El sexo y su relación con el comportamiento de las mujeres

El sexo y su relación con el comportamiento de las mujeres

Última actualización: 26-11-2018.  

Las mujeres tienen diferentes comportamientos dependiendo de las situaciones que se les presenten cuando están teniendo sexo, van a tener sexo o después de tenerlo.

Cada mujer tiene características particulares. Es por esta razón que no se puede hablar de manera general sino más específica.

Mujer y hombre joven, durmiendo - descansando. Almohada colores azules

Esta forma específica de mostrar la relación del comportamiento de las mujeres con el sexo, es a través de su estado de ánimo y su personalidad.

Otra forma de mostrar esta relación es a través de sus necesidades. Otro factor muy importante es la edad, la forma de expresar su satisfacción, desconocimiento, etc.

Así como sus creencias y religión, son factores a considerar que modifican la forma de ver el sexo en cada mujer. Por esta razón es importante establecer esas diferencias.

Un hombre que quiera obtener una buena respuesta en función a la actitud de la mujer debe conocer este comportamiento, ya que es diferente en cada una de ellas.

La  personalidad de una mujer y su influencia en el sexo

La personalidad es una actitud del ser humano, no sólo de las mujeres, también ocurre en los hombres.

Esta influye en la predilección de practicar ciertas situaciones sexuales. Es por ello que se dice que dependiendo de la personalidad, se tienen respuestas satisfactorias del acto sexual.

 La personalidad está dividida en tres tipos:

Controladores. Son personas agradables pero introvertidas, no les gusta experimentar situaciones sexuales que se salgan de lo normal.

Este tipo de personas son muy inestables emocionalmente, por lo que ellos siempre quieren que hagan lo que ellos dicen para complacerlos. De allí viene el concepto de controlador.

Relajados. Son personas extrovertidas, desagradables que les gusta experimentar cosas nuevas y peligrosas.

Este tipo de personas es importante controlarlas ya que pueden poner en peligro su estado físico, sin importar nada.

Lo recomendable es que ese tipo de personas tenga relación con una persona que tenga la misma personalidad, para obtener una respuesta satisfactoria.

Reflexivos. Estas personas son muy estables emocionalmente y aparte están abiertos a diversas experiencias, siempre y cuando se cumplan con toda seguridad, sin hacerse daño.

Por lo que la personalidad y la sexualidad se van desarrollando a la par, es por esta razón que las dos se relacionan y tienen influencia uno del otro.

El estado de ánimo de una mujer influye en el sexo

El estado de ánimo de una mujer influye en el sexo, y esto se puede reflejar por varias causas.

Un mal humor mañanero de una mujer puede deberse a una noche de sexo malo. También puede deberse a que no ha tenido sexo o a que tiene pareja, pero no es frecuente el sexo.

Es por esta razón que se dice que si estás deprimido, el sexo mejora la depresión, ya que este libera la presión y hay un proceso de relajación.

Por otra parte cuando la persona tiene una relación con poca frecuencia de sexo, se vuelve aburrida y esto se ve reflejada en el estado de ánimo de cada uno.

El estado de ánimo desencadena una falta de deseo en tener sexo, por lo que se recomienda utilizar  LibiActiv Mujer para aumentar el deseo sexual.

Es importante resaltar que la ausencia de sexo no sólo influye en el estado de ánimo, hay otros factores que influyen.

Lo importante de tener sexo no sólo es el placer físico, sino que también todo el cuerpo se beneficie.

La edad de una mujer modifica la respuesta ante el sexo

La necesidad de sentir placer en la vida siempre estará presente, pero es importante adaptarse a esos cambios durante las edades.

Las edades de una mujer van influyendo en la respuesta de satisfacción ante el sexo.

Antes de los 25 años. En este rango de edades se tiene la pubertad, donde las mujeres experimentan diferentes cambios como son la menstruación, aumento de pechos, le salen vellos, etc.

En esta etapa también se encuentra la adolescencia y esta etapa se caracteriza por disparar las hormonas, aumentando el deseo sexual.

De 25 a 35 años. En esta etapa las hormonas han bajado, y ya se consigue obtener un estado emocional más estable.

Es por esta razón que las mujeres a esta edad ya tienen una pareja más estable, planean ser madres, además de tener un trabajo estable.

El disfrute de la relación sexual aumenta ya que la pareja se conoce más, sabiendo ya lo que les gusta a cada uno y lo que no les gusta también.

De 35 a 45 años. En esta etapa gana lo que es el desgaste físico ya que si tienen hijos, hay que dedicarle tiempo y el disfrute del placer en el sexo se ve afectado.

El cambio del cuerpo puede generar problema de autoestima y esta influye en la satisfacción sexual, por lo que se sugiere tomar LibiActiv Mujer, para mejorar esta situación.

A esta edad también se consigue más placer, porque no hay tantos prejuicios.

De 45 a 55 años. En esta etapa hay una desventaja y es que hay un cambio hormonal. Ya que aparece la menopausia y la vagina no tiene lubricación.

Por lo que genera  un problema de penetración, pero se pueden usar lubricantes. La ventaja es que se disfruta más porque no hay miedo de quedar embarazada.

Después de los 55 años. A esta edad puede que presente algunos achaques pero es normal que los adultos consideren más la parte emocional y la cercanía física, que el sexo.

Es importante mencionar que no se debe perder las ganas de experimentar y deleitarse, tenga la edad que tenga.

Actitud de las mujeres antes, durante y después del  sexo

Las mujeres tienen diferentes etapas de comportamientos antes, durante y después del sexo. Esto depende de cada mujer y situación que se les presente.

Hombre y mujer en el juego previo de sexo

Algunas mujeres sienten dolor durante el sexo. Cuando el dolor es permanente este tipo de mujer ha tenido una educación sexual insuficiente, ya que ella no se relaja y tiene miedo.

Ellas de manera inconsciente, contraen la vagina y el coito es doloroso. Si por el contrario el dolor no es permanente es porque no tiene lubricación o tiene alguna infección vaginal.

Hay mujeres que gimen durante el sexo. Estudios confirman que la mayoría de las mujeres gimen durante el sexo para motivar a su pareja durante el acto sexual.

Algunas mujeres lo hacen para fingir placer y otras para su pareja, aumentando su autoestima.

Hay mujeres que prefieren dormir antes de tener sexo. Esto es debido a que las mujeres se cansan por todas las actividades del día y estas prefieren una noche de descanso.

Hay muchos estudios que comprueban que esta actitud de la mujer es debido a que ellas prefieren asegurar el futuro de sus hijos y anteponen el trabajo.

Otras piensan que la noche se hizo para descansar, porque sino les trae problemas de salud.

Hay mujeres que orinan antes de tener sexo. Este tipo de mujer tiende a sufrir mucho de infección vaginal, ya que orinar antes de tener sexo no es lo ideal.

Orinar antes de tener sexo facilita la entrado de bacterias por la uretra obteniendo una infección del tracto urinario, esta es conocida como cistitis de la luna de miel.

Hay mujeres que sienten ardor o picazón después de tener sexo. Esto puede deberse a la irritación de la uretra por el uso de preservativos o lubricantes que le ocasionan irritación.

Esto puede durar horas o días, pero es recomendable que visite a su médico si el ardor o picazón persiste.

La mujer puede experimentar miles de actitudes antes, durante o después de tener sexo, pero lo más importante es tener suficiente educación sexual para sobrellevar esto.

El desconocimiento influye en la  satisfacción sexual

Es importante tener claro el conocimiento sexual, ya que este influye directamente en la respuesta del acto sexual.

Es importante tener seguridad a la hora de tener sexo en cuanto a los métodos anticonceptivos utilizados. Además de tener seguridad de que no hay probabilidad de transmisión de enfermedades.

Por esta razón es importante educarse en cuanto a todos estos aspectos, aparte de cómo tener sexo sin presentar dolor.

Una de las razones más importantes para disfrutar del sexo, es conocer cada uno de nuestras partes y qué funciones tienen. Aparte se deben conocer las diferentes posiciones.

La importancia de la educación sexual radica en que al tener un conocimiento amplio de los aspectos más importantes, hay más probabilidad de tener una respuesta satisfactoria.

Como mejorar la respuesta sexual en la mujer desanimada

Hay muchas formas de mejorar ese deseo sexual en mujeres desanimadas por cualquier causa.

Comer ciertas frutas. Que aumentan la libido y que son consideradas como afrodisíacos. Estas son por ejemplo: el plátano, los higos y los aguacates.

Una forma de aumentar la libido de manera natural es consumiendo LibiActiv Mujer, alcanzando recuperar el deseo sexual.

Comer chocolate. Ya que este es símbolo de deseo, porque libera la feniletilamina y serotonina, considerados como afrodisíaco.

Tomar té de hierbas. Hay ciertas hierbas que tienen compuestos naturales capaces de mejorar la actividad sexual. Por ejemplo, la albahaca estimula los sentidos.

Aumentar la confianza en ti mismo. La confianza es muy importante para obtener una respuesta satisfactoria.

Una persona que no tiene confianza de su cuerpo, producto de una mala alimentación o porque simplemente no hace ejercicios, obtendrá una respuesta insatisfecha en el sexo.

Tomar un vaso de vino. Este tiene un alto poder de relajación, por lo que se obtiene una respuesta satisfactoria.

Elimina el estrés. La disminución de este mejora la tensión muscular, y se alcanza una relajación.

Dormir mucho. Una forma de relajarse es a través del descanso, es por esto que una forma de mejorar la respuesta ante el sexo es estar relajado.

Utilizar lencería erótica. Está lencería ayuda a mejorar la respuesta, ya que a través de los ojos se genera una satisfacción visual y este refleja una buena respuesta.

Utilizar lubricantes. Otra forma de mejorar la lubricación vaginal es utilizando lubricantes sintéticos que ayudarán a obtener satisfacción en el acto sexual.

Hombre joven empezando a tocar a mujer previo a la relación sexual

Algunos estrategias para mejorar el dolor durante el sexo

Antes, durante o después de tener sexo la mujer puede presentar algunos dolores que molestan el estado de la mujer.

Es por esta razón que es recomendable saber estas estrategias para disminuir esos dolores que molestan y que no permiten obtener una satisfacción plena.

Dentro de las estrategias más comunes se encuentran:

Para las  mujeres que sienten dolor durante el sexo. Si el dolor es permanente se recomienda tener una educación sexual eficiente para eliminar esos miedos y la inseguridad.

Si la mujer está segura y consciente de este disfrute se elimina el dolor en la penetración porque la vagina no se contrae.

Si el dolor es por alguna infección o por la utilización de algún lubricante acude al médico.

Para las mujeres que prefieren dormir antes de tener sexo. Se recomienda que tome las precauciones necesarias en cuanto al tiempo de sus prioridades.

Dentro de estas prioridades también debe estar tener sexo, porque es verdad que el sueño es importante para tener una buena salud, pero el sexo también lo es.

Para este tipo de mujer se recomienda aparte de establecer horarios para sus actividades, pueden utilizar productos como LibiActiv Mujer, que aumenta el deseo sexual.

Para las mujeres que orinan antes de tener sexo. Se recomienda que orinen después del acto para evitar infección en la uretra.

Ya que al orinar antes, la uretra se abre y pasan las bacterias causando infecciones que no son causadas por su pareja. Este tipo de infección no es de transmisión sexual.

Este tipo de infección es por desconocimiento de la mujer, por lo que se sugiere leer más al respecto para disminuir esta situación.

Causas de por qué la mujer a veces no quiere tener sexo

Existen muchas razones por las cuales las mujeres después de casarse, ya no tienen esas mismas ganas de cuando eran novios.

Unas de ellas son:

No hueles bien. La mujer es muy sensible a este tipo de cosas, por lo que se recomienda que se bañen antes de tener relaciones y cepillarse.

Tienes flojera. A la mujer le encanta tener un hombre con iniciativa que no esté echado viendo televisión, jugando play o en la computadora.

El hombre debe motivar a la mujer para tener relaciones.

No ayuda a su pareja en la casa. Cuando el hombre ayuda en los quehaceres es un sinónimo de comprensión, por lo que ellas se sienten agradecidas y le dan ese momento de sexo con ánimo.

Hombre joven con cara de preocupación sin poder tener relaciones sexuales

Actúas como si estuvieras en el colegio. La madurez es muy importante en estos casos. Ya que hay hombres que eructan, se hechan pedos y hacen comentarios machistas, sin saber que las mujeres son sensibles a estas situaciones.

No la enamoras como antes. Las mujeres a veces se ponen una ropa o simplemente se arreglan para los hombres y ellos como si nada. Eso también desmotiva y trae como consecuencia no querer tener sexo.

No la apoyas en público. Parece mentira pensar que esta actitud de los hombres influye en cuanto a la respuesta de la mujer a la hora de tener sexo.

Pero es verdad, si la mujer no se siente segura del hombre que tiene a su lado, ella va a tender a crear una distancia y es allí donde se producen los problemas.

No te importa lo que a ella le interesa. Estas actitudes del hombre hacia su mujer crea una distancia que al pasar el tiempo es una causa de ruptura.

La última causa que se puede decir que es la más preocupante es cuando no le pregunta porque no quiere, y de igual manera lo hace para satisfacerse él.

Estas causas son importantes que el hombre las conozca, ya que a partir de ellas es que la respuesta de una mujer hacia el acto sexual es satisfactoria o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *