El cabello y los tratamientos para evitar su caída

El cabello y los tratamientos para evitar su caída

Última actualización: 05-02-2019. Equipo Nutricioni

El cabello es un filamento compuesto de queratina que se ubica por casi todo el cuerpo, pero es el que cubre la cabeza que suele dársele ese nombre y al resto que se distribuye por toda la piel se le llama pelo, siendo el cabello al que más se aplican tratamientos para evitar su caída.

En algunas partes no crecen pelos, en las mucosas, los pezones, en la tercera falange de los dedos, planta de los pies, palmas de las manos y el ombligo.

El cabello o pelo va a nacer en los folículos pilosos del cuerpo, consta de una raíz que surge de ellos y se extiende en forma de tallo córneo fino y se va a alimentar del riego sanguíneo que llega a los vasos sanguíneos de cada folículo.

El cabello va a cumplir una función de protección contra el sol, el frío y golpes así como preservar el calor corporal, su color va a depender de la melanina y esto es determinado de manera genética.

Hoy en día el cabello representa un aspecto fundamental de cómo la persona se muestra al mundo, tanto mujeres como hombres cada vez más prestan mejor atención a su cuidado y apariencia.

Tan es así que puede ser utilizado simbólicamente para pertenecer a ciertos grupos o  individualizarse.

Puede ser usado corto, largo, colorido e incluso ser eliminado totalmente como estilo personal o para expresarse. Todo va a depender de la imposición social, la moda, la edad, gustos y otras tantas razones que van a dar al cabello su gran papel en la apariencia.

Cada persona da un tratamiento particular a su cabello, habrá quien invierta dinero y tiempo en su mantenimiento así como otros que sólo se limitarán a su lavado rutinario sin más atención que un corte periódico.

De igual manera el uso del cabello largo o corto ha sido impuesto en ciertas épocas y sociedades al hombre o la mujer, en estos tiempos esas restricciones ya no funcionan y puede ser indiferentemente usado por ambos géneros, en cualquier estilo, según el gusto de cada quien.

Para poder tratar hay que conocer

Cada cabello cumple un ciclo de vida, al terminar de crecer las células en su base también lo hacen y la raíz se vuelve más estrecha y débil lo que hace que el tallo se separe y se caiga, antes de que esto suceda, ya un nuevo pelo está en formación en el folículo.

El cabello se clasifica de varias maneras; dependiendo de su estructura, en lacio, ondulado o rizado y, de acuerdo con su emulsión epicutánea (una mezcla de sudor, sebo y células muertas), en normal, seco o graso.

La cualidad más notable del cabello viene dada por su flexibilidad, resistencia y porosidad, y esto es gracias a la queratina la cual es el componente básico en su conformación. Entre sus muchas características éste posee:

  • Gran resistencia, ya que puede soportar de 50 a 100 gramos cada cabello.

  • Crece una media de 1,27 cm al mes, dependiendo de ciertas épocas del año.

  • A diario se pierden de manera natural unos 100 pelos, por lo que es algo normal.

  • El cabello canoso tiene una textura y apariencia diferente al de color, ya que presenta menos sebo lo cual da flexibilidad al mismo.

  • El cabello en el hombre crece más rápido y es más grueso que el de la mujer.

  • Puede soportar temperaturas  de 140°C si está seco y mojado hasta 200 °C.

  • Resiste a la putrefacción gracias a su contenido de queratina y azufre.

  • Tiene gran capacidad de acumular electricidad estática, lo que sucede cuando se peina con material plástico, en estado seco y más si se hace bajo el sol.

  • El cabello tiene la capacidad de absorber líquidos y aumentar su volumen entre un 15% a un 20%, por lo que mojado se ve más largo y esponjoso.

  • El color del cabello depende de dos pigmentos contenidos en la melanina, un tipo va a dar colores negros a café y el otro de rojizos a rubios, dependiendo de la concentración de cada uno de ellos.

  • Las canas son el resultado de la falta de melanina y pueden ser heredadas o producto del paso natural del tiempo.

Alteraciones típicas del cabello

Al tener un buen suministro sanguíneo, con un aporte de todos los nutrientes necesarios, el cabello va a presentar un aspecto sano, por lo que una mala dieta, el alcohol y el tabaco lo volverán débil y quebradizo.

Algunas enfermedades propician la caída del cabello como las asociadas a la glándula tiroides, el hipotiroidismo e hipertiroidismo, también el lupus, la dermatitis, la psoriasis y la tiña, en algunos casos la pérdida de este puede ser síntoma de embarazo.

Una infección bacteriana o micótica causa sequedad del cuero cabelludo y con ello la descamación y pérdida de pelos.

Al tener la alopecia un factor hereditario, ésta puede ocurrir tanto en hombre como en mujeres; en estas últimas una de cada cinco puede presentar de manera natural algún grado de ella.

Los cambios hormonales en la mujer también pueden propiciar la pérdida de cabello de manera temporal, como en la menstruación, pero que no representa mayor problema, y una caída más intensa durante el periodo de la menopausia.

Algunos tratamientos médicos como la quimioterapia van a producir caída del cabello ya que este es un efecto secundario asociado de manera muy frecuente. Ésta suele ser total pero lo bueno es que después del tratamiento los folículos se recuperan y el cabello vuelve a crecer.

Otros medicamentos pueden producir adelgazamiento del cabello y su caída como la cortisona, fármacos para la hipertensión, anticoagulantes, antidepresivos (tricíclicos) y los reguladores del colesterol.

El estrés puede afectar la salud del cabello provocando su caída, presentando una afección como la alopecia areata, su peor efecto, produciéndose una pérdida en forma de parches en poco tiempo.

Independientemente de la salud en general,  el cabello puede presentar alteraciones capilares lo que va a traer como consecuencia el padecimiento de algún tipo de enfermedad de éste, entre ellas se encuentran:

  • Alopecia androgénica: Es hereditaria y la padecen mayormente los hombres.

  • Moniletrix: El cabello presenta forma de cadena o rosario y tiende a romperse en las zonas más delgadas.

  • Tricoptilosis: Son las famosas horquetillas.

  • Tricorrexis invaginada: Deformación cóncava del cabello en forma de bambú.

Señales que alertan una caída anormal del cabello

Si bien el adelgazamiento y pérdida se da mayormente en hombres, algunas mujeres y niños también pueden padecer esta afección; puede darse de manera temporal o continua en el tiempo o ser recurrente, lo que lleva a un gran desprendimiento de mismo sin reponerse.

Cuando la situación se torna grave, comienzan a aparecer zonas de cuero cabelludo descubiertas dando lugar a la aparición de las entradas en las sienes o en la coronilla. Se puede llegar a la pérdida total del cabello en determinadas áreas o en la totalidad de la cabeza.

Se debe estar pendiente a ciertas señales que indican que hay problemas en la salud del cabello como en las siguientes circunstancias:

  • Percatarse que el cabello se está haciendo cada vez más fino.

  • Menos volumen del mismo.

  • Incremento en la cantidad de cabello que se cae a diario sobre todo al peinarse o lavarse.

  • Aparición de claros en el cuero cabelludo.

Es importante ante la presencia de una de estas características, revisar las posibles causas y acudir a un profesional médico para que establezca las soluciones al problema.

Tintes, planchas, cepillos y otros métodos de tortura

Si una persona no está en ninguno de los grupos que puedan ser causa de una pérdida anormal de cabello y aun así presenta problemas al respecto, ciertos hábitos cotidianos pueden causar alopecia, entre los cuales se podrían mencionar:

  • Teñir el cabello: es una actividad que implica mucho riesgo si no se sabe realizar o se experimenta desde casa, igualmente se debe tener cuidado con la calidad y frecuencia de este tipo de arreglos. En general, ser precavidos con todos los productos químicos.

  • Peinar el cabello mojado: húmedo, éste es más delicado y tiende a romperse, en estas circunstancias el cepillo arranca muchos cabellos a la vez en cada pasada.

  • Uso de aparatos térmicos: en el mismo sentido del cabello mojado, al usar alisadores o rizadores térmicos, harán que el agua contenida dentro de este se expanda rápidamente y lo rompa.

  • Uso de implementos sucios: un cepillo o peine acumula partículas de piel muerta, lo cual va creando un ambiente ideal para que surjan bacterias que volverán al cuero cabelludo cada vez que se utilicen.

  • Abusar de la limpieza: lavarse muy frecuente y además hacerlo con agua caliente van a eliminar aceites esenciales para la salud del cabello, esto lo volverá reseco y quebradizo promoviendo su caída.

  • No usar correctamente el champú y acondicionador: no intercambiar en el proceso de lavado ni utilizar uno por el otro. El champú cumple una función de limpieza y el acondicionador humecta y, además, hay que aplicarlo de acuerdo al tipo de cabello, seco, graso, etc.

  • Cepillarlo demasiado: hacerlo muy seguido y desde el cuero cabelludo arrastrara mayor cantidad de cabello, formando nudos, que terminarán jalando rompiendo y debilitando las raíces. Debe hacerse desde las puntas hacia el cuero cabelludo.

  • Usar a menudo peinados apretados: esto hace el mismo efecto que el mal peinado anterior, ya que causa tensión y debilita las raíces.

  • Abusar del sol: por lo general al recibir sol las personas se protegen la piel pero olvidan el cabello, los rayos UV del sol resecan y lo decoloran, además producen horquetillas.

Comer para que viva ¡el cabello!

Una dieta equilibrada y balanceada rica en proteínas, minerales, ácido fólico y colágeno, siempre aportará las condiciones para que el cabello se desarrolle de una manera saludable, lo que implica que un desbalance va a contribuir con la pérdida constante del mismo.

En este sentido, se nombran aquellos alimentos que van aportan de manera específica beneficios a la salud del cabello:

  • Los cereales: su contenido de fibras favorece a la restauración del cabello desde la raíz a la punta, actuando sobre la cutícula capilar.

  • Cítricos: Su contenido de vitamina C, promueve la producción de colágeno  es una proteína esencial en la construcción del cabello, dándole firmeza y elasticidad.

  • Huevos y carnes: su contenido de hierro y proteínas fortalecen el cabello.

  • El salmón: su contenido de omega 3 igual es ideal en la salud capilar.

  • Frutos secos: Las vitamina B y zinc ayudan a prevenir la calvicie.

  • Verduras y vegetales: ayudan a la circulación y oxigenación del cuero cabelludo.

  • Lácteos: el calcio en ellos contenido darán fortaleza al cabello evitando que se quiebren.

  • Legumbres: sus nutrientes evitan que el cabello se vuelva débil y se caiga.

  • Aguacate: su contenido de vitaminas y ácidos grasos suavizan el cabello a la vez que lo fortalecen.

Es necesario que a la par de la dieta se mantenga una serie de acciones cotidianas que igualmente favorecen a la salud capilar, entre las cuales destacan:

  • Dar masajes al cuero cabelludo para eliminar las escamas.

  • Si bien la higiene exagerada no conviene, igualmente descuidar la limpieza no es sano evidentemente.

  • Si por cualquier razón no se lleva una dieta sana, acompañar con algún suplemento vitamínico como el  Anti Canas.

  • Elegir productos como el champú, y acondicionar de acuerdo con el tipo de cabello además de usar anticaspa si sufre de la misma.

  • Después de bañarse en la playa, lavar el cabello con agua tibia y un champú suave y enjuagar muy bien.

  • Secar el cabello preferiblemente al aire libre.

  • No sujetarse el cabello estando húmedo.

  • Tener cuidado con aquellas afecciones psicológicas que llevan de manera inconsciente a maltratar el cabello dándole tirones y enrollando en forma circular.

La naturaleza acompaña a la salud capilar

Partiendo de que todo lo que afecta al cabello promoverá de una u otra manera su caída, hay que establecer más allá de la alimentación, hábitos de vida saludables y algunas estrategias caseras que permitan solventar de forma sencilla ciertas afecciones que puedan aparecer.

Entre algunos tratamientos caseros se tienen:

  • Para el cabello seco: usar una mascarilla hidratante a base de aceite de oliva o aguacate, cerveza, mayonesa o mostaza, que da fortaleza y evita las horquetillas. El aguacate es un antioxidante que fortalece al aportar vitamina A, B6 y E.

La mostaza activa la circulación sanguínea fortaleciendo al cabello desde su raíz.

  • Cabello graso: Igualmente usar una mascarilla que limpie e hidrate con aceite de coco y jugo de limón.

  • Cabello encrespado: suele ser un problema al peinar ya que se producen tirones que debilitan la raíz, se puede tratar con miel y aceite de oliva, esta última tiene capacidad de bloquear cierta hormona culpable de la calvicie masculina.

  • Cabello quebradizo: para repararlo se unta con una máscara de aloe vera, cerveza y aceite de oliva. El aceite de almendras también hidrata y desinflama evitando el quiebre del cabello.

  • Cabello quemado: esto puede ser por el uso de productos químicos, el sol o colorantes, para lo cual se recomienda una máscara de aceite de oliva o coco, miel, yogur y papaya, hidratan y aportan vitaminas y minerales.

  El yogur fortalece el cabello evitando la calvicie.

  • Para raíces débiles: el huevo por su contenido de vitamina E, la cual es antioxidante y sus proteínas fortalecen y aceleran la regeneración capilar.

  • Caída del cabello: se recomienda la esencia de lavanda que da fortaleza, de igual manera el aceite de ricino protege al cuero cabelludo de infecciones y así evita el debilitamiento de las raíces. El aceite de romero también cumple esta función.

Si se está cayendo hay que tratarlo bien

En la actualidad existe una variedad de técnicas y productos que van dirigidos a evitar o revertir la caída del cabello, y que se usan cuando se haya descartado alguna afección médica, malos hábitos de vida o una condición específica que pueda ser la causante de la calvicie parcial o total.

Cada quien, según sea el caso y previa consulta con un especialista, debe escoger el que mejor se adapte a sus condiciones. Entre estos tratamientos están:

  • Farmacológicos: se usan los inhibidores que van a reducir la presencia de dihidrotestosterona la cual es responsable que los folículos pilosos se debiliten y se caigan, mayormente en hombres pero también en mujeres.

  • Suplemento nutricionales: usados para frenar o prevenir la caída del cabello, los cuales contienen biotina, ácido fólico, vitaminas B6, levadura de cerveza, zinc, ácido linoleico y ácidos grasos, entre otros, como el Anti Canas.

  • Hierbas: así como existen tratamientos caseros con plantas y alimentos, hay productos de hierbas diseñados para fortalecer el cabello y prevenir su caída, los cuales pueden contener palmetto, extracto de cola de caballo, (contenidos en Anti Canas), y  otros más.

  • Tópicos capilares: estos pueden fortalecer el cabello evitando su caída pero no reponen los perdidos. Actúan como vasodilatador estimulando el riego sanguíneo, teniendo que ser de uso prolongado para ver progreso,  y al dejarlos de usar pierden su efecto.

  • Medicina regenerativa: consiste en regenerar los folículos pilosos dañados al obtener un plasma rico en plaquetas del mismo paciente, el cual es inyectado en las zonas del cuero cabelludo afectado.

  • Implante de cabello: es una solución definitiva a problemas de calvicie acentuados, donde se toman folículos de la parte trasera de la cabeza y son reimplantados.

  • Otras técnicas modernas: se han estado utilizando procedimientos con ozonoterapia, mesoterapia y láser de baja intensidad.

Suplementos naturales para el retorno a la salud

Se sabe que una dieta saludable, balanceada y equilibrada, es suficiente para aportar todos los macro y micronutrientes necesarios que el cuerpo precisa para realizar todas sus funciones, y entre ellas está el desarrollo sano del cabello.

Existen casos donde se producen desequilibrios o deficiencias alimentarias por variadas razones y es entonces cuando los suplementos nutricionales pueden desempeñar un papel importante para proporcionar los nutrientes requeridos.

En este tiempo existen en el mercado gran variedad de suplementos destinados al bienestar de la piel y el cabello que han sido llamados nutricosméticos por esa doble función de salud y belleza que proporcionan ambos aspectos al cuerpo.

Estos productos deben ser usados paralelos al tratamiento de la causa específica que produce la pérdida de cabello; también pueden ser aplicados de manera puntual y no permanente cuando no existe un trasfondo patológico, como una forma de proporcionar un mejor aspecto.

Los suplementos proporcionan variados componentes de vitaminas, oligoelementos, biotina, catalasa y otros, contenidos en Anti Canas, necesarios para su desarrollo de forma saludable. 

Los productos como Anti Canas aseguran beneficios sin los molestos síntomas secundarios que producen ciertos fármacos. 

Siempre es recomendable que ante la presencia de caída de cabello de manera anormal, acudir a un especialista para establecer las estrategias correctas y así enfrentar tal situación. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *