ácido urico, ilustración de pie humano, mostrando el hueso en una malformación

El ácido úrico: tratamiento natural, médico y nutricional

El ácido úrico: tratamiento natural, médico y nutricional

Última actualización: 03-06-2019. Equipo Nutricioni

El ácido úrico en niveles elevados, puede llegar a ser muy problemático, por lo que se requiere de un tratamiento para abordarlo y sobre todo, prevenirlo.

Esta sustancia se conoce como un compuesto orgánico que se encuentra integrado por partículas de carbono, nitrógeno, oxígeno e hidrógeno. El mismo se genera, en el momento en que nuestro sistema comienza a sintetizar las purinas, la cual es un compuesto que se hace presente en algunos rubros alimenticios.

Dentro de este grupo de alimentos se puede señalar al hígado, las anchoas, las judías, la cerveza, entre otras, por lo que es importante moderar el consumo de esta comida.

El órgano más afectado como consecuencia de la eliminación o acumulación de ácido úrico en nuestro organismo, son los riñones. Por ende, gran parte del tratamiento va dirigido al mantenimiento renal de nuestro cuerpo, donde se expulsa por medio de la orina, las sales de sodio que se desarrollen.

Ya sea porque se desarrolla aceleradamente el ácido úrico en nuestro cuerpo o porque no somos capaces de eliminarlo eficientemente, estamos propensos a padecer de dos cosas.

Una de ellas es hiperuricemia, es decir, un registro elevado de los niveles de ácido úrico en nuestros conductos sanguíneos. La otra es la gota, un padecimiento mayor que ataca principalmente a las articulaciones o extremidades del cuerpo y suele generar muchas dolencias, así como consecuencias.

Otro problema importante asociado a nuestra salud, son los cálculos renales que suelen formarse a partir de las condiciones orgánicas que poseemos.  

Algunas personas también empezaron a registrar condiciones similares, cuando empezaron a presentar dificultades para orinar o simplemente, no orinaban.

Para todos estos problemas, existen diversos tratamientos que se pueden llevar a cabo, pudiendo ser los mismos naturales, por medio de fármacos o nutricionales. También se puede anexar, tratamientos con plantas medicinales, o el empleo de suplementos alimenticios que aporten los nutrientes necesarios para tal fin.

Bajo ninguna circunstancia, exceda la cantidad recomendada de las sustancias o alimentos empleados para su tratamiento. Esto podría acarrearle problemas a tu salud y en el caso de fármacos, una sobredosis puede generar severas consecuencias.

Bebida de agua de desintoxicación con infusión de limón

Tratamiento natural para controlar la uricemia

Una de las formas naturales de eliminar el exceso de ácido úrico en nuestro organismo, es a través del consumo de ciertos alimentos.

Uno de ellos es la combinación de la miel y el limón, ya que en conjunto, le generan al organismo un alto nivel de alcalinidad necesario para la eliminación del ácido úrico.

También se puede recurrir al consumo de la cereza, las cuales son incluso recomendadas para tratar problemas de gota en nuestro cuerpo.

Gracias a la antocianina, el ácido elágico y el ácido fólico que contienen, es capaz de impedir la acción de la xantina oxidasa, esencial generadora de ácido úrico. Incluso la cereza contiene quercetina, la cual es empleada para desinflamar articulaciones.

Ingerir aceite de oliva extra virgen nos será de gran ayuda, ya que el mismo contiene altas concentraciones de vitamina E, así como un equilibrado nivel de acidez. Esto nos permitirá alejarnos de otros lípidos que pudieran agravar los niveles de ácido úrico en el organismo como las mantequillas, margarinas u otros aceites vegetales.

La zarzamora tampoco no puede faltar, ya que ellas tienen propiedades depurativas, por lo que son capaces de ayudarnos a limpiar nuestro organismo por medio de la orina. Ella es eficaz para emplearla como tratamiento ante esta complicación de salud, así como ante la presencia de la gota.

Otro alimento esencial es la zanahoria, principalmente por su condición alcalina, la cual es necesaria para la liberación del ácido úrico de nuestros sistemas. Lo mejor, es hacer habitual el consumo de estos rubros, para un efecto más prolongado, fungiendo también, como un tratamiento para la gota.

Puedes acudir al apio si es de tu preferencia, ya que esta verdura, tiene la propiedad de ser alcalina y puede alcanzar a disminuir los índices de ácido úrico en el cuerpo.

Las fresas logran ser unas excelentes aliadas, debido a que son empleadas para eliminar la retención de líquidos y con ello, depurar el organismo. El vinagre de manzana, el bicarbonato de sodio e incluso la piña, nos garantizan resultados semejantes, de modo que añadirlos a nuestra dieta, nos será de utilidad.

Las hierbas: otro tratamiento natural para el ácido úrico

Las plantas medicinales, son una excelente opción natural a la hora de tratar el incremento de los niveles de ácido úrico en nuestro cuerpo. Por ello, se recomienda a las personas, que consumen infusiones de algunas hierbas medicinales con propiedades diuréticas.

Tal es el caso de la cola de caballo, el diente de león o las alcachofas, ya que las mismas son reconocidas por su eficaz trabajo contra la retención de líquidos.

Lo beneficioso de esta elección, es que ayudará a los riñones en la expulsión natural del ácido úrico, por medio de la orina. También tienes la opción de consumir estos productos cuando así lo desees, a modo preventivo.

Si deseas elegir otra planta, puedes optar por el cardo mariano, básicamente por sus propiedades antioxidantes. También se le reconoce un aporte energético, que les sirve a las personas para cumplir con las labores del día.

De igual forma, puedes optar por el harpagofito, también conocido como harpago, cuyas propiedades se concentran en reducir las inflamaciones del cuerpo. Esto es sumamente importante, debido a que el ácido úrico, suele afectar las articulaciones del cuerpo, generando este tipo de problemas.

Asimismo, se puede considerar excelente para el tratamiento de gota, por lo que tiene diversas aplicaciones. Otra cualidad importante de esta planta, recae en la capacidad analgésica que posee, aliviando los dolores que pueden incentivar el ácido úrico.

Es importante que al momento de consumir cualquier planta medicinal, cuente con la opinión de un especialista. Los extractos nutricionales de la hierba, puede llegar a generarle efectos secundarios si consume la misma en exceso.

Tratamiento médico para la hiperuricemia

Si de indicaciones médicas se trata, lo primero que debe realizar, es acudir a un especialista para que le orienten según sus condiciones particulares.

Usualmente, se puede detectar altos niveles de ácido úrico, por medio de la aplicación de exámenes de sangre y a partir de allí, asignarle un tratamiento.

Entre las posibles variantes que le puede recetar el médico, puede encontrar el empleo de productos antiinflamatorios no esteroides. Alguno de los medicamentos que se suelen recetar es el naproxeno de sodio, así como el ibuprofeno, ambos para aliviar los síntomas de la gota y ácido úrico.

De no poder emplear algún medicamento antiinflamatorio no esteroideo, como consecuencia de un problema cancerígeno, suele suministrarse acetaminofén. Cabe resaltar, que este tipo de condición también aplica, para aquellas personas que se encuentran en tratamiento con quimioterapia.

Bajo ninguna circunstancia, exceda la cantidad de medicamentos que se le recetó, ya que los fármacos pueden traer consigo, una serie de consecuencias a la salud. Inclusive, se han registrado casos donde las personas mueren o ponen en riesgo su vida, a causa de una sobredosis de medicamentos.

Es posible que se le suministren fármacos uricosúrico, los cuales tienen como intención, evitar la formación de cálculos renales, producto de los altos índices de ácido úrico. Dichos fármacos inhiben la asimilación de urato, por medio de sustancias como probenecid y sulfinpirazona.

A ello se le añade cualquier fármaco que sea capaz de impedir la activación de la xantina oxidasa, la principal responsable de la hiperuricemia. Dentro de los inhibidores de esta molibdo flavoenzima, está el alopurinol, el cual también se puede emplear para la gota, menos cuando ya esté presente una hinchazón dolorosa.  

Otro de los casos en donde la persona puede recibir este tipo de tratamiento, es cuando el individuo presenta problemas de salud con leucemia o linfoma. Especialmente, cuando el paciente requiere aplicar quimioterapia y para evadir cualquier tipo de situación irregular, por el síndrome de lisis tumoral.

Esté atento a la condiciones de sus riñones, ya que por ese medio, se suele perder la mayor cantidad de ácido úrico.

Mujer joven en consulta con una medico nutricional.

Tratamiento nutricional ideal para depurar el organismo

Llevar una dieta particular, puede mejorar significativamente tu salud, especialmente cuando se trata de regular los niveles de ácido úrico en nuestro cuerpo. Dicho régimen alimenticio, también puede aplicar para el tratamiento de pacientes que presenten gota, siendo la intención del mismo, aliviar los síntomas del padecimiento.

Dentro de los aspectos a considerar para llevar un tratamiento nutricional ideal, está la pérdida de peso, ya que esta condición, suele elevar las probabilidades de tener gota. Por ello la dieta que se elija, debe considerar una ganancia mínima de calorías, de modo que la selección de alimentos debe priorizar hacia ciertas frutas y vegetales.

Para alcanzar tener la dieta adecuada, debes considerar la opinión de un nutricionista, ya que no se busca erradicar los alimentos grasos, solo consumirlos moderadamente.  Este cambio de hábito también ayudará a su organismo, a disminuir los niveles de estrés que pudiera presentar a nivel articular.

En el caso de los hidratos de carbono, trate de elevar la ingesta de frutas, verduras y granos integrales, ya que estos le proveen de este tipo de nutriente más  complejo. No optes por el consumo de pan blanco, pasteles, gaseosas o rubros con jarabe de maíz, por su gran contenido de fructosa.

La hidratación es importante en la dieta que vayas a realizar, ya que está mantendrá hidratado tu organismo y mejorará el mantenimiento a tus riñones. Además, el consumo del vital líquido, aproximadamente entre 8 y 16 vasos al día, sirve de tratamiento preventivo para la gota.

Con respecto a los lípidos, procure que su alimentación no exceda los límites diarios de grasa recomendadas para el organismo. Por tal razón disminuya el consumo de lípidos provenientes de las carnes rojas, aves o lácteos con tal característica.

Con respecto a las proteínas, reduce la ingesta de carne magra, el pescado o aves a un máximo de 170 gramos y procure solo consumir las partes de esta con menos grasa.

Incentive el aporte de magnesio, vitamina C y betacarotenos, ya que los mismos tienen un fuerte impacto positivo en la salud de pacientes con altos niveles de ácido úrico.

Vitaminas y minerales: otra forma de tratar el ácido úrico

Una de las maneras más eficaces de ayudar a tu organismo, a depurar el ácido úrico contenido en tu cuerpo, es por medio del consumo de algunas vitaminas y minerales. Debido a que algunas investigaciones han comprobado, que ciertos nutrientes de esta rama, son eficaces a la hora de emplearlos como tratamiento para este padecimiento.

Dentro de los minerales, el magnesio es el de mayor relevancia, ya que el mismo ocasiona en nuestro organismo, un efecto basificante. Cabe recordar, que para que el organismo pueda depurar el ácido úrico de nuestros sistemas, se necesita de sustancias alcalinas para tal fin.

Asimismo, parte de los síntomas acidificantes que este puede generar en nuestro cuerpo, se pueden minimizar con el consumo de productos donde abunde este mineral.

Otro aporte importante de este mineral, reside en el mantenimiento que le puede proporcionar a las articulaciones. De modo que, es eficaz para tratar algunas dolencias ocasionadas por la gota, así como otros padecimientos en la misma zona, como la artritis reumatoide.

Un nutriente de gran importancia para tratar los altos niveles de ácido úrico, es la vitamina C, ya que investigaciones sugieren que a mayor concentración de ella, menor uricemia. Dicho estudio se llevó a cabo en hombres, arrojando tales resultados, no obstante no es el único, nuevas investigaciones afirman lo mismo.

Se suministró a un grupo de pacientes 500 mg de vitamina C por al menos dos meses y se detectó, que los rangos de hiperuricemia disminuyeron significativamente. La explicación recae en el efecto uricosúrico, donde por medio de la orina, dicha vitamina es capaz de ayudarnos a expulsar esta sustancia del cuerpo.

Finalmente, están los betacarotenos como otra sustancia nutricional, capaz de hacerle frente a los elevados índices de ácido úrico en el organismo. Investigaciones han confirmado, que a mayor cantidad de betacarotenos en nuestros sistemas, menor es la proporción de dicha sustancia en el conducto sanguíneo.

En base a todo lo antes expuesto, una alimentación donde prosperen altos contenidos de magnesio, vitamina C y betacarotenos, ayudará a su cuerpo a expulsar el ácido úrico.

¿Los suplementos alimenticios sirven como tratamiento alternativo?

Sí, los suplementos alimenticios tienen la capacidad de ofrecerles a las personas los nutrientes necesarios para mantener sano nuestro organismo. Además, existen algunos productos especializados, con la capacidad de hacer frente a ciertos tipos de padecimientos como el aumento del ácido úrico.

Tal es el caso de Prevurín, el cual ayuda a nuestro organismo a eliminar dicha sustancia de nuestro cuerpo y junto a ella, otras toxinas que pudieran afectar su funcionamiento. Este suplemento alimenticio, tiene la particularidad de tener efectos alcalinizantes, siendo esto lo esencial para neutralizar el excedente de ácido úrico.

Por ello, el consumo de Prevurín, es importante a la hora de querer prevenir cualquier tipo de complicaciones como la hiperuricemia o la gota. Una de las cosas que favorece este tratamiento, es que incrementa el flujo sanguíneo, así como el metabolismo.

Otro de los beneficios que nos aporta Prevurín, es que también incide sobre las proteínas, ayudando a eliminar las purinas provenientes de este tipo de nutriente. Inclusive, se puede añadir que este producto, colabora con la defensa de nuestro cuerpo, al mejorar la cantidad de glóbulos blancos.

Prevurín es un cóctel de productos naturales, por lo que no hay que tener miedo por los efectos secundarios que pueda generarse, si se consume en las raciones indicadas.

Entre los elementos presentes en su fórmula, están presentes concentrados de semillas, frutos, tallos y hojas. Algunos de estos productos son el apio, el café verde, el cardo mariano, la chanca piedra, cúrcuma, garra del diablo y el amla.

¿Qué cosas pueden provocar el incremento de ácido úrico?

Son varios las causas que nos pueden llevar a tener un elevado nivel de ácido úrico en nuestro organismo, pudiendo deberse a dos eventos principales.

El primero de ellos, a los grandes índices de purinas que se pueden generar en nuestro cuerpo y que por ende desencadenan en este padecimiento. Mientras que el segundo lugar, se encuentran los problemas vinculados a otros problemas de salud, que por desbalance de nuestros sistemas, producen hiperuricemia.

Con respecto a las purinas, se consideran una causa de carácter primario, donde las personas pueden a partir de la desintegración de las mismas, generar ácido úrico. De modo que los alimentos, son la principal fuente de esta sustancia en nuestro cuerpo, por lo que la selección de los rubros de nuestra dieta, es importante.

También dentro de esta categoría, se puede señalar que los índices de ácido úrico se pueden elevar, a causa del exceso de esta sustancia que se deba eliminar. Básicamente, porque se necesita de compuestos básicos que contrarresten la acidez de la misma.

Al no poder ser eliminados por el medio natural que es la orina, se produce la concentración de ácido úrico en la sangre. En otros casos, deriva en la formación de cristales de ácido úrico.

Si se produce la hiperuricemia como consecuencia de otra complicación de salud, se considera como una causa secundaria.

Dentro de este renglón, se puede señalar la muerte de algunas células, principalmente como consecuencia de problemas cancerígenos. Además, las personas que se encuentran en pleno tratamiento de quimioterapia, así como quienes ya pasaron por este proceso, son vulnerables a padecer de ácido úrico.

Entre los tipos de complicaciones cancerígenas más propensas al aumento de ácido úrico, está la leucemia, los linfomas o mielomas múltiples.

Incluso, tener problemas en los riñones puede acelerar la concentración de ácido úrico, en otras ocasiones, se debe al consumo de ciertos medicamentos que generan tal condición.

Los problemas endocrinos también suelen encauzar hacia la elevación de ácido úrico, por lo que la diabetes o acidosis suelen provocar este problema. La gota y la artritis, también son capaces de aumentar dichas cifras.

Closeup de hombre que sufre de dolor en la mano, en la muñeca, fondo en casa.

¿Cómo saber si tienes elevadas concentraciones de ácido úrico?

Para saber si tu organismo tiene grandes concentraciones de ácido úrico, debes estar atento a ciertos síntomas que te pueden señalar, que padeces de este problema.

Usualmente, este padecimiento no suele ser reconocido a simple vista, por lo que hay que observar el funcionamiento de tu organismo para detectarlo. Entre las cosas que debes centrar tu atención, están las articulaciones, ya que ellas tienden a presentar dolencias.

Dicho malestar se genera producto de la cristalización del ácido úrico en estas zonas del cuerpo, por lo que puede llegar a asociarse con problemas de artritis. Esta circunstancia de decantación del ácido úrico en las articulaciones, se le suele conocer como trastorno de la gota, siendo capaz de generar muchas molestias.

Algunas veces, el problema se tiende a prolongar, de modo que la persona desarrolla cierto tipo de bultos firmes, mejor conocidos como tofos.

En otras circunstancias, es posible que los individuos lleguen a presentar problemas renales, se les facilite la formación de cristales de ácido úrico. Por lo que las personas pueden sentir dolor en la base de la espalda, así como también tener problemas a la hora de orinar.

Es posible que por circunstancias genéticas, algunos individuos sean más propensos que otros, a grandes concentraciones de ácido úrico. Las personas cuyos familiares han padecido del trastorno de gota, tienen más probabilidades de desarrollar este tipo de problemas.

Las personas que consumen grandes cantidades de alcohol, también suelen presentar niveles elevados de ácido úrico. Principalmente, porque afectan el mantenimiento y funcionamiento de los órganos que ayudan a depurar dicha sustancia en el organismo.

La manera más adecuada de confirmar que un individuo tiene altos niveles de ácido úrico, es por medio de exámenes de sangre.

Para que el análisis de dichos exámenes tenga mayor fiabilidad, se sugiere al paciente que antes de la extracción de la muestra de sangre, no ingiera comida o bebidas. Especialmente, durante las últimas cuatro horas previas al examen de sangre.

En el caso de los fármacos, aunque pudieran incidir en los resultados, se sugiere no suspender el tratamiento y consultar con un médico dicha decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *