termometro del colesterol

El colesterol alto: remedios naturales para reducirlo y controlarlo

El colesterol alto: remedios naturales para reducirlo y controlarlo

Última actualización: 08-10-2018. Equipo Nutricioni

El colesterol presente en el cuerpo humano proviene en un 20% de la dieta, y el 80% restante es producido por el hígado.

De allí la importancia de evitar el consumo de alimentos de origen animal, para mantener saludables los niveles de esta sustancia en el organismo.

Este lípido interviene en los procesos metabólicos, hormonales, digestivos y nerviosos que ocurren en el cuerpo.

Este permanece en el torrente sanguíneo luego de que las distintas células utilicen lo que requieren, esperando ser devuelto al hígado por diversas lipoproteínas.

Es de suma importancia mantener equilibrados sus niveles, no solo para mantener saludables las arterias y el corazón, sino para proteger y optimizar el funcionamiento de nuestra mente.

En este artículo te comentamos qué significa tener elevados los niveles de colesterol, sus riesgos y consecuencias.

Así como algunas recomendaciones para reducir el exceso del mismo en nuestro organismo, sacando provecho de las alternativas naturales de fácil acceso.

Acompáñanos y descubre cómo cuidar tu corazón y tu mente.

termometro del colesterol

Consecuencias y síntomas del colesterol alto

El incremento desmesurado de los niveles de colesterol están vinculados a la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias). Condición que favorece los problemas cardíacos y los accidentes cardiovasculares.

Debido a ello, es de vital  importancia el mantenerlo dentro de los niveles recomendados.

Silenciosamente, con el tiempo, puede dificultar la circulación arterial y puede provocar un infarto o una embolia.

El colesterol alto no presenta ningún síntoma en particular, de ahí el peligro del mismo.

A pesar de ello, existen algunos indicios que pueden alertarnos de que nuestro organismo no está regulando adecuadamente los niveles de colesterol:

  • Intolerancia a algunos alimentos.
  • Afecciones de la piel.
  • Poca energía y cansancio.
  • Dolores en el pecho.
  • Estreñimiento.
  • Problemas de la vista.
  • Cefaleas y vértigos.
  • Problemas digestivos.
  • Mal aliento.
  • Adormecimiento e inflamación de las extremidades.

Se consideran como saludables los niveles de colesterol hasta los 200 mg/dl, (HDL+LDL). Cuando este rango es superado, se presenta un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares.

El riesgo es aún mayor y más peligroso cuando sobrepasa los 240 mg/dl.

El equilibrio en las proporciones de esta sustancia en la sangre, puede ser alterado por la dieta de forma directa.

Al frecuentar el consumo de azúcares refinados, alcohol y grasas saturadas, incrementando la cantidad de colesterol existente.

También existe un factor hereditario, donde el individuo que lo presenta, posee un hígado que produce más colesterol del requerido.

Existen muchas y variadas alternativas para reducir y controlar el colesterol en la sangre. Una de ellas, es el consumo de fármacos para tal fin.

Lo que requiere de un constante control médico para ingerir el fármaco más adecuado a nuestra condición particular, y de un mayor presupuesto, en la mayoría de las ocasiones.

Sin embargo, también existen múltiples alternativas completamente naturales para lograr reducir y controlar los niveles de colesterol con mucho éxito.

De esa manera se reducen los fármacos, o inclusive, puede prescindirse de los mismos.

Para ello, deben consumirse de manera regular y específica algunas vitaminas, minerales, hierbas y alimentos combinándolos con una dieta balanceada y baja en grasas.

El tomar con regularidad la Buen Cabello es muy favorable, porque posee muchas y diversas cantidades de vitaminas y minerales, que aportan beneficios relacionados con el control de los niveles de colesterol.

A continuación, se mencionan algunas alternativas naturales que proveen resultados altamente ventajosos en la búsqueda de reducir y mantener niveles saludables de colesterol en el cuerpo.

Las vitaminas y minerales: grandes aliados para mantener el equilibrio del colesterol

Las vitaminas son elementos imprescindibles que favorecen las funciones normales del cuerpo, las cuales recibimos a través de los alimentos que consumimos diariamente en nuestra dieta o a través de suplementos.

Veamos cuáles son las mejores, cuando de colesterol se trata:

  • Vitamina E. Estudios demuestran que, si los niveles de esta vitamina son adecuados en la sangre,disminuye la mortalidad coronaria, debido a que se trata de un poderoso antioxidante. De 400 a 800 UI al día son suficientes para esta finalidad.
  • Vitamina C. Esta vitamina normaliza el colesterol y ayuda a disminuir la tensión arterial elevada.

Por lo tanto, evita el padecimiento de enfermedades cardíacas. Puede consumirse a través de la ingesta de cítricos en la dieta diaria o se puede tomar un suplemento de 200-400 mg diarios.

Diferentes funciones vitales como la formación de los huesos, la producción de hormonas y la producción de células sanguíneas requieren de la presencia de los minerales. Aquí te mencionamos cuáles de ellos permiten mantener niveles de colesterol equilibrados:

  • Magnesio. Un nivel adecuado de este mineral en nuestro cuerpo, reduce el nivel de lípidos en la sangre.

Lo que disminuye la posibilidad de desarrollar la arteriosclerosis, las arritmias y la formación de trombos.

Para mantener favorables los niveles del mismo, puede tomarse un complemento equivalente a 200-400 mg diarios.

  • Calcio. Un suplemento de calcio puede reducir el nivel de colesterol de un individuo entre el 2 y el 4 por ciento.

A pesar de ello, se deben realizar estudios adicionales que demuestren la eficacia de este medio, como una alternativa para reducir el colesterol.

Bajando el colesterol con hierbas, flores y frutas

Estos elementos que nos proporciona la naturaleza en abundancia, son fáciles de hallar y obtener en diversos expendios de alimentos. En diferentes versiones desde las más industrializadas hasta las más silvestres.

Veamos cuáles son aquellas que nos colaborarán en el proceso de mantener el colesterol en sus niveles más favorables:

  • Té de diente de león. Esta hierba contribuye a disminuir los niveles altos de colesterol en la sangre.

Reduciendo inclusive las placas que se forman en las arterias.

Es posible preparar una infusión de las hojas secas, y tomar 2-3 tazas al día, de preferencia, por la mañana y por la noche.

  • Té de alpiste. De seguro desconoces el té de alpiste. Es agradable y además es un remedio grandioso para controlar el peso y bajar el colesterol.

De acuerdo a los especialistas, esta infusión representa una de las formas más efectivas, accesibles y poderosas para regularizar los niveles del colesterol.

Actúa de manera directa sobre la grasa en la sangre, ayudando a su eliminación.

Prepararlo resulta muy sencillo, pues lo único que se debe hacer es colocar una cucharada de alpiste para consumo humano, en un vaso de agua por diez minutos.

Se debe beber sin colarlo, con una frecuencia de dos veces al día. ¡Es fabuloso!

Al igual que el té de alpiste, la Buen Cabello, puede contribuir a mantener saludable los niveles de colesterol en el organismo.

  • Té de ajo con té verde. Indudablemente resulta sorprendente esta combinación. Pero es importante recordar las innumerables propiedades curativas del ajo.  

Se conoce que es un sorprendente vasodilatador, favoreciendo así la circulación de la sangre.

Además, regula la presión arterial y tiene efectos diuréticos. Al combinarlo con el té verde, la mezcla es simplemente ideal.

Prepararlo es sumamente sencillo, pues sólo de deben hervir dos ajos crudos y machacados en una taza de té verde durante 10 minutos.

Luego, debe apagarse el fuego y dejar reposar 5 minutos. Se cuela la infusión y se agrega el jugo de medio limón exprimido.

Se recomienda beberlo en ayunas y antes de ir a dormir.

  • Té de cáscara de naranja. Esta maravillosa y popular fruta, revela uno de los secretos mejor guardados de la naturaleza.

De acuerdo a investigaciones llevadas a cabo por diversas universidades americanas. La cáscara de naranja contiene unos flavonoides que son muy buenos para combatir el colesterol.

Es un hecho que la cáscara contiene más flavonoides que el mismo jugo, hasta un 20%.

Por lo tanto, es un deber probarlo, rayando la corteza de una naranja, en una proporción equivalente a una cucharada y media.

Debe hervirse en una taza de agua y añadir una cucharadita de miel. El sabor es muy placentero y los resultados son excelentes.

Es necesario tomar esta infusión dos veces al día, después de cada una de las comidas principales.

  • Té de limón. Los limones contienen gran cantidad de antioxidantes, sus beneficios se extienden a la existencia del colesterol bueno.

Porque permite evitar su oxidación, disminuyendo de forma muy importante el colesterol malo y la arteriosclerosis.

Se debe beber zumo de limón un par de veces al día. Es válido mezclarlo con jugos de otras frutas o añadirlo al agua de beber que se ingiere durante el día.

Imagen en primer de te de tilo

Alimentos para reducir el colesterol

Comer y beber es un placer pero, el objeto fundamental de estos actos, es el de proporcionar al organismo las sustancias necesarias para su subsistencia.

Cada alimento tiene sus efectos particulares en el cuerpo humano.

Aquí veremos algunos de los que pueden aportar lo necesario para mantener el colesterol a raya o incluso, reducirlo.

  • Las semillas de lino molidas. El lino o linaza muy bien debe considerarse un alimento invaluable, por sus efectos antiinflamatorios y antioxidantes al ser tomadas diariamente sus semillas.

Además producen la reducción de los niveles de colesterol, estabilizan el ritmo intestinal y pueden beneficiar nuestra salud de forma enorme al evitar el estreñimiento y mejorar las hemorroides.

Estas semillas en su capa externa, contiene gran cantidad de mucílagos,que es un tipo de fibra soluble que permite que se formen heces mejor hidratadas y más voluminosas.

De manera adicional, la fibra mucilaginosa de la linaza actúa como un cepillo intestinal.

A arrastra el exceso de colesterol durante su paso por el intestino, ayudando a disminuir sus niveles.

Se debe destacar que las semillas de lino son uno de los alimentos más ricos en omega 3 que existe.

El omega 3 es un tipo de grasa saludable con poderosas propiedades antiinflamatorias.

Para que pueda asimilarse el omega 3 de las semillas de lino, es necesario ingerir las semillas molidas.

Gran cantidad de investigaciones científicas comprueban el efecto hipolipemiante de las semillas de lino.

Por estas razones es una excelente decisión empezar a combatir el colesterol alto, agregando un puñado de estas semillas todos los días en las diferentes comidas.

Un ejemplo puede ser añadirlas en las ensaladas, espolvoreando las frutas, agregarla al yogur o kéfir, y más.

Una ganancia es que, estas semillas, proporcionan a las comidas un sabor a nuez delicioso.

Se recomienda consumir diariamente unas 3 cucharaditas de semillas de lino molidas para disminuir los niveles de colesterol y la inflamación.

  • Las hojuelas de avena. La avena es un cereal de alto consumo a nivel mundial, cuyas modalidades de ingesta son múltiples y variadas.

Es muy diferente de otros cereales como el trigo, el maíz o el arroz, debido a que posee entre sus componentes, mayor cantidad de proteínas, fibra, vitaminas y minerales.

La fibra que posee la avena es la denominada beta glucanos, que es muy eficiente para capturar el colesterol y ayudar a eliminarlo del organismo.

Estudios médicos y científicos han demostrado en numerosas oportunidades, que el consumo cotidiano de avena favorece de forma muy eficiente la disminución del colesterol en la sangre.

Además, su consumo implica otras ventajas, como el hecho de que se puede adquirir a un precio muy accesible y casi no tiene contraindicaciones.

Por todas estas razones, es recomendable el consumo de avena en la dieta diaria. O al menos, varias veces a la semana ya sea sola o incluida en la preparación de otros alimentos.

Así se puede añadir avena a sopas, ensaladas, batidos. También, se puede sustituir los dañinos cereales azucarados del desayuno por un porridge con frutas, miel o canela.

A primera hora de la mañana y en horas de la noche, es cuando el colesterol se encuentra en sus niveles más altos en el intestino.

Se recomienda consumir la avena, preferiblemente, en esos horarios con la finalidad de reducir la absorción del colesterol biliar por parte de los intestinos.

El tomar con regularidad Buen Cabello, también posee beneficios relacionados con el control de los niveles de colesterol.

Imagen en primer plano de jarra de agua y avena.

Las legumbres y especias: la dupla perfecta

Las legumbres son plantas leguminosas de las que provienen granos como los garbanzos, guisantes, lentejas, tofu y alubias, entre otras.

Entre sus múltiples beneficios se encuentra el de ayudar a reducir los niveles altos de colesterol.

De esta manera,  se recomienda incorporarlas en la dieta diaria en sustitución de las pastas y los arroces.

Las legumbres poseen un contenido calórico menor que el de los cereales.

Son más ricos en proteínas y contienen muchos más minerales como: el potasio (de vital importancia para el cuidado del corazón), el fósforo, el calcio, el magnesio y el hierro.

Además, contienen más vitaminas del complejo B, altamente favorables para el sistema nervioso.

Las legumbres, en el proceso digestivo, conservan toda la fibra la cual se asimila de forma lenta en el organismo.

Las legumbres generan una alta sensación de saciedad y sus carbohidratos se asimilan también de forma muy lenta.

Esto evita los picos de glucemia, tan perjudiciales a la hora de controlar antojos que generalmente saciamos con alimentos ricos en grasas y azúcares.

Son numerosas las formas de prepararlas y consumirlas, pues se pueden preparar guisadas, en ensaladas, salteadas o hervidas.

No existe ninguna contraindicación conocida para el consumo diario de las legumbres.

Si llegaran a ocasionar gases, su consumo regular, permite que la flora intestinal se habitúe a su procesamiento y las molestias desaparecerán de forma progresiva.

  • La alfalfa. La alfalfa es un vegetal que contiene la presencia de saponinas y además es rica en fibra, la cual reduce la absorción del colesterol en el intestino.

También contiene colina, esta ayuda a eliminar las grasas de la sangre lo que también promueve una disminución del colesterol en las arterias.

Puede tomarse en infusión de una cucharada de hojas por taza, 2 veces al día o pueden consumirse los germinados de alfalfa en ensaladas y sándwiches.

Brotes verdes frescos de la semilla de la alfalfa en el tarro

  • La alcachofa. Esta es una de las plantas medicinales que ayudan a controlar el colesterol.

Las hojas de este vegetal son las que contienen los principios activos de una forma más significativa. Ingerirla en forma de infusión es una extraordinaria alternativa.

Para su preparación, se agregan una o dos cucharaditas de hojas secas de alcachofa y se hierven 2 minutos.

Se puede beber una taza de dos a tres veces al día.

  • La cúrcuma. La cúrcuma es una especie que contiene elementos que favorecen la reducción del exceso de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Se recomienda su uso, añadiéndola en la preparación de los alimentos cotidianos como: cremas, guisos, arroz, carnes, etc.

Imagen en primer plano de curcuma en un recipiente blanco de vidrio

  • La pimienta negra. Esta es otra especie muy recomendada si lo que se busca es la disminución y control de los altos niveles de colesterol.

Esto se debe a que contiene un alcaloide denominado piperina.

Por esta razón, debe ser incluida de manera habitual en la preparación de los alimentos de la dieta diaria.

Otros suplementos alimenticios que puedes incorporar a tu dieta

Los suplementos alimenticios son sustancias que tienen la finalidad de incrementar valores nutricionales, complementando el consumo de nutrientes obtenidos a través de los alimentos.

Generalmente, estos son muy beneficiosos siempre que no se consuman de forma descontrolada o excesiva.

Antes de consumirlos, es importante consultar con un médico especializado para que determine cuáles son aquellos que necesitas.

En seguida te mencionamos los más comunes, en el tratamiento de los altos niveles de colesterol en la sangre:

  • El aceite de pescado. Este aceite es rico en ácidos grasos omega 3, los cuales son los más eficaces para reducir el colesterol.

Una ventaja adicional es que estos ácidos también ayudan a reducir los triglicéridos que, junto al colesterol, son un tipo de grasas que se almacenan en las arterias.

Y que, por lo general, sus niveles se encuentran incrementados a la par de los del colesterol.

Lo recomendado, es tomar de tres a cuatro gramos diarios.

Al igual que el aceite de pescado, Buen Cabello puede contribuir a mantener saludables los niveles de colesterol en el organismo.

  • La lecitina de soya. Este es un compuesto derivado de la planta de soya.

El cual posee la capacidad de disminuir el colesterol a causa de su contenido de fosfolípidos. Éstos actúan favoreciendo el metabolismo de las grasas.

Por lo general, se comercializa granulado, por lo que se puede agregar a los alimentos cotidianos al momento de su ingesta, en cantidades de dos a cuatro cucharadas al día.

Eso dependerá de cuán altos estén los niveles de colesterol.

Hasta la fecha, no se conocen efectos secundarios.

Está visto que existen múltiples alternativas de fácil alcance para todos, que permiten mantener saludable nuestro organismo. Siempre conservando el equilibrio y balance necesarios para su buen funcionamiento.

La Buen Cabello te ayuda a eliminar toxinas perjudiciales presentes en el organismo. Permitiéndote mantener niveles adecuados de colesterol y cuidando tu corazón, lo que permite gozar de un sistema cardiovascular en óptimo funcionamiento.

Lo ideal, es que ingieras alimentos saludables en combinación con cualquiera de las alternativas antes mencionadas para prevenir accidentes cardiovasculares y llevar una vida sana y plena de bienestar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *