El cuerpo y su reacción ante las alergias más comunes

El cuerpo y su reacción ante las alergias más comunes

Última actualización: 04-01-2019. Equipo Nutricioni

Imagen en primer plano de un cuerpo lleno de alergia

Las alergias son reacciones inmunitarias a sustancias que generalmente no representa un daño a la persona, sin embargo el organismo despliega sus defensas para protegerse ante posibles enemigos, dando origen  a las alergias más comunes.

Dependiendo del elemento y el lugar donde incide, se van a  presentar una serie de signos y síntomas característicos.

Las estadísticas establecen que un tercio de la humanidad presenta alguna forma de alergia y la parte de la medicina que la estudia se llama la alergología.

Si bien, las alergias más comunes no representan un peligro en sí mismas, existen casos donde una alergia se constituye en una anafilaxia, la cual es potencialmente peligrosa manifestándose con una constricción de las vías respiratorias produciéndose una asfixia.

Cada persona puede presentar reacciones diferentes ante una anafilaxia y una misma persona que padezca este tipo de alergia, puede variar durante toda su vida los síntomas. Por lo general se presenta:

  • Dificultad para respirar o respiración entrecortada.

  • Náuseas y/o vómitos.

  • Erupción, ronchas, hinchazón y piel azul.

  • Aturdimiento, mareo, desmayo, presión baja, hinchazón de la lengua, picazón, confusión y congestión nasal, entre otras.

Enfermedades como la conjuntivitis, el asma, dermatitis, eccemas, urticaria, y la rinitis están entre las alergias más comunes. Las fuentes de las alergias pueden ser farmacológicas, alimentarias, picaduras, mordeduras y ambientales.

En la actualidad las enfermedades alérgicas están aumentando en todo el mundo, cada vez más nacen niños con gran hipersensibilidad a ciertos alérgenos (sustancia que puede ocasionar una reacción alérgica).

Los cambios ambientales así como la contaminación están favoreciendo la multiplicación de insectos, polen y hongos que producen alergias. Las alergias relacionadas con el trabajo también están aumentado como la dermatitis y asma ocupacional.

Estudios recientes establecen que hasta un 40% de la población presenta algún tipo de alergia a proteínas, derivadas del polen, ácaros,  hongos y cucarachas.

La permeabilidad intestinal también es muy común donde la mucosa del intestino se daña permitiendo el paso de toxinas, microorganismos, alimentos sin digerir que dependiendo de la persona van a generar alergias y otras enfermedades.

¿Por qué se producen las alergias?

Apartando la permeabilidad intestinal y las derivadas de un defecto en la barrera pulmonar donde las células de la mucosa no logran proteger las vías respiratorias, produciéndose una inflamación típica en los asmáticos, existen algunas hipótesis del origen de otras alergias.

Una de ellas apunta a que durante mucho tiempo el hombre ha establecido una relación simbiótica con microorganismos presentes en la piel, intestinos y mucosas quienes protegían al organismo, las cuales han disminuido por el estilo de vida moderno y cambios ambientales.

Otro indicador establece que la excesiva higiene y el uso de ciertos productos, han mermado las colonias de microorganismo benéficos en el organismo humano, dejando a éste indefenso antes sustancias y elementos que otrora no era causante de tanta afecciones.

Algunas otras señalan que ciertos individuos han heredado la capacidad de reaccionar a ciertos alérgenos, desencadenado mecanismos característicos a las enfermedades alérgicas en mayor o menor medida.

Dependiendo del órgano afectado se van a presentar reacciones específicas que de igual manera varían de una persona a otra. Los síntomas clínicos suelen ser:

  • En los ojos: Aparece las típicas conjuntivitis y la queratitis.

  • En el tracto digestivo: Producto de la alergia alimentaria se puede manifestar con dolor abdominal, diarrea y vómitos.

  • En la mucosa nasal: Se va a presentar la rinitis, caracterizada por prurito, inflamación, estornudos y secreciones.

  • En los bronquios: La más común es el asma la cual se manifiesta con broncoespasmo.

  • En la piel: Van a aparecer alergias como eczema, urticaria y dermatitis con hinchazón, prurito, ronchas, etc.

Es importante destacar la diferencia que hay y que a veces se confunde entre una intolerancia y una alergia, en esta última el mecanismo involucra una reacción inmunológica y en la intolerancia no.

En base a esta diferencia se debe establecer una estrategia donde se estudian los síntomas, el posible alérgeno desencadenantes de las reacciones y la participación o no del sistema inmune.

Un resultado positivo de un examen permite establecer la estrategia en base a un tratamiento personalizado a seguir y uno negativo a continuar la  búsqueda de otras posibles causas.

Diagnosticando una alergia

Establecer la presencia de una alergia es tan importante como descartarla, es por eso que existen varias maneras de confirmar si hay una enfermedad alérgica, su tipo y tratamiento. Entre las metodologías utilizadas están:

  1. Test cutáneo: Se realiza una punción en la piel del paciente con unas gotas que contiene sustancias que sean las posibles causantes de la alergia, y se observan las reacciones que puedan aparecer como ronchas o manchas rojas.

  2. Análisis de sangre: Cualquier médico especialista, pediatra o médico de cabecera puede solicitar un análisis de sangre y es válido para cualquier alérgeno, a diferencia del test que se debe hacer uno por cada posible sustancia.   

Otra ventaja del análisis de sangre es que puede hacerse a cualquier edad y en una sola muestra se pueden identificar varios tipos de alérgenos.

En cambio los test pueden variar dependiendo de quien lo haga, la hora del día, la zona del cuerpo estudiada,  y la época del año.

Al variar las técnicas y procedimientos en los test, esto determina que en el análisis de sangre sus resultados son más estandarizados, dada todas estas ventajas este estudio suele ser el más confiable a la hora de determinar una alergia y su tipo.

Dado que una alergia puede evolucionar en el tiempo y  el paciente puede superarla pero dar lugar a nuevas, es importante hacer un seguimiento para determinar el cambio de tratamiento y con ello influir en la calidad de vida del paciente.

La necesidad y frecuencia de estudios lo determinará el médico tratante, en el caso de alergia alimentaria se puede establecer con este seguimiento, el momento oportuno de introducir o reintroducir algún alimento causante de algún alergia en específico.

Variedad de tratamientos contra las alergias

Las alergias deben ser abordadas desde varias ópticas para un buen tratamiento, no sólo tratar los síntomas agudos sino que deben ir al fondo. Entre los aspectos a considerar están:

  • El o los alérgenos: Se deben identificar los causantes de las reacciones alérgicas y tratar en lo posible de evitarlos, en estos casos los más fáciles de evadir serían los alimentos y las medicinas, causantes de reacciones.

En este punto se deben evitar igualmente los alimentos parecidos o medicamentos de la misma estructura química ya que también pueden producir alergias.

En el caso de los alérgenos del medio ambiente como el polen, ácaros, hongos, etc., son más difícil de controlar a su exposición y requieren de medidas muy particulares a cada caso.

  • El tratamiento en sí mismo: Uso de fármacos que actúan directamente sobre el órgano afectado y paralelamente se tratan los síntomas producto de la reacción al alérgeno.

Según la zona donde afecta este, se van a utilizar un tratamiento farmacológico  como:

  • Antihistamínico y glucocorticoides, utilizados para la rinoconjuntivitis para conseguir un efecto antiinflamatorio.

  • En la rinitis alérgica básicamente son usados antihistamínicos.

  • Broncodilatadores se emplean para tratar el asma pero también se pueden acompañar de glucocorticoides.

  • En la urticaria, eczemas y dermatitis se emplean igualmente antihistamínicos o combinados con corticoides.

El asma también de manera muy reciente está siendo tratada con dos nuevos métodos, el de los anticuerpos monoclonales y el inhibidor de los leucotrienos, que solo deben ser administrados en centros médicos.

También por su efecto antiinflamatorio se puede usar antileucotrienos para el asma.

Para las afecciones de la piel también se podrían utilizar antihistamínico pero su eficacia es relativa.

  • Para aquellos casos que produzcan una anafilaxia se requerirá de un tratamiento intensivo que puede requerir el uso de adrenalina intramuscular.

Esta peligrosa reacción  puede ser debido a la ingesta de alimentos, fármacos o picaduras de algún insecto.

  • Modificación de la respuesta inmunológica alterada: Básicamente consiste en la administración controlada progresiva de un extracto purificado del alérgeno responsable de la alergia, para ir logrando que el organismo se habitúe o haga tolerante poco a poco al mismo.

Medidas para minimizar las apariciones de alergias

vacuna, hombre vacunando, vacunacion

Así cómo es posible mantener a un paciente alejado de ciertos alérgenos que le afectan, existen algunas recomendaciones que posiblemente refuercen la capacidad de las personas para evitar la aparición de alergias durante su vida.

Entre las medidas a considerar se tienen:

  • En cuanto a las reacciones debidas a ácaros, hongos, etc., se debe establecer hábitos profilácticos manteniendo una adecuada limpieza, evitar habitaciones encerradas y húmedas. Igualmente mantenerse alejado de animales mascotas.
  • Hábitos de vida poco saludable como el tabaco, ya que el mismo aumenta la sensibilidad al alérgeno e intensifica los síntomas de esta afección.

  • La vacunación contra ciertos alérgenos específicos podría ser muy beneficioso.

  • Tomar las previsiones necesarias en los cambios estacionales durante el año, que hacen que ciertos alérgenos proliferen en mayor cantidad.

  • La leche materna es una manera de lograr que el niño se exponga alérgenos contenidos en los alimentos que la madre consume, como proteínas del huevo, gluten, etc., que lo harán tolerantes o reducirán sensibilidades posteriores.

  • Evitar el estrés, ya que puede perturbar el sistema inmunológico perjudicando en el caso de una reacción alérgica, agravándose.

Si bien estas medidas pueden ayudar, es importante reconocer que aún siguiéndoles pueden aparecer enfermedades como la celiaca, pero es que hay otro factor que juega un rol muy importante y difícil de controlar como lo es la genética.

Igualmente existe un factor que no se puede controlar y es que se ha determinado que si una persona nace en una época de polinización, al este tener un sistema inmune sin madurar, incrementa las posibilidad de alergias futuras.

Acciones caseras contra las alergias

Existe de igual manera una serie de consejos que la persona puede llevar en su casa y en su entorno para evitar la aparición o minimizar los efectos de las alergias, entre ellas se mencionan:

  • Hay que tomar en cuenta que en la mañana existe mayor concentración de polen en el ambiente, por lo que se recomienda ventilar en horas del mediodía y procurar cerrar las ventanas en horas de mayor concentración.

  • Al realizar la limpieza, es mejor pasar un aspirador de polvo o usar trapos húmedos y así evitar que el polvo se mueva por toda la casa.

  • Cuando se es alérgicos al polen se debe evitar tender la ropa al aire libre ya que esta se impregna de polvo que lo contienen.

  • Se debe evitar la excesiva limpieza y más el uso de productos químicos, ya que esto hará que el sistema inmune no trabaje al no haber agentes contra quien actuar.

  • De igual manera se debe procurar al llegar de la calle realizar un baño que incluya limpieza del cabello para eliminar así rastros de partículas de polen.

  • Ya que la concentración de polen es mayor en las horas de la mañana de 5 a 10 am y en la tarde de 7 a 10 pm, evitar salir a la calle en ese horario.

  • Proteger la entrada de polen a los ojos con el uso de gafas de sol.

  • Si la alergia es muy grave se debe estudiar la posibilidad de usar mascarillas especiales al estar en el exterior, de manera que la boca y nariz queden totalmente cubierta con un material que impida el paso de las esporas de polen.

  • Las playas son los lugares ideales para paseo de los alérgicos ya que es un medio ambiente más libre de polvo.

  • En el vehículo tratar de llevar ventanillas cerradas y usar filtros especiales antipolen.

  • Así como el tabaco incrementa las reaccione alérgicas, se debe evitar de igual manera oler combustibles ya que su efecto es parecido al producido por el tabaco.

Algunas consideraciones sobre las alergias en general

Alrededor de las alergias se maneja una serie de información que a veces no tienen algún sustento científico y que traen dudas y confusión al público. Entre esos datos se pueden aclarar las más comunes:

  • Ciertamente las personas con antecedentes familiar con padecimientos de alergias, tiene mayor probabilidad de tener alguna alergia. Entonces se puede heredar una predisposición a las mismas.

  • En un momento dado una alergia se puede confundir con un resfriado común o al revés, por lo que hay que tomar en cuenta que el resfriado desaparece al poco tiempo quizás hasta otra temporada y la alergia es recurrente.

  • Igual puede pasar entre una alergia alimentaria y una intolerancia a un alimento, si bien los síntomas pueden ser parecidos, la diferencia es igual al resfriado que en la intolerancia no se produce una respuesta inmunológica.

Otra diferencia es que en el resfriado los mocos son espesos y en las alergias son acuosos y en las alergias hay constante picor nasal.

  • Hasta el momento no existe una cura para las alergias sólo aliviar los síntomas.

En la actualidad existen varios factores relacionados a la modernidad que se pueden tomar como causantes del incremento de las alergias:

  • La contaminación ambiental que favorece al contacto del polen  con las personas.

  • El uso de aire acondicionado que aumenta la humedad en el interior de la viviendas y así la proliferación de hongos y ácaros.

  • El convivir más estrechamente con mascotas como perros, gatos, aves, etc.

¿Qué hay de los tratamientos naturales contra las alergias?

Hoy en día se establecen otros frentes para minimizar los síntomas de las cada día más comunes alergias. Entre ellas  el uso de probiótico el cual va a favorecer a fortalecer al sistema inmune manteniendo un nivel saludable de microorganismo favorables a la salud.

Entre otras medidas caseras se pueden considerar:

  • Los antioxidantes contenidos en las verduras y frutas protegen al organismo de ataques de alérgenos que se encuentran en el ambiente y el usos de ciertos suplementos nutricionales como el Frambuesa Anticrón, que contiene antioxidantes.

  • El consumo de alimentos ricos en vitamina E contenida en las nueces, igualmente ayuda a reducir los efectos de las alergias.

  • El omega 3 contenidos en los pescados es un antiinflamatorio necesario en los casos de asma.

  • El yogur y kéfir para mantener saludables los microorganismos del organismo, que son parte del sistema inmunitario.

  • Algunos médicos recomiendan el uso de suplementos como el Frambuesa Anticrón, ante de las temporadas de alergias.

  • El uso de la miel el cual tiene polen, puede en pequeñas dosis ir haciendo que el organismo se vaya a acostumbrando a él y deje de tomarlo como una amenaza.

  • El té verde al igual que la menta pueden bloquear la producción de histamina la cual es la responsable de desencadenar reacciones alérgicas.

  • El magnesio contenido en ciertos alimentos como semillas y vegetales de hojas verdes, puede ayudar a proteger los pulmones, mejorar la respiración y así minimizar las reacciones alérgicas.

  • La vitamina C también es un poderoso antihistamínico que al igual que en muchos alimentos se puede conseguir en un suplemento de polvo de frambuesa como el Frambuesa Anticrón.

  • Se recomienda el consumo depurativos como la alcachofa, apio, etc., para la limpieza del organismo y fortalecer el sistema inmune.

  • Las enzimas digestivas también juegan un rol importante al metabolizar bien las proteínas y evitar sus posibles reacciones alérgicas.

  • Estudios han determinado que el uso de ciertos champiñones por su contenido de  beta-glucanos promueven una respuesta eficaz del sistema inmunitario y además actúan como antihistamínico. El suplemento Frambuesa Anticrón, contiene varios tipos de polvos de este hongo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *