El poder del ácido hialurónico: protege tus articulaciones

El poder del ácido hialurónico: protege tus articulaciones

Última actualización: 12-11-2018. Equipo Nutricioni

Si has sentido dolor en cualquiera de tus articulaciones y has buscado informarte acerca de tratamientos efectivos para aliviarlo, seguramente ya te habrán recomendado el ácido hialurónico.

El ácido hialurónico es uno de los componentes que mantiene la hidratación y lubricación de las articulaciones junto con el colágeno. Es producido de forma natural por el organismo y está compuesto de carbohidratos de cadena larga.

Bioquímicamente, al ácido hialurónico se le denomina glicosamino, por el tipo de estructura que forma, siendo una sustancia bastante viscosa que protege principalmente las uniones entre los huesos y las articulaciones.

El ácido hialurónico cumple otras funciones de protección y elasticidad en la piel, pero en las articulaciones es una de las sustancias que provee de lubricación a las uniones de los huesos.

Pero, ¿qué es lo que hace que el ácido hialurónico sea tan efectivo en la protección de las articulaciones? Estas son sólo algunas de las propiedades del ácido hialurónico que no conocías.

  • Es una molécula hidrofílica que puede absorber hasta 1000 veces su peso en agua, por lo que rellena los espacios entre las articulaciones.
  • Actúa como una molécula transportadora de nutrientes a través de los cartílagos, lo que compensa la carencia de irrigación sanguínea en las articulaciones.
  • También funciona como molécula liberadora de toxinas, transportando desechos desde las articulaciones hacia el torrente sanguíneo.
  • En trastornos como la artritis y osteoartritis tiene un efecto lubricante y protector de los tejidos articulares, reduciendo el daño en las articulaciones.
  • Es capaz de estimular al sistema inmune, aumentando la activación de los glóbulos blancos. El ácido hialurónico podría disminuir los procesos inflamatorios causados por infecciones bacterianas.

El ácido hialurónico se produce continuamente, pero el lugar donde más se concentra es en la piel y en el líquido sinovial.

Es un hecho que casi el 70% del ácido hialurónico del organismo se encuentra en estos dos tejidos.

Una de las cosas más interesantes del ácido hialurónico y que le ha hecho ganar tanta fama como tratamiento hidratante para la piel y para las articulaciones es su capacidad de absorber agua.

Ilustración de las diferencia de dedos normales y con artritis

¿Qué hace que las articulaciones se degeneren y duelan?

Mientras estamos sanos podemos llegar a pensar que las articulaciones nos durarán intactas toda la vida, pero en la medida que envejecemos o si sufrimos lesiones, es cuando nos damos cuenta que son estructuras que se desgastan.

El desgaste de las articulaciones es un proceso completamente natural y está determinado por un conjunto de factores que pueden variar según la edad, la actividad física, alimentación, etc.

Estos son los principales factores que afectan la funcionalidad de las articulaciones, el desgaste y la reducción de la cantidad de ácido hialurónico.

La edad: Este es el factor determinante en el desgaste natural y envejecimiento de las articulaciones.

La gran mayoría de las personas nos negamos a creer que los dolores en las articulaciones son normales en algún momento de nuestras vidas que en la medida que pasa el tiempo pueden hacerse más severos.

La buena noticia que sí hay tratamientos efectivos para aliviar las molestias en las articulaciones, uno de ellos es Articagos.

El sobrepeso: Gran parte del peso de nuestro cuerpo recae sobre las articulaciones de las piernas, rodillas, tobillos y las de los pies.

Por lo que sobrecargarlas con peso extra les causa gran daño, que incluso puede ser irreversible. Mantener el peso ideal no solo mejorará la condición de tus articulaciones sino que te hará sentir mucho más activo y saludable.

La genética: Algunos trastornos degenerativos como la artritis y la osteoartritis son en parte de carácter hereditario, por lo que, si en tu familia existen estos antecedentes, es hora de poner atención a los cuidados de tus articulaciones y comenzar a nutrirlas con Articagos. Con la prevención le ganas tiempo a los procesos degenerativos.

El género: Se ha demostrado ampliamente que las mujeres tienen mayor riesgo por condiciones genéticas propias del género de sufrir de lesiones degenerativas en las articulaciones.

Desgaste deportivo: Los deportes que generan estrés repetitivo son una de las causas más frecuentes de lesiones en las articulaciones debido al impacto constante que generan sobre el tejido. Estas lesiones pueden aparecer independientemente de la edad y del sexo de la persona.

Las mejores fuentes de ácido hialurónico

A la hora de buscar ácido hialurónico, encontrará que el mercado te ofrece una amplia gama de productos inyectables, comprimidos, cápsulas e incluso cremas que prometen contener ácido hialurónico.

La forma más eficaz de absorber el ácido hialurónico y aprovechar sus propiedades es consumirlo en la forma de hialuronato de sodio, que es una de las formas más pequeñas de la molécula y es capaz de ser atrapada a través de la membrana de las células del intestino.

En Articagos encontrarás la molécula de mejor absorción de ácido hialurónico para la protección de las articulaciones de todo tu cuerpo.

Una vez en el organismo, éste pasa a formar parte de la matriz extracelular; es decir, se distribuye en el líquido que rodea los tejidos de las articulaciones.

El ácido hialurónico actúa junto con la elastina y el colágeno en la nutrición del tejido de las uniones óseas.

De esta manera todos estos elementos se conjugan para mantener hidratadas y acolchadas a las articulaciones

En Articagos encuentras todos estos elementos y otros tan importantes como la vitamina A y D, esenciales para la producción de colágeno.

Hay otras importantes fuentes de ácido hialurónico más naturales a las que podrías recurrir.

Por ejemplo, a partir de tejidos animales como las crestas y patas de pollo, piel de tiburón y ojos de bovinos, pueden obtener caldos ricos en colágeno y ácido hialurónico.

La desventaja de estas fuentes naturales es que no puedes controlar la cantidad de ácido hialurónico consumido, que probablemente sea bajo en comparación con lo que podrías consumir con un suplemento nutricional.

Por otro lado, si deseas promover la síntesis de ácido hialurónico en tu organismo, hay grupos de alimentos que te pueden ayudar a aumentar la cantidad de estas moléculas:

  • Tubérculos y raíces gelatinosas.
  • Frutas gelatinosas como la lechosa, el mango, palta, etc.

No olvides que para el mantenimiento de la salud de tus articulaciones es necesario que tu cuerpo cuente con las vitaminas y minerales que participan como coenzimas en las reacciones de síntesis de colágeno y ácido hialurónico., como la vitamina C, E y el magnesio.

Recomendaciones para que tus articulaciones se libren del dolor

Esto es lo mejor que puedes hacer para acompañar el tratamiento de alivio del dolor de tus articulaciones. Con tan solo cambiar algunos aspectos de tu vida puedes hacer la diferencia entre una vida con dolor o una vida relajada.

Mantén el peso ideal: Ya vimos que el sobrepeso es uno de los factores predominantes en la aparición de lesiones en las articulaciones.

Mantener el peso ideas le evitará a tus rodillas  y tobillos que el desgaste sea más acelerado de lo normal.

Nútrete adecuadamente: Si algo es cierto es que la salud viene desde adentro. La forma en la que alimentes a tu organismo índice de una forma preponderante sobre el funcionamiento de los órganos.

Es por ello que una ingesta de una dieta balanceada y rica en vitaminas y minerales contribuye a reducir el riesgo de padecer de enfermedades óseas y articulares.

Ejercítate de forma inteligente: Sufrir de dolores y lesiones en las rodillas no tiene por qué incapacitarte para realizar cualquier actividad física.

Sólo debes procurar buscar una actividad con bajo impacto y que no te genere estrés repetitivo.

El deporte no solo te ayudará a aumentar la flexibilidad si no también a ganar fuerza muscular en tus piernas.

Consume colágeno y ácido hialurónico: Estos dos componentes son tan esenciales que nuestro cuerpo los produce por sí sólo, sin embargo, cuando disminuye su cantidad y aumentan los daños articulares se hace imprescindible complementar con algunos suplementos nutricionales y la alimentación.

Estas recomendaciones son válidas a cualquier edad; sin embargo en aquellas personas de edad avanzada y en los deportistas se debe prestar mayor atención debido que son los grupos de personas con mayor riesgo de sufrir de lesiones articulares.

De no tomarse las medidas correctivas oportunamente para el dolor de las articulaciones las lesiones se acumulan y se aceleran los procesos degenerativos.

Es por ello que te recomendamos que si detectas problemas en tus articulaciones recurras a los complementos alimenticios que te ayuden a mejorar tu condición.

Ácido hialurónico no sólo para las articulaciones, embellece tu cuerpo

En este artículo hasta el momento nos hemos enfocado en los beneficios del ácido hialurónico sobre las articulaciones. Sin embargo, cuando se revisa la extensa bibliografía existente sobre el tema nos podemos encontrar con que el ácido hialurónico tiene otros importantes usos.

En el cuerpo humano ha sido probado en el campo de la ortopedia y la cirugía de la vista con excelentes resultados ya que  lubrica y amortigua las partes móviles del cuerpo.

A pesar de ser una molécula bastante grande, la cantidad total en el organismo ocupa tan solo 15 gramos totales aproximadamente.

Y de esta totalidad, una tercera parte se degrada diariamente, por lo que necesario que sea regenerada o suplementada.

Estas son algunas de las otras importantes funciones del ácido hialurónico en el cuerpo humano:

  • Conformar parte del tejido conectivo como membranas, ligamentos, tendones, etc.
  • Participa en la formación de la fibra capilar, por lo que le contribuye a la fortaleza del cabello, folículos pilosos y cuero cabelludo en general.
  • El ácido hialurónico por ser una molécula hidrofílica, capta suficiente cantidad de agua como para mantener la piel muy hidratada, así como el cuero cabelludo. Además es capaz de ajustar su capacidad de absorción de agua de acuerdo a los requerimientos de la piel.
  • En los labios, que no son más que músculos cubiertos por una delicada capa de piel, el requerimiento de colágeno y ácido hialurónico es especial. El tejido de los labios está conformado por colágeno y fibras conectivas que necesitan mantenerse hidratadas adecuadamente.
  • En el interior del ojo, el ácido hialurónico se concentra en el humor vítreo, y allí actúa como molécula importadora de nutrientes y exportadora de toxinas; además le proporciona amortiguación al ojo.

Propiedades clínicas y cosméticas del ácido hialurónico

Hidratante y humectante: El ácido hialurónico atrapa a las moléculas de agua en grandes cantidades, y por es capaz de penetrara través de las membranas celulares transportando agua a todas las capas de la piel. Esto hace que el ácido hialurónico sea tan eficaz para humectar y dar tonicidad a la piel.

Bloquea la pérdida de agua: El ácido hialurónico bloquea la salida de las moléculas de agua mediante barreras naturales en la piel, de esta manera la piel se mantiene hidratada por mucho más tiempo. Lo mismo sucede en las articulaciones cuando se mantienen tratamientos prolongados.

Piel más tersa y suave: La humedad que se mantiene en la piel con el ácido hialurónico le proporciona un aspecto terso y más juvenil. Además suaviza la textura logrando un aspecto liso y sedoso.

Arrugas controladas y menos visibles: La aplicación de tratamientos con ácido hialurónico logra reducir visiblemente las líneas de expresión y arrugas.

Este efecto corrector de arrugas se debe a su capacidad de estimular la síntesis de colágeno y elastina, promoviendo mayor elasticidad y tonicidad en la piel.

Grasa controlada: El ácido hialurónico es capaz de regular y mantener la humectación en las capas de la piel. Al mantenerse este equilibrio, disminuye la sobreproducción de la grasa cutánea.

El ácido hialurónico evita la obstrucción de los poros por la acumulación de grasas y reduce la aparición de acné.

Piel más clara y luminosa: El ácido hialurónico además de reducir la profundidad de las líneas de expresión, puede prevenir la hiperpigmentación del rostro a causa del envejecimiento prematuro.

Regenera las capas celulares: Gracias a su capacidad de estimular la producción de colágeno, el ácido hialurónico permite regenerar las capas más externas de la piel.

Tras tratamientos intensivos con esta molécula puede obtenerse una piel renovada, luminosa y suave.

Para concluir, no nos queda más que recomendar el uso del ácido hialurónico para un tratamiento completo para mejorar la elasticidad de las articulaciones y la piel.

Puedes probar un tratamiento con suplementos y mejorar tu alimentación y notarás en poco tiempo los cambios en tu organismo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *