El corazón, el órgano que nos da vida

El corazón, el órgano que nos da vida

Última actualización: 05-03-2019. Equipo Nutricioni

El ser humano posee un músculo hueco y estriado que se encarga de bombear sangre a todo el cuerpo, a este músculo se le llama corazón.

El corazón late aproximadamente 72 veces por minuto, es de pequeño tamaño pesando tan solo entre 200 a 350 gramos, dependiendo de la edad y el sexo.  

Anatomía del corazón humano en fondo rojo

En su interior se encuentra dividido en dos partes que se encuentran separadas entre sí por un tabique (izquierda y derecha).

De igual forma el corazón está formado por dos cámaras; una superior llamada aurícula y otra inferior llamada ventrículo.  Las aurículas son las que reciben la sangre desde el cuerpo al interior del corazón, y los ventrículos por donde sale la misma hacia las arterias pulmonares y aorta.

En cuanto a su forma podemos decir que este parece un cono, y es del tamaño de un puño adulto. La punta del corazón se encuentra ubicada hacia abajo y un poco inclinada hacia la izquierda.

Se ubica entre los pulmones, un poco a la izquierda justo detrás del esternón; aunque existen ciertas patologías que se caracterizan por tener el corazón ubicado hacia el lado derecho.

El corazón es un órgano complejo, es el encargado de que los demás órganos de tu cuerpo funcionen de forma adecuada, por esta razón debes tener en cuenta que el cuidado del mismo es de suma importancia.

Las cavidades del corazón

Como lo mencionamos anteriormente el corazón posee cuatro cavidades; dos superiores llamadas aurículas y dos inferiores llamadas ventrículos.

Las aurículas son aquellas que se encargan de recibir la sangre a través del sistema venoso, mientras que los ventrículos son aquellos por donde la sangre es liberada hacia las arterias.

El corazón derecho es el nombre que se le otorga a la aurícula y ventrículo derecho; la aurícula derecha se encarga de recibir la sangre que viene de todo el cuerpo la cual es baja en oxígeno, luego esta sangre llega hasta el ventrículo derecho.

El corazón izquierdo lo forman la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo. La sangre que llega a la aurícula izquierda, es la que proviene de la circulación pulmonar. Una vez que esta sangre ya ha sido oxigenada, sale por el ventrículo izquierdo para ser distribuida por todo el cuerpo humano.

De igual forma, el corazón se encuentra formado por un conjunto de válvulas que se encargan de separar las cavidades entre sí. Estas evitan que el flujo sanguíneo se devuelva. Ellas son 4:

  • La válvula tricúspide: Separa a la aurícula derecha del ventrículo derecho.
  • La válvula pulmonar: Separa el ventrículo derecho de la arteria pulmonar.  
  • La válvula mitral: Separa a la aurícula izquierda del ventrículo izquierdo.
  • La válvula aórtica: Separa al ventrículo izquierdo de la arteria aorta.

¿Sabes cómo funciona el corazón?

El mecanismo del corazón es sencillo, cuando la sangre llega a las aurículas éstas pasan a contraerse, a este proceso se le llama sístole auricular.

Cuando esto ocurre la sangre pasa a los ventrículos; justo en ese momento las válvulas mitral y tricúspide pasan a cerrarse para que la sangre salga por la arteria aorta y la pulmonar.  

Esto sucede a través de la contracción de los ventrículos, y se le llama sístole ventricular; luego el corazón se relaja por un momento para volver a contraerse.

La sangre que no posee oxígeno es aquella que llega al corazón a través de las venas cavas para que la misma sea oxigenada. Una vez que la sangre es rica en oxígeno, las venas pulmonares se encargan de llevar esta sangre hacia la aurícula izquierda para que así luego pase por el ventrículo izquierdo.  

Luego de esto, el ventrículo izquierdo impulsa la sangre por la arteria aorta y es distribuida por todo el cuerpo.

Es importante saber que el músculo cardíaco es capaz de excitarse por sí solo a diferencia del músculo esquelético, el cual necesita de un estímulo consciente para poder contraerse.  Por tal motivo, la frecuencia de contracción del corazón puede verse afectada por influencias como nervios o en respuesta al ejercicio físico.

Un dato curioso sobre este vital órgano, es que solo es capaz de bombear el 70% de la sangre que ingresa a las aurículas y los ventrículos.

Las enfermedades más comunes del corazón

Se considera que cada año la causa más común de muerte, son las enfermedades relacionadas con el corazón. Por esto son consideradas, la principal causa de muerte por enfermedad en el mundo.

Actualmente las personas llevan gran cantidad de hábitos que son poco saludables y no te ayudan a tener un buen estado de salud. Entre estos hábitos encontramos la mala alimentación, la falta de ejercicio, los vicios como el tabaco y el alcohol entre muchos otros.

Entre las enfermedades cardíacas más comunes, que además han sido causa de muerte en el mundo, tenemos las siguientes:

  • La angina de pecho. Esta enfermedad se caracteriza por un fuerte dolor en el pecho justo donde se encuentra ubicado el corazón. La misma ocurre por problemas relacionados con obstrucción de las arterias; la sangre no fluye en las cantidades necesarias y por ende esto causa una fuerte presión en el pecho.
  • Infarto. El infarto es cuando por alguna razón el paso de la sangre hacia alguna zona en específica del corazón es interrumpido. Esto trae como consecuencia, que esa zona que no es irrigada se deteriore y muera. Esto causará presión en el pecho acompañado de mareo y dificultad para respirar, hasta perder la conciencia.

  • Insuficiencia cardíaca. Esta ocurre cuando el corazón es incapaz de bombear suficiente cantidad de sangre para que esta sea distribuida por el organismo. Las causas más comunes de esta enfermedad, son la hipertensión y la diabetes.  
  • La arritmia cardíaca. Esta enfermedad consiste en un latido irregular del corazón; es decir, late más lento o más rápido de lo normal. Esta puede llegar a causar asfixia, mareo, sudoración y hasta la muerte en casos más crónicos.

Cuida de forma adecuada tu fuente de vida

Para poder vivir por largo periodo de tiempo es de suma importancia que cuides a tu corazón y esto lo puedes hacer con hábitos de vida saludables. Debes tomar en cuenta los consejos para que tengas una vida larga y feliz, entre las cosas que debes hacer para tener un corazón sano tenemos:

  • Dormir adecuadamente. El descanso en las noches le proporciona una mejor salud a tu corazón.  Estudios reflejan que las personas que duermen al menos ocho horas al día, tienen un 65% menos de probabilidad de sufrir algún tipo de enfermedad del corazón y hasta un 80% de morir a causa de alguna de ellas.
  • Ten una dieta equilibrada. Una dieta a base de frutas, verduras, pescados, carnes magras y legumbres disminuye en gran cantidad los riesgos de morir a causa de alguna enfermedad cardiovascular.  Además te permitirá tener un peso saludable, lo cual es de suma importancia si tomamos en cuenta que el sobrepeso y la obesidad están íntimamente relacionados con los infartos.
  • Vive una vida más relajada. El estrés es considerado un factor de riesgo para el adecuado funcionamiento del corazón. El estrés puede desencadenar hipertensión arterial, por lo que debes aprender a controlarlo. Puedes practicar actividades que te ayuden a desconectarte como el yoga.
  • Cuidado con el colesterol. El colesterol malo puede llegar a obstruir tus arterias, lo que puede llegar a ocasionar un infarto. Por esto debes evitar el consumo de grasas saturadas que se encuentran presentes en productos procesados.

Por tal motivo, el omega 3 que se encuentra en suplementos como Equilibrio Acai son de suma importancia para combatir el colesterol.

Otras maneras importantes de cuidarte

  • Controlar la tensión arterial. Es ideal que tomes un tiempo en tu rutina diaria para chequear cómo se encuentra tu presión arterial, debido a que la hipertensión por lo general no avisa al llegar. Es importante que tengas una dieta baja en sodio para que así puedas contrarrestar los problemas cardíacos derivados a la hipertensión.
  • No seas sedentario. Es importante que incluyas a tu vida el ejercicio físico de forma moderada, ya sea caminar algunos kilómetros o trotar un poco. Esto puede disminuir de forma segura el riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón.
  • No fumar. El tabaco es el principal causante de grandes daños dentro de tu organismo; como por ejemplo, el deterioro de las arterias. De igual forma el tabaco reduce la concentración del oxígeno en la sangre lo que afecta a los pulmones gravemente.
  • Consume poco alcohol. El alcohol afecta el funcionamiento de varios órganos en el cuerpo y tiende acelerar el ritmo cardíaco. De igual forma el alcohol altera tu sueño, y por ende el mismo causa riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, por lo que debes evitar beberlo en exceso.

El estilo de vida que lleves es la clave para tener un corazón sano, es por esto que debes tomar en cuenta las consideraciones necesarias para poder tener un corazón fuerte.

De este modo puedas tener una vida larga, plena y saludable; las enfermedades cardiovasculares son muy peligrosas y pueden acabar con tu vida en un instante.

La alimentación es clave para tener un corazón fuerte

Es importante que tengas conocimiento sobre cuáles son los alimentos que puedes ingerir en cantidades más grandes y con cuales debes tener cuidado. Esto es vital para tener una dieta saludable para tu corazón.

Lo principal es controlar el tamaño de tus porciones, ya que la cantidad de comida que ingieres es igual de importante que lo que comes. Ya sea que comas en exceso o lo hagas muy rápido, puedes estar consumiendo más calorías de lo que en realidad deberías.

Los alimentos bajos en calorías y ricos en nutrientes como las frutas y los vegetales puedes ingerirlos en porciones más grandes que aquellos ricos en calorías y sodio como las comidas procesadas.

Por otro lado, comer más frutas y vegetales también es importante; debido a que son una de las mejores fuentes de vitaminas y minerales. Además estos ofrecen un bajo contenido de calorías y alto contenido de fibra.

Estos alimentos poseen propiedades que te ayudan a combatir las enfermedades cardiovasculares.

Incorporar este tipo de alimentos a tu dieta es sumamente fácil, puedes comerlos como un snack o agregarlos a tus comidas favoritas. De igual forma puedes tener un bol de frutas en tu cocina para que las comas con regularidad, y puedes realizar diferentes tipos de ensaladas para comer a diario.

Los cereales de tipo integral son una gran fuente de fibra y de diferentes nutrientes que se encargan de regular la presión arterial, por lo que la quinoa o la cebada suelen ser beneficiosos para la salud de tu corazón.  

Las grasas no saludables, un enemigo del corazón

Las grasas saturadas y grasas trans son un factor clave en el aumento del colesterol en la sangre, por lo que aumenta los riesgos de que sufras algún tipo de enfermedad cardiovascular.

Alimentos Chatarra

Los niveles altos de colesterol en la sangre, pueden llegar a provocar una acumulación del mismo en las paredes arteriales. Esto puede causarte un infarto o un accidente cerebrovascular.

Se recomienda no consumir más de 13 g de grasas saturadas al día y evitar las grasas trans.

La manera más eficaz de reducir el consumo de grasas saturadas en tu dieta es eliminando la grasa de la carne o seleccionando carnes magras. De igual modo se debe evitar el uso de mantequilla, margarina, aceite vegetal y manteca en tus comidas.

Otra forma eficaz de reducir el consumo de grasas es sustituyendo algunos alimentos; por ejemplo salsas comunes por unas bajas en sodio, o edulcorante en vez de azúcar refinada.

El observar la información nutricional de las etiquetas de los alimentos procesados, pueden ayudarte a manejar el consumo de grasa.

El aceite de oliva, el pescado, el aguacate y las nueces son grasas que son saludables y necesarias para tu cuerpo. Por esto son las indicadas para que lleves una dieta equilibrada que mantenga fuerte tu corazón y disminuyan los riesgos de sufrir de problemas de colesterol.

Esto también te ayudará a mantener un peso saludable y estar libre de riesgos de sufrir enfermedades cardíacas.

La proteína y el sodio pueden regularse

La proteína como carne de res, de aves y de pescado que son magras en conjunto con los productos lácteos que son bajos en grasa y los huevos, son ideales para que tu organismo esté fuerte y sano.

Solo debes tener en cuenta el modo en que los ingieres para que lo hagas de forma adecuada y puedas beneficiarte de todos sus nutrientes, sin perjudicar  tu salud.

La mejor alternativa en ocasiones es el pescado, como por ejemplo aquellos que tienen alto contenido de ácidos grasos como el omega 3 ya que estos son de gran ayuda para eliminar las grasas que se encuentran atrapadas en la sangre. Estos son mayormente los pescados que habitan en agua fría como el salmón.

Los frijoles y otras legumbres son, de igual modo, una gran fuente de proteína; ya que estos contienen poca grasa y son una buena opción para sustituir las carnes en ocasiones. De este modo disminuyes en gran proporción la ingesta de grasa y colesterol mientras que te nutres de fibra y proteína.

La ingesta de sal en exceso contribuye en gran medida a sufrir problemas con la tensión arterial, lo que es un riesgo para sufrir de enfermedades relacionadas con el corazón. Es por eso que reducir en gran medida el consumo de sal en tu dieta es esencial para la salud de tu corazón.

Debes tener en cuenta que no solo basta con la sal que le agregues a tus comidas al cocinarlas, sino que es importante la comida que consumas.

Los alimentos procesados como los enlatados y alimentos congelados, tienden a poseer alto contenido de sodio; por lo que utilizar alimentos frescos son la mejor opción para regular el consumo de sal en tu dieta.  

Prestar atención a tus menús será clave

Ahora que sabes cuáles alimentos debes ingerir y cuáles debes evitar o limitar para contar con un corazón sano y fuerte, debes crear un plan para llevar a cabo menús que estén alineados a tus necesidades.  

Elige alimentos como los que te hemos mencionado; como frutas, vegetales, cereales, grasas saludables, proteína y crea menús diarios que sean sencillos y te proporcionen los nutrientes que necesitas. De igual modo recuerda evitar aquellos que no son beneficiosos como los alimentos muy salados y las grasas trans.

Es igual de importante que tomes en cuenta el tamaño de tus porciones y agregues variedad a tus menus dia tras dia, para que de este modo no te aburras de los alimentos que consumes.

De igual forma no todo es llevar una dieta extremista, también puedes darte un gusto de vez en cuando siempre que esto no se convierta en una rutina frecuente.

En el mercado existen diferentes suplementos que pueden brindarte beneficios increíbles; como por ejemplo Equilibrio Acai.

Este producto es un excelente promotor de la buena salud de tu corazón, ya que el mismo puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

Equilibrio Acai reduce el colesterol, por lo tanto disminuye el riesgo de enfermedades.

Suplementos como Equilibrio Acai son una gran opción para tener un corazón sano y por ende tener una vida larga y plena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *