Anatomía del corazón humano en fondo rojo

El sistema circulatorio: más que sólo sangre y venas

El sistema circulatorio: más que sólo sangre y venas

Última actualización: 09-01-2019. Equipo Nutricioni

El sistema circulatorio es una vía del cuerpo que facilita la correcta distribución de las diversas sustancias que el cuerpo necesita. Está formado tanto por el sistema cardiovascular como por el sistema linfático.

El sistema cardiovascular está compuesto por los diversos órganos y vías que hacen fluir uno de los combustibles más importantes del cuerpo: la sangre.

La sangre es un líquido compuesto principalmente por glóbulos rojos y hemoglobina; quienes son los encargados de darle la pigmentación característica.

Esta sustancia es la encargada de mantener vivas todas las partes y órganos del cuerpo. Cuando hay fallas en la distribución de la sangre, la zona afectada se debilita e incluso muere.

Como dato curioso se conoce que el sistema cardiovascular transporta aproximadamente el 6% de la sangre en el cuerpo, la cual representa el 8% del peso total de la persona.

Anatomía del corazón humano en fondo rojoEl principal órgano de toda la estructura cardiovascular es el corazón.  Este músculo ayuda, promueve, regula y realiza el trabajo de repartición, oxigenación y limpieza de la sangre al cuerpo.

El corazón limpia la sangre “sucia” de CO2 que llega de todo cuerpo  y la devuelve limpia y oxigenada.

Como estructuras importantes del sistema cardiovascular, aparte del corazón están las arterias, capilares venosos y venas.

Estas partes hacen el papel de autopistas o canales por las cuales la sangre debe fluir correctamente. Además, también se encargan de distribuirla por todo el cuerpo.

Hay arterias, venas y capilares sanguíneos de la cabeza a los pies. No existe zona en el cuerpo carente de sangre.

Para que esta premisa se cumpla, es importante cuidar el sistema circulatorio. Ya que la sangre limpia y oxigenada es la que mantiene frescos, limpios y en perfecto funcionamiento al cuerpo entero.

El sistema linfático: el plus del sistema circulatorio

Por otro lado, se tiene otra subdivisión del sistema circulatorio y es el sistema linfático. Así como éste está formado principalmente por sangre, el linfático está compuesto por la linfa.

En contraposición a la sangre, la linfa es incolora y se produce por el exceso de líquido en el torrente sanguíneo. Esta sustancia está compuesta por sal, glucosa y proteínas que se filtran de la sangre.

Estos componentes en conjunto, protegen el cuerpo de infecciones. Es por esta razón que el sistema linfático es el proveedor del sistema inmunológico.

Así como la sangre está compuesta de glóbulos rojos y blancos, la linfa está compuesta por linfocitos y leucocitos. Estos ayudan a combatir enfermedades del torrente linfático.

Cuando la persona sufre de alguna enfermedad viral, los leucocitos se alteran; esto quiere decir que se comienzan a reproducir de más para combatir aquello que afecta la salud.

Así como al sistema circulatorio lo rige el corazón, al linfático lo rige el bazo. Este órgano elimina glóbulos rojos viejos y cualquier bacteria, virus o agente extraño en la sangre.

Además, hay otras partes del cuerpo que producen linfa como lo son las amígdalas y la médula espinal.

Es por esto que cuando hay infecciones serias, como la meningitis, se detecta por el cambio de color del líquido espinal.

Estructuralmente, el sistema linfático no solo se constituye por el bazo, sino también de capilares, glándulas, ganglios, conductos y vasos linfáticos.

Estos se encuentran en diferentes zonas del cuerpo como en la garganta, detrás de las orejas, axilas e internamente en el cuerpo; como en los pulmones.

Composición del sistema circulatorio.

A pesar de que este sistema está subdividido en sangre y linfa; los canales de distribución se comportan de la misma manera; pero de igual manera no mezclan trabajo.

Por el lado del sistema cardiovascular, el corazón está compuesto por:

  • Vena cava superior e inferior.
  • Arteria pulmonar.
  • Arteria aorta.
  • Ventrículos izquierdo y derecho.
  • Venas pulmonares.
  • Aurículas izquierda y derecha.
  • Miocardio y pericardio.

El corazón late unas 60 o 100 veces por minuto; unas 100.000 veces por día. También tiene aproximadamente el tamaño del puño de cada persona.

Por el lado del sistema linfático, no solo interviene el  bazo, también se regula por:

  • Tejidos linfáticos.
  • Conductos linfáticos derecho e izquierdo.
  • Glóbulos blancos.
  • Timo.
  • Intestinos.
  • Hígado.

Las partes que componen el sistema linfático son tanto de distribución como de eliminación de desechos. Además son sensibles a cambios por patógenos externos, esto para alertar al individuo de que algo pasa en el cuerpo.

La linfa se encuentra casi en su totalidad en el tren superior del cuerpo, donde están los órganos y partes de mayor importancia.

Funcionamiento del sistema circulatorio

¿Alguna vez te has preguntado cómo viajan las hormonas por el cuerpo? o ¿Cómo llegan tan lejos? o ¿Dónde fueron creadas o sintetizadas? Bueno, el sistema circulatorio es el responsable.

En conjunto, las vías circulatorias del cuerpo son básicamente canales o medios para la transportación de diferentes sustancias, más que todo oxígeno.

Aunque no solo mantiene oxigenado el cuerpo, sino que promueve la eliminación del dióxido de carbono o CO2 con cada respirar de los pulmones.

Como ya se dijo, el sistema circulatorio también se compone de una sustancia llamada linfa. Entonces este sistema lleva este líquido al hígado para ser sintetizada y procesada.

El sistema circulatorio también tiene como función la facilitación del desecho de toxinas del cuerpo, como por ejemplo: la orina.

A través de las vías linfáticas, se llevan los líquidos residuales ya procesados para que el riñón se encargue de su eliminación.

A través de este sistema, las hormonas viajan por el torrente sanguíneo focalizándose justo donde se requiera.

Y como una última pero no menos importante función está el combate de enfermedades.

Gracias a la circulación de los nutrientes, leucocitos, y anticuerpos por las venas y arterias, se combaten los virus y bacterias que pueden atacar el sistema inmune.

Enfermedades que afectan al sistema cardiovascular

El sistema circulatorio se deteriora con facilidad, bien sea por cuestiones hereditarias o malos hábitos alimenticios.

Las enfermedades cardiacas se tratan básicamente de obstrucciones o defectos en cualquiera de las venas o arterias que se encuentran en el cuerpo.

Cuando el sistema circulatorio es atacado, el flujo sanguíneo y linfático no es el correcto.

  • Infarto al Miocardio (MI):  es una enfermedad problemática, comúnmente se le conoce como ataque cardiaco.

Los ataques cardíacos se dan cuando la grasa que rodea los órganos internos,                                específicamente al corazón, rebasa un rango de “normalidad” y se vuelve excesiva. Tanto que    llega a obstruir las arterias.

  • Arteriosclerosis:  es el padecimiento más común, se da cuando los lípidos que componen los alimentos se endurecen en las arterias y órganos.

  • Enfermedad arterial periférica: se encuentra dentro de las enfermedades circulatorias hereditarias, se desarrolla cuando las arterias principales que van a la cabeza, estómago y piernas se vuelven angostas y obstruyen el flujo sanguíneo.

  • Tromboembolismo venoso: entra en el rango de obstrucciones y ocurre cuando uno o más coágulos de sangre obstruyen los conductos circulatorios.

  • Várices:  también son entorpecimientos en este sistema, es uno de los padecimientos circulatorios más comunes.  Aparecen desde los muslos hasta las pantorrillas cuando las venas de esta zona se ensanchan.

Las varices pueden aparecer por el consumo de tratamientos hormonales como pastillas anticonceptivas.

  • Trombosis: se desarrolla cuando las varices se salen de control,  se da cuando los vasos sanguíneos de una zona en particular se obstruyen casi por completo.

Otras patologías hereditarias del sistema circulatorio

Las enfermedades en el sistema circulatorio, en muchas ocasiones, pueden deberse a condiciones hereditarias;

  • Angina o dolor de pecho: esto ocurre cuando el corazón debe sobre-esforzarse en trabajar ya que no le llega suficiente sangre.

Mujer anciana sostiendo el hombro de un hombre que acaba de sufrir algun dolor en el pecho

  • Prolapso de la válvula mitral: se desarrolla cuando la válvula mitral no hace el proceso de dilatación-contracción correctamente.

Esto ocasiona que la sangre no sea bombeada adecuadamente, pudiendo hacer que este líquido vital no llegue a los sitios más alejados del corazón, como extremidades inferiores y cerebro.

  • Estenosis mitral: otro defecto de nacimiento; sucede cuando válvula mitral no se desarrolla o no se forma correctamente durante la gestación.

  • Anemia: en la mayoría de los casos es hereditaria, ocurre cuando el nivel de hemoglobina en la sangre es bajo.

Por lo general, los niveles de hemoglobina suelen corregirse con tratamientos de hierro las veces al día, por el tiempo que el especialista indique y en la presentación que este indique. Bien sea en pastillas o intravenoso.

  • Arritmia: también entra dentro de este cuadro, puede ser o no hereditaria. Ocurre cuando el corazón tiene saltos acelerados o desacelerados al latir.

Enfermedades que atacan al sistema linfático

Este tipo de padecimientos afectan directamente a los tejidos o ganglios linfáticos. Estas enfermedades exteriorizan síntomas inmediatamente para su rápido ataque.

  • Amigdalitis: la enfermedad linfática más común sobre todo en los niños. Esta infección ocurre cuando bacterias, que ingresan a la boca por objetos sucios, se alojan en las amígdalas.

  • Linfadenopatía: otra patología que se desarrolla por patógenos externos, ocurre cuando existe una enfermedad viral y los ganglios linfáticos comienzan a inflamarse como una reacción.

Los cuadros de gripe que se comienzan a convertir en infección inflaman los ganglios detrás de las orejas. Lo mismo pasa con los episodios de exantemas,  enrojecimientos virales en la piel.

  • Adenitis: Son infecciones que atacan directamente los ganglios linfáticos, a diferencia de la Linfadenopatía.

Cuando esto ocurre, la piel alrededor de los ganglios se pone roja y además se vuelve tan sensible que es doloroso al tacto.

Saliendo de las enfermedades simples del sistema linfático, se tienen algunas que son de carácter mortal en algunos casos, como los linfomas.

  • Linfomas son un tipo de cáncer que ataca el tejido linfático; como todo cáncer es el crecimiento y acumulación descontrolada de células, pero en este caso son los linfocitos quienes no paran de crecer.

Este cáncer crea tumores en el cuerpo; así que lo que fácilmente puede confundirse con un ganglio inflamado puede ser el comienzo de algo más;  es por esto que se debe acudir al médico ante cualquier cambio en el cuerpo.

  • Agrandamiento del bazo: es otro caso de enfermedades delicadas, ocurre por infecciones como la mononucleosis o el cáncer.

A pesar de que el bazo es un órgano pequeño, el agrandamiento de este puede hacer que se reviente ocasionando muerte por hemorragia interna.

Síntomas de las enfermedades en el sistema circulatorio

Por lo general las afecciones del sistema circulatorio traen dolencias, malestares e incomodidades de inmediato. Estas pueden verse y/o sentirse.

Las dolencias comienzan cuando la zona, órgano o parte del cuerpo se queda sin el suministro necesario de sangre para que esta parte esté oxigenada o funcione adecuadamente.

Los síntomas varían según sea el grado de malignidad de la enfermedad, pero estos pueden abarcar:        

  • Presión arterial alta.
  • Infartos.
  • Fatiga constante.
  • falta de aliento y dificultad al respirar.
  • Dolores de cabeza.
  • Ataques crónicos de tos.
  • Varices.
  • Dificultad al tragar.
  • Sensación de ahogo.
  • Dificultad para sentir dolor o cambio de temperatura en las extremidades.
  • Cambios en la audición y en la vista.
  • Vértigo.
  • Perdida en el equilibrio y en la coordinación.
  • Fallo en el control de esfínteres.
  • Inflamación de ganglios.
  • Sarpullidos.
  • Muerte.

Estos síntomas son tanto de enfermedades cardiovasculares como de enfermedades a nivel linfático.

Es importante acudir al médico periódicamente antes de comenzar a sentir cualquier dolencia, irregularidad o cambio a cualquier nivel del organismo.

A nivel de la salud, prevenir es mejor que lamentar y el bienestar individual no debe estar bajo negociación.

Y hablando de prevenir enfermedades en el sistema circulatorio, VicMujer es la mejor opción, que promueve la correcta circulación de sangre y linfa en el organismo.

¿Cómo hacer para mejorar la circulación en el cuerpo?

En la mayoría de los casos, las enfermedades en el sistema circulatorio tienen maneras de corregirse, en el  caso de las hereditarias o, eliminarse si son producidas por factores externos

Para el caso de las enfermedades ocasionadas por factores biológicos, se suelen intervenir quirúrgicamente al paciente.

Estas operaciones se realizan bien sea para reemplazar válvulas, hacer trasplantes o colocar aparatos como marcapasos, que le dan un impulso extra al corazón.

Para los casos no tan drásticos de males a nivel circulatorio, existen maneras de evitar caer en estos cuadros.

  • Hacer ejercicio es una de las prácticas recomendadas. Así sean 30 minutos de rutinas aeróbicas ayudan a eliminar grasas y desechar toxinas.

  • Mantener una alimentación balanceada evita la obstrucción de arterias ya que se disminuye el consumo de grasas saturadas, las cuales son perjudiciales para la salud.

  • Consumir frutas diuréticas, verduras y menos carbohidratos evita la acumulación de colesterol malo en el cuerpo, lo que conduce a obstrucción arterial y obesidad.

  • Conservar un peso estable y adecuado es fundamental para tener el sistema circulatorio libre, despejado y sano.

  • Si usted es una persona fumadora, disminuir y poco a poco eliminar el hábito del tabaco; alarga años de vida y elimina posibles padecimientos respiratorios.

Para evitar que los órganos internos como estómago, pulmones y corazón se dañen, el consumo de cigarrillos está sumamente contraindicado para pacientes propensos a sufrir trombosis.

  • Evitar las situaciones de estrés ayuda a que el sistema inmunológico esté estable.

  • Adoptar posiciones cómodas al estar sentados o de pie previene el adormecimiento de extremidades por mala circulación sanguínea.

  • Hacer cada cierto tiempo exámenes de rutina, ayudará a prevenir y tomar medidas a tiempo, en caso de que haya valores hematológicos altos.

Alternativas comestibles para ayudar al sistema circulatorio

Cuidar lo que se ingiere es fundamental para garantizar una buena salud. Y a pesar de lo que se cree, comer saludable no es igual a comer aburrido.

A la hora de prevenir enfermedades en el sistema circulatorio, es importante dejar de lado las frituras ya que estas contienen grasas saturadas que no son de fácil digestión.

Los alimentos lácteos en exceso también poseen mucho contenido graso que es perjudicial para las arterias y el corazón.

Añadir a la dieta un alto contenido de omega 3 es facilitarle las cosas al corazón, ya que este tipo de grasa fortalece este músculo. Además de que es de fácil digestión y eliminación.

Este tipo de aceite se encuentra en la mayoría de los pescados, especialmente en aquellos que son de sangre azul tales como el atún, salmón y trucha.

Este tipo de grasa también se encuentra en los frutos secos como las almendras, avellanas, maní y nueces.

Cocinar con aceite de almendras, uva y coco es una opción saludable para darle al cuerpo la grasa que requiere sin saturar de más ni exponerlo a riesgos.

Agregar a las comidas ajo, no solo les da sabor, sino que fomenta la buena circulación sanguínea y linfática en el cuerpo.

Este bulbo previene la acumulación de grasa en las arterias y reduce el riesgo de padecer arteriosclerosis.

Una alternativa para cuidar el sistema circulatorio es consumir regularmente VicMujer, no solo para la circulación sino para reforzar el sistema inmunitario.

Remedios caseros para ayudar al sistema circulatorio

Los remedios caseros son cualquier alternativa que se tome que no implique salir de casa ni consumir nada empaquetado. Un gran ejemplo de estos son los masajes.

Recibir masajes regularmente ayuda a que la sangre fluya a través del cuerpo; que transite de manera relajada y fácilmente.

Estos deben realizarse hacia la parte de arriba del cuerpo para promover que llegue al corazón de manera eficiente y no que hinche la zona tratada.

Es recomendable usar aceites naturales como el aceite de almendras y coco. Son bajos en grasa y aunque el cuerpo los absorba no traerán efectos secundarios.

Los tés, infusiones y smoothies son vías alternativas para atacar o evitar los problemas del sistema circulatorio.

En este tipo entra el jengibre. El té de jengibre y miel evita la formación de coágulos en las arterias.

El  té verde es rico en antioxidantes lo que disminuye y previene las enfermedades cardiovasculares; ensancha los vasos sanguíneos y mejora la circulación.

Por otro lado, las infusiones de pimienta cayena reducen los síntomas de la mala circulación, como lo son el hormigueo, mareo y dolor de cabeza.

Para aquellas mujeres que simplemente no toleran tomar infusiones o tés, VicMujer es el mejor amigo a la hora de complementar la alimentación y disminuir riesgos a la salud.

Debido a que VicMujer contiene la cantidad justa de componentes naturales, es de fácil absorción por el cuerpo. Sin mencionar que ayuda a regular múltiples funciones .

Los componentes naturales en pastillas prácticamente eliminan los posibles efectos secundarios que puedan llegar a existir.

VicMujer es un fiel combatiente de las enfermedades a nivel circulatorio en el cuerpo; además que nivela el azúcar y disminuye las concentraciones de colesterol en el cuerpo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *