Imagen en primer plano de campo de trigo

El germen de trigo y sus beneficios para la salud femenina

El germen de trigo y sus beneficios para la salud femenina

Última actualización: 20-11-2018. Equipo Nutricioni

El germen de trigo es uno de los agregados alimenticios de mayor versatilidad. En los platos de la gastronomía podemos encontrarlo como aderezo y emulsionante de salsas, inclusive como parte de la crujiente tapa del rebozado de algún marisco.

Este ingrediente al igual que muchos otros productos vegetales tiene la maravillosa propiedad de fortalecer la salud de las células en el cuerpo humano.

El germen de trigo pertenece a los productos naturales que contienen antioxidantes y ayudan al cuerpo humano a funcionar correctamente.

El cuerpo humano es una máquina perfecta que depende de la armonía funcional con la que trabajan todos los órganos que lo componen. Minerales y vitaminas son los nutrientes que hacen posible la activación de los sistemas orgánicos.

Cada especie vegetal contiene diferentes sustancias, vitaminas y minerales que se encuentran en sus hojas, flores, tallos o raíces. Cada planta se orienta hacia la protección o potenciación algún aspecto del metabolismo humano.

El aprovechamiento de estos beneficios puede resultar de productos elaborados o de manera natural a través de la alimentación.

La mujer es, sin duda alguna, un individuo con características particulares. Esto se debe no sólo al rol social que le corresponde cumplir en la sociedad sino a las estructuras físicas que la hacen distinta al hombre.

La capacidad de procrear hace que el cuerpo femenino se diferencian en aspectos externos e internos del organismo masculino.

El equilibrio del cuerpo femenino sólo se puede lograr con el sostenimiento del equilibrio funcional. Abarcando tanto lo referido a la salud física como en lo que concierne a la salud o paz mental. En cada proceso vital los micronutrientes cumplen funciones primordiales.

El exceso o deficiencia de cualquier vitamina o mineral puede generar un caos. Consecuentemente esto, producirá alguna enfermedad que pueda llegar a ser crónica o de muy graves consecuencias.

Cada individuo tiene la responsabilidad de seguir hábitos que fortalezcan su salud integral. Además, la consulta periódica a chequeos médicos generales debe ser parte de la rutina de cuidado. Hoy en día los especialistas establecen una serie de cuidados que están orientados a la prevención de afecciones del organismo y la mente.

Imagen en primer plano de campo de trigo

El equilibrio orgánico

Estar sano es una condición que ha modificado su definición a lo largo de la historia de las ciencias de la salud. Si bien en los tiempos antiguos la salud se relacionaba con las condiciones físicas demostradas de manera externa, hoy es importante agregar a la condición física la salud mental.

Tomando en cuenta esto los especialistas médicos definen la salud integral como una combinación de factores que permiten el equilibrio de funciones físicas y mentales. El método usado para lograr este estado de salud no es único, pero si existen factores que ayudan a lograrlo.

Dentro de la salud mental se consideran varios aspectos ya que el cerebro es un intrincado mundo de relaciones neuronales. Estas se transforman en sentimientos, emociones, percepciones y expresiones.

La ansiedad y el estrés son dos afecciones mentales que alteran la salud integral. Alcanzar la paz mental es parte del equilibrio orgánico.

Son cuatro los factores fundamentales sobre los que se levanta un individuo sano, la dieta balanceada, la ejercitación física, el desarrollo cognitivo y el descanso nocturno. Cada uno de estos aspectos fortalece o entorpece el equilibrio orgánico.

La alimentación es sin duda el aspecto más resaltante dentro de la búsqueda de la salud integral. Comer sano se refiere no solo a la cantidad y calidad de los alimentos, sino también a su preparación, las condiciones de la hora de la comida y la higiene del proceso de digestión. Comer bien es una base sólida de una salud integral.

La ejercitación rutinaria no se refiere a los atletas consagrados ni mucho menos exigencias competitivas. En toda persona es importante establecer una serie de actividades físicas que, además de significar mejora orgánica, representa placer y diversión. Es el caso de las caminatas en parques o los metros nadados en una piscina de manera semanal, e inclusive las rutinas de baile que pueden realizarse de forma interdiaria.

Cada una de estas actividades además de ayudar a los músculos y huesos, aumenta la capacidad respiratoria. Asimismo, mejora el funcionamiento cardiovascular y libera endorfinas que son dañinas para la salud.

El entrenamiento mental de nuestras habilidades para aprender es otro aspecto que mejora la salud integral. Pensar, razonar, comunicarnos, observar, memorizar, atender y analizar son procesos cognitivos que deben llevarse a cabo de manera consciente para potenciarlos al máximo ya que de ellos depende, en buena parte, la calidad de vida de cada persona.

El descanso nocturno es importante para la salud física y mental ya que, es durante la noche que el cerebro se encarga de recargar la energía de los sistemas. También, realiza el almacenamiento de datos y regenerar tejidos en cada sistema.

Es el momento de mantenimiento de las estructuras funcionales. Cuando el sueño es de poca duración o se hace en condiciones no adecuadas este proceso de mantenimiento falla y al día siguiente sentimos esta carencia.

El cuerpo femenino

La naturaleza humana muestra las características visibles de las mujeres y los hombres. El cuerpo tanto de forma externa como en su composición interna, es fácilmente diferenciable entre femenino y masculino.

La existencia de estructuras físicas en unos y en otros no, el tamaño de algunos órganos y las diferencias en los mecanismos físicos y mentales hacen fácil la distinción entre hombres y mujeres.

En lo que se refiere al aspecto exterior resalta la forma curvilínea de las mujeres ante la típica estampa masculina recta de líneas rígidas. Esto se debe a la estructura ósea que los diferencia en su composición muscular. Salvo en algunos casos los músculos del área de la cadera y los muslos son más prominentes en las mujeres.

El busto prominente completa la estructura en forma similar a la guitarra en el cuerpo femenino.

A nivel externo también se observan las diferencias en los órganos sexuales ubicados en la entrepierna. Mientras el hombre cuenta con el pene y los testículos, la mujer exhibe la vulva con sus labios mayores y menores.

En lo interno estas estructuras sexuales también se muestran diferente. Existiendo en la mujer el útero que junto al resto de los órganos del sistema reproductor son responsables de dar hogar al nuevo ser que se gesta dentro del cuerpo de la mujer.

Las mujeres han sido blanco fácil de los hábitos del tabaco y el alcohol en las últimas décadas. En cuanto a las infecciones urinarias son más frecuentes en las mujeres, pero de mayor intensidad en los hombres.

Las alteraciones hormonales son comunes en las féminas y más notorias ya que se asocian con el ciclo menstrual. Sin embargo, en los caballeros también se presentan enfermedades relacionadas con desequilibrio hormonal.

Al presenta características orgánicas diferentes existen especialistas que solamente atienden mujeres como es el caso de los obstetras y ginecólogos. En lo referido a las enfermedades de transmisión sexual, en las damas las consecuencias son mucho más graves ya que por lo general afectan directamente el proceso reproductivo.

Las estadísticas demuestran que existen algunas alteraciones de la salud que se presentan con mayor frecuencia en las mujeres. Tal es el caso de los problemas cardiovasculares y la artritis en cualquiera de sus casos. Esto puede deberse a que la mente femenina funciona de manera diferente y el estrés causa estragos en su organismo.

La salud femenina y las vitaminas

El hombre y la mujer se diferencian en lo referido a los requerimientos nutricionales de ambos. Cada uno funciona de manera diferente y por ende necesitan diferentes cantidades de energía, vitaminas y minerales.

El metabolismo es el conjunto de mecanismos que se desarrollan dentro del cuerpo humano para hacer posible la vida. En los hombres el metabolismo es mucho más acelerado y por lo tanto la recarga combustible, representado en los alimentos, es mayor.

Las vitaminas y los minerales que la mujer requiere se diferencia de las necesidades masculinas. Sobre todo, en su composición ya que por ejemplo el calcio, uno de los minerales más importantes para el organismo y el requerimiento en el cuerpo femenino es de un 40% más que en los hombres. Esto debido al sangrado propio del ciclo menstrual.

La garantía de la regeneración de tejidos blandos, óseos y musculares es posible gracias a la vitamina A que se encarga además de disminuir los efectos del envejecimiento celular y activar el sistema inmune. Para mantener óptimos los niveles de vitamina A es importante consumir zanahorias, pimentón y espinacas además de leche y huevos.

Para que el organismo de la mujer pueda procesar y aprovechar el fósforo y el calcio es necesaria la presencia de vitamina D. Un importante agente en la lucha contra el cáncer y la artritis. La ingesta de esta vitamina puede hacerse a través de largas exposiciones a la luz solar o comiendo derivados lácteos, pescados grasos y huevos.

En los pescados, pollo y carne de res, así como en los productos lácteos, vegetales de hoja verde y las leguminosas se encuentra la vitamina B. Este micronutriente ofrece al cuerpo de la mujer innumerables beneficios.

Entre los beneficios se destacan la formación de glóbulos rojos, el control de los niveles de colesterol en la sangre, el fortalecimiento de las funciones cardiovasculares y su acción antioxidante que lo hace ideal para la prevención contra el cáncer.

La vitamina E por su parte está contenida en los frutos secos, las grasas vegetales y vísceras como el hígado. Su función principal es fortalecer las uñas, el cabello y la piel en general, ayudando a la cicatrización, la regeneración de estos tejidos ya que promueve la producción de colágeno.

Cada una de las vitaminas cumple funciones importantes y cuando el cuerpo resiente la carencia o exceso de estas las consecuencias pueden ser graves. Las mujeres activas en la vida moderna prefieren en ocasiones la toma de productos farmacológicos que garanticen la ingesta de vitaminas para evitar vigilar su nutrición.

Mujer joven realizando ejercicio de relajación en medio de jardin

Minerales que fortalecen la salud integral de la mujer

Además de las vitaminas el organismo requiere de otro tipo de micronutrientes, los minerales. Estos elementos inorgánicos están contenidos en la naturaleza.

Los vegetales se apropian de ellos a través de las raíces que los toman de la tierra o por medio de sus hojas y tallos al apropiarse de los que están presentes en el aire. Los animales a su vez los obtienen de sus alimentos de origen vegetal y de allí llega a los humanos.

La función principal de los minerales es la formación de enzimas y coenzimas que forman parte de los mecanismos vitales del cuerpo humano. Cuando el nivel de alguno de los principales minerales baja o se excede de lo normal las consecuencias se observan tanto en lo físico como en las habilidades mentales.

En lo que se refiere al organismo femenino la ingesta de minerales para cubrir las necesidades básicas es muy parecida que en los caballeros. Sin embargo, por lo general las exigencias mentales son mayores y para que el cerebro funcione correctamente el papel de los minerales es fundamental.

El fósforo, por ejemplo, es el que cumple la función de acelerar el metabolismo cuando es necesario. Además, este mineral es el que activa el mecanismo de absorción del calcio. El fósforo también es el que repara células y tejidos dañados. Los frutos secos y las carnes contienen gran cantidad de fósforo.

En el caso del selenio, a pesar de ser muy poco promocionado, es un mineral que cumple funciones de gran importancia para la mujer.

El selenio fortalece las funciones reproductivas, encargándose además de regular la presión arterial y el funcionamiento de la glándula tiroides. Para consumirlo puedes aprovechar mariscos, vísceras y la mantequilla.

Finalmente, otro de los minerales que fundamentan l salud orgánica femenina es el zinc, que está contenido en legumbres, frutos secos, carnes rojas y pescados. Cuando los niveles de zinc son apropiados en el cuerpo el sistema inmune funciona a la perfección protegiéndonos de infecciones virales y bacterianas de todo tipo.

Para que las mujeres cumplan a cabalidad sus funciones según el rol que les toque desempeñar, los niveles de estos minerales y magnesio deben mantenerse estables. Además de los niveles de calcio, potasio. Así, también su estado de salud mental y físico serán acordes con sus necesidades emocionales, afectivas y sociales

Los antioxidantes y sus beneficios

En la actualidad ha aumentado considerablemente la cantidad de enfermedades crónicas relacionadas con la nutrición. Esto se debe al descuido que ha impuesto el acelerado ritmo de la vida moderna.

La cantidad de frutas y vegetales consumidos a nivel mundial ha descendido en un 35%. Lo cual es alarmante si se considera que estos alimentos son la fuente de nutrientes básicos que equilibran la salud integral. La mayoría de los productos de origen vegetal son ricos en antioxidantes.

Los antioxidantes son sustancias que protegen las células de los efectos perjudiciales que ocasionan los radicales libres. Esto es posible, gracias que los atacan y los destruyen o los neutraliza.

Entre los antioxidantes más comunes se encuentran el betacaroteno, los flavonoides, la luteína y la coenzima Q10.

Estos radicales libres son moléculas que se producen durante el proceso de digestión, por el consumo de cigarrillos o por estar expuesto radiación. El efecto que producen sobre el organismo es negativo y que dañan las células y pueden ocasionar inclusive la aparición del cáncer.

Fue en los años noventa que la medicina comenzó a descubrir que los radicales libres eran la causa de la obstrucción de arterias, la ceguera y el cáncer entre otros males. Desde allí se iniciaron estudios encaminados a descubrir cómo evitar o desaparecer los radicales libres que surgen de los mismos procesos orgánicos.

A pesar de que el cáncer, por ejemplo, no tiene aún un tratamiento para ser curado, diversas experiencias a nivel mundial han confirmado que los antioxidantes retardan el deterioro celular con gran éxito. La porción sugerida por la mayoría de los especialistas es de cinco raciones de frutas y vegetales cada día.

Los alimentos en los que se ha probado la presencia de antioxidantes en grandes proporciones son las frutas, como cereza, guayaba, lechosa, naranja, mango y uvas; vegetales como zanahoria, espinaca, brócoli, batata y alcachofas.

Los frutos secos como maní y nueces también contienen abundantes antioxidantes, al igual que los mariscos, el té verde, el café y el vino tinto.

La mayoría de los cereales integrales y sus derivados como el germen de trigo también contienen alto porcentaje de antioxidantes. Para que la alimentación diaria se convierta en una receta contra las enfermedades, la clave es cocinar y comer de manera creativa, agregando diversidad de ingredientes que potencian la vida de las células que nos conforman.

El germen de trigo y sus beneficios

Cuando un cereal integral es procesado se divide en tres partes, salvado, germen y endospermo. El germen es la parte que dará vida a una nueva planta para dar continuidad al ciclo productivo.

El germen de trigo es un alimento de alto valor nutricional que surge del refinamiento de la harina blanca. Es fuente de gran cantidad de fibra, antioxidantes, vitaminas y ácidos grasos.

Para puntualizar en los beneficios que ofrece el germen de trigo al cuerpo humano comencemos hablando de sus aportes a la salud mental.

Este alimento ayuda en el tratamiento indicado para las depresiones crónicas y estados de estrés. Esto es debido al contenido de vitamina B1 mejora el estado de ánimo agilizando el metabolismo de los hidratos de carbono.

De esta manera proporciona excitación saludable que aleja el aletargamiento propio de estas afecciones mentales.

En lo que corresponde a los efectos de la vitamina B2 contenida en el germen de trigo, esta ayuda a mejorar la visión, mantiene en buen estado piel y uñas. También es usado para el tratamiento de migrañas. Este ingrediente también se encarga de sanar estados de anemia y problemas del sistema circulatorio debido a la vitamina B2 contenida en él.

Es muy común en las mujeres sufrir de alza en los niveles de colesterol y triglicéridos. El germen de trigo ayuda a disolver los depósitos de grasas acelerando su asimilación por ser fuente de Omega 3.

La energía que entrega este derivado del trigo es considerable ya que en su composición se encuentra una alta cantidad de proteínas que alimentan los músculos.

Además de todos los beneficios anteriores el germen de trigo regula la presión arterial, mantiene huesos y dientes en buen estado. Además, regula los niveles de azúcar en la sangre debido a la cantidad de potasio, fósforo, zinc y magnesio que se incluye en su contenido.

Lúpulo verde, espigas de cebada y grano de trigo.

Suplementos naturales para fortalecer la salud femenina

Los suplementos naturales elaborados a nivel mundial cuentan con una combinación de ingredientes de origen vegetal y animal que buscan mejorar la condición física o mental. En el caso de productos como VicMujer están elaborados pensando en la salud femenina.

Suplementos similares a VicMujer ofrecen un grupo de vitaminas y minerales que balancean el metabolismo femenino. La lista de vitaminas, incluye cantidades proporcionales de vitaminas A, C,  D, E, B1, B2, B12, y B6 que soportan las funciones de los sistemas del cuerpo de la mujer.

Las porciones justas de calcio, selenio, fósforo, magnesio, manganeso, cobre, potasio, cromo, zinc y boro en busca de la estabilidad química. VicMujer y los complementos naturales que actúan de igual manera ofrecen las virtudes de las frutas y vegetales.

Estos complementos naturales cuentan con los efectos analgésicos, antiinflamatorios, diuréticos, antioxidantes e inmunológicos de todos estos alimentos.

De igual forma,  VicMujer reduce el colesterol y el azúcar en la sangre evitando la diabetes y la aterosclerosis como consecuencias a largo plazo.

Además de frutas, vegetales, vitaminas y minerales, los complementos naturales se sirven de las propiedades de algunas plantas. Como la centella asiática que es un excelente antioxidante natural.

El té verde, otra planta con efectos antioxidantes, también se incluye en VicMujer para cumplir la función de acelerador del metabolismo y fortalecedor de los huesos.

En resumen, la mujer cuenta con estos suplementos naturales para poder disfrutar a plenitud de sus actividades laborales, estudiantiles, sociales y de pareja con la completa seguridad de que las necesidades nutricionales están cubiertas sin contar con efectos secundarios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *