La mujer recibe una inyección en la cara - concepto de cirugía cosmética

El antes y el después de la aplicación del ácido hialurónico

El antes y el después de la aplicación del ácido hialurónico

Última actualización: 19-05-2019. Equipo Nutricioni

Uno de los productos de mayor auge actual en los tratamientos estéticos es el ácido hialurónico, pero: ¿conoces los cambios que puede generar este producto en tu salud general, comparando el antes y el después de comenzar a aplicarlo a tu organismo?.

El ácido hialurónico es una de las sustancias más importantes de los organismos animales. Conforma, junto a la elastina y el colágeno, la mayor parte de los espacios extracelulares de sus tejidos, y es corresponsable junto a estas sustancias de su firmeza, elasticidad y movilidad.

Químicamente el ácido hialurónico (HA, por sus siglas en inglés) es un carbohidrato complejo perteneciente a los mucopolisacáridos, su molécula está constituida por largas cadenas de glucosa modificada en parejas de ácido glucurónico y acetil glucosamina, que se repelen mutuamente.

Esta conformación le da una elevada capacidad hidrofílica, por lo que una macromolécula de este ácido puede atrapar una gran cantidad de agua, superando miles de veces su peso seco.

Esto le confiere un alto poder hidratante esencial para la movilidad de los tejidos animales, en los que cumple importantes funciones, que dependen de su concentración en el medio y el tamaño de la molécula.

Encontramos el HA formando parte esencial del humor vítreo ocular y del líquido sinovial de las articulaciones, en todos los tejidos conectivos que se encuentran entre los huesos, cartílagos y tendones, así como en la superficie de contacto entre órganos de distinta naturaleza, y como elemento esencial de la epidermis, entre muchos otros lugares.

Se puede decir que el ácido hialurónico viene a ser para el organismo lo que el aceite para una maquinaria, ya que actúa como lubricante de partes en fricción evitando su desgaste.

La vida útil de esta molécula es corta, y el organismo debe reponerla en sus tejidos constantemente, pero con el paso de los años la capacidad para producirlo va disminuyendo, y en consecuencia los tejidos que más lo requieren empiezan a perder las propiedades que este les confiere.

La mujer recibe una inyección en la cara - concepto de cirugía cosmética

Consecuencias de la disminución de los niveles de ácido hialurónico en distintos medios y tejidos

Al disminuir la disponibilidad del HA, cada estructura o tejido se verá afectado conforme a las funciones que este cumple en él.

En el humor vítreo, el HA se encarga de mantener el nivel de agua que conforma el 99% de este líquido, por lo que al bajar su concentración afecta la tensión interna del globo ocular y la curvatura de la retina, disminuyendo la nitidez y agudeza visual.

Se cree que también guarda relación con la aparición de los cuerpos flotantes conocidos como miodesopsias, y popularmente llamados “moscas”, que disminuyen el campo visual.

En las articulaciones se presentan pérdidas de flexibilidad y desgaste de las partes óseas en contacto y sus meniscos, originando padecimientos como la artrosis y la osteoartritis, entre otras.

Los tejidos conectivos como cartílagos y tendones tienden a presentar fragilidad y tendencia a la ruptura cuando se someten a tensiones elevadas.

Otros tejidos conectivos visiblemente afectados son los del folículo piloso con el cuero cabelludo y los de la cavidad alveolar dental, que producen caída del cabello y propensión a la pérdida de piezas dentales.

Uno de los tejidos con efectos más notorios por la disminución en la disponibilidad del ácido hialurónico es la piel, ya que esta pierde volumen, lozanía, elasticidad, hidratación y firmeza.

En consecuencia comienzan a aparecer arrugas y surcos profundos en las partes de mayor movilidad, aparte de una apariencia de marchitez y resequedad general.

Esta es la razón por la que el uso más popularizado de ácido hialurónico sea para tratamientos cosméticos para la hidratación y revitalización de la piel.

Distintas formas de suministrar ácido hialurónico a la piel y sus efectos visibles

El ácido hialurónico se ha convertido en los últimos años en el ingrediente estelar de los tratamientos cosméticos para la piel, por lo que puedes conseguir una gran variedad de tratamientos y formas de incorporarlo a tu organismo. Estos son los más comunes:

Cremas faciales. En la actualidad casi todas las firmas importantes en cosmética tienen una o más alternativas de cremas con HA. Encontrarás cremas para el día y la noche, mascarillas, ampollas de uso tópico, lociones y muchas otras.

Sus efectos son visibles en pocos días, notándose una recuperación evidente de la lozanía, hidratación, volumen y tono de la piel.

En cuanto a la desaparición de las líneas de expresión y surcos marcados, es necesario un tratamiento prolongado para lograr resultados apreciables.

Los detractores de esta forma de aplicación alegan que su acción es muy localizada, se pierde progresivamente si se suspende el tratamiento y resulta muy costosa a la larga.

Inyecciones cutáneas. Muy populares por sus efectos rápidos y notorios. Se aplican generalmente en las partes del rostro más susceptibles de presentar arrugas y surcos, como la frente, el contorno de los ojos y la boca y en las líneas a los lados de la nariz.

También se utilizan para dar volumen en los pómulos, e incluso se aplican con este fin en los glúteos.

El efecto en el rellenado de los surcos es inmediato y visible, aunque tiende a desaparecer en unos meses y requiere de sesiones de refuerzo que también resultan costosas.

Aunque no son comunes, algunas personas manifiestan efectos secundarios como mareos, dificultad para tragar, dolor en el lugar de aplicación, aparición de granulomas, bultos, deformaciones y necrosis cutánea.

Suministro oral. El aporte de HA por vía digestiva presenta ventajas importantes que justifican considerarlo de forma más detallada y exhaustiva.

Incorporación de adentro hacia afuera del ácido hialurónico: la vía digestiva

El gran problema de las aplicaciones externas de cualquier macromolécula es que el beneficio se restringe al área inmediata de aplicación, pues estas tienen escasa motilidad sistémica.

En el caso del ácido hialurónico la movilidad es mucho menor, ya que su misma capacidad hidrofílica impide que pueda ser transportada en la sangre debido a su alto peso molecular.

¿Cómo hace entonces el organismo para llevar sustancias como el HA hasta los tejidos donde se le requiere? La respuesta es que este tipo de moléculas son ensambladas en los mismos tejidos celulares donde serán utilizados.

En la actualidad, los estudios clínicos demuestran que el suministro de moléculas de cierta envergadura tiene una mayor eficiencia cuando son aportadas por vía digestiva.

El organismo puede descomponer las macromoléculas por la acción enzimática en moléculas más sencillas, transportarlas hasta los tejidos y reensamblar la molécula en el sitio de su utilización.

Esto es válido para proteínas, lípidos y polisacáridos, y equivale a transportar los ladrillos hasta el lugar donde se va a hacer una edificación, en lugar de trasladar el edificio completo

Por esta razón, los tratamientos que incorporan ácido hialurónico por la vía digestiva son un poco más lentos para que sus efectos se hagan visibles, pero en contraposición estos efectos son más duraderos y completos.

En el caso de una sustancia tan versátil y requerida por múltiples razones por el organismo como el HA, al ser aportada desde la digestión, nuestro cuerpo lo distribuye en forma proporcional donde sea necesario suplir su deficiencia.

Existen muchos alimentos que aportan ácido hialurónico en cantidades significativas, entre los que podemos mencionar carne de cordero, ternera y pavo, y pescados como el arenque, el atún y el salmón.

Entre los vegetales, son fuente de HA los tubérculos, los espárragos, la coliflor y las judías verdes, entre otros.

Una alternativa muy recomendable son los suplementos nutricionales, preferiblemente de procedencia natural, pues permiten una dosificación controlada y una rápida asimilación.

Entre los más tradicionales se encuentra el aceite de hígado de bacalao, y entre los más novedosos resaltan suplementos como Piel Perfecta por su multifuncionalidad.

Ventajas de incorporar el ácido hialurónico por la vía digestiva

Siendo el ácido hialurónico, tal como hemos visto, un componente esencial de diferentes tejidos del organismo, la disminución de su síntesis para reponer el ya desnaturalizado puede generarnos múltiples complicaciones de salud.

De todas ellas la más notable es la de perder las propiedades de la piel. El tamaño de este órgano, la importancia del HA en sus características y la intensa degradación a la que es sometida su molécula por los factores ambientales hacen patente su deficiencia.

Al suministrar el HA por vía digestiva, se tiene la gran ventaja de que el organismo lo destinará a los distintos tejidos que lo requieran siguiendo una proporción similar a su demanda, llegando no solo a la piel sino a todo el organismo.

La capacidad del sistema digestivo de almacenar los oligosacáridos que conforman su molécula, hacen que los efectos sean más lentos en aparecer, pero también más persistentes en el tiempo.

El consumo de alimentos ricos en HA asegura, además de resultados similares a las inyecciones subcutáneas en la piel, otros beneficios para la salud general en la vista, las articulaciones y en los distintos tejidos conectivos corporales.

Ahora bien, una gran cantidad de alimentos como las carnes con piel, el hígado y algunas legumbres y tubérculos son buenas fuentes de HA, pero también aportan muchas calorías a la dieta.

La mejor manera de aportar HA a la dieta en dosis controladas y sin elevar de forma crítica el aporte calórico, es mediante el uso de suplementos como Enzi Activ, el cual además aporta otras importantes moléculas y sustancias nutritivas esenciales para una piel sana y hermosa al mismo tiempo.

Importantes ventajas de suministrar el ácido hialurónico con este suplemento

La avanzada fórmula de Piel Perfecta proporciona una selecta combinación de extractos naturales para el cuidado de la piel, como las hojas de aloe vera, polígono japonés y té verde, fruto y semillas de uva, granos de café verde, raíz de cúrcuma y gelatina bovina entre otras.

Gracias a ellos, Piel Perfecta suministra una completa selección de antioxidantes como el retinol, el glutatión, el resveratrol y el ácido alfa lipoico, los cuales atacan los radicales libres .

Estos ingredientes aportan otros beneficios como la acción protectora y reconstructiva del retinol, desintoxicante del glutatión, desinflamatoria y antibacteriana de las semillas de uva y oxigenante de la sangre de ácido alfa lipoico.

Estos compuestos son además promotores de la síntesis del colágeno y el ácido hialurónico, ambas sustancias de gran importancia para la conservación de las propiedades protectoras y elásticas de la piel.

Esto sin olvidar los efectos favorables de estas sustancias en otros aspectos resaltantes de nuestra salud y apariencia, como la agudeza visual, el brillo, volumen y resistencia del cabello, la salud dental, la flexibilidad de las articulaciones y la resistencia de tendones y cartílagos entre otras.

Con el uso de Piel Perfecta se aporta además un alto contenido de vitaminas A, C y E, niacinamida y glicina, todos ellos de gran importancia no solo para el cuidado y vitalidad de la piel, sino de todo el organismo.

Todas estas bondades en un solo producto de origen totalmente natural, fácilmente asimilable y con muy bajas probabilidades de generar efectos secundarios indeseables, hacen de Piel Perfecta un excelente aliado para el cuidado de la piel, además de favorecer otros aspectos de nuestra salud en general.

uso de capsula de biotina, Hombre, higiene, cosmética, joven atractivo

Lo que puedes esperar después de aplicar ácido hialurónico por las diferentes vías externas descritas

Cada mecanismo de acción tendrá lógicamente resultados distintos después de su aplicación, tratemos de resumir los resultados que en la mayoría de los casos se pueden esperar:

Los diferentes tratamientos cosméticos como cremas, mascarillas, ampollas y lociones se concentran casi exclusivamente en el rostro, en áreas como el contorno de labios, ojos y nariz, por lo que los resultados se limitan a tales áreas.

Los resultados comienzan a hacerse notorios entre los 5 días a las dos semanas después de iniciarse la aplicación, notándose una piel más hidratada, lozana y firme, aumento de volumen, disminución de ojeras y manchas pequeñas.

La disminución de arrugas, manchas mayores, lesiones de acné y otras cicatrices requiere de un tratamiento de entre 1 a 3 meses dependiendo de la intensidad del daño y la calidad del producto.

Los posibles efectos secundarios también varían mucho dependiendo de esa calidad y otros ingredientes de la fórmula, y los efectos positivos suelen retroceder a las pocas semanas de suspenderse el tratamiento.

Los tratamientos por aplicación de microinyecciones subcutáneas también se limitan a las zonas del rostro y el cuello, aunque existen los tratamientos de relleno para los glúteos y las inyecciones intra articulares.

Las zonas de aplicación más comunes son los surcos nasolabiales, las arrugas periorales y las conocidas como “patas de gallina”, y también se hacen tratamientos para aumentar el volumen de los arcos malares (pómulos) y de los labios.

Los resultados son inmediatos a la aplicación, y tienen una duración media de entre 6 y 18 meses, dependiendo de la concentración del producto y el ritmo metabólico del paciente entre otros factores.

La piel se verá mejor hidratada, con mayor volumen, elasticidad y firmeza, y se reducen las ojeras, las manchas de la piel y las cicatrices atróficas.

Las líneas de expresión muy marcadas (surcos), requieren de mayor tiempo de tratamiento, y posiblemente deban apoyarse con inyecciones de toxina botulínica para inducir una parálisis de los músculos que las generan.

Prácticas complementarias aconsejables para el cuidado de la piel

Si bien la suplencia de ácido hialurónico y otros importantes ingredientes puede otorgar notables beneficios para la apariencia y salud de la piel, no es menos importante adoptar algunas prácticas en tu estilo de vida. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Mantén un dieta sana y balanceada, evitando los excesos y los alimentos “chatarra”, o con ingredientes tóxicos.
  • Evita el tabaquismo, los excesos en bebidas alcohólicas, narcóticos, medicamentos estimulantes y otros fármacos.
  • Protege tu cuerpo de los elementos climáticos, especialmente de los rayos del sol, y utiliza protectores solares con factor de protección solar (SPF) mayor o igual a 50.
  • Evita los factores de riesgo de obesidad o sobrepeso, así como también las dietas que te produzcan pérdidas bruscas y aceleradas de peso.
  • Duerme a las horas convenientes y el tiempo suficiente para permitir la recuperación natural de tu cuerpo del desgaste de la jornada.
  • Hidrata de manera oportuna y suficiente tu cuerpo, de preferencia con al menos 8 vasos de agua durante el día.
  • Evita el exceso de maquillaje y otros productos de belleza. Permite que tu piel respire y elimine las impurezas acumuladas.
  • Realiza actividades al aire libre o en ambientes adecuados para estimular la circulación, desintoxicación y oxigenación de tu piel.
  • Observa las medidas necesarias para el aseo y purificación de toda tu piel, usando jabones neutros de preferencia y cremas humectantes.
  • Evita las situaciones que te generen estrés y ansiedad, y dedica tiempo a la sana recreación.

Siempre debes tener presente que la piel es el órgano más grande del cuerpo humano, constituye la principal barrera ante los elementos externos y una importante formar de eliminar toxinas y purificar el organismo.

Su cuidado no es solo una cuestión de estética, ya que aparte de ser nuestra carta de presentación, ella refleja el desgaste del organismo a la acción del tiempo y las agresiones del entorno, y de su apariencia externa depende en gran medida nuestra salud interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *