alteracion en articulacion de la rodilla, Rodilla dolorosa: radiografía de esqueleto, concepto médico de Ilustración 3D

El síndrome de dolor rótulofemoral ¿cómo combatirlo?

El síndrome de dolor rótulofemoral ¿cómo combatirlo?

Última actualización: 01-04-2019. Equipo Nutricioni

Ciertas actividades físicas como caminar, correr, saltar, subir o bajar  escaleras de manera constante, a la larga generan un desgaste articular y pérdida de la alineación ósea entre otros.

La realización de ejercicios, forma parte del sistema de mantenimiento del cuerpo fortaleciéndolo y desarrollando condiciones óptimas en el organismo, pero ¿qué sucede cuando en vez de hacer un bien, el ejercicio perjudica?

Todo esto se debe a las exigencias extremas en que es sometido el cuerpo, así como el uso inapropiado del calzado para la ejecución de actividades físicas cotidianas.

mujeres caminando en un parque mujeres en sus 30 años caminando juntas al aire libre. Lindas mujeres rubias y en forma de unos 30 años que son activas y trabajan para mantenerse saludables

El uso excesivo del ejercicio para desarrollar musculatura sin un previo calentamiento,  puede perjudicar las estructuras articulares, produciendo dolores que incluso llegan a  acarrear intervenciones quirúrgicas.

Por ende el cuidado de esta articulación es de suma importancia ya que esta es capaz de soportar todo el peso corporal.

Una falla en su funcionamiento puede acarrear consecuencias de limitación de movimiento, lo que puede generar no solo procesos físicos dolorosos sino también desarrollar procesos psicológicos como la frustración y depresión.

¿Cómo se conforma la articulación de la rodilla?

Las articulaciones de las rodillas soportan la mayor parte del peso corporal. Por ello son consideradas como las articulaciones más grandes y poderosas del cuerpo humano.

La articulación de la rodilla está conformada principalmente por 3 huesos: el fémur (hueso del muslo) que a su vez presenta dos protuberancias óseas, llamados cóndilo lateral y medial, recubiertas por un cartílago.

En su parte distal la tibia (hueso de la pantorrilla),  en su área superior y el hueso sesamoideo más grande del cuerpo llamado rótula o patela.

Esta articulación contiene un gran número de estructuras ligamentosas que impiden que los elementos óseos de la articulación rocen entre sí con fuerza.

Estos  son los ligamentos lateral y medial; que se encargan de estabilizar la rodilla en una tensión en varus y valvus,  es decir un desvió en el plano horizontal tanto del fémur como la tibia.

En su parte interna o dentro de la articulación de la rodilla existen dos ligamentos llamados ligamento cruzado anterior y ligamento cruzado posterior.

Estos ligamentos, impiden que la articulación se desvíe en dirección anteroposterior, lo que permite estabilizar la articulación en movimientos de flexión y extensión.

También existe dos porciones de cartílagos articular. Estos tienen como función:

  • Equilibrar las desigualdades que existe entre el fémur y la tibia  que tiene forma de cuña.
  • Absorben la carga energética de impacto entre fémur y tibia
  • Distribuir de una mejor manera la fuerza en la rodilla.

Estos cartílagos articulares son llamados meniscos.

Los movimientos de la articulación de la rodilla son complejos y se asemejan a una bisagra, permitiendo la flexión - extensión y un movimiento de rotación en flexión.

Debido a que la articulación de la rodilla participa en el soporte del peso, tiene un sistema mecánico de bloqueo efectivo para disminuir el grado de energía muscular necesaria para mantener la articulación extendida en bipedestación.

¿Qué es un dolor rótulofemoral?

Al síndrome de dolor rótulofemoral también se le conoce como femoropatelar, es un síndrome que forma parte de las primeras etapas de condromalacia patelar, causado por el desgaste del cartílago articular.

El cartílago articular es un tejido formado por células (condrocitos), que conforman una superficie  blanquecina, brillante y dura que tapiza la zona ósea evitando el roce con otro hueso que conforma la articulación.

Este cartílago favorece el buen deslizamiento y funcionamiento de la articulación, pero con el paso del tiempo y el uso excesivo de la misma, el cartílago va creando zonas de desgaste y erosión.

La rótula nombrada anteriormente, se encuentra por delante de la articulación de la rodilla, su cara anterior es redonda, y puede palparse fácilmente, sin embargo su cara posterior es triangular.

La rótula se desliza durante el movimiento entre los cóndilos del fémur, formando una especie de mecanismo de polea.

Esta patología o síndrome es el resultado del desgaste del cartílago que se produce al rozar la rótula contra los cóndilos del fémur.

Existen 5 fases del desarrollo de esta patología dolorosa, que son:

Fase 1: Reblandecimiento del cartílago. Se genera un cúmulo de líquido en el espacio extracelular y el cartílago rotuliano se reblandece.

Fase 2: Deterioro. Esto se ve a través de una artroscopia. El cartílago da la apariencia de estar deshaciéndose.

Fase 3: Resquebrajamiento. Aparición de hendiduras y fisuras en las capas más profundas.

Fase 4: Ulceración, con el agravamiento de la condición.

Fase 5: Aumento en la densidad del cartílago, debido a que la ulceración comienza a afectar el hueso subcondral, causando inflamación, tal como sucede en caso de artrosis.

En las  dos primeras fases aparece síndrome femoropatelar o rótulofemoral. Y luego se generan las siguientes, completando la patología denominada condromalacia patelar.

¿Cuáles son los síntomas y las consecuencias de dolor rótulofemoral?

Cuando se genera el desgaste del cartílago articular, producido al rozar la rótula contra los cóndilos del fémur, disminuye el espacio intra articular.

Obviamente se produce un dolor en la rótula. Este es el síntoma más destacado.

El dolor aparece durante ciertos movimientos:

  • Durante la flexión, como al ponerse en cuclillas
  • Al bajar o subir cuestas y escaleras
  • Al estirar la pierna tras haber pasado un buen rato sentado (flexionado), como por ejemplo después de conducir o después de estar en el cine.
  • Sensación de debilidad o inestabilidad.
  • Se percibe el dolor cuando se  palpa en el borde externo de la rótula.
  • Se produce sonido como un crujido o sonido de bisagra, hinchazón y limitación del movimiento.

¿Qué lo causa? Existen distintos factores:

  • Factores genéticos
  • El sobrepeso
  • La práctica excesiva de ciertos deportes como: baloncesto, voleibol, fútbol, ciclismo, kárate, tenis, rugby y carreras. De por sí esta patología es llamada rodilla de corredor.
  • La patela, o rótula, se ubica en una posición más arriba de lo normal.
  • La parte interna del cuádriceps presenta debilidad.
  • Los músculos del área tienen falta de flexibilidad.
  • Se produce una lesión que no se trata adecuadamente.
  • Hay un uso excesivo de la rodilla.
  • Hay fatiga muscular.
  • Se emplea un calzado inadecuado.

El dolor rótulofemoral es un problema común de rodilla, debido a las exigencias diarias a  que sometemos dicha articulación.

Sin embargo, el factor más determinante son las descompensaciones musculares, donde el músculo llamado vasto interno de la rodilla se debilita, a diferencia del vasto externo.

Esto provoca que el movimiento de la rótula con respecto al fémur esté desalineado, favoreciendo el roce  del cartílago rotuliano, sobre todo en el lado externo.

Esta descompensación muscular puede ser consecuencia de un exceso tanto de ejercicio como de sedentarismo.

¿Cuáles son los ejercicios ideales para aliviar el dolor de rodilla?

Aunque suene extraño, el ejercicio es la mejor manera que hay de mantener la salud del sistema músculo esquelético, incluyendo las rodillas.

Gracias al ejercicio, se mantiene la elasticidad tanto del cartílago como del músculo y el dolor disminuye. El músculo adquiere fortaleza al músculo, lo cual contribuye a evitar desgaste en el futuro.

Existen ciertos ejercicios muy apropiados para aliviar y combatir los dolores de rodillas.

Entre ellos están los llamados ejercicios isométricos cuya particularidad es usar el mismo peso corporal para desarrollar el músculo a través de una tensión.

Son muy utilizados en terapias de rehabilitación, ya que fortalecen el músculo y no causan tensiones en las articulaciones.

Existe una amplia variedad de ejercicios de este estilo. Solamente se necesita nuestro cuerpo y permitiendo la realización en casa o en cualquier lugar.

Los ejercicios isométricos se dividen en dos categorías: activos y pasivos.

Activos: Son ejercicios en los que se ejerce fuerza sobre algo, por ejemplo empujar una pared.

Son más adecuados para aquellas personas cuya meta sea aumentar la fibra muscular.

Pasivos: Son  ejercicios en los que únicamente se resiste un peso o se mantiene una posición hasta que los músculos se agotan.

Según sea la forma del ejercicio a ejecutar, se puede convertir  de un ejercicio pasivo en uno activo y así, enfocarse en el fortalecimiento de los tendones y ligamentos, elementos que suelen limitar al realizar cualquier actividad física.

A los tendones llega menos sangre que a los músculos, y por ello suelen requerir un mayor tiempo de recuperación.

Mediante estas actividades físicas se desarrolla la fuerza de los tejidos musculares  sin resultar contraproducentes para la articulación.

Hombre y mujer de edad mayor realizando estiramiento en parque

Cabe de destacar que antes de la realización de cualquier ejercicio es importante consultar a su médico.

Ejercicios para ideales para la articulación de la rodilla

El cuádriceps es un sistema de 4 músculos responsable del movimiento y la estabilidad de la rodilla. Estos son:

  • Recto femoral
  • Vasto Intermedio
  • Vasto Medial
  • Vasto Lateral

El fortalecimiento de cuádriceps realizado isométricamente, evita una mayor tensión al tendón rotuliano. Como por ejemplo

  • Sentarse en el aire apoyando la espalda contra la pared y  bajar lentamente hasta adoptar una posición de sentado durante un corto periodo de tiempo.
  • El levantamiento de la pierna estirada; que no es más que subir y bajar la pierna ya sea sentado o acostado, formando un ángulo de 90 grados.

Al subir y luego descender lentamente, se genera una resistencia a la gravedad, haciendo efectivo el ejercicio sin generar carga en la articulación.  Es importante mantener la espalda recta.

Los ejercicio de estiramiento de la banda iliotibial y glúteos, así como estiramiento de isquiotibiales, tiene la finalidad de evitar el desplazamiento de la rótula, desgaste articular y dolor a los lados de la rodilla.

Otro grupo muscular son los aductores y abductores.

Los aductores recorren la parte externa de la pierna. Se localizan entre los isquiotibiales y los cuádriceps favoreciendo la estabilidad de la articulación de la cadera directamente y la rodilla indirectamente.

Los  músculos abductores están situados en la cara interna de la pierna.

Tener los abductores débiles representa la probabilidad de generar lesiones articulares sobre todo, aquellas personas que corren, generando patrones de movimientos inadecuados.

El fortalecimiento del aductor de la cadera y fortalecimiento del abductor de la cadera, ayudará  a la articulación de la rodilla a minimizar la carga que en ella se ejerce.

Por último están las pantorrillas o los gemelos, que también pueden causantes del dolor de rodilla. Esto se debe, a que estos músculos se cruzan por encima de la articulación y al estar tensos afecta el movimiento de extensión.

Cuando esto sucede los cuádriceps trabajan aún más, provocando dolor. Por tal motivo el estiramiento de pantorrilla ayuda evitar la sobrecarga del cuádriceps y mitiga el dolor.

¿De qué otra manera se puede aliviar el dolor de rodilla?

Tener una dieta balaceada forma parte del cuidado  de las rodillas.

Una de las cosas que se debe eliminar es la comida chatarra, ya que esta contiene grasas saturadas y un gran contenido de carbohidratos que hace que el cuerpo aumente el tejido adiposo.

Muchas grasas saturadas en la dieta hacen que el colesterol sérico se eleve, aumentando el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

También conlleva al desgaste de la fibra muscular, generando procesos inflamatorios en la articulación.

Tomar mucha agua también es beneficioso ya que contribuye a sintetizar el líquido sinovial aumentando su sistema de lubricación en la articulación.

La ingesta de pescado es excelente para reducir los procesos inflamatorios. Se debe a su contenido en ácidos grasos omega 3, lo que evita los procesos de oxidación de las membranas celulares durante el ejercicio.

El colágeno es el aliado perfecto para el cuidado de las articulaciones. De hecho forma parte del soporte y estructura articular y también de la piel.

Alimentos como la cebolla ricas en azufre, mineral necesario para la formación de colágeno, la gelatina, verduras, frutos rojos entre otras; tienen alto contenido en colágeno, elemento básico de  huesos, cartílagos, tendones y ligamentos.

El consumo de carne no puede faltar debido a su alto contenido en proteínas, suministrando los aminoácidos necesarios para sintetizar el cartílago así como, prevenir y disminuir el tiempo de recuperación de las lesiones.

Otra manera de aliviar el dolor es a través de ciertos métodos terapéuticos que puedes hacer en casa, previa  consulta a su médico.

Aplicar hielo en la zona afectada puede ser beneficioso ya que el hielo  causa un efecto analgésico y reduce los procesos inflamatorios.

Es recomendable, utilizar el hielo envuelto en una toalla, -así no se genera una quemadura en la piel-, durante un lapso entre 10 a 15 minutos.

Colocar una compresa tibia, es importante que el calor no se coloque durante un proceso inflamatorio ya que empeora la hinchazón.

Al aplicar una compresa tibia con un paño sobre la rodilla se genera un efecto de relajación muscular, debido a la vasodilatación que expande las venas y relaja el músculo, evitando la compresión y por ende dolor.

Métodos terapéuticos asistido por un profesional como la acupuntura, TENS (aparato para estimulación eléctrica al músculo), ultrasonidos (calor profundo), también son técnicas que ayudan aliviar el dolor de rodilla.

Aliviáne: el alivio natural para el dolor rótulofemoral

El suplemento natural Aliviáne contiene enzimas derivadas de frutas como bromelina y papaína, que contribuyen a restaurar las proteínas dañadas de las fibras musculares durante la actividad física intensa.

Las enzimas contenidas en Aliviáne se encargan de descomponer y eliminar las proteínas dañadas, para que sean sustituidas rápidamente por nuevas, acelerando de esta forma la recuperación.

Aliviáne también contiene extractos vegetales de plantas conocidas por ser analgésicas efectivas: garra del diablo, jengibre y sauce blanco.

Garra del diablo o harpagofito, es una planta sudafricana muy efectiva para el tratamiento de todo tipo de dolores, sobre todo dolores musculares y los debidos a lesiones.

Gracias a los harpagósidos, sus principios activos permiten aliviar las molestias y desinflamar las zonas afectadas. Es tan efectiva como los analgésicos de farmacia, sin sus efectos secundarios, pues es bien tolerada por la mayoría.

Por ello es muy recomendable en casos de mialgia y tendinitis. También es efectiva en casos de arteriosclerosis.

Raíz de jengibre, no solamente para dar un toque oriental a las comidas. El jengibre tiene múltiples usos y uno de ellos es el alivio de los dolores por lesiones y desgarros musculares, así como dolencias articulares.

El jengibre tiene propiedades desinflamatorias constatadas en estudios científicos, que lo han puesto a prueba para aliviar las molestias ocasionadas por el ejercicio.

Ya sea oralmente o mediante cataplasmas sobre las rodillas, la decocción de jengibre es efectiva contra el dolor.

Corteza de sauce blanco, este árbol contiene ácido salicílico analgésico, la base de la aspirina y es tan efectivo como esta para aliviar el dolor. Se puede ingerir de muchas maneras, incluyendo tinturas, decocciones y cataplasmas.

La combinación única de estos ingredientes naturales, hace que el suplemento natural Aliviáne sea la opción preferida para aliviar dolores óseos y musculares de manera efectiva y sin preocupaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *