Closeup de hombre que sufre de dolor en la mano, en la muñeca, fondo en casa.

El dolor articular no es solo una dolencia de los más viejos

El dolor articular no es solo una dolencia de los más viejos

Última actualización: 18-12-2018. Equipo Nutricioni

El dolor articular es una molesta afección que ataca a distintas zonas del cuerpo, principalmente dedos de las manos y los pies, las muñecas y rodillas y suele ir acompañado de inflamación y dolor al tacto.

El dolor articular, artrosis o artritis se produce de distintas maneras y puede estar acompañada de inflamación de una o más articulaciones.

En la artritis, el cartílago que se halla en la articulación, no es más que un tejido esponjoso que protege la articulación, se deteriora. Lastimosamente su capacidad para regenerarse es limitada, produciendo así una pérdida del cartílago con el tiempo.

El resultado de esto es que los huesos que no están protegidos se rozan los unos con los otros, generando dolor, inflamación y protuberancias óseas en la articulación, generando a su vez dificultad de movimiento y rigidez.

La sacroilíaca y las articulaciones de la rodilla, hombro y cadera son las articulaciones que suelen doler con mayor frecuencia. La articulación sacroilíaca es una articulación hallada en la confluencia del hueso ilion (huesos de la pelvis) y el sacro.

Está situada debajo de la zona lumbar de la columna y por arriba del coxis, ésta transmite toda la fuerza del tórax a las caderas, pelvis y las piernas. De entre todas las articulaciones, la de la rodilla quizás es la que sufre daños más frecuentemente y la más susceptible de generar dolor.

Las articulaciones están constantemente enfrentadas a las lesiones y a la presión como parte de los movimientos cotidianos.

En especial, la articulación de la rodilla es muy vulnerable al dolor y a las lesiones, esto es debido a que es la responsable de absorber todo el peso del cuerpo, junto con cualquier esfuerzo adicional como correr o saltar.

La probabilidad de que experimentes dolor en las rodillas se incrementa con la edad, las personas que sufren de sobrepeso o que practican varios deportes tienen un mayor porcentaje de riesgo de sufrir lesiones en esa parte del cuerpo.

Por ejemplo, las personas que corren suelen sufrir de dolor en los tobillos y los rodillas porque esa actividad física implica un fuerte y constante impacto del cuerpo contra el suelo.

Closeup de hombre que sufre de dolor en la mano, en la muñeca, fondo en casa.

Síntomas del dolor articular

¿Te la pasas quejándote de que sufre dolor en los huesos? Es importante que no pases por alto este detalle, el tomar cartas en el asunto ante los primeros síntomas es clave para prevenir la aparición de artritis en el futuro.

Que se presenten crujidos en los huesos y dolor inespecífico puede ser un indicio que existe un principio de artrosis.

Aunque la edad en donde existe un mayor riesgo de presentar esta enfermedad es a medida que van pasando los años, pero existen casos en los que se presenta de manera precoz, esto es entre los 40 y 50 años.

El aumento de peso, practicar un deporte de manera excesiva, o problemas en la estructura de la columna o el tener una cadera más alta que la otra puede generar un desgaste prematuro de las articulaciones.

El dolor en las articulaciones es el que solemos tener más presente, pero el cuerpo te alerta de otras maneras de que puedes estar sufriendo de artrosis o que estás empezando a desarrollarla.

Presentas dolor. Hay dos dolores muy característicos de la artritis. Primero, el que se presenta luego de realizar algún esfuerzo físico y este mejora al reposar.

El otro es el que aparece luego de permanecer sentado y se va luego de unos minutos luego de volver a la actividad. También puedes presentar dolor al levantarte por las mañanas pero que empeora a medida que transcurre el día.

Notas los cambios de clima. Los investigadores aún no se terminan de poner de acuerdo en la influencia que tiene la climatología en los síntomas, varios estudios mantienen que el dolor articular puede incrementarse con la lluvia.

Las articulaciones que son propensas a doler son las de los dedos de las manos, las caderas, las rodillas, los hombros y los tobillos. Debido a la acumulación de fluidos en las articulaciones por la inflamación, produciendo hinchazón.

Entre los síntomas también podemos encontrar hormigueo, entumecimiento, rigidez y un rango de movimientos limitados.

El jengibre es una raíz que posee propiedades antiinflamatorias, es por esto que es uno de los ingredientes de Aliviáne.

¿Cuáles son las causas de este molesto dolor?

Bueno, las articulaciones son las encargadas de reducir en la medida de lo posible el impacto generado como parte del movimiento diario, como la presión y el daño. Una de las articulaciones que es especialmente vulnerable es la de la rodilla, ésta soporta todo el peso del cuerpo y el impacto cuando corres o saltas.

El dolor articular suele presentarse luego de sufrir una lesión, como por ejemplo el torcerse el tobillo o la rodilla practicando un deporte, o en la osteoartritis que suele afectar las caderas, las rodillas y las articulaciones de las manos.

El dolor articular suele estar relacionado con la artritis, el dolor muscular y la bursitis.

Entre los factores que pueden generar dolor articular tenemos:

  • Bursitis.
  • Enfermedades autoinmunes, como el lupus y la artritis reumatoide.
  • Condromalacia rotuliana.
  • Gota.
  • Osteoartritis.
  • Osteomielitis.
  • Tendinitis.
  • Artritis séptica.
  • Esfuerzo o sobrecarga inusual.
  • Lesión, por alguna fractura.
  • Infecciones causadas por un virus.

Las enzimas proteolíticas son usadas para ayudar a hidrolizar la hemoglobina y para favorecer la correcta circulación.

La proteasa fúngica es una enzima proteolítica que es usada para digerir y descomponer a las proteínas dañadas que se pueden volver prevalentes cuando nos sobre esforzamos y es uno de los componentes de Aliviáne.

El dolor articular a pesar de ser un dolor muy propio de las personas mayores también se puede presentar en los jóvenes y en las personas con sobrepeso.

Cuando tienes sobrepeso las articulaciones de apoyo y soporte se sobrecargan, estas son las rodillas, las caderas y la columna lumbar. Para hacerte una idea, si una persona tiene 30 kg de sobrepeso eso es equivalente a 140 kg que la cadera tiene que soportar.

Algunos estudios recientes han arrojado que el exceso de grasa corporal genera inflamación en un nivel sistémico que termina favoreciendo la artrosis y afectando a las articulaciones.

Pero no todo son malas noticias, como las articulaciones son agradecidas si rebajas 1 kg la presión se disminuye en 4 kg. Enseguida notarás la mejoría.

Garra del diablo: mucho más que una hierba

La garra del diablo es el nombre común por el que se conoce a la Harpagophytum, una hierba muy útil.

Recibe el nombre por la apariencia de su fruto, el cual se cubre con ganchos que se unen a los animales con el objetivo de difundir sus semillas. Se suele usar los tubérculos y las raíces para la creación de medicinas.

Esta hierba es usada para la arteriosclerosis o endurecimiento de las arterias, la gota, la artritis, la mialgia o dolor muscular. Y la fibromialgia, el dolor de espalda, la tendinitis, los malestares gastrointestinales, el dolor de pecho, la acidez estomacal, la fiebre y el dolor de cabeza (migraña).

También se suele utilizar para tratar las dificultades que se pueden presentar durante el parto, aliviar los problemas menstruales, la pérdida de apetito, las reacciones alérgicas y para las enfermedades de la vejiga y los riñones.

Hay algunos casos en donde la garra del diablo es usada para tratar lesiones u otras enfermedades de la piel.

La Natural Medicines Comprehensive Database clasifica la eficacia en base a la evidencia científica, por lo que la garra del diablo es:

Posiblemente eficaz. Para la lumbalgia y la artrosis. La ingesta de la garra del diablo sola o con antiinflamatorios no esteroideos parecen ayudar a reducir el dolor relacionado con la osteoartritis.

Algunos resultados han arrojado que esta hierba funciona igual de bien que la diacereína. Un medicamento de acción lenta usado para tratar la osteoartritis, para la mejora del dolor de la osteoartritis de rodilla y de cadera luego de 16 semanas de tratamiento.

Gracias a las sustancias químicas que contiene la garra del diablo, se puede disminuir la hinchazón y la inflamación, y aliviar el dolor que se puede presentar en las articulaciones.

Por estas razones es que la garra del diablo es uno de los componentes de Aliviáne. El cual te ayudará a que los dolores articulares debido al sobreesfuerzo y las lesiones sean parte del pasado.

Dolor articular: presente en el síndrome premenstrual

El síndrome premenstrual o PMS según sus siglas en inglés, afecta a las mujeres por una o dos semanas previas al inicio del periodo menstrual. Incluye indicios y síntomas físicos y emocionales, los síntomas suelen desaparecer luego del inicio del periodo.

Ahora, el trastorno disfórico premenstrual o PMDD según sus siglas en inglés, es un tipo más grave de PMS que suele afectar de 3 a un 6% aproximadamente de las mujeres.

El PMDD puede llegar a interferir con el desarrollo de la vida cotidiana y producir tensión en las relaciones personales. Las mujeres que han sufrido de depresión severa suelen ser más propensas a presentar PMDD.

Un dato curioso es que aproximadamente un 75% de las mujeres sufren de PMS en algún momento de su vida previo a la menopausia.

A pesar de que el PMS y el PMDD tienden a manifestar los mismos indicios y síntomas físicos, en el PMDD los síntomas emocionales son más predominantes y más severos que en el PMS.

Entre los indicios y síntomas del PMS  y el PMDD tenemos:

  • Fatiga.
  • Estreñimiento o diarrea.
  • Problemas a la hora de dormir, muy poco o en exceso.
  • Dolores de cabeza.
  • Sensibilidad en los senos.
  • Dolores en las articulaciones y músculos.
  • Hinchazón y aumento de peso a causa de la retención de líquidos.
  • Cambios de apetito como comer en exceso, antojos o falta de apetito.

El dolor en las articulaciones que se puede llegar a presentar en las semanas previas al inicio del periodo se pueden aliviar con White Willow Bark. Que no es más que la corteza del árbol de sauce, puede ser sauce blanco o sauce europeo, mimbrera, sauce negro, sauce morado, entre otros.

La corteza de sauce suele ser usada en la fabricación de medicamentos, actúa de manera parecida a la aspirina, por lo que es usada para tratar el dolor, donde se incluye el dolor de cabeza. Así como dolor muscular, la artritis reumatoide, cólicos menstruales, osteoartritis, gota y una enfermedad de la columna llamada espondilitis anquilosa.

White Willow Bark es unos de los componentes presentes en Aliviáne, son más que suficientes y notables las razones para consumir este producto.

Imagen en primer plano de curcuma en un recipiente blanco de vidrio

Remedios naturales para aliviar el dolor articular

Como bien es sabido, los dolores articulares son la causa de no pocas consultas al médico. Éstas abarcan desde contracturas, inflamaciones puntuales producto de algún golpe, sobreesfuerzos y la lista puede seguir durante un rato.

También abarca procesos crónicos como la artritis y otras variedades diferentes de problemas reumatológicos.

Pero como todo problema posee una solución, y sino es así es porque no estás frente a un problema. En esta ocasión te traemos algunas soluciones de las que ha dispuesto la naturaleza para aliviar estos dolores que pueden llegar a ser tan molestos y frustrantes.

Arcilla. La arcilla, bien sea roja o verde, está altamente recomendada para el alivio del dolor, acelerar la recuperación tras haber sufrido un golpe, reducir la inflamación producto de alguna enfermedad, torceduras, artrosis, artritis, entre otros.

Es usada en forma de cataplasma, y se aplica una capa con un grosor de 0.5 a 1 cm de grosor en la zona donde se presente el dolor. Se debe aplicar de 1 a 3 veces durante el día hasta obtener los resultados deseados.

Es preparada en agua fría para el tratamiento de golpes, zonas inflamadas o enrojecidas y torceduras, y con agua caliente en los dolores comunes del reuma que no posean neuralgias, inflamación, contracturas, entre otros.

Boswellia. En el mundo de la fitoterapia existen muchas opciones que arrojan grandes resultados cuando lo que se quiere es disminuir o aliviar el “dolor de los huesos”.

Entre ellas tenemos a la Boswellia, la cual contiene una resina que posee un componente, el ácido boswélico, quien cuenta con poderosos efectos antiartríticos y antiinflamatorios.

También posee virtudes protectoras de los componentes de la articulación, disminuyendo así su degeneración. Es prudente evitarlo durante el embarazo y la lactancia.

Cúrcuma. Es una especie con color amarillo con propiedades antiinflamatorias, entre ellas está la inhibición de las prostaglandinas inflamatorias de la misma manera que algunos fármacos.

La cúrcuma es muy usada en los trastornos reumáticos crónicos y agudos. También debe evitarse en el embarazo, la lactancia y cálculos biliares.

Otras maneras de combatir el dolor articular

Jengibre. O como su nombre científico lo indica, Zingiber Officinale, ha demostrado que bloquea con eficiente habilidad los compuestos inflamatorios que se encuentran presentes en los trastornos propios del reuma.

De esta planta es usada más que todo el rizoma, con una frecuencia de 1 a 3 veces al día. Se debe ser cuidadoso con su uso si presenta úlceras estomacales.

Lúpulo. El humulus lupulus, que es el nombre científico del lúpulo, tiene propiedades que ayudan a disminuir la tensión muscular en las contracturas.

Se debe evitar su consumo si sufre de alguna insuficiencia respiratoria, si está tomando ansiolíticos y durante el embarazo y lactancia.

La ingesta de cualquier tipo de suplemento debe ser consultada previamente con tu médico tratante o especialista quien le aconsejará el mejor para su salud según sea el caso.

Terapia naturales. Una manera no tan invasiva de aliviar los dolores articulares es con terapia, es posible que haya oído de la acupuntura y de su posibilidad de detener el dolor articular. También puede que haya escuchado del brazalete de cobre o del aceite de pescado.

Según el Centro Nacional para la Medicina Complementaria y Alternativa, se estima que en los Estados Unidos un 38% de los adultos emplea alguna medicina alternativa o complementaria.

Gran cantidad de personas recurren a las terapias, estas abarcan desde vitaminas y suplementos hasta tratamientos en donde se incluye la meditación y los masajes. Todo con el fin de suprimir el dolor, la rigidez, inflamación y la fatiga generadas por la artritis u otras enfermedades.

Estudios han validado que algunas de estas terapias han sido coadyuvantes en el alivio de los síntomas propios de la artritis y han mejorado la salud. No obstante, así como muchas funcionan, existen otras que son muy arriesgadas y no han sido comprobadas.

Resumiendo, las terapias naturales no tienen el fin de sustituir los tratamientos o medicamentos indicados por el médico; en ciertos casos puede sustituir el lugar de algunos antiinflamatorios empleando así menos medicamentos.

Sin embargo, siempre debe mantener informado a su médico sobre las terapias que emplea o considera utilizar.

Sea consciente y responsable, acuda al médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *