terribles cicatrices.

Acné tardío: También llamado acné del adulto, se produce entre los 25 años en adelante , entre el 20% y el 40%  de la población continua sufriendo de acné, pasado los 24 años de edad.

Este tipo de acné es más común en las mujeres que en los hombres, debido a la fluctuación hormonal, el ciclo menstrual y la menopausia.

Ya vimos cómo se clasifica el acné según la edad. Sin embargo el acné también puede clasificarse según la severidad de los síntomas que presenta. En este sentido podemos citar cuatro tipos de acné:

Acné comedogénico: Es aquel que presenta poca inflamación en el área de la piel  donde ocurre el brote, produce  comedones abiertos que también son llamados puntos negros, y comedones cerrados  conocidos como granos.

Estos granos son  las elevaciones amarillentas  que pueden aparecer en el rostro o en otra parte como la espalda o el pecho.

Este tipo de acné suele ser causado por la fluctuación hormonal que se produce durante la adolescencia.

Acné papulopustuloso: Es un tipo de acné caracterizado  por la presencia de pus y pápulas con pústulas en la piel.

Por lo general  se produce en la cara (frente, nariz y con menos frecuencia en la espalda). Existen posibilidades de cicatrices para aquellos que padecen este tipo de acné.

Acné conglobata: Es una enfermedad cutánea severa inflamatoria que afecta a cualquier individuo mayor de 18 años y menor de 30.

Es una reaparición de un acné que fue controlado anteriormente, por lo general se presenta en hombres y mujeres con ovario poliquistico.

Este tipo de acné también es de carácter hereditario, es decir aquellas personas que tengan algún familiar en primera línea de consanguinidad con este tipo de acné, con mucha probabilidad también lo tendrá.

Acné fulminante: Es un tipo de acné que se caracteriza ´por la inflamación severa y repentina, que afecta todo el cuerpo.

Los síntomas de esta patología son acné severo, presencia de ulceras, fiebre y poliartritis.

Esta enfermedad es una enfermedad es inmunológicamente inducida, se cree que el antígeno que la desencadena se llama propionibacterium acnés.

Alimentos que debes consumir si deseas eliminar el acné

Estudios resientes han demostrado que el acné se encuentra relacionado con los malos hábitos alimenticios.

Una dieta donde la mayoría de los alimentos contiene grasas y son carentes de fibra y anti oxidantes, condicionan la aparición de acné.

Ilustración de antes y después. Con granos y sin granos

A continuación presentaremos una lista de alimentos, que debido a su aporte nutricional, le ayudan al cuerpo a prevenir la aparición de acné.

  • Agua: Beber dos litros de agua diario, garantizara la eliminación  efectiva de toxinas del cuerpo, esto de manera directa mejorara la salud de la piel.
  • Vegetales verdes: Los vegetales verdes como el brócoli, las espinacas, los canónigos, alfalfa. Contienen grandes cantidades de antioxidantes, esto favorece la desintoxicación del cuerpo y combate los radicales libres, que deteriorar la piel.

Los vegetales verdes también contienen vitaminas A, C, E, B y clorofila, estas sustancias favorecen la limpieza del tracto digestivo y limpian la sangre.

Uvas rojas: Son excelentes  para mejorar la circulación de la sangre. Gracias a los antioxidantes que contiene los frutos rojos permite combatir afecciones  como la psoriasis, el eczema y las reacciones alérgicas.

Pescados grasos: Estos pescados contienen omega 3 y omega 6  que son ácidos grasos esenciales  y que encontramos en pescados como el atún, las sardinas, la caballa.

Los ácidos grasos presentes en estos alimentos contribuyen a mejorar el funcionamiento del organismo. Contribuyen a reducir la inflamación del cuerpo, y a evitar la obstrucción de los poros de la piel.

Aguacate: Esta es una fruta que no solo es deliciosa, también contribuye a contrarrestar el acné. Gracias a su contenido de vitamina C, disminuye la inflamación de los poros.

También es hidratante por naturaleza, su concentración de vitamina E le devuelve la vitalidad a la piel.

Alcachofas: Estas verduras están  llenas de antioxidantes, favorecen a la eliminación de toxinas del cuerpo, por lo cual debe permanecer en tu dieta diaria para contrarrestar el acné.

Así como una dieta saludable le aportara bienestar y salud a tu piel, existen otras alternativas naturales que favorecen el órgano más extenso del cuerpo humano.

Esta alternativa viene de la mano de Piel Perfecta una combinación de vitaminas y extractos naturales que le devolverá a tu piel la lozanía que tanto necesita.

Piel Perfecta contiene una serie de antioxidantes clínicamente probados que son altamente efectivos para eliminar el efecto nocivo de los radicales libres sobre la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *