El estrés. Su influencia negativa en nuestro organismo

El estrés. Su influencia negativa en nuestro organismo

Última actualización: 22-10-2018. Equipo Nutricioni

El estrés es un estado que afecta negativamente al organismo y que se origina debido a una situación que afecta o altera nuestra paz interna.

Hoy en día es muy común llegar a padecer de sus efectos, por la presencia de un reto, problema o circunstancia que eventualmente va empeorando y no le hallamos respuesta.

Si nuestro cuerpo sufre a exposiciones prolongada de este estado, puede llegar a generarse ciertos efectos o enfermedades que influyen en la salud del organismo que lo padece.

Para combatir los efectos estresantes que podemos enfrentar en cualquier momento, SupraEnergía mejora la circulación de la sangre disminuyendo los episodios de estrés.

El estrés. Su presencia en el organismo

Cuando somos expuestos a situaciones difíciles, nuestro sistema nervioso activa ciertas funciones automáticas que nuestro organismo manifiesta en nuestro cuerpo.

Ilustración de las conexiones del sistema nervioso

Frecuencia cardiaca acelerada, tensión muscular, sudoración en manos y frente, y dilatación en los bronquios y las pupilas.

Y aparte de estas manifestaciones físicas, la influencia del estrés también genera episodios en el área emocional de ira, nerviosismo, decaimiento y tenso.

También existe un aumento de adrenalina elevando la presión del corazón y el cortisol que causa una subida de azúcar en la sangre lo que vulnera el sistema inmunitario.

¿Cuál es el efecto común del estrés en nosotros?

Desde el momento que comenzamos a padecer de este mal, nuestro cuerpo puede experimentar efectos variados que dependen de la persona que lo sufre.

Llegando a reflejar en el cuerpo emociones, la mente y la forma en que se actúa, y si estas manifestaciones se hacen muy frecuentes pueden desarrollar enfermedades.

Algunos síntomas comunes manifiestos son cambio de ánimo, tensión y dolor en el área muscular, dolor de cabeza y estomacal, dificultad para concentrarse y ansiedad.

Entre los efectos que beneficia a nuestro organismo el consumo de SupraEnergía, está en reducir el estado fatigante y agotador del estrés. Además de fortalecer nuestro sistema inmunológico.

Otros efectos comunes reflejados en el aspecto de conducta y emocional

Podemos identificar aquellas personas que están padeciendo de una etapa de estrés si observamos las siguientes señales:

Dificultades en la actividad mental: ya sea a la hora de tomar decisiones, realizar actividades, concentrarnos, la tendencia olvidar ciertos eventos o responsabilidades.

Inestabilidad emocional: cambios repentinos de humor, sensibilidad o llorar con frecuencia, desánimo y cuadros depresivos.

Intranquilidad nerviosa: siendo víctima de miedos constantes o sensaciones de pánico llegando a sufrir de parálisis, malos pensamientos o actitudes negativas.

Actitudes en la personalidad: las más frecuentes son los movimientos constantes, risas consecuencia de los nervios, Tics nerviosos y morderse los labios o apretar los dientes.

¿Cómo saber si el estrés ha provocado daños graves?

Cuando nuestro cuerpo ha sido expuesto de manera continua y en periodos largos de estrés y lo que lo causa no se evita produce en nuestros cuerpos ciertos síntomas serios.

De manifestarse estos síntomas, lo mejor es acudir prontamente a un médico especializado para que pueda tratarse de manera efectiva.

Dolor en el pecho, dolor en el brazo u hombro, deficiencia a la hora de respirar, náuseas, mareos, debilidad y falta de energía en el cuerpo y la hipertensión.

Muchos de estos síntomas dan a entender que estamos experimentando otras complicaciones, como por ejemplo un ataque cardiaco por consecuencia de una vida estresada.

¿Cuáles son los efectos a nivel físico del estrés?

Como ya lo habíamos dicho antes, el estrés produce daños en nuestro organismo. En el área física se hace presente de la siguiente manera:

Aumento excesivo de peso: cuando estamos bajo la influencia del estrés, nuestro cuerpo se ve expuesto a la ansiedad constante de comer alimentos causando la obesidad.

Este desorden que presenta algunas personas se va acrecentando lo que trae como resultado el aumento de peso excesivo que puede generar en el organismo otra clase de males.

Hombre obeso con cinta métrica midiendose de la barriga

Daños en el sistema circulatorio: cuando el cuerpo sufre de estrés, este se ve sumergido aun aumento en la presión cardiaca, causando al tiempo problemas cardiacos.

Los sobresaltos, las constantes preocupaciones y las alteraciones en el patrón cardiaco; causan problemas en el corazón que ponen en riesgo la salud del individuo.

Ulceraciones estomacales: los procesos digestivos que se generan en el estómago al ser afectados por el estrés tienden a haber mayor actividad de acidez.

Bajo esta condición, por el aumento excesivo de los ácidos gástricos ocasiona la aparición de malestares, reflujo, cólicos, indigestión y úlceras.

Pérdida de cabello: este es una de las manifestaciones más frecuentes que provoca el estrés en varias personas, debido a que los folículos capilares tienden a debilitarse.

Debido a los cambios internos y externos que nuestro cuerpo puede llegar a pasar, el cabello es uno de los que representan esta señal, que nuestro sistema está sufriendo.

Alteraciones del periodo menstrual: desde luego que también el sistema hormonal de la mujer puede ser afectado debido a una vida agitada, causando irregularidades.

Estos eventos pueden originarse en falta de flujo menstrual, retrasos o caso contrario un aumento desmedido de sangre llegando a desembocar en problemas de hemoglobina.

¿Cuáles son los efectos a nivel emocional del estrés?

Aparte de los problemas generados en el área física, también el estrés tiene repercusiones mentales y emocionales de quien es afectado.

Estos pueden ser algunos de sus efectos:

La falta de sueño o insomnio: el estrés altera nuestro sistema nervioso llegando afectar nuestro ciclo de sueño debido a la frecuente preocupación mental que se está sometido.

Ante los periodos de ansiedad que llegan a padecer las personas bajo los efectos estresantes, su descanso es reducido a pocas horas, causando episodios de agotamiento.

Ilustración de mujer sufriendo ataques de insomnio

La depresión: este estado mental se hace manifiesto ante la exposición alargada del estrés, llegando afectar el área emocional y social del individuo.

Nerviosismo, intranquilidad, ansiedad, malos pensamientos e incluso tendencias suicidas, pueden llegar a presentarse en las personas afectadas por patrón de vida agitado.

La disminución del deseo sexual: uno de los efectos que el estrés puede influir en el organismo es la producción de cortisol que afecta las sensaciones de atracción sexual.

Al afectar el área emocional tiende a pasar episodios depresivos y muchas preguntas surgen en la mente, afectando el trato y relación con la pareja.

El sistema inmune es vulnerado: bajo los efectos del estrés nuestro organismo se hace vulnerable ya que la presencia de la vitamina B disminuye.

Cuando se manifiesta un déficit de esta vitamina el sistema inmunológico del organismo es vulnerable, lo que causa que seas más vulnerable a padecer virus, gripes o enfermedades.

Causa la infertilidad: las mujeres experimentan alteraciones en los cambios hormonales y el funcionamiento de la glándula pituitaria.

Esta glándula que tiene incidencia en los ovarios y la tiroides, por lo que afecta y disminuye la posibilidad de no quedar embarazada.

Sindrome de Ovario poliquistico. La ginecología, la salud femenina y el concepto de anatomía. El cuerpo de la mujer con illustartion del útero y del ovario, aislante en el fondo blanco

La fatiga adrenal. Problema generado por el estrés

Nuestras glándulas adrenales de cierta manera nos ayudan a equilibrar los episodios de estrés leves, pero cuando nuestra exposición es prolongada, estas tienden a fatigarse.

Los efectos que pueden incidir en nuestro cuerpo es un cansancio excesivo, dificultad y retraso en la regeneración celular, expresando envejecimiento precoz.

La forma más efectiva para revertirlo es el descanso, estar alejado del estrés, ingesta de alimentos ricos en minerales como el magnesio y el calcio.

También el consumo de un producto de calidad como SupraEnergía, ya que este se encarga de restaurar la pérdida de energía causada por el desgaste de estas glándulas.

Un síndrome que se hace cada vez más común

Existe un número indicado que nuestras glándulas suprarrenales producen y cuando estas se agotan llegan a trabajar por debajo del promedio debido a los efectos del estrés.

Esto se conoce con el nombre de fatiga adrenal, dejando al organismo a ser más vulnerable a padecer enfermedades de origen infeccioso como la bronquitis, neumonía y gripe.

Entre las causas que pueden manifestar esta insuficiencia, está el estrés por largo tiempo, y por lo general los más afectados se pueden ver los adolecentes y ancianos.

También el consumo excesivo de tabaco y la consecuencia de un embarazo complejo llegan a obstaculizar los procesos naturales para que las glándulas se vuelvan a recuperar.

¿Cuáles trastornos se pueden llegar a generar en nuestro organismo?

Nuestro cuerpo se convierte en blanco de múltiples afecciones debido a estar en un sometimiento continuo de los efectos del estrés, algunas de estas son:

Las migrañas: cuando nuestro cuerpo sufre de constantes aumentos en la presión arterial, se originan los dolores de cabeza o también en un aspecto más grave la manifestación de la migraña.

La inflamación de las meninges es el caso que puede generar esta clase de molestias que afectan la salud de la persona estresada.

Los trastornos endocrinos: los frecuentes aumentos de glucosa en la sangre producida por el estrés puede llevar a originar en las personas diabetes de tipo II.

Causando también un trastorno alimenticio que lleva a la persona a manifestar en su cuerpo los efectos de la obesidad un aumento excesivo de peso corporal.

Enfermedades del sistema circulatorio: el efecto del cortisol y la norepinefrina lleva a un aumento en la presión sanguínea, causando un problema de hipertensión.

Esto puede llevar al origen de la manifestación de ciertos problemas motivando una embolia cerebral o un infarto cardiaco.

Problemas en el sistema inmunológico: el organismo se vuelve más débil por la consecuencia del estrés continuo llegando a padecer varios tipos de enfermedades de naturaleza infecciosas.

Trastornos en el área de la piel: esta zona del cuerpo es vulnerada ya sea en el rostro con el agravamiento del acné, como en el área del cuero cabelludo la caída del pelo.

Otras complicaciones manifestadas tenemos la aparición de eccemas, manchas, resequedad en la piel, aumento desmedido de la sudoración y la fragilidad del cabello y de las uñas.

Problemas que afectan los órganos sexuales: los órganos sexuales llegan afectar su correcto funcionamiento por consecuencia de los efectos hormonales.

Los efectos negativos reflejados en esta área tenemos los desajustes en la menstruación, reducción al deseo sexual, impotencia sexual e infertilidad.

¿Cómo podemos evitar los efectos del estrés?

Tengamos presente que los efectos del estrés en nuestro organismo es algo que se puede evitar ajustando nuestro estilo de vida y teniendo en cuenta ciertas pautas.

Entre las actividades y los ajustes que podemos hacer tenemos:

Desarrollemos técnicas relajantes: este aspecto es muy importante ya que necesitamos por todos los medios mantener el estrés a raya.

Entre las actividades más eficaces tenemos las terapias de respiración, el tai chi, el yoga, la meditación, las terapias de masajes y los baños con agua tibia.

Mujer joven, acostada en una alfombra de yoga haciendo ejercicio de estiramiento

Prestar atención a nuestra alimentación: la ingesta de una dieta equilibrada y sana integrada por frutas, verduras frescas y las diferentes tipos de carnes.

Una buena alimentación es crucial para combatir los efectos negativos del estrés además de integrar a nuestra alimentación los ácidos grasos, y el más conocido el omega 3.

Mantener una vida activa: realizar actividades físicas aeróbicas o algún deporte en especial ayuda de mucho a la hora de liberar el cuerpo de los embates del estrés.

Mantener una actividad deportiva de por lo menos 30 minutos al día, tres veces por semanas, acondiciona nuestro cuerpo y lo hace menos vulnerable a los daños del estrés.

Adoptar una mentalidad positiva: el área mental necesita ser ejercitada, desechemos los sentimientos negativos o cualquiera causa que nos lleve a un estado depresivo.

Mantengamos siempre una actitud centrada en observar lo positivo de todo lo que nos rodea y ocurre, aprendamos siempre a sacar lo mejor de las cosas menos agradables.

Mantén siempre una actitud sociable: tener presente una relación cotidiana ya sea con tu pareja, hijos, familiares y amigos.

Si pasamos momentos de dificultad pide ayuda a esas personas cercanas, comparte, relaciónate y siempre ten contacto, ya que la soledad es un mal compañero.

Aumentemos las prevenciones

El problema del estrés es algo muy común en este tiempo y si se descuida puede llegar a generar problemas más graves que ponen en riesgo la vida de quien lo padece.

Para fortalecer el sistema inmunológico, restaurar las glándulas suprarrenales y aliviar los efectos del estrés, SupraEnergía es la opción más segura y efectiva.

Existen muchas consecuencias y causas que pueden generar el estrés. Sin embargo, el estrés es una consecuencia que puede ser tratada, ajustando nuestro una vida a un ritmo más tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *