Hombre muestra diferentes sintomas de dolores musculares

El dolor crónico. ¡Una enfermedad en sí misma!

El dolor crónico. ¡Una enfermedad en sí misma!

Última actualización: 07-12-2018. Equipo Nutricioni

El dolor es una dolencia continua que se presenta por largos periodos de tiempo, generalmente supera los 3 meses y no responde a ningún tratamiento o medicamento.Hombre muestra diferentes sintomas de dolores musculares

El dolor crónico es parte de un medio de protección del organismo que indica que hay un daño presente, este dolor tiene como función restituir la integridad física

La sensibilización central que ocurre cuando la transmisión de impulsos origina cambios morfológicos de varias estructuras del sistema nervioso central, que se relacionan con las señales de dolor son los que originan que un dolor persista en el tiempo.

La principal razón por la cual es dolor crónico afecta la vida de las personas es que las incapacita para llevar una vida normal, pues incrementa las faltas al trabajo y aumentan las visitas al médico.

El dolor lo aísla de su pareja, amigos y de su familia debido a que los síntomas asociados como el insomnio (no descansa) y la depresión hacen de cualquier tarea sencilla algo desagradable. Esto afecta psicológicamente a la persona que lo padece.  Así mismo, muchas personas con este padecimiento sufren en silencio.

Las causas de un dolor crónico van desde una infección hasta trastornos crónicos tales como la  diabetes, artritis, cáncer o por lesiones como hernias, torsión de ligamentos. También por fibromialgia, cefalea crónica y dolor neuropático.

Adicionalmente, los factores ambientales pueden influir de manera negativa en el dolor crónico. Por ello se dice que es multifactorial, pues intervienen factores psicológicos, físicos, sociales y ambientales. El dolor crónico puede aparecer simplemente con la edad.

Cabe destacar, que el dolor crónico es más que un síntoma, ya que este genera dos o más enfermedades a parte del trastorno primario y puede influir en la respuesta de un paciente a los medicamentos.

Las mujeres y los adultos mayores tienden a presentar cuadros de dolor crónico con más frecuencia. Es normal encontrar personas con más de dos condiciones de dolor crónico. A menudo, los pacientes con enfermedades crónicas consideran el dolor como una enfermedad más.

En el cuerpo, ante la presencia de dolor crónico, las neuronas liberan neurotransmisores de manera autónoma. Por ello se dice que los mecanismos concernientes a la presencia de un dolor crónico son de tipo químico.

Consejos en caso de dolor crónico

Generalmente la persona que padece de dolor crónico tiene mucha angustia además de miedo. Es por ello que deben hablar con su médico y que este le explique exactamente lo que le sucede.

El paciente debe hacer todas las preguntas necesarias para aclarar cualquier duda. Se recomienda llevar todas sus preguntas anotadas a la cita médica.

La comunicación médico-paciente es de vital importancia para la consideración en conjunto de los objetivos a lograr de acuerdo a las características del dolor del paciente.

Es necesario que la persona esté lo más tranquilo y relajado posible, evitando problemas emocionales y seguir las recomendaciones de su médico.

También es recomendable la aplicación de técnicas de fisioterapia, analgésicos y el medicamento Fórmula para el Dolor.

La acupuntura puede ayudar, la estimulación eléctrica, aplicaciones alternadas de frío y calor, bloqueo nervioso con toxina botulínica, terapia física, hidroterapia, la psicoterapia, y como último recurso la cirugía si es necesaria.acupuntura real realizada a una mujer por un doctor para aliviar dolores como medicina alternativa

El dolor crónico requiere de tratamiento específico y habitualmente la medicación es de por vida o por un largo periodo de tiempo. Se recomienda manejar esta condición por doctores especializados en dolor.

Una opción efectiva para controlar el dolor crónico, aun si no se conocen bien las causas, es asistir a especialista con formación específica, herramientas y experiencia en el tema.

Este podrá ofrecerle una evaluación personalizada y recomendar tratamientos farmacológicos, quirúrgicos, dietas, hábitos, psicológicos para aliviar su dolencia.

En resumen, si la persona padece de dolor crónico debe tener pensamientos positivos, tener control sobre el estrés, buscar apoyo, no esconder su dolor. Ocuparse con actividades y por último, pero más importante, consultar con un médico especialista.

Clasificación

El dolor crónico puede clasificarse principalmente por su ubicación anatómica, por su origen oncológico o no oncológico, por su causa traumático o no o por sistema neuropático o no neuropático.

De acuerdo con estos parámetros el dolor se puede clasificar en los siguientes:

Dolor crónico primario: Es el dolor que afecta una o varias zonas anatómicas de manera constante durante un tiempo prolongado. Puede superar los tres meses, este afecta emocionalmente al paciente y le genera discapacidad.

Puede ser vascular que se refiere a problemas con el flujo sanguíneo, reumatoide, o trastorno por una intervención quirúrgica .

Dolor post traumático o post quirúrgico: Dolor postraumático es el que tiene un origen traumatológico, es decir su origen es por una lesión mecánica.

Se origina por la manipulación de los órganos que son tratados mediante la cirugía. Este dolor se caracteriza por ser agudo y previsible. Se dice que es un dolor nociceptivo, conductual y emocional. Cuando este dolor no se trata correctamente se convierte en crónico.

Depende de la preparación pre quirúrgica, la técnica de aplicación de la anestesia, de la intervención quirúrgica en sí y el tipo de paciente.

Dolor crónico oncológico: Es el causado por un proceso maligno de un tumor, debido a la infiltración o aplastamiento de vísceras, nervios, huesos, plexo, raíces y por metástasis óseas. También es el resultado de la post cirugía, quimioterapia y radioterapia.

Adicionalmente, los síndromes introducidos por la neoplasia, la presencia de artrosis, osteoporosis, infarto al miocardio, la cardiopatía isquémica, la propia afectación orgánica por la enfermedad (por ejemplo la metástasis), incrementan el dolor crónico.

Este dolor se hace crónico como consecuencia del avance de la enfermedad.

Dolores crónicos frecuentes

En detalle los dolores crónicos más frecuentes son por dolor abdominal que se origina por metástasis hepáticas o carcinomas peritoneal.

También por dolor pélvico a causa de metástasis óseas, por afectación del plexo lumbosacro o infiltración de tejidos y dolor perineal. Todos estos se refieren a dolor crónico por localización anatómica.

También puede presentarse neuropatía inducida por el tratamiento con quimioterapia y cuadros de enteritis o proctitis por tratamientos de radioterapia. Estos se refieren a dolor por mecanismo etiológico conocido.

Igualmente un dolor irruptivo que es de nivel intenso con una duración aproximada de 30 minutos o un dolor por final de dosis que se produce en el momento final de una dosificación de medicamentos. Estas se refieren a dolor por características temporales.

Otros tipos de dolores crónicos

También se clasifican por su mecanismo de funcionamiento en nociceptivos el cual puede afectar cualquier parte del cuerpo. Así como los neuropáticos que aparecen cuando falla una estructura nerviosa periférica o central.

Dolor crónico orofacial o cefalea: Se refiere al dolor crónico de cabeza que en tres meses continuos se presenta en un 50% del tiempo. Generalmente es causado por trastornos del complejo articular craneomandibular, Tales como neuralgia, migraña, enfermedad periodontal y síndrome de boca ardiente, entre otros. 

Retrato de mujer enferma, niña estresada, mujer mareada, mujer con dolor de cabeza que sufre de vértigo, mareos

Dolor crónico neuropático: El dolor neuropático es el resultado de un deterioro o padecimiento que afecta uno o más nervios. Puede ser un efecto secundario a una lesión aguda o espontáneo.

Este dolor es generado en el  cerebro y médula (sistema nervioso central) o en los nervios, terminaciones micro y plexo (periférico) el cual se pueden presentar sin ninguna causa aparente.

Dolor visceral: Es el que se presenta en los órganos internos, es decir, se producen por la estimulación de los nervios de las estructuras viscerales. Sin embargo, cabe destacar que no todas las vísceras son sensibles al dolor.

Por ejemplo, cálculos biliares, apendicitis, diverticulitis, pancreatitis. Adicionalmente, se puede incluir como dolor visceral los cólicos, la angina de pecho, el cólico nefrítico.

Dolor crónico músculo esquelético: Este dolor crónico está relacionado con trastornos que generan dolor en los huesos, músculos y articulaciones una lesión en los tendones, los ligamentos, de las bolsas sinoviales.Hombre fuerte con dolor de espalda, fondo gris

También puede ser generado por traumatismos o lesiones. El dolor en los huesos generalmente es muy fuerte. Otra causa puede ser la osteomielitis, los tumores y los trastornos endocrinológicos

Síntomas

Con el dolor crónico el paciente puede sentirlo como ardor, molestia, picadura, punzada, cosquilleo, con un efecto muy desagradable físicamente. Este puede ser agudo o crónico y puede ser en uno o varias partes del cuerpo. El dolor es un aviso del sistema nervioso central de que algo no está bien.

El dolor crónico tiene elementos físicos y psicológicos que incluyen poca movilidad física, ansiedad, depresión, falta de apetito, insomnio.

Los elementos físicos afectan considerablemente el desempeño laboral pues el dolor y la discapacidad generada por este trastorno, afecta negativamente la calidad de vida de la persona.

Los principales síntomas que presenta el dolor crónico que van apareciendo gradualmente son:

  • Trastornos del sueño.
  • Pérdida del deseo sexual.
  • Debilidad o fatiga general.
  • Pérdida del apetito.
  • Estreñimiento.
  • Pérdida de peso.
  • Depresión y ansiedad.
  • Irritabilidad.
  • Estrés.

En el caso de dolor musculoesquelético se presentan los siguientes síntomas:

  • Dificultad para mover las partes del cuerpo
  • Sonidos articulares.
  • Dureza de las articulaciones.
  • Dolor articular en una o varias articulaciones.

El dolor crónico afecta cualquier parte del cuerpo, te puede doler los dedos, las manos, la cabeza, la espalda, la cara, el cuello, las articulaciones de las rodillas.Hombre joven con punto rojo en el cuello, se lleva la mano hasta esa zona con sintomas de dolor

Diagnóstico

En primer lugar se debe realizar una evaluación física, con el propósito de encontrar la causa del dolor crónico y deben ser caracterizados apropiadamente, con el objetivo de enfocarse aliviar el dolor y restablecer la función.

El paciente debe explicar claramente al médico tratante el tipo de dolor, la intensidad del mismo, la ubicación del dolor, la irradiación. El tiempo que tiene con el dolor y todos los síntomas que estén asociados.

En algunos casos en los cuales no se determina la causa del dolor, el paciente puede fracasar ante los tratamientos médicos y quirúrgicos.

Se debe saber si el dolor es de origen neuropático o musculoesquelético. Esto con el objetivo de poder recomendar de ser necesario la terapia más conveniente para cada caso.

Otros aspectos importantes que se deben saber para realizar un diagnóstico acertado es, cual es el efecto del dolor crónico sobre la vida del paciente como lo afecta en su trabajo, con su familia y en su vida diaria.

También hay que saber si el paciente tiene algún trastorno mental, si posee otras medicaciones, o aspectos sociales o familiares que puedan influir.

En segundo lugar deben evaluarse las consecuencias del dolor crónico sobre la vida del paciente. Puede recomendarse la revisión por parte de un terapeuta ocupacional  y en el caso de ser necesario una evaluación psiquiátrica, si el paciente presenta depresión severa como causa o efecto de esta.

El dolor crónico es una enfermedad en sí misma y no un síntoma. En muchas ocasiones el diagnóstico no es tan evidente y deben visitar varios médicos, consumir diferentes tratamientos y realizarse diferentes estudios y exámenes hasta ser diagnosticados correctamente.

Cabe destacar, que no existe un criterio médico único para diagnosticar y medicar el dolor crónico. Esta dolencia puede tener un origen desconocido, no tener una causa física que pueda justificar este padecimiento.Mujer joven sosteniendo su cabeza presentando sintoma de dolor

Esta se oculta tras otros diagnósticos y muchas veces ni exámenes, ni pruebas avanzadas pueden diagnosticar el dolor crónico.

Tratamiento

En general, la primera recomendación por parte de su médico tratante es el consumo de medicamentos para calmar la dolencia, tal es el caso del medicamento Fórmula para el Dolor para el dolor.

El dolor crónico cuesta mucho calmarlo solo usando medicamentos, estos pueden ayudar a tratar el dolor, pero también se recomienda controlar el estado emocional del paciente, el estilo de vida, la dieta.

Sumado a la ingesta de medicamentos analgésicos se recomiendan los métodos físicos y tratamientos psicológicos y conductuales.

Para pacientes con sensibilidad o reacciones adversas a los analgesicos comerciales se recomienda el siguiente medicamento natural Fórmula para el Dolor.

El médico tratante debe asesorar al paciente en cuanto a los medicamentos que está recetando al paciente. Sus riesgos, uso y combinación con otros medicamentos.

Adicionalmente, se recomienda la fisioterapia y terapias ocupacionales, la estimulación de la médula espinal, pulverización y el estiramiento.

Los tratamientos psicológicos también pueden mejorar la función del paciente y mantenerlo en sus actividades diarias y cotidianas, modificando aquellas que sean necesarias por su efecto físico.

El médico tratante debe dar las herramientas necesarias para que el paciente aumente gradualmente su actividad física e interacción social de su entorno

Todo esto debe hacerse de manera gradual para aumentar la posibilidad de realizar tareas más importantes.

Existen varias técnicas cognitivas para aliviar el dolor como la hipnosis, técnicas de relajación, actividades de distracción que pueden ayudar. Se debe educar a la familia y amigos a no reforzar la conducta de dolor.

Un ejemplo de esto es las constantes preguntas directas acerca de la salud del paciente o no dejarlo realizar sus tareas cotidianas.

Es recomendable que uno o varios especialistas en dolor se coordinen para tratar este tipo de casos en el aspecto psicológico, físico y farmacológico.

Es importante aclarar que cualquiera que sea la combinación farmacológica indicada por su doctor, el principal objetivo es restablecer la funcionalidad del paciente, disminuir los efectos contrarios y equilibrarlos con el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *