Reunion de jovenes empresarios en oficina

Ejercicio de la sexualidad como una expresión de vida

Ejercicio de la sexualidad como una expresión de vida

Última actualización: 29-11-2018 por Editor Walther.

Reunion de jovenes empresarios en oficina

Tratar el tema,  ejercicio de la sexualidad como una  expresión de vida no debemos limitarnos solo al aspecto fisiológico.

Porque la realidad es lo sexual  es afectada por lo emocional, psicológico, religioso y hasta social con su alto contenido de convencionalismos.

Porque si consideramos el hecho  de que los términos hombre o mujer solo hacen referencia al sexo que tenemos al nacer,  sin embargo la sexualidad va más allá.

La sexualidad en parte puede verse como la forma particular en que cada uno vive ese aspecto de su vida.

Aunque pareciera  hacer mención sólo al ejercicio del sexo, la realidad es que está indisolublemente ligado no solo a lo físico, sino  a lo social, religioso y cultural.

Porque las opiniones o  ideas preconcebidas al respecto son las  que inciden o se traducen en la acción.

Pero el tema a medida que nos sumergimos en él se hace más complejo, pues no es igual la connotación que el tema sexual tiene en las diferentes sociedades.

Lo único cierto, y quizás en lo que habrá mayor consenso es que lo sexual  afecta sin lugar a dudas las emociones.

Ya esto implica que sus efectos se  manifiestan en la salud física y psicológica y hasta mental.

Ahora bien, por su complejidad, luce razonable establecer los límites de nuestra incursión en el tema.

En este sentido, puntualicemos que  trataremos el tema “ejercicio de la sexualidad” colocando el énfasis en verlo como una  manifestación de nuestra naturaleza.

Vamos a adentrarnos en el tema solo en sus aspectos fisiológico, psicológico y emocional.

Para ello fijemos  pautas, por ejemplo que hablar de sexualidad en hombres y mujeres  adquiere sentido desde el momento en que ocurre la madurez sexual.

Sin considerar aspectos sociales o culturales, este momento está marcado  por la capacidad de hombres y mujeres de reproducirse.

¿Qué es  sexualidad?

Al iniciar la indagación sobre ¿qué es la sexualidad ¿ por momentos da la impresión de estar ante un tema que mientras más se debate, menos se conoce.

El vocablo es definido por el Diccionario de la Real Academia Española como el conjunto de condiciones anatómicas y fisiológicas que caracterizan a cada sexo, y en una segunda acepción agrega apetito sexual, y propensión al placer carnal.

De esta definición podríamos descomponer las dos variables que  aparecen en primer término “condiciones anatómicas”, y “condiciones fisiológicas”.

Lo anatómico tiene que ver con las formas, en este caso las que caracterizan y a su vez diferencian al hombre de la mujer.

Podríamos de allí inferir que cuando tratamos de estas características o diferencias anatómicas  entre el hombre y la mujer estamos tratando sobre sexualidad.

Anatómicamente la mujer tiene vagina, cuello  uterino, útero, trompas de Falopio, franjas ováricas, los ovarios, las glándulas de Bartolino,  glándulas de Skene, himen y punto “G”

Mientras que los hombres  tiene escroto y pene en la parte externa, y en la parte interna testículos, epidídimo, conductos deferentes, las vesículas seminales, la próstata, las glándulas de Cowper, la uretra y el cremáster.

Cada una de estas partes, tanto en el hombre como en la mujer cumplen funciones específicas que hacen posible la fecundación y el placer sexual.

Este último aspecto mencionado involucra en su fisiología cambios en la respiración, el pulso, presión y circulación sanguínea, aumento de la temperatura corporal, vasodilatación periférica.

Además del aumento de la tensión muscular tanto en el hombre como en la mujer la liberación de las hormonas oxitocina y endorfinas, turgencia y variaciones en las ondas cerebrales.

El aspecto fisiológico de la sexualidad  se refiere a la forma en que nuestro cuerpo responde ante los estímulos sexuales previos a la cópula durante y después del orgasmo.

Una chica en la pubertad observa cómo cambia su cuerpo, el proceso de cambios físicos de la pubertad, chica con cinta métrica mide su cintura

Despertar de la sexualidad

El despertar de la sexualidad se ubica a finales de la pubertad e inicio de la adolescencia.

Vista como una sucesión de etapas  se inicia en la pubertad niños y niñas se sienten atraídos por sus compañeros o compañeras de juego, de clases o artistas.

En una segunda etapa denominada  “autoerotismo”, los jóvenes sienten deseos sexuales que satisfacen con la autoexploración de sus cuerpos.

En una tercera etapa surgen los enamoramientos, la atracción sexual y en una cuarta etapa se inicia la vida sexual, se estima  que ocurre entre los dieciséis y diecisiete años.

Es el momento en que  los hombres producen  espermatozoides, ocurre entre los 11 y quince años.

La primera eyaculación sucede entre los doce y dieciséis años, así como las mixiotes nocturnas.

El pene comienza a crecer, aparece el vello sexual, en las axilas y el bigote.

En las niñas cambia el color de la aureola de las mamas, aparece el vello púbico, aumento de las mamas y ensanchamientos de las caderas.

Se desarrollan las glándulas de Bartolino por lo que  aumentan las secreciones vaginales y luego llega la menstruación.

La primera menstruación denominada “menarquia” ocurre entre los  once o doce años.

Tres o cuatro días antes de la menstruación  baja la energía física y se producen cuadros de depresión, ansiedad, irritabilidad y baja autoestima.

La causa son las hormonas que alteran la química del cerebro que  mantiene el alerta y equilibrio.

Además los cólicos inducen cambios en el volumen de la materia gris del cerebro.

A mitad del ciclo menstrual la progesterona se convierte en la hormona más abundante  en el cuerpo, causando inflamación, retención de líquidos, cansancio y sensibilidad.

En las dos primeras semanas posteriores a la menstruación,  aumenta los niveles de estrógeno que estimula la liberación de endorfinas  produciendo sensaciones de energía y felicidad.

Ilustración de los emiferios del cerebro

La sexualidad el cerebro  y las emociones

Ya indagamos sobre la definición, el aspecto anatómico y fisiológico involucrado en la sexualidad, pero como seres sensibles, también existe una relación entre la sexualidad, el cerebro  y las emociones.

La sexualidad es un fenómeno complejo que involucra el  cerebro, considerado por algunos como el órgano más sensual.

Pues allí es donde nacen lo que sentimos, en el sistema límbico, la parte más primitiva desde el punto de vista de la evolución.

El sistema límbico es una estructura formada por el tálamo, el hipotálamo, la amígdala cerebral y el hipocampo.

Es en esta zona situada debajo de la corteza cerebral, donde se controla el aprendizaje, la memoria, las emociones y las sensaciones más primitivas.

Algunos científicos  denominan a esta zona  cerebro reptil pues se encarga de los aspectos más básicos y por ser una de las partes del cerebro que  tiene mayor antigüedad.

Dentro de esta estructura, la amígdala es reconocida como la  más importante, pues es en esta zona donde se guardan y se manejan los sentimientos más irracionales.

Es en la amígdala donde se genera la defensa contra los sentimientos de rabia, ira, miedo, tristeza, es allí donde se regulan esas emociones.

Es la zona donde se guardan los temores y miedos más profundos, pero es también la que nos permite  buscar estrategias para salir de los momentos de estrés, no nos permite caer en el pánico y la ansiedad.

En relación a esta zona del cerebro y las emociones, científicos de la  Universidad de Concordia en Canadá afirman haber encontrado el sitio exacto donde se origina el amor.

Los investigadores explican que cuando nos enamoramos el cerebro activa una parte conocida como núcleo estriado.

Esta  zona está relacionada con la parte del cerebro donde se genera el deseo sexual, denominada región Septal,  pero a su vez están completamente separadas.

Fórmula molecular de las hormonas sexuales símbolo de estrógeno y hormonas testosterona, en fondo blanco.

La sexualidad y  las hormonas ¿Cuál es la relación?

A esta altura de nuestra indagación vamos a  hurgar en la relación sexualidad - hormonas.

Se inicia  cuando fisiológicamente  se alcanza la madurez sexual, a partir del cual hombres y  mujeres son capaces de fecundar, esto ocurre en la adolescencia.

Sin embargo a nivel cerebral en esa etapa aún no se ha culminado el desarrollo de la corteza prefrontal y  su conexión con la amígdala.

Por esta razón quien domina las decisiones en la adolescencia es la amígdala lo que explica las conductas impulsivas.

Debido  al incremento de las hormonas  testosterona en el hombre y del estrógeno en la mujer se  produce una especie de locura temporal que puede llegar a nublar la razón.

Solo  la buena conexión entre la amígdala y corteza prefrontal es lo que ayuda a regular nuestras emociones, lo cual ocurre al final de la adolescencia y comienzo de la vida adulta.

Otras hormonas relacionadas con el sexo o sexualidad nos afectan de la manera siguiente.

La oxitocina  segregada por  la glándula pituitaria y la dopamina  liberada por el hipotálamo actúan sobre los sistemas del cerebro relacionados con el placer y el gozo.

Otras hormonas que inciden en el comportamiento sexual son la epinefrina y  la noradrenalina

En resumen en el enamoramiento antes durante y después del coito los cuerpos del hombre y la mujer son inundados por hormonas y feromonas  que propician el acto sexual.

Investigadores han denominado a estas relaciones la química del amor, que responden al imperativo normal de garantizar la sobrevivencia de la especie.

La sexualidad es parte natural de la vida que no se debe dejar de lado y mantener una sexualidad activa significa salud.

Esta es  razón suficiente para ingerir [p.50a]  que además de ayudarle a incrementar la libido,  aporta las vitaminas, minerales y energéticos que su organismo necesita.

La sexualidad en adultos mayores

Cuando se trata de la sexualidad en adultos mayores son muchos los  aspectos que lo dificultan, por una parte está el adelgazamiento de la piel tanto en el hombre como en la mujer.

Este también incluye las zonas íntimas lo que causa en ambos  irritación haciendo las relaciones molestas y hasta dolorosas.

Además los hombres presentan dificultades para lograr una erección, o  no son tan firmes y tardan más en eyacular.

Esto puede ocasionar sentimientos de vergüenza, tristeza y depresión que si no se atienden  a tiempo van aumentando la distancia entre la pareja.

Por otra parte tanto hombres como mujeres experimentan una disminución de   la libido, y pueden surgir sentimientos de vergüenza y temor.

En este momento una buena comunicación entre la pareja permitirá hablar de lo que ocurre con libertad y confianza.

Además mantener una actitud positiva que contribuya a mantener una vida sexual activa, lo cual les traerá beneficios como:

-     Mejor funcionamiento cognitivo, es decir una mayor  salud cerebral

-  Aumentar la  cercanía y unión con su pareja  lo que se beneficia el plano emocional

-    Ayudan a verse y sentirse más jóvenes, esto es debido a que durante el acto sexual se libera la hormona del crecimiento la cual brinda mayor elasticidad a la piel.

-   Por tratarse de un ejercicio físico, la actividad sexual reduce el riesgo de padecer hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

-   En los hombres se reduce el riesgo de sufrir de cáncer de próstata por el  aumento de las eyaculaciones.

-   Por la liberación de oxitocina y endorfinas durante el acto sexual, se disminuye la probabilidad de sufrir de insomnio.

En  casos de cansancio, apatía o disminución de la libido  Creador de Músculo le ayudará a mantener una vida sexual activa además de proveer de las   vitaminas y minerales que su organismo necesita.

Sexualidad y salud

Al abordar el tema  sexualidad y su relación con la salud  luce oportuno revisar la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Para esta organización la salud es un estado completo de bienestar físico, mental y social, y no solo la ausencia de enfermedades.

En este sentido si tomamos en cuenta que el tema sexual  es muy sensible a las influencias de todas esas áreas; la física, mental y social,  lo analizaremos en relación a la sexualidad.

Recordemos que conservar la salud pasa por ser responsables en todo lo que nos afecta, que incluye cuidar lo que ingerimos, nuestras relaciones y hábitos.

Hombre y mujer joven realizando ejercicios de estiramiento

Además  recordemos que lo físico puede afectar lo sexual por lo que  es recomendable:

-    Ejercitarse regularmente

-    Cuidar nuestra  dieta

-     No fumar

-  Practicarse evaluaciones médicas periódicas de cualquier tipo, incluidas las de origen sexual

-   Cuidar de las emociones

-   Evitar relaciones tóxicas

-   Mantenerse informado en temas de salud, incluyendo el tema sexual

Desde el punto de vista mental ¿qué podemos hacer?

Aparte de lo señalado anteriormente,  para conservar nuestra salud mental es importante:

-          Cuidar las horas de sueño, seis u ocho horas cada día

-          Meditar , está comprobado que mejora la salud mental

-          Organizar tu tiempo

-          Establece objetivos racionales y el tiempo estimado para lograrlos

-          Cuidar las relaciones familiares y   amigos

En cuanto a la salud social debemos estar atentos a cómo nos relacionamos en lugares de estudio,  trabajo o en centros comerciales, cine, restaurantes, etc.

Recuerda tu comportamiento social  puede afectar tu vida sexual o la de otros, en todo caso es recomendable:

-          No hacer chistes que aluden a  preferencias sexuales

-          Si te sientes atraído o atraída sexualmente  observa una actitud de respeto en tu acercamiento

-          Vestir de acuerdo al sitio frecuentado

La sexualidad y la farmacología

En cuanto a  la sexualidad y la farmacología,  es interesante revisar las novedades  que pueden beneficiarnos y conocer cuales   pueden perjudicar el desempeño sexual.

En este sentido señalaremos que  entre los que pueden perjudicar el desempeño sexual están los hipertensivos.

A estos fármacos se le hacen responsables de producir  disminución del deseo sexual, lubricación vaginal, disfunción eréctil y alteraciones en la eyaculación.

Así mismo los antipsicóticos utilizados en paranoias, psicosis y los que  se medican para otros trastornos mentales menos severos se les relaciona con alteraciones de las funciones sexuales.

Otros medicamentos asociados a trastornos de la sexualidad son los antidepresivos, excepto algunos medicamentos antiparkinsonianos.

Al respecto, estos han sido reportados por casos aislados de incremento de la libido e híper - sexualidad.

Por otra parte los tratamientos hormonales los esteroide anabolizantes, corticosteroides y estrógenos disminuyen los niveles de testosterona.

Esto  ocasiona  disminución de la libido e impotencia.  Mientras que los andrógenos en tratamientos de personas con problemas de próstata   pueden ocasionar atrofia testicular.

En otros casos se puede presentar disminución de la libido tanto en hombres como en mujeres por distintas causas.

Lo prudente  es consultar al especialista y descartar la causa, sin embargo Creador de Músculo es un suplemento nutricional que  complementa su dieta con un aporte extra de vitaminas, minerales y energizantes, además esta formulado para incrementar la libido.

En la mujer estas pueden ser  endocrinas, hormonales, metabólicas, psicológicas, estrés, ansiedad, obesidad,  problemas de pareja o baja autoestima.

Mientras que en el hombre puede ser por descensos anormales de la testosterona, obesidad, diabetes,  deficiencia de zinc, o consecuencia de otra disfunción sexual.

Pero si su problema es que  se siente cansado y falto(a) de energía Creador de Músculo   es la novedad que puede beneficiarse con su fórmula  que contiene energéticos, vitaminas y minerales le ayudará a  recuperar su vitalidad sexual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *