Ejercicios para eliminar el estrés: ¡descúbrelos aquí!

Ejercicios para eliminar el estrés: ¡descúbrelos aquí!

Última actualización: 30-01-2019. Equipo Nutricioni

El estrés es una situación de agotamiento físico de una persona. Se conoce como un “asesino silencioso”. Seamos jóvenes o mayores, puede repercutir en nuestra salud, pero lo importante es que existen ejercicios para eliminar el estrés.

Estos ejercicios los conoceremos más adelante en este artículo.

Es interesante saber que la Federación Japonesa de la Asociación de Empleados publicó 8 cosas que permiten reducir el estrés, y entre esas reglas se encuentran evitar horarios muy apretados, realizar ejercicio y reír.

La inseguridad económica, social, una rutina agotadora, una experiencia fuerte, problemas personales, entre otras cosas suelen causarnos estrés.

En este artículo veremos también los tipos de estrés que entre ellos se encuentran el agudo, crónico y traumático.

Por otra parte veremos cómo controlarlo, algunas de las enfermedades ocasionadas.

La lista de padecimientos causados por el estrés es impresionante. El estrés puede causar enfermedades cardíacas y derrames cerebrales, sólo por mencionar algunas.

Según ciertos estudios el estrés de las ciudades más grandes es mucho más grande y violenta que el estrés de las personas que viven en poblaciones más pequeñas, según muestra la revista polaca Przekrój.

Más adelante veremos otras de las estadísticas del estrés más sobresalientes.

Además veremos algunos de los remedios naturales para combatir el estrés como la Chachacoma la cual se recomienda en casos de personas que sufren de estrés y nerviosismo.

Consideraremos también algunas recomendaciones útiles para ti.

Por ello te invitamos que puedas leer este artículo y conocer mucho más acerca del estrés.

¡Que lo disfrutes!

Ejercicios para eliminar el estrés

La actividad física es el mejor remedio para mantener lejos el estrés. Al realizar una serie de ejercicios continuamente, eliminarás el estrés de tu vida.

Según los expertos el ejercicio físico influye en nuestros cambios de humor como la dopamina, la noradrenalina y la serotonina.

Para aflojar la nuca con delicadeza. Mover de un lado a otro la cabeza con suavidad y de adelante hacia atrás. Realiza movimientos en círculos, esto te ayudará a relajarte.

Para relajar los hombros. Sube y baja los hombros varias veces, intentando relajarte completamente. Trata de realizar círculos con cada uno. Puedes repetir esta misma operación por cinco veces.

Para los brazos. Levanta los brazos y entrelázalos con tus dedos. Estíralos lo más que puedas y quédate así por unos diez segundos. Repítela por cinco veces la misma serie.

Para los brazos y la espalda. Entrelaza los dedos y lleva tus brazos hacia adelante.

Para las manos. Sacude tus manos como salpicaras agua. Rota tus muñecas de un lado a otro y en forma de círculos. Puedes repetir estos ejercicios varias veces.

Para las piernas. Contrae y extiende los pies varias veces, dándole movimientos circulares a tus tobillos. Colócate en cuclillas y levántate.

Para la columna. Sentada en una silla, relaja tu columna hacia adelante.

Estiramiento para la espalda. Acostada sobre tu espalda, recoge tus rodillas todo lo que puedas y quédate así durante unos diez segundos. Repite la operación cinco veces.

Para los ojos. Ábrelos y ciérralos con fuerza. Lleva la mirada de un lado a otro, de arriba hacia abajo. Realiza movimientos circulares con los ojos.

Causas del estrés

A nadie le gusta pensar en los problemas que tiene y a los que se somete, y la mayoría de las veces son difíciles de olvidar.

Sin embargo, es importante saber y reconocer que la tensión que causan las preocupaciones suelen ser dañinos y perjudiciales para nuestra salud.

Muchas personas se hallan en ambientes que producen tensión. Por ejemplo vivir en una ciudad que tenga superpoblación puede causar estrés.

Un ruido extenuante, una experiencia traumática, una noticia personal o de otra categoría.

El aire de mala calidad puede causar estrés también.

Médicos de la República Federal de Alemania “atribuyen la mayoría de la tensión del país al ‘Leistungsgesellschaft,’ es decir, a la ‘sociedad basada en el logro’, un espíritu de competencia, donde lo importante es adquirir logros, y por ende, con la preocupación de tratar de ser el mejor les causa estrés.

El no poder dormir, privarse del descanso por escuchar noticias u otros programas suelen causar estrés, sea que nos atañe el problema o no.

Las congestiones de tráfico, problemas en el hogar, deudas, la inflación, entre otras cosas, pueden hacer que una persona se deprima.

Acumular un problema tras otro es otra de las causas del estrés.

El interés por conseguir cosas materiales y no tenerlas en el momento justo, puede causar en nuestro organismo el estrés.

Mudarse a una nueva casa, escuela o perder el trabajo pueden ser otros de los factores.

Algo que también suele producir estrés es la falta de encomio por el trabajo hecho.

Un estudio realizado muestra que el 44% de los trabajadores entrevistados nunca recibía ningún tipo de elogio por su trabajo.

Síntomas del estrés

El estrés puede sucederle a cualquiera, pero es muy importante que al conocer los síntomas, logremos hallar la causa de tal tensión.

Por ejemplo, a un hombre se le asignó un trabajo riguroso en la empresa que trabajaba, lo que significó que debía realizar horas extras, incluso los fines de semana.

Comenzó a dormir y respirar mal y se le desarrolló un dolor en la parte baja de su espalda que no se le aliviaban con tratamientos ni ejercicios. Tenía tensión en sus hombros y en la cervical. Estaba muy estresado.

Cuando pasó el tiempo de realizar esas horas complementarias, esos síntomas desaparecieron.

Y es que existen diferentes síntomas de estrés como los que describiremos a continuación:

  • Dolores de cabeza.
  • Irritabilidad excesiva. La persona estresada o con tensión suele encolerizarse fácilmente, hasta por cosas insignificantes.
  • Insomnio o sueño intranquilo. Nos cuesta dormir o conciliar el sueño, o cuando logramos dormir despertamos rápido lo que a su vez es difícil conciliar nuevamente.
  • Respiración acelerada. Aunque no estamos alterados, nuestra respiración se acelera sin que creamos que no hay motivos para ello, pero lo cierto es que estamos estresados por alguna razón.
  • Rigidez muscular. Debido a que estamos tensos nuestros músculos se ponen rígidos.
  • Inestabilidad estomacal. Puede estar acompañada de la pérdida de apetito.

Además que los músculos de nuestro estómago suelen tensarse por lo que nos cuesta ingerir grandes cantidades de alimento.

  • Excitabilidad. Es común que comencemos a hablar demasiado, de que nuestro comportamiento cambie y de que comencemos a temblar o sobresaltarse por cualquier cosa.

Como cada persona es diferente a otra, los síntomas pueden variar.

Tipos de estrés

Entre los tipos de estrés encontramos el estrés agudo, crónico y traumático que se describen a continuación:

Estrés agudo. Procede de tensiones cotidianas las cuales deben resolverse. Por ser temporales, el estrés puede afrontarse.

Hay personas que van de crisis en crisis, por lo que el estar estresados es ya parte de su carácter. Aún así, este tipo de estrés es controlable por ser temporal, pero el crónico suele ser duradero.

Estrés crónico. Suele ser duradero o persistente. La persona que afronta este tipo de estrés pasa por problemas también persistentes como por ejemplo cuidar un familiar enfermo, un trabajo que no nos gustó o hasta el desempleo.

Este tipo de tensión desgasta a la persona que lo padece poco a poco.

Un libro indicó respecto al estrés crónico que solemos hasta a acostumbrarnos a él.

Señaló que reconocemos el estrés agudo porque es nuevo, pero no prestamos atención al crónico por ser antiguo, familiar y, a veces, hasta cómodo.

“El estrés en el trabajo es un fenómeno mundial”, informa la ONU. El informe seguía diciendo que “el estrés se ha convertido en uno de los problemas de salud más graves del siglo XX”.

Estrés traumático. Lo causa una tragedia impactante como una violación, un accidente, un desastre natural, entre otros. Los síntomas pueden abarcar los intensos recuerdos de dicho desastre.

La reacción de la persona ante el estrés va a depender también de su condición física, pero es posible hacer frente a esta tensión aunque no es fácil.

Sin embargo, cada uno puede hacer mucho si ponemos de nuestra parte.

¿Cómo controlarlo?

Si bien es cierto que nadie puede escapar del estrés, es necesario que lo controlemos o reduzcamos ya que si no lo hacemos, podríamos enfermarnos físicamente y causarnos por ende una depresión emocional.

A continuación te mostramos ciertos consejos para controlar este “asesino silencioso”.

Disminuye aquellas cosas que te irritan. En casa a veces solemos tener cosas que nos irritan como por ejemplo, una silla o mesa que cojea, un grifo que gotea, una puerta que al cerrarse chirría, entre otras cosas.

Pequeñas cosas como estas contribuyen a aumentar nuestro estrés. Es por ello que podemos contribuir con nosotros mismos a reparar ese tipo de cosas.

Organízate. Procura tener las cosas que necesitas a la mano. Los expertos dicen que dedicamos 20 a 30% de nuestro tiempo a buscar cosas. Es por ello que trata de ordenar tus cosas, más no seas perfeccionista.

El ser perfeccionista causa estrés a cualquier persona. Por lo tanto, anota todas las cosas que debes hacer, y realiza una por una.

Hazte un horario. No te envuelvas en actividades que puedan generarte estrés.

Además, no te comprometas a realizar algo si en realidad no puedes hacerla ya que estas pueden causar angustia y estrés.

Relájate. Si ordenas todas tus cosas para el siguiente día y te acuestas temprano podrás dormir más relajado y así conciliar el sueño más rápido.

Ten una actitud positiva.

Habla con alguien de lo que te preocupa. Cuando sientas que no puedes más habla con alguien de confianza como un amigo, trata de que sea por decirlo así una “válvula de escape” ante tus problemas.

Incluso, consumir complejos como NervSoport permitirá sentirte mejor ya que está diseñado para personas con estrés, además que contiene hierbas que alivian la ansiedad. Por lo que te lo sugerimos

4 pasos para reducir el estrés

Todo comienza cuando te sientes tan presionado que crees que vas a explotar.

¿Cómo puedes evitar llegar hasta ese punto? Esto 4 pasos pueden ayudarte a reducirlo y así cumplir con todas tus responsabilidades.

Identifica las causas.  No puedes evitar las consecuencias que ocasiona el estrés sin descubrir el factor o la causa que lo provoca.

Pudieses anotar en una hoja qué posibles causas te producen estrés y marcarlas con un ganchito. Eso te puede ayudar en gran manera.

Clasifica las causas de tu estrés en 2 partes: las que puedes controlar y las que no puedes controlar.

Comienza por las que puedes controlar y trata de encontrarles solución y luego puedes tomarte todo el tiempo que quieras a encontrarlas a las que no puedas controlar.

Toma cartas en el asunto respecto a la causa.

No lo dejes para después. Los problemas no desaparecerán solo con hacer que no existen. Más bien, te ocasionarán más estrés al ir pasando los días. Piensa en cómo puedes solucionarlo de una vez y salir de ello.

Pide ayuda. Hasta la persona más fuerte como un levantador de pesas tiene un límite. Es por ello que pedir ayuda te será de beneficio y así no llevar ese peso tu sola.

Por otro lado, ingerir productos como NervSoport te serán de ayuda porque permite relajarte ya que contiene flor de manzanilla y ácido fólico que combate el estrés, por lo que te lo recomendamos.

Enfermedades ocasionadas por el estrés

El estrés crónico puede repercutir gravemente en nuestra salud. Un experto afirmó que el cuerpo responde al estrés del día a día como un avión que se prepara para el despegue.

Debido al estrés aumenta la tensión arterial, el ritmo cardiaco, entre otros.

El sistema linfático y los glóbulos blancos pueden verse afectados debido al estrés.

Además se puede producir endurecimiento en las arterias y se puede acumular

colesterol en las mismas.

Entre las enfermedades que produce el estrés se encuentran:

  • Las enfermedades cardíacas.
  • Derrames cerebrales.
  • Cáncer.
  • Diabetes.
  • Trastornos mentales.
  • Úlceras.
  • Gastritis.
  • Trastornos del apetito,entre otras afecciones.

Un motivo de especial preocupación para los expertos es que muchas personas han intentado eliminar el estrés ahogándose en el alcohol, las drogas, la violencia, entre otras cosas.  Ha sido una manera equivocada de librarse del estrés.

Cada año como promedio 378 de cada 100.000 hombres en los Estados Unidos mueren de ataques cardíacos. Es una de las cifras más altas respecto a otros países con respecto a enfermedades del corazón.

El Dr. Gershon Lesser hablando respecto a las enfermedades causadas por el estrés recomendó las siguientes cosas:

Relajarse, realizar las actividades calmadamente y a no siempre ir de prisa, concentrarse en las prioridades y en cuanto a las actividades menos importantes realizarlas cuando se hayan terminado las de mayor importancia, las que sí podemos controlar.

La persona que siempre tiene urgencia, vive con las palpitaciones aceleradas y su estómago comprimido por lo que lo más sabio es ir poco a poco, así pensaremos en nuestro organismo y no tanto en nuestros quehaceres.

Estadísticas del estrés

Los efectos del estrés se acumulan tanto que en cualquier momento afloran de modo abrupto. Es por ello que se le ha catalogado como un asesino silencioso a nivel mundial.

El profesor Robert L. Veninga, de la Universidad de Minnesota, señala que el estrés afecta a todos los trabajadores hoy día.

En el Reino Unido existe una organización para la salud mental, donde 1 de cada 5 británicos se ha enfermado por el estrés laboral, y 1 de cada 4 ha llorado en el trabajo por causa del estrés.

Por otro lado, cuando no podemos realizar todas nuestras actividades y las responsabilidades que conllevan, nos sentimos culpables lo cual nos causa tensión.

Según un artículo publicado por el Instituto Americano del Estrés de los Estados Unidos, se calcula que un 75 a 90% de las consultas que reciben se deben a la tensión nerviosa de los trabajadores.

Según un comunicado de la Liga Nacional de Consumidores, de Estados Unidos:

“El empleo es la principal fuente de tensión entre los adultos (39%), seguido por la familia (30%). Otros desencadenantes son la salud (10%), las preocupaciones de índole económica (9%) y los conflictos y el terrorismo a escala internacional (4%)”.

Por otra parte, en los años 2001 y 2002 más de medio millón de británicos creían que el estrés laboral los estaba afectando física y emocionalmente.

Según recomendó la revista polaca Przekrój, cuando sintamos que no podemos controlar la situación por la que estemos atravesando. Señala la revista que salgamos a dar un paseo al aire libre y tomar vacaciones, pero sin sentirnos culpables por ello.

Remedios naturales para combatir el estrés

Existen cierto remedios naturales para combatir el estrés. Entre ellos se encuentran:

Caña aromática o acoro. Esta planta tiene propiedades terapéuticas para combatir el estrés y la debilidad nerviosa, además que contiene vitamina C.

Hierba Luisa o cedrón. Tiene propiedades terapéuticas para combatir los nervios.

Raíz del soldado o chachacoma. Esta planta está recomendada a personas con casos de nerviosismo, lo que resulta beneficioso para combatir el estrés.

Panax quinquefolius o ginseng. Es especial para combatir estados de estrés y cansancio mental, contiene vitaminas, potasio, magnesio que serán para beneficio en tu organismo.

Virginia excelcis o incacuyo. Esta planta que es común en Argentina tiene propiedades para evitar los trastornos nerviosos, debilidad y depresión nerviosa.

Camomila o manzanilla. Especial en casos de estados nerviosos.

Cidronela o toronjil. Es ideal para estados de nervios.

Tella o tilo. es especial para trastornos nerviosos.

Hierba de los gatos o valeriana. Actúa como calmante de nervios y es especial para combatir la ansiedad.

Lecitina de soja (soya). Combate el agotamiento y el estrés.

Polen. Especial para casos de estados nerviosos y de ansiedad.

Avellanas. Ideal para la debilidad general y los nervios. Contienen vitaminas A, B y E.

Además, ingerir suplementos como NervSoport te será de beneficio ya que contiene vitamina B1 y B2 que ayuda a calmar los nervios lo que produce menos ansiedad.

Estos son solo algunos de los remedios naturales que puedes consumir a fin de evitar y eliminar el estrés de raíz.

No importa cuál sea el que elijas, lo importante es que seas constante cuando las ingieres y no olvidar relajarte.

Recomendaciones útiles  

Como para la mayoría de las cosas existe solución, para el estrés también.

Es por ello que existen ejercicios eficaces para eliminar el estrés como por ejemplo aquellos que son de estiramiento tanto para la espalda, como para las manos, las piernas, los ojos.

Esta actividad física nos permitirá estar en forma tanto física como mentalmente.

No es raro escuchar que los ejercicios nos hacen sentir mejor ya que eliminamos el estrés, además que nos dan energía y nos da alegría, incluso nos sentimos  bien con nosotros mismos.

Como hemos visto en este artículo, existen maneras de cómo controlarlo, como por ejemplo al organizarnos.

Esto nos permitirá ser más ordenados y sentirnos mucho mejor al buscar nuestras cosas.

El precio que uno puede pagar a causa del estrés puede ser alto como por ejemplo que nuestro ritmo cardiaco se acelere. Enfermedades del corazón, cefaleas, cáncer, enfermedades del sistema inmunológico, trastornos mentales, por sólo mencionar algunas.

Es por ello que para poder combatir este asesino silencioso se recomienda dormir, ser equilibrados con lo que ingerimos y no comer a deshoras. Así como consumir remedios naturales como los que consideramos anteriormente como lo son el acoro, la manzanilla, entre otros plantas.

También consumir suplementos como NervSoport tendrá un efecto positivo sobre los nervios, ya que contiene hierbas como la Ashwagandha que permite que estemos tranquilos libres de ansiedad.

Salir a dar un paseo, tomarnos unas vacaciones, dormir un poco antes de realizar nuestras actividades puede sernos de gran ayuda.

Lo importante es que no dejes de poner de tu parte.

Esperamos que hayas disfrutado este artículo, y sea de tu utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *