Alimentos ricos en selenio como nueces de brasil, atún, camarones, carne de res, hígado, carne de pollo, champiñones, semillas de calabaza, semillas de girasol, trigo sarraceno y huevos. Sobre mesa de madera.

El Selenio en los alimentos. Elemento beneficioso para la salud

El Selenio en los alimentos. Elemento beneficioso para la salud

Última actualización: 16-01-2019.  

Si alguien nombra la palabra selenio, inmediatamente viene a la mente la  Química. Precisamente es un elemento de la tabla periódica cuyo número atómico es 34. Pertenece a la familia de no metales.

El selenio es soluble en éter, ligeramente soluble en disulfuro de carbono e insoluble en agua y alcohol.

El selenio se emplea con diversos fines. Su derivado, el amonio, se usa en la fabricación de vidrio. Mientras que el sulfuro de selenio sirve para tratar la dermatitis seborreica y es agregado en lociones y champúes.

Desde el punto de vista alimenticio, el selenio está presente en el pan, los huevos, las carnes, las lentejas y la concha de las papas.

El selenio fue descubierto en 1.817 por el químico sueco, Jöns Jacob Berzelius. Viene del griego selénion, que significa resplandor de la Luna y por selene o artemisa la diosa griega de la luna y los animales.

Tal descubrimiento lo hizo al visitar una fábrica de ácido sulfúrico y observar un líquido pardo rojizo. Al hacerle pruebas encontró este elemento. Berzelius también descubrió el silicio, el torio y el cerio.

La presencia de selenio es abundante en la corteza terrestre, en suelos y rocas. Este elemento químico es un peligro para el medio ambiente. Sus compuestos deben guardarse en áreas secas y evitar que contaminen las aguas.

El selenio es antioxidante debido a que ayuda a neutralizar los radicales libres.

Interviene en el buen desenvolvimiento de la glándula tiroides y estimula el sistema inmunológico humano.

Se cree que previene el cáncer. Y por si fuera poco también interviene en el humor de la persona. Más adelante te sorprenderás con cada uno de sus beneficios.

Antioxidantes para el cuerpo humano

El ser humano necesita antioxidantes para mantener el buen estado de su cuerpo. Consumir vitaminas, minerales y vegetales, impiden el dañino efecto de los radicales libres.

El no consumo de antioxidantes producirá envejecimiento prematuro, lo cual generará una disminución del impulso nervioso, la memoria, los reflejos y el aprendizaje.

Cuando falla la irrigación sanguínea, se corre el riesgo de padecer de demencia senil. Se pueden presentar problemas como la arteriosclerosis en la parte cardiovascular.

Consume alimentos que te prolonguen la vida, prefiere los que te aporten suficientes nutrientes para que puedas prevenir el envejecimiento.

-Vitamina E: Alimentos como vegetales de hoja verde, cereales de grano entero, frutos secos, germen de trigo, aceite de soja y de oliva, previenen el envejecimiento de las células.

-Vitamina C: Verduras y frutas frescas como guayaba, mango, piña, kiwi, fresas, melón,caqui, tomate, repollo y col, retrasan el envejecimiento actuando sobre el sistema inmunitario.

-Betacarotenos: Presentes en verduras de color verde o rojo, naranja y amarillo. Consume zanahoria, brócoli, calabaza, tomate, berro, espinaca. Por su acción antioxidante, previene la formación de trombos en las arterias. Actúan en combinación con las vitaminas E y C.

-Zinc: Estos alimentos luchan contra los radicales libres, alivian alergias y expulsan el dióxido de carbono. El zinc está presente en carnes, huevos, pescados, cereales completos, legumbres, avena, judías, cebolla, ajo, perejil y setas.

-Cobre: Presente en mariscos, pescado, hígado y cereales completos. Tiene efectos antiinflamatorios y antiinfecciosos. Ayuda a la fijación del fósforo y el calcio en los huesos.

-Magnesio: Es un antiestrés natural por la relajación en los músculos esqueléticos y su acción en la transmisión nerviosa. Actúa contra el insomnio, la ansiedad y los tics nerviosos.

Dejamos de último al selenio por sus abundantes beneficios.

-Selenio: Está presente en frutas, verduras y cereales. Carnes , huevos, mariscos y pescados, lo contienen.

Su consumo ayuda a proteger el sistema cardiovascular. Además interviene en problemas como manchas de la piel, elasticidad, psoriasis, caspa. Previene problemas oculares como las cataratas.

Sentirse bien y estar bien es importante. Osteo Vigor protege tu cuerpo del envejecimiento óseo.

¿Qué pasa cuando falta el selenio?

Estudios en países europeos afirman que una dieta incorrecta lleva a la deficiencia de este elemento. Lo sufren especialmente los vegetarianos y mujeres que no consumen el trigo para evitar el gluten. La falta de selenio en el organismo trae las siguientes consecuencias:

Confusión mental

El selenio se requiere en la síntesis de las selenoproteínas. Estas enzimas tienen que ver con varias funciones fisiológicas, entre éstas, la función cerebral. La comunicación entre neuronas es posible gracias a las selenoproteínas.

Personas con carencia de selenio presentan problemas para concentrarse, falta de claridad mental y mala memoria.

Alteración en la tiroides

La tiroides es una glándula que requiere de selenio para producir la hormona T3, que influye en los procesos metabólicos. El selenio ayuda a que la tiroides neutralice el agua oxigenada que produce en exceso y es dañina para los tejidos de la glándula.

Debilidad muscular y cansancio

El selenio no solo actúa en la producción de energía celular sino que disminuye el estrés oxidativo y esto hará que la sangre portadora de oxígeno, llegue a todo el cuerpo.

Cuando una persona no tiene suficiente selenio, hay un exceso de oxidación y menos oxígeno en la sangre. Esto provoca sensación de cansancio y debilidad muscular.

Estado de ánimo decaído

Personas que tienen un bajo nivel de selenio mostraban un estado de ánimo bajo. Al tomar selenio, esta condición desaparecía. La deficiencia de selenio en la nutrición influye en los cambios de humor de una persona.

Infecciones y resfriados frecuentes

Fortalecer el sistema inmunológico para evitar bacterias y virus que causan enfermedades infecciosas y resfriados es una de las acciones del selenio. Sobre todo en personas que sufren entre 3 o 4 resfriados en cortos periodos de tiempo al igual que enfermedades infecciosas.

Pérdida de cabello

Cuando a una persona se le cae el cabello más de lo normal, indica un déficit de antioxidantes relacionado con la falta de selenio.

El selenio puede regenerar y alargar la vida en el cuerpo humano de antioxidantes como la vitamina C. Los antioxidantes tienen un efecto protector de los tejidos corporales como el cuero cabelludo.

Fragilidad en piel y uñas

Los antioxidantes mantienen piel y uñas en buen estado. Uñas (media lunas en las uñas) y piel frágil (pálida o de un blanco intenso) pueden ser indicativos de una deficiencia crónica de selenio en el organismo.


¿Cuánto selenio debo consumir?

El cuerpo humano no fabrica selenio, por eso debe incorporarlo en la alimentación. Es un oligoelemento, término que engloba los minerales que necesita el cuerpo. Debe ser consumido en  cantidades muy pequeñas.

El selenio se encuentra en un mismo grupo junto al hierro, zinc, yodo, flúor, magnesio, cobre, silicio, cobalto, molibdeno, vanadio, estaño, cromo  y níquel.

La Food Nutrition Board del Instituto de Medicina hicieron recomendaciones sobre el consumo de selenio para personas saludables en la Ingestas Dietéticas de Referencia (IDR).

La dosis de selenio a ingerir en microgramos, debe ser diaria (RDR) y la cantidad debe ser de acuerdo a esta tabla en relación a edad y peso:

Hombres: 55 mcg.

Mujeres 55 mcg.

Mujeres embarazadas 60 mcg.

Madres en lactancia 70 mcg.

Niños de 1 a 8 años necesitan 30 mcg.

Niños de 7 a 13 años necesitan 40 mcg.

Bebés de 0 a 6 meses 15 mcg.

Bebés de 7 a 12 meses 20 mcg.


Esta pequeña dosis es necesaria para que el cuerpo sea saludable al producir enzimas antioxidantes y proteger el daño celular.

Como se puede observar, las mujeres en estado de embarazo y aquellas que estén amamantando a sus hijos, requieren una dosis superior de selenio.

Cuando una persona está enferma, ciertos casos ameritan que se les recete pastillas de selenio o algún complejo multivitamínico.

El selenio puede ser perjudicial por exceso en el organismo. Se llama selenosis. Estos casos son poco frecuentes. Los efectos secundarios son:

  • Dolor en el abdomen
  • Náuseas y vómitos
  • Decaimiento, falta de fuerza
  • Sensibilidad en los pezones
  • Piel irritada
  • Pérdida de cabello
  • Aparición de canas
  • Molestias en los ojos
  • Mareos
  • Uñas débiles y quebradizas
  • Insuficiencia renal y hepática

Contraindicaciones

El uso de selenio en complejos alimenticios o de alimentos, debe ser restringido o controlado, bajo ciertas circunstancias como:

Hipotiroidismo

Cáncer de piel

Problemas de próstata

Enfermedades donde haya dificultad para la coagulación de la sangre

Se debe consultar su consumo durante embarazo y lactancia ( en especial si hay problemas de tiroides). Diagnosticar la carencia de selenio, no es una prueba que suelan pedir los médicos.

Un análisis de sangre solo indicaría si se ha consumido selenio en las últimas horas. Lo más lógico es seguir una nutrición adecuada con alimentos que contengan selenio. Hay enfermedades asociadas a la falta de selenio

Un déficit (poco frecuente) de selenio puede producir un síndrome conocido como Enfermedad de Keshan. Se trata de una miocardiopatía que ha ocasionado numerosas muertes en una población china. El consumo de selenio es menos de 11 mcg/ día.

Podría deberse a cultivos en suelos pobres de selenio.

Pacientes con severas disfunciones intestinales o con nutrición parenteral pueden tener deficiencia de selenio. Estos trastornos incluyen la enfermedad de Crohn.

La enfermedad de Kashin-Beck ocasiona un mal articular y óseo. El cretinismo endémico mixedematoso, cuya consecuencia es la discapacidad intelectual.

Beneficios del selenio en el cuerpo humano

El selenio es importante en la desintoxicación del cuerpo. Es un componente de la enzima glutation peroxidasa que ayuda a convertir los radicales libres en derivados inocuos.

Los radicales libres dañan el ADN. A estos pertenecen las sustancias carcinógenas y el selenio activa la reparación del ADN en células dañadas.

Ayuda en casos de intoxicación. El selenio forma con otros metales, seleniuros que al no ser absorbidos por el tracto gastrointestinal, se desechan.

El selenio activa las hormonas de la tiroide. Mejora la respuesta en enfermedades cardiovasculares.

En la piel, protege contra los rayos UV. Actúa contra el envejecimiento prematuro de las células. Sus efectos antioxidantes se potencian cuando actúa  junto a la vitamina E.

Uno de sus principales beneficios es la producción de enzimas antioxidantes que ayudan al hígado en la secreción de bilis y alivia los malestares que causa la menopausia.

Previene algunos tipos de cáncer: seno, pulmonar, esofágico, próstata, vejiga y gástrico.

El selenio estimula la producción de anticuerpos luego se aplicarse una vacuna, protegiendo contra los efectos tóxicos de los metales pesados.

Permite la metabolización de las grasas.

Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico. Mayor protección antioxidante.

Hace que uñas y cabellos crezcan fuertes.

Es un gran ayudante al momento del combate de enfermedades virales y bacterianas.

Colabora con personas que sufren de asma. Bajos niveles de selenio han sido observados en personas con asma crónica.

Hay indicios de que la presencia de selenio disminuye el riesgo de aborto.

El selenio facilita la motilidad de los espermatozoides.

La deficiencia de selenio tiene que ver con estados de ánimo negativos.

Alimentos naturales ricos en selenio

La naturaleza nos ofrece alimentos ricos en selenio. Revierte el envejecimiento mediante su consumo.

Nueces de Brasil: conocidas como coquitos o Pará. Muy recomendable el consumo de dos o tres unidades diariamente. Son antioxidantes.. Mejoran la piel y el cabello.

Avena: Un cereal con fibra. Muy nutritivo por el aporte de vitaminas y minerales como magnesio, potasio, zinc y selenio. Por su fibra favorece el movimiento intestinal.

Semillas de calabaza: Deben ser incluidas en la dieta diaria. Puedes comerlas en sopas, ensaladas, crema, pasta o arroz.

Judías: Son hortalizas y legumbres. Se componen de minerales como potasio, zinc, magnesio, manganeso, calcio y selenio.

Champiñones: Cualquiera de las variedades de setas pueden consumirse. Son bajas en grasa y tienen proteínas Ingerir una porción de 100 gr. equivale al 15% de selenio que se necesita durante el día.

Pepino: Es refrescante. Ideal para consumir en ensaladas y gazpachos. . Su cáscara puede ponerse en el cutis para desinflamar y reafirmar.

Ortiga: Planta silvestre de relativo uso gastronómico. Se puede ingerir como infusión o suplemento.

Levadura de cerveza: Previene enfermedades y rejuvenece interna y externamente. Tiene efectos en el sistema nervioso, regula el azúcar en la sangre, sube las defensas, aporta vitalidad y energía. Mejora la apariencia de pelo, piel y uñas.

Ajo: Es un potente antioxidante cuyo uso milenario lo hace imprescindible cuando de beneficios de salud se trata.

El selenio también se encuentra en las semillas de chía, lino o sésamo y el arroz integral. Germen de trigo y panes enriquecidos constituyen una buena fuente de selenio. La cantidad de selenio que tengan las verduras dependerá de la cantidad del mineral en el sueño donde se cultivó la planta.

El  pescado, los mariscos, la carne, el hígado, el pollo y los huevos son fuente de selenio. Otro detalle es que las carnes de animales que se alimentaron  con granos o plantas ricos en selenio, presentarán un mayor nivel del mineral.

Alimentos ricos en selenio como nueces de brasil, atún, camarones, carne de res, hígado, carne de pollo, champiñones, semillas de calabaza, semillas de girasol, trigo sarraceno y huevos. Sobre mesa de madera.

Cuida tu organismo

Se realizan estudios sobre su acción en ciertos tipos de cáncer y en problemas cardiovasculares. Milagrosamente, el selenio también tiene que ver con el estado de ánimo de una persona.

Funciona como un poderoso antioxidante que debe consumirse para evitar el envejecimiento prematuro y una disminución del impulso nervioso, la memoria, los reflejos y el aprendizaje.

El consumo de una alimentación balanceada que incluya alimentos ricos en selenio, contribuye a mantener una mejor expectativa de vida. El déficit de selenio en el organismo trae consecuencias negativas en la salud pero su exceso también es perjudicial.

Una dieta equilibrada debe reunir las dosis de vitaminas requeridas contenidas en una gran variedad de alimentos.

Aunque poco se hable del selenio, su aporte es importante. Una pequeña dosis diaria te traerá beneficios de por vida.

Como el selenio es un mineral esencial, debe obtenerse de los alimentos. Los estudios dicen que una buena parte de la población mundial no consume selenio en la dosis diaria que el cuerpo requiere.

Más de 1 billón de personas sufren enfermedades por carencias de selenio. El efecto antioxidante del selenio es su aporte más valioso porque ayuda al antienvejecimiento. Evita el deterioro de tu organismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *