ilustración de medidor circular del nivel de testosterona

Eficaces alimentos para aumentar la testosterona

Eficaces alimentos para aumentar la testosterona

Última actualización: 16-11-2018 por Editor Fanny.

La testosterona es la hormona que se produce en los testículos y define las características del varón: musculatura, voz gruesa, barba y potencia sexual.

Es la principal hormona masculina, sintetizada principalmente por los testículos en los hombres  y por los ovarios en las mujeres, y en pequeñas cantidades por las glándulas suprarrenales.

La testosterona, la hormona sexual masculina (andrógeno) molécula. Fórmula esquelética.

Esta hormona es imprescindible para que el hombre goce de buena salud física y mental. Sin embargo con la edad, su concentración disminuye a un ritmo de 2% anual a partir de los 35-40 años.

Al igual que otras hormonas esteroideas, la testosterona deriva del colesterol, así pues, es un esteroide natural que pertenece al grupo de hormonas andrógenas.

Allí también se encuentran la dihidrotestosterona (DHT), dehidroepiandrosterona (DHEA), la androstenediona y el  androstenediol.

Como la mayoría de hormonas, por su carácter lipofílico  la testosterona, pasa a la circulación sanguínea y allí se une a una globulina fijadora de hormonas sexuales y a la albúmina, casi en un 98%.

Por esto se la puede encontrar en tres formas en sangre: una ligada a albúmina, otra unida a la globulina fijadora de hormonas y una tercera forma como testosterona libre, siendo ésta la que cumple las funciones descritas en el organismo.

La producción de testosterona es ordenada por el cerebro, a través de señales controladas por el eje hipotálamo-hipófisis-testículo .

El hipotálamo segrega el Factor Liberador de Gonadotropinas (GnRH) que estimula  a la adenohipófisis. Esta secreta a su vez la hormona luteinizante (LH) que activa las células de Leydig presentes en el  testículo, para que así se produzca la hormona.

¿Cuánta testosterona debe haber y qué funciones realiza?

La testosterona varía su concentración en sangre  durante el día, ubicándose en un pico máximo en la mañana y disminuyendo  por la noche.

Los valores normales de testosterona  en sangre en los hombres, varían desde los 300 hasta los 1000 nanogramos por decilitro de sangre.

Efectos de testosterona Imagen de infografía aislado en un fondo azul claro. La hormona sexual masculina y su papel en el cuerpo humano. Concepto científico, educativo y popular-científico.

  • La testosterona es una hormona anabólica, lo que significa que promueve el crecimiento de la  masa ósea y la masa muscular.

Estos efectos anabólicos incluyen,  el aumento de la fuerza muscular y la estimulación para el  crecimiento longitudinal y la maduración de los huesos.

  • Además, la testosterona produce  efectos androgénicos, en las diferentes etapas de la vida del hombre.
  • En el feto, promueve  la maduración de los órganos sexuales masculinos, en especial  del pene y la formación del escroto.
  • En la pubertad, produce la aparición de los caracteres sexuales secundarios como son la  profundización de la voz, el crecimiento de la barba y la aparición de vello púbico y axilar.
  • Además, estimula  la producción y maduración de los  espermatozoides e influye sobre la erección.
  • En el hombre adulto, la testosterona es necesaria para la producción y  el desarrollo normal de los espermatozoides.
  • La testosterona  también causa efectos sobre el cerebro, ya que influye en la producción de neurotransmisores.

Ciertas zonas del cerebro dependen de la testosterona para  producir dopamina, neurotransmisor considerado un antidepresivo natural.

También se relaciona  con la acetilcolina, neurotransmisor importante para la memoria y otros procesos cognitivos, por lo que los niveles bajos de testosterona se asocian con la depresión y la ansiedad.

  • La testosterona es importante para lograr la satisfacción y potencia sexual, ya que incrementa la libido, previene la aparición de la impotencia y retarda los efectos del envejecimiento.

Los síntomas asociados a los bajo niveles de testosterona son:

  • Fatiga
  • Depresión
  • Menos deseo sexual
  • Menor fortaleza y resistencia
  • Pérdida de concentración
  • La barba crece lentamente

Alteraciones en los niveles de testosterona

El hipogonadismo es el trastorno caracterizado por los bajos niveles de testosterona y se puede diagnosticar por una serie de exámenes de sangre que miden el nivel de la testosterona a lo largo del día.

Resultado anormal de la prueba de hormona baja en testosterona con tubo de muestra de sangre

En caso de confirmarse, el especialista adecuado es el endocrinólogo.

Las enfermedades que afectan al hipotálamo o glándula pituitaria pueden afectar la producción de testosterona.

Problemas directos en los testículos, como lesiones, inflamaciones, cirugías o trastornos genéticos, también pueden ser los causantes del bajo nivel de testosterona.

Otras posibles causas de bajo nivel de testosterona pueden ser problemas renales o hepáticos. El abuso de alcohol puede disminuir los niveles de esta hormona.

La forma más común de tratar el hipogonadismo es con suplementos de hormonas para nivelar las deficiencias, estos tratamientos vienen en forma de píldoras, parches o inyecciones.

Por supuesto, solo deben aplicarse en caso que se confirme la enfermedad y los niveles de testosterona en sangre deben ser supervisados durante todo el tratamiento.

Son desaconsejables los suplementos de testosterona cuando la baja de esta hormona sea la natural a consecuencia de la edad.

Sin embargo se ha puesto de moda los suplementos de testosterona, con la promesa de acabar con el cansancio, rejuvenecer y reactivar el deseo sexual.

Incluso algunos afirman que puede aumentar la energía y deseo sexual de las mujeres cuando se consumen en pequeñas dosis.

Es necesario advertir que el uso inadecuado de los suplementos de testosterona pueden causar  desajustes en el sistema endocrino y en algunos casos extremos hasta ocasionar infartos.

Alimentos que aumentan la testosterona: ostras y ajo

Como alternativa a los suplementos de testosterona, hay alimentos que estimulan la producción de esta hormona. Entre ellos tenemos:

  • Ostras
  • Aguacates
  • Uvas pasas
  • Aceite de oliva
  • Ajo  
  • Cebolla
  • Frutos secos
  • Pescados azules

Los mariscos y muy particularmente las ostras tienen alto contenido de zinc.

Crustáceos Frescos

Las ostras son consideradas afrodisíacas por excelencia. Tienen un alto contenido en zinc que incrementa la síntesis de testosterona y de esperma.

La deficiencia de zinc en la dieta es causa de testículos poco desarrollados y bajo número de espermatozoides.

El zinc es necesario para la síntesis de dos hormonas sexuales fundamentales como lo son la prolactina y la testosterona, y también en la formación del semen.

Además mejora el sistema inmunológico e inhibe la enzima aromatasa, responsable de la producción de estrógenos por conversión de testosterona.

Otros alimentos ricos en  zinc y selenio, gran antioxidante, son los aguacates, frutos secos, lácteos y mariscos también ayudan a aumentar los niveles de testosterona y la producción de esperma.

Por su parte, el ajo contiene aliina y alicina, que impiden la formación de placas de ateroma, que con el tiempo conduce a la aterosclerosis.

Adicionalmente potencia la producción del óxido nítrico, que es fundamental para las erecciones.

De todas los beneficios del ajo,  el más sustentado por estudios y el que cuenta con mayores datos científicos, son sus propiedades para mejorar la circulación.

El ajo es vasodilatador e hipotensor lo que, mejora considerablemente la circulación aumentando las posibilidades de mejores erecciones.

En un estudio hecho en Japón con ratones de laboratorio, se les suministró una dieta alta en proteínas junto a ajo en polvo durante un mes y se observaron incrementos notables de testosterona.

Los investigadores sospechan que alguno de los compuestos del ajo estimula la producción de la hormona luteinizante en la hipófisis, que a su vez estimula a los testículos.

Entre las virtudes más reconocidas del ajo se encuentran que baja los niveles de colesterol en la sangre, una de las principales causas de la impotencia.

Las proteínas no pueden faltar

Para producir testosterona es importante incorporar en la dieta proteínas de origen animal, como las carnes magras, los huevos, el atún y los pescados azules.

Los hombres que tienen una dieta rica en carnes tienen niveles de testosterona hasta 13% por encima de los que tienen una dieta moderada en carnes.

Alimentos ricos en calcios, como la carne, el queso y los huevos.

Hay cierta evidencia que una dieta con muchos carbohidratos, principalmente el azúcar refinada, tiende a disminuir los niveles de testosterona en el hombre.

Obviamente no debe exagerarse de las carnes rojas, por su alto contenido de grasas saturadas ni de los huevos por alto contenido de colesterol.

Los huevos: son beneficiosos para mantener la salud del sistema nervioso y mantenerlo libre de estrés, el cual afecta su desempeño sexual.

Ello se debe a que poseen grandes cantidades de vitamina B, que disminuye la ansiedad y permite una mayor relajación, por ende mejora el desempeño sexual, pero además aporta proteínas de buena calidad y colesterol.

Ambos componentes son indispensables para la síntesis de las hormonas sexuales.

El hígado de res: potencia la producción de espermatozoides, aporta además grandes cantidades de vitamina A, mejora el desempeño sexual, la producción de testosterona y aumenta la cantidad de esperma.

Los pescados azules: ricos en ácidos grasos omega-3 y omega-6,  reducen la producción de una globulina (SHBG) que se une a la testosterona, dejando menos testosterona libre.

La sardina, la caballa, el atún, el salmón y la trucha frescos, son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3.

El omega-3 disminuye la viscosidad en el flujo sanguíneo por lo que es indispensable para mejorar el rendimiento sexual.

¿Vegetales para la testosterona?

Aguacates, frutos secos y semillas

Con la edad puede ocurrir que la testosterona se degrade a dihidrotestosterona, una de las causas de la inflamación benigna de próstata.

Para contrarrestar este efecto, son ideales las plantas y alimentos ricos en beta-sitosterol, un esterol o grasa de origen vegetal.

El beta-sitosterol tiene una estructura química parecida al colesterol que inhibe la 5-alfa-reductasa, que justamente es la enzima que degrada la testosterona a dihidrotestosterona.

Los alimentos ricos en beta-sitosterol son los aguacates, las nueces, los maníes, semillas de calabaza y girasol.

Imagen en primer plano de aguacate - bastante cantidad

Hay hierbas y plantas ricas en beta-sitosterol: el saw palmetto o palma enana americana, la moringa y los suplementos que las contienen.

La mayoría de los suplementos de beta-sitosterol provienen del aceite de maní o de aguacate, así que pueden añadirse a una efectiva dieta masculina.

Vegetales de hoja verde y espinacas

Repollo,  brócoli y coliflor, ayudan a la eliminación del exceso de estrógenos en sangre, los cuales impiden la producción de testosterona. Su consumo regular aumenta la líbido.

Las espinacas tienen alto contenido magnesio, que  favorece la vasodilatación de los vasos sanguíneos, por lo tanto, aumenta el flujo de sangre hacia el pene.

Tanto las espinacas como la col rizada contienen la coenzima Q10 y un alto nivel de nitratos que aumentan la testosterona, regulan la presión arterial y tienen un efecto positivo sobre la producción de óxido nítrico.

batido verdes al lado de vegetales verdes

Además la acelga, perejil, cilantro, apio, hoja de remolacha, brócoli, coles de brusela son excelentes alimentos para la salud cardiovascular.

Cebolla y ñame silvestre

La alicina, una de las sustancias contenida en la cebolla evitan que la sangre se coagule, mejorando la fluidez de la misma y la circulación en general.

Por ello es útil para combatir la arteriosclerosis, la hipertensión y otras afecciones relacionadas con la circulación sanguínea deficiente.

La cebolla ayuda a regular los niveles de colesterol malo en la sangre, es buena para mantener la elasticidad de las arterias, impidiendo que se obstruyan.

Hay evidencias que, aparte de los beneficios ya nombrados, la cebolla aumenta la producción de testosterona, tanto como lo hacen sustancias químicas relacionadas como el tamoxifeno o clomifeno.

Así lo señalan algunos estudios que analizaron la respuesta hormonal a la ingesta de cebolla.

También mejora la calidad de esperma y hay múltiples estudios que lo demuestran en tanto en animales como en humanos.

La cebolla debe consumirse al natural, o muy poco cocida, puede añadirse a la ensalada regularmente para sentir sus beneficios.

Imagen en primer plano de diferentes tipo de cebolla

Por otros lado, la progesterona es una de las hormonas sexuales más importantes en ambos sexos.

Es producida en pequeñas cantidades por las glándulas suprarrenales, en los testículos en los hombres y en los ovarios en las mujeres, y es importante porque estimula la producción de testosterona.

La fuente más común del activador de progesterona natural en el organismo es el camote o ñame silvestre (Dioscorea villosa).

La raíz de la planta contiene el esterol diosgenina, el cual nuestro organismo convierte fácilmente en progesterona natural.

Esta transformación se realiza según los requerimientos de cada individuo en numerosas células, pero sobre todo en el hígado, donde también es inactivada si no se utiliza y desechada por la orina y vías biliares, de ahí que no exista riesgo de sobredosis.

Por lo tanto, cuando los niveles hormonales bajan, hay que usar suplementos de progesterona natural como es el caso del ñame silvestre.

Para aumentar la líbido y el deseo sexual de manera natural, Extralib Hombre incorpora el extracto de ñame salvaje en su fórmula.

Hierbas y plantas que aumentan la testosterona

Tribulus terrestris

Tribulus es un género botánico de plantas de regiones cálidas y templadas del mundo entero. Tiene 7 especies aceptadas de las más de 120 descritas.​

Estas plantas reciben el nombre común de abrojo,​ sobre todo Tribulus terrestris, un arbusto rastrero de hojas pequeñas y carnosas con flores amarillas, que crece en muchos lugares, pero muy particularmente, en las Antillas, Colombia y Venezuela.

Tribulus terrestris puede intervenir en el proceso por el cual el organismo libera las hormonas anabólicas, tales como la testosterona.

Además, el Tribulus también se utiliza con gran frecuencia como un medio natural para tratar la infertilidad, disfunción eréctil y la libido baja.

Extralib Hombre contiene extracto concentrado de tribulus terrestris por sus comprobados beneficios para la salud sexual del hombre.

Saw Palmetto

Es una palma enana que crece en américa del norte y actúa como un  inhibidor de la conversión de testosterona en dihidrotestosterona, por lo que aumenta la testosterona libre. Extralib Hombre incorpora en su fórmula Saw Palmetto por sus beneficios para la salud sexual masculina.

Dense Saw Palmetto crece en todo el paisaje del centro de Florida

Cacao

El chocolate contiene cacao, el cual posee unas sustancias llamadas metilxantinas, las cuales estimulan la sensibilidad corporal y la líbido.

También posee feniletilamina que genera una sensación de energía y bienestar que se relaciona con la sensación de enamoramiento.

Esto le ayuda a experimentar una mejor sexualidad y le proporciona un mejor disfrute.

Pero sobretodo el cacao es muy rico en zinc y selenio, lo que proporciona una fuente natural y deliciosa para fomentar la síntesis de testosterona.

Nuez del Brasil

Es un fruto seco muy beneficioso para la salud sexual que aporta selenio, un mineral que contribuye a mantener la salud de los espermatozoides, otorgándoles mayor vitalidad y energía.

También contiene vitamina E, poderoso antioxidante que protege a los espermatozoides de la acción de los radicales libres, confiriendoles mayor movilidad y fuerza.

Vitaminas y minerales para la salud sexual

Las vitaminas, en particular las vitaminas A, B y E son esenciales para la salud sexual.

La vitamina A mejora la salud de los tejidos, lo cual revitaliza sus músculos, esto puede ayudarle a tener mejores orgasmos.

Frutas ricas en Vitamina C

La vitamina B es necesaria para la salud del sistema nervioso, por lo tanto le aporta bienestar y relajación, esto ayuda a tener mejores experiencias sexuales, favoreciendo las erecciones y eyaculaciones.

La tiamina y riboflavina incrementan el placer sexual y le confieren tranquilidad, así como mayor estimulación.

La vitamina C aporta energía vitalidad para su organismo, esto permite incrementar la producción de testosterona.

Así mismo, reduce los niveles de cortisol en sangre, reduciendo los niveles de aromatasa.

Se recomienda ingerir unos 1000 - 1500 mg de vitamina C diarios, que se obtienen de alimentos como naranjas, vegetales de hojas verdes, fruta acerola, frutos secos y carnes magras.

Por su parte, la vitamina E es un antioxidante natural que ayuda a rejuvenecer las células y produce mejores espermatozoides.

Entre los minerales esenciales para la síntesis de la testosterona y otras hormonas se tiene el zinc y el selenio. El zinc actúa en sinergia con la vitamina C, mientras que el selenio lo hace con la vitamina E.

Extralib Hombre contiene, entre otros ingredientes, óxido de zinc que el cuerpo absorbe eficazmente, para mantener niveles adecuados de este mineral necesario para la síntesis de testosterona.

Importancia de la testosterona

  • Mejora el crecimiento y la fuerza muscular: la testosterona es una  hormona anabólica, por lo tanto es importante para ganar masa muscular.

Hombre joven realizando ejercicios de abdomen con balon

  • Los niveles altos de testosterona facilitan la hipertrofia muscular mediante el entrenamiento de pesas.
  • Mejora la actividad sexual, ya que aumenta la libido y mejora las relaciones sexuales.

Y hay un efecto de retroalimentación porque tener una vida sexual activa, ayuda también a  mantener elevados los niveles de la testosterona.

Cuando los niveles de testosterona disminuyen mucho, entonces se puede producir impotencia.

  • Previene enfermedades cardiovasculares: los niveles bajos de testosterona, están asociados al desarrollo de enfermedades cardiovasculares.
  • Buenos niveles de testosterona se asocian con disminución del colesterol total y el control sobre los niveles de azúcar en la sangre.
  • Proporciona más energía y vitalidad: la testosterona ayuda a disminuir el cansancio, por lo que los hombres son más  enérgicos y activos.
  • También, mantener los niveles de testosterona en sus valores normales, retarda el envejecimiento y la andropausia.
  • Controla los niveles de grasa corporal, si la testosterona disminuye, tiende a producirse un aumento de la grasa corporal, ya que disminuye  la masa muscular y la fuerza.
  • La testosterona, al contrario de los que muchos piensan, mejora el estado de ánimo.

Cuando la testosterona está elevada, provoca una  sensación de bienestar, generando confianza en sí mismo y  manteniendo la autoestima.

Estilo de vida y testosterona

Ejercicio y alimentación

Si se lleva una alimentación con comidas  altas en grasas y además se consume mucho alcohol, la testosterona disminuye.

El ejercicio al aire libre y bajo luz solar promueven la producción de vitamina D, importante para inhibir la mencionada aromatasa que convierte la testosterona en una hormona femenina llamada estradiol.

Hombre joven realizando ejercicios mientras se apoya en un banco

Un estilo de vida sedentario, el alcoholismo y el tabaquismo es un desastre para la producción y mantenimiento de los niveles adecuados de testosterona.

El alcohol  dificulta que el  hígado desdoble el estrógeno, por lo que éste aumenta y hace disminuir la testosterona.

El ejercicio es un factor importante  para aumentar los niveles de testosterona, ganar masa muscular y reducir el porcentaje de grasa corporal.

Por ejemplo, los ejercicios de alta intensidad por intervalos y el entrenamiento con pesas, han demostrado ser eficaces, cuando son realizados regularmente.

Mantenerse estimulado sexualmente

Si no existe  estímulo sexual durante períodos de tiempo largos, puede provocar  una disminución de los niveles de testosterona.

Mantener una vida sexual activa, promueve que la testosterona se mantenga dentro de sus niveles normales.

Dormir lo suficiente

Mientras mejor sea la calidad del sueño, mayor será la producción de testosterona.

Debe tratar de dormir entre 6 y 8 horas diarias para garantizar una óptima producción de testosterona.

Evitar el sobrepeso

Los hombres que presentan sobrepeso, son más propensos a tener  bajos los niveles de testosterona.

Para mantener un peso saludable, se tiene que limitar la cantidad de azúcar procesada que se consume, ya que el exceso es el principal factor causante de obesidad.

El nivel elevado de azúcar, aumenta la insulina y con el tiempo puede ocasionar  resistencia a la insulina, factor determinante en el desarrollo de muchas enfermedades crónicas, lo que incluye el propio aumento de peso y bajos niveles de testosterona.

Evitar el estrés

Cuando se encuentra bajo condiciones de estrés, el cuerpo libera cortisol y adrenalina, que bloquean  los efectos de la testosterona.

Hacer ejercicio, meditación, el yoga y las técnicas de relajación, como la respiración profunda puede ayudar a controlar el estrés.

Suplementos de testosterona

Actualmente es muy común el uso de suplementos de testosterona. Vienen en forma de parches y geles, pero su seguridad no ha sido comprobada y de hecho se los vincula con un aumento en el riesgo de infartos y accidentes cerebro vasculares.

Terapia de reemplazo de testosterona (TRT) usando gel de testosterona, mano de hombre con guante y tubo de gel de testosterona

Al decidir tomar testosterona en suplementos, es necesario primero comprobar los niveles de la hormona en el organismo.

Es importante saber que los impulsores de testosterona han sido formulados para hombres con un déficit hormonal, es decir quienes padecen de hipogonadismo.

El fortalecimiento muscular u óseo, aumentar la líbido u otros usos, no están contemplados.

Si pese a todo se insiste en su utilización, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Chequear el estado de salud en general.
  • Consultar con el médico de confianza, en especial si se sufre de la próstata o se tiene alguna condición médica preexistente.
  • Respetar la dosis recomendada y asegurarse de leer las instrucciones al dorso de la etiqueta.
  • Comprar suplementos de testosterona directamente del fabricante, evitando los de procedencia dudosa o con ingredientes alterados.
  • Dejar intervalos de tiempo donde no se consuman suplementos de testosterona, esto con el fin de que el cuerpo pueda regenerarse y relajarse.

Los suplementos de testosterona pueden traer algunos riesgos, por ejemplo causar los siguientes efectos secundarios:

  • Obstrucción de la respiración durante el sueño (apnea del sueño)

  • Disminución de la orina

  • Insomnio o dificultades para dormir

  • Anemia a causa de una deficiencia de hierro, que a su vez fomenta un sistema inmune débil

  • Leves dolores de cabeza de forma intermitente

  • Irritaciones o reacciones alérgicas en la piel, como por ejemplo el acné especialmente en la espalda

  • Desarrollo de enfermedades cardíacas debido al usos prolongado de suplementos de testosterona

  • Crecimiento muscular rápido, pero poco o ningún desarrollo en los tendones y ligamentos

  • Encogimiento de los testículos y agrandamiento en las glándulas mamarias

  • Enfermedades renales si el suplemento de testosterona se utiliza por un periodo largo de tiempo, sin dejar que el cuerpo se regenere

  • Comportamiento agresivo

  • Cambios de humor

Estos síntomas son señales que se debe suspender el uso de suplementos de testosterona y consultar a un  médico endocrino.

Las pastillas de testosterona no deben automedicarse, la salud no es un juego!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *