Mujer jovén sosteniendo su cabello fuerte

El cabello y sus vitaminas

El cabello y sus vitaminas

Última actualización: 04-12-2018. Equipo Nutricioni

El cabello es parte esencial para la imagen de toda persona, por lo que merece ser tratado con cuidado. Las vitaminas para el cabello son fundamentales, pues propician un cabello saludable.

Se denomina cabello a aquel que se encuentra en el cuero cabelludo. Existe también el pelo que es el que tenemos en otras partes del cuerpo, como las cejas, las pestañas y en el resto de la piel. Sin embargo a todo en conjunto se le llama pelo sea en la cabeza u otra parte.

El cabello proviene de la dermis (capa de la piel). Es una estructura tubular que nace a partir de un folículo piloso. Está conectada a su vez con las glándulas sebáceas.

Anatomía de Cabello Humano

Estas glándulas proporcionan al cabello una sustancia sebosa (grasosa) que protege  al cabello del agua y da al mismo un brillo particular. Pero al acumularse en grandes cantidades  produce una sensación de suciedad, lo que conlleva a la necesidad de lavarlo.

El pelo o cabello, está compuesto por una raíz y un tallo.  La raíz está insertada en el folículo piloso y el tallo es el que sobresale fuera de la epidermis.

Al igual que otras partes del cuerpo, el cabello  posee una estructura interna, funciones y propiedades. Cada cabello está estructurado por una cutícula, una corteza y un núcleo.

Cada cabello cumple un ciclo de vida, con una duración aproximada de 4 años,  y realiza unos 25 ciclos en cada uno. Éstos se ejecutan con más velocidad en los jóvenes que en las  persona de edad.

El conjunto de cabellos conforman una cabellera que es la que se muestra al mundo.  La misma se alimenta de los nutrientes vitamínicos y minerales que el cuerpo consume diariamente.

En tal sentido, mantener el cabello en condiciones saludables depende de una dieta adecuada y de disponer de un buen estilo de vida, de manera tal que proporcionen los nutrientes esenciales para lucir un cabello fuerte y sano.

Mujer jovén sosteniendo su cabello fuerte

Decirle adiós al cabello maltratado

El cabello sufre  las condiciones de los agentes externos. También de una mala alimentación y de los tratos indebidos que recibe, así como del consumo de fármacos por algún tratamiento médico.

En consecuencia, se desencadena una serie de patologías como caída del cabello (parcial o total), seborrea y caspa, entre otras.

Cualquier afección del cuero cabelludo puede evitarse si se combinan  ciertas vitaminas y minerales con las proteínas.

En este sentido, una alimentación balanceada rica en vitaminas C, complejo B y minerales como el zinc o hierro, son indispensables para que el cabello crezca frondosamente.

Debido a que las vitaminas actúan desde  su composición interna, favorecen el crecimiento capilar. El suministro de una buena cantidad de nutrientes beneficia en buena parte la belleza del cabello, convirtiéndolo en  saludable.

Ilustración de alimentos ricos en nutrientes

Para decirle adiós al cabello maltratado es indispensable consumir alimentos enriquecidos, contentivos de los tres grupos: vitaminas, minerales y proteínas.

Las vitaminas que más favorecen el crecimiento del cabello son A, C, y del grupo B, especialmente B5, B6, B9, así como la biotina. Esta combinación fortalecerá el crecimiento y mantenimiento del cabello, claro está, en cantidades adecuadas y necesarias para el organismo.

Con el consumo de frutas y verduras se obtendrán estás vitaminas. Ellas proporcionarán de manera eficiente los nutrientes que el cabello necesita para lucir bello y sano.

Frutas y vegetales con los nutrientes necesarios del cuerpo

Las vitaminas del complejo B actúan directamente sobre el cuero cabelludo. El zinc, el cobre  y el hierro, intervienen en la formación de la queratina, pigmentación y regeneración capilar, evitando de alguna manera la  caída, opacidad o el cabello quebradizo.

Algunas veces, aunque no se quiera, se somete al cabello a la práctica de ciertos hábitos que son dañinos, con lo que se abre paso a la pérdida de fuerza y luz, viéndose debilitado.

Por eso, es más que  recomendable llevar una buena nutrición y ejercer buenos hábitos rutinarios de vida, no sólo para el cabello sino para el cuerpo, esto aunado a una buena higiene personal ayudará a  poseer una vida saludable, y a disfrutar de una cabellera radiante.

Fuerte como el acero y suave como la seda

Muchas veces cabe la pregunta: ¿Qué hacer para lucir un  cabello  fuerte, suave y brillante? En primer lugar hay que aceptar que el cuidado del cabello se origina  dentro de la estructura capilar; es decir viene desde el interior hacia el exterior.

De manera tal que la alimentación es el factor más influyente para lograr este cometido.

Adicionalmente, el cuidado del cabello se complementa usando productos de calidad que aporten nutrientes necesarios y que corrijan su carencia, que por algún motivo lo hayan afectado.

Al mismo tiempo, el hábito de higiene también influye, por lo que mantener una correcta y constante higiene capilar beneficia grandemente la apariencia del mismo.

El cabello debe lavarse  tantas veces a la semana como sea necesario; hay cabellos con tendencia a ser grasos y otros a secos, por lo que su lavado debe ser de una a dos veces por semana, dependiendo del tipo.

Mujer joven realizandose un tratamiento en el cabello

Existen tratamientos para el cuidado del cabello que junto con la alimentación y el consumo suficiente de agua diaria ayudan a conseguir un cabello fortalecido e hidratado.

Al lavar el cabello se debe hacer con agua tibia y champú no fuerte, masajeando el cuero cabelludo con la parte interior de los dedos. Es aconsejable  acondicionador si es necesario. El secado debe ser con suavidad y usar un peine de cerdas anchas para desenredar.

Al cabello se le debe tratar como se merece. De esta manera se obtendrá un cabello sedoso y fuerte, como el que toda mujer desea. Tener un cabello hermoso no es una labor irrealizable, sino todo lo contrario.

Los cuidados alimenticios y estéticos además de la herencia capilar son factores que generan atributos de calidad al cabello.

Pero debido al sometimiento continuo a los agentes abrasivos del medio así como el uso de tintes, planchas, etc. esta calidad se ve afectada.

Mujer le arreglan el cabello con un peine y un secador

Solo hay que proponer  una rutina diaria de mantenimiento de tal manera que disminuya el daño al cuero cabelludo.

La belleza en cada hebra

El cuidado del cabello en tiempos antiguos representaba la identificación de la personalidad y estatus de la gente. Se determinaban aspectos religiosos o de nivel social y de poder. Se consideraba que el atractivo del cabello se debía al aspecto sano y natural.

Hoy en día, la cosmetología apunta a obtener un cabello sano y fuerte a corto plazo. No obstante, lucirlo como se desea no requiere de tanto dinero sino de poner en práctica ciertos consejos.

Mujer rubio luciendo su cabello brilloso

Primeramente se debe estar al tanto de cómo es el cuero cabelludo individual. Esto para saber cómo debe ser tratado o con qué. En consecuencia  se sabrá cuántas veces a la semana se deberá, por ejemplo, lavarlo.

En segundo lugar, se debe usar un champú adecuado al tipo de cabello, ya que el usar uno que no corresponda traerá consecuencias no deseadas, como por ejemplo irritación o sequedad, entre otras dificultades. Aquí entra el asunto del pH.

Y, en tercer término, cuidar la dieta y la hidratación. El detonante que indica que el cabello necesita nutrientes e hidratación es la fragilidad y la opacidad, por lo que tener una dieta balanceada y una excelente hidratación corporal permitirá el efecto que tanto se desea.

El cabello contiene en su interior una composición química, dada por elementos proteicos, lipídicos, oligoelementos, agua, pigmentos y sales, entre otros.

Cada uno se encuentra en distintos porcentajes de forma natural, necesarios para que el cabello tenga vida. Su reposición depende, en gran parte, de los alimentos que se consumen.

Existen factores externos como el sol, las planchas, el secador o los tintes que pueden dañar el cabello.

Usar tratamientos para recuperar el cabello dañado puede resultar muy costoso. Es por ello que ser precavido y cuidadoso, no tiene precio.

Mujer con cabello ondulado dañado

Aplicar nutrientes naturales al cabello también ayuda a conseguir un cabello fuerte y hermoso. Los tratamientos naturales aportan nutrientes esenciales y aceites al cabello. En este caso entra Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas con su fórmula cuidadosamente preparada para nutrir desde la raíz hasta las puntas.

Conociendo las propiedades del cabello y sabiendo cómo mantenerlo sano,  éste mostrará una luz resplandeciente que exaltará la belleza de su color  original.

La edad y el color natural del cabello

La herencia así como la genética son determinantes en el color del cabello. ¿A qué se debe el color del cabello? En la base del folículo capilar se encuentran los pigmentos que dan origen al color. Estos gránulos se llaman melanocitos.

Los melanocitos son los responsables también de dar el color a la piel,  a través de la sustancia llamada melanina.

La cantidad de melanina determina cuán oscuro es el cabello. Las personas de cabello oscuro tienen más melanina que las  de cabello claro.

De la misma manera existen las formas del cabello. Hay quienes tienen el cabello lacio como  quienes lo tienen ondulado. Los folículos pilosos también definen la forma del cabello, así como también si será fino o grueso.

Sin embargo el color del cabello se pierde a medida que pasa el tiempo y esto es debido a que la producción de melanina, en las personas de edad, va disminuyendo, dando origen a las llamadas canas.

Mujer adulta sonriendo con cabello blanco

Es bueno mencionar que el cabello canoso no significa que  éste se haya dañado, sino que las células de pigmentación se van extinguiendo con el paso de los años y originan que el cabello se vuelva más delgado y quebradizo.

En ocasiones, pareciera que después de estar sometido a un alto nivel de estrés el cabello se vuelve más canoso. Pero esto no ha sido demostrado científicamente, aunque tiene su explicación del por qué esa sensación.

Cuando las personas han sufrido un estrés agobiante, se desata de forma repentina una patología denominada alopecia areata, es decir la caída brusca del cabello en una zona particular.

En consecuencia los cabellos que se sueltan primero son los de color, quedando visibles en el cuero cabelludo los que no tienen pigmento. Dicho de otra manera, las llamadas canas.

Por este motivo, pareciera que las canas se produjeron a raíz del acontecimiento vivido. De allí la relación del estrés con la aparición de las canas.

El cabello blanco aparece inevitablemente por el transcurrir del tiempo. Pero al recurrir a un mejor estilo de vida, puede lograrse manteniendo del color natural por más tiempo.

Los suplementos vitamínicos ayudan

El cabello tiene propiedades como la permeabilidad, resistencia, plasticidad y elasticidad que cumplen una función importante en él. De allí que es capaz de absorber, resistir, moldear y variar su forma.

Cuando estas propiedades se ven amenazadas por agentes depredadores externos o internos, es cuando llega la hora de tomar cartas en el asunto. Estas amenazas  se hacen visibles cuando se observa alguna anormalidad como la caída del cabello, resequedad, falta de brillo, horquetillas, entre otras.

Los suplementos vitamínicos ayudan a recobrar la vitalidad perdida del cabello, aportando los nutrientes que por alguna razón el cabello no ha absorbido. Entonces se ve la  posibilidad de la restauración de la belleza capilar.

Estos nutrientes se encuentran en el producto Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, el cual refuerza las propiedades del cabello, dándole al mismo vida, fuerza y elasticidad.

Para lograr que las vitaminas ejerzan un efecto deseado , es imprescindible que se suministren  combinadamente, de tal manera que actúen eficazmente potenciando sus propiedades.

Por ello al utilizar  Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas se obtendrá la fortaleza y vitalidad que el cabello necesita para lucir saludable.

Las vitaminas deberían ser aportadas por los alimentos de forma natural. Sin embargo, y muy a pesar de ello, muchas veces el organismo presenta deficiencias de algunas vitaminas que inciden en la salud capilar.

Esto obliga a cubrir la necesidad con el suministro de nutrientes esenciales como los que contiene el producto Re-Activa Piel, Cabellos y Uñas, el cual incita a mejorar el metabolismo del cabello.

El suministro de las vitaminas para el cabello de forma controlada no debe representar un riesgo para la salud del mismo.

Ilustración de las vitaminas que necesita la raíz del cabello

Aunque el cabello es exclusivo de la genética, de los cuidados alimenticios y estéticos, también su calidad depende  de los productos seleccionados para su cuidado.

El gozar de  una dieta equilibrada y mantener una forma de vida sana, no sólo dará un cuerpo saludable, sino que también se proyectará en la piel, cabello y uñas brindando vitalidad, brillo y elasticidad.

El cabello representa para muchas personas parte importante de la belleza integral, y  por esta razón se esfuerzan en robustecerlo de manera que luzca radiante en todo momento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *