Función de las Enzimas Pancreáticas

¿Dónde se encuentran las enzimas?

¿Dónde se encuentran las enzimas?

Última actualización: 17-03-2019 por Editor Pedro.

Las enzimas son moléculas que aumentan la velocidad de reacciones químicas, poseen una gran cantidad de aminoácidos debido a su naturaleza proteica. Una manera fácil de entender cómo funcionan la enzimas es imaginar una llave y un candado.

La enzima representa la llave que solo puede abrir o dar paso a través del candado que sería la referencia de las reacciones bioquímicas y es un campo de investigación que se encuentra en  desarrollo.

Las enzimas destruyen, impulsan, construyen, eliminan e intervienen en la mayoría de los procesos biológicos que se llevan a cabo dentro del organismo. Intervienen en mucha funciones indispensables, como por ejemplo en el cerebro, sangre, digestión, energía celular, curación entre otros.

Pero sus funciones no solo se aplican a los organismo vivos, sino que es utilizada en la industria alimentaria e industrial para intervenir y mejorar diversos procesos.

Nuestro cuerpo produce algunas de las enzimas que necesitamos para la mayoría de los procesos biológicos que se llevan a cabo dentro del organismo, otras las podemos encontrar en los alimentos que consumimos y que nos ayudarán a potencializar sus beneficios.

Potencializar las funciones que cumplen las enzimas en nuestro cuerpo es importante porque a medida envejecemos también disminuirán sus niveles en el organismo. Cuando se es joven los niveles se encuentran elevados y hay que aprovecharlos al máximo para conservar más tiempo una buena salud.

Actualmente las enzimas se encuentran categorizadas de la siguiente manera:

  • Digestivas
  • Metabólicas
  • A base de alimentos

Todo en el organismo funciona como una gran maquinaria donde cada pieza se mueve o funciona gracias a la intervención de otra. Así funciona el organismo de los seres vivos y así se da el proceso enzimático.

Al no potencializar las enzimas que produce nuestro cuerpo a través de los alimentos podemos crear una deficiencia y el sistema digestivo sólo producirá lo justo de enzimas para funcionar,  reduciendo a su vez las enzimas metabólicas, creando problemas de salud.

Conoce las enzimas que hacen vida en tu organismo, descubre como estas diminutas moléculas pueden cambiar completamente tu salud y a partir de ahí maximiza sus beneficios.

Función de las Enzimas Pancreáticas

La importancia de las enzimas en el sistema digestivo

Uno de los procesos biológicos de importancia en el organismo es la digestión. La digestión es clave porque una vez consumidos los alimentos se comienzan un proceso de descomposición y absorción de los nutrientes necesarios.

Cada vez que colocamos un alimento en la boca, la amilasa enzima presente en la saliva comienza a descomponer los carbohidratos.

Una vez que los alimentos se encuentran en el estómago, la enzima proteasa se encargas de que las proteínas sean digeridas, luego cuando los alimentos hacen su recorrido por el intestino delgado, es la lipasa la que se encargada de descomponer la grasas.

Los nutrientes que necesita el cuerpo son asimilados por el organismo en el intestino delgado y son llevados al torrente sanguíneo, cuando este proceso tiene alguna falla comienzan los problemas intestinales y del sistema digestivo.

Existen otras enzimas que intervienen en los procesos digestivos tales como la pepsina que es la encargada de descomponer las proteínas y convertirlas en aminoácidos, al igual que la tripsina.

El sistema digestivo debe trabajar conjuntamente y en perfecta armonía con el sistema endocrino, porque es el sistema endocrino es quien libera las hormonas también necesarias en el proceso de digestión.

La enzimas digestivas aceleran los procesos digestivos mientras las hormonas liberadas por el sistema endocrino regulan la digestión.

La importancia de las enzimas en el proceso de digestión lo podemos ver, cuando se dice que una persona es intolerante a la lactosa, esto quiere decir que el organismo de esa persona no produce suficiente lactasa encargada de digerir los azúcares de los productos lácteos.

Otras enzimas que participan en la digestión son: la fitasa, ayuda en la digestión y en la producción de vitamina B, sacarosa, digiere la mayoría de los azúcares encontrados en los alimentos.  

La maltasa digiere los azúcares presentes en los granos y los convierte en glucosa y la celulasa encargada de descomponer las fibra de los alimentos.

Las enzimas digestivas son de gran importancia porque a través de ellas se realizan adecuadamente la absorción de los nutrientes necesarios para una correcto funcionamiento del organismo y para prevenir diversas molestias digestivas.

Función de las Enzimas Pancreáticas

Las enzimas metabólicas y su importancia en los diversos sistemas del organismo

Las enzimas metabólicas participan en una gran cantidad de procesos que llevan a cabo los sistema que hacen vida dentro del organismo.

Por ejemplo en el sistema circulatorio compuesto el aparato sanguíneo y linfático donde se encuentran la sangre, el corazón, las arterias y los vasos sanguíneos, encontramos algunas enzimas importantes.

La trombina interviene en el proceso de coagulación de la sangre, la plasmina disuelve los coágulo de fibrina responsables de inflamaciones y la lipoproteína lipasa modifica los quilomicrones que son partículas de grasa que se acumulan en la sangre al no poder ser descompuestas.

La enzimas metabólicas tienen su principal función en la sangre porque gracias a ellas el cuerpo puede eliminar las bacterias, hongos y parásitos y es la proteasa la encargada de descomponer esos invasores y expulsarlos del torrente sanguíneo. Además de evitar procesos inflamatorios que afecten el sistema inmune, el corazón y causan enfermedades como el cáncer.

Muchas de las funciones de las enzimas son desconocidas para la ciencias, lo único que se sabe hasta los momentos es que en algunos casos un incremento en su actividad ayudan a realizar un diagnóstico de algunas enfermedades.

Por ejemplo un aumento en la enzima creatinfosfoquinasa sirve para diagnosticar miopatías congénitas, infarto al miocardio, accidentes cardiovasculares, embolia y hipotiroidismo y su disminución puede ayudar a detectar la artritis reumatoide y otros procesos inflamatorios.

En el sistema endocrino nos encontramos al páncreas donde se producen varias enzimas que intervienen en el proceso de digestión. Cuando comemos el páncreas libera las enzimas que llegan al duodeno y ayudan a digerir las grasas, carbohidratos y proteínas presentes en los alimentos.

En el sistema renal las enzimas se encargan de regular el flujo sanguíneo que pasa a los riñones y en el urinario un aumento en la enzima llamada renina alerta sobre una posible hipotensión arterial y de una baja en el volumen total de la sangre conocido como volemia.

La gran mayoría de las enzimas que intervienen en diversos procesos biológicos aún son desconocidas para la comunidad científica, sobre todo en el sistema neurológico.

Otras partes del cuerpo donde actúan las enzimas

Las enzimas las podemos encontrar en otras partes del cuerpo aportando, mejorando y revitalizando, como es el caso de  la piel.

Existe una combinación de tres enzimas que son utilizadas para mejorar varios aspectos de la piel entre ellas la lipasa, colagenasa y la hialuronidasa. Cada una de ellas ejerce una función diferente eliminan toxinas, reducen las medidas y la celulitis y mejoran el aspecto de la piel.

Las enzimas ejercen diversas funciones tanto por un lado pueden aportar muchos beneficios pero también desencadenar procesos pocos favorecedores para el organismo. Es el caso de el envejecimiento de la piel.

Según científicos de la Universidad de Michigan en los Estados Unidos dermatólogos descubrieron que una enzima es la responsable de desencadenar los procesos de envejecimiento de la piel, la enzima recibe el nombre de metaloproteinasas.

Una exposición al sol puede activar la producción de enzimas entre las que destacan la colagenasa, las estromelisina y la gelatinasa. La primera degrada el colágeno y las otras la elastina.

La fosfatasa alcalina es la enzima que se encuentra en los huesos y en otros órganos ejerciendo varias funciones entre ellas la formación de nuevo hueso.

En el hígado la enzima que más prolifera es glutamato oxalacetato y la amina aspartato transferasa ambas alertan sobre posibles daños en el hígado causados por el alcohol o los medicamentos.

Otras enzimas como la superóxido dismutasa actúan como un antioxidante que inactiva al radical libre de nitrógeno y de oxígeno producido por el proceso llamado estrés nitro-oxidación.

Las enzimas que encontramos en los alimentos: ¿Para qué sirven?

Muchas enzimas son producidas por el organismo sin embargo otras deberán ser ingeridas mediante los alimentos, muchos alimentos contienen importantes enzimas necesarias para el cuerpo.

La diastasas es la enzima presente en los germinados o brotes, estos vegetales son de fácil digerir, bajos de calorías y de agua, ricos en carbohidratos y proteínas. Las más populares son la alfalfa, avena, trigo, brócoli, soja verde y semillas de girasol.

Las frutas son una gran fuente de vitaminas, minerales, fibras y proteínas. Las enzimas también se encuentran presentes en las frutas y entre las más importantes podemos mencionar:

La bromelina es la enzima presente en la piña, uno de los beneficios es que evita el estreñimiento, es diurética, potencia los antibióticos y ayuda a sanar quemaduras.

Otros beneficios aportados al organismo por parte de las enzimas es la de estimular la secreción de otras enzimas, favorecer el proceso digestivo y la eliminación de parásitos intestinales  y esto se puede lograr gracias a la papaína que contiene la lechosa, la actinidina presente en el kiwi.

Los alimentos fermentados entre ellos el miso, chucrut, yogurt,  kimchi y el natto contienen enzimas que fortalecen nuestro sistema inmune, alivian los síntomas de la artritis y restituye la flora intestinal. Las enzimas responsables son kombucha y la nattokinasa entre otras.

Igualmente las verduras contienen tres enzimas: glutatión peroxidasa, la superóxido dismutasa y la catalasa y los beneficios que aportan al organismo van desde mejorar las funciones hepáticas, retrasar el envejecimiento de las neuronas hasta combatir los radicales libres que responsables de varias  enfermedades.

Las verduras que contienen gran cantidad de enzimas son: el apio, perejil, lechuga, tomate, la cebada, la col, el trigo, brócoli y las coles de Bruselas.

Un alimento con gran contenido de enzima es la leche posee alrededor de 60 que actúan en diferentes procesos, también los productos derivados de esta. Entre las enzimas que podemos encontrar se encuentran la reductasa aldehídica, fosfata, lipasa, caseína, proteasa, y la lactasa.

Las enzimas proteolítica, impolítica y pepsina que se encuentra en la carne de res dan jugosidad, ternura, descomponen las grasas y las proteínas.

Las enzimas en los suplementos: ¿Cuáles son sus beneficios?

Actualmente existen en el mercado suplementos que poseen todos los beneficios que pueden aportar las enzimas para aliviar los malestares que provocan ciertas enfermedades.

Las enfermedades más frecuentes son las relacionadas con el sistema digestivo y en el mercado puedes encontrar un suplemento que alivie los síntomas, ten en consideración cuatro cosas:

  1. El  producto que elijas debe contener diferentes tipos de enzimas digestivas
  2. Los ingredientes deben ser naturales y de alta calidad
  3. Debes conocer la cantidad de ingrediente y en qué proporción
  4. La empresa que la produzca debe ser de calidad y confiable

Un producto que cumple con todas estas sugerencias es Aliviáne posee 5 enzimas todas con beneficios para alguna parte del organismo.

Además Aliviáne contiene un efecto analgésico y antiinflamatorio que cuida y protege las articulaciones y los músculos de calambres, desgarres y lesiones.

Si llevas una vida agitada y acelerada Aliviáne es el suplemento para mejorar tu cansancio, dolores, fatiga, migraña y todo dolor que puedas relacionar con el estrés.

Inclusive Aliviáne puede ser ingerido por personas de la tercera edad quienes presentan síntomas propios de estados avanzados de edad.

Debes seguir las instrucciones y si tienes una enfermedad existente debes consultar a tú médico para saber si puedes consumirlo. La única advertencia es que el suplemento contiene lácteos, soja y trigo.

La industria química y médica se encuentra realizando diversos estudios, donde los principales protagonistas son las enzimas. Existe una gran variedad de ellas que son desconocidas para la comunidad científica y se desconocen cuáles serían los aportes que harían a la salud.

Es por eso que si un medicamento te ofrece curarte de alguna enfermedad desconfía de ello, ningún estudio hasta ahora ha podido demostrar la eficacia del uso de las enzimas en la cura de enfermedades crónicas como el son cáncer, el Parkinson o el Alzheimer.

Vitamina, coenzima Q10 en la cuchara de madera para anti-envejecimiento.

¿De qué manera podemos potencializar el uso de las enzimas?

Las enzimas aparecen, actúan y se degradan su tiempo de vida se encuentra limitado, cuando existe alguna deficiencia comienzan los problemas de salud. Ahora podemos ayudar a nuestro organismo a compensar esa falta.

Una manera es llevar una dieta acorde a nuestra estatura debemos de consumir la mayor cantidad de alimentos crudos, al cocinarlos se degradan y van perdiendo sus valores nutritivos entre ellos las enzimas que posean. También evita el microondas.

Una dieta diaria con 15% de proteína animal es lo ideal, hay que comer lo necesario sin abusar. Elimina la mayoría de las comidas chatarras o poco saludable, mientras menos alimentos procesados consumas tu organismo te lo agradecerá, además reduce el consumo de café, alcohol y tabaco.

Elige un ambiente agradable para comer sin distracción, donde puedas disfrutar y masticar bien tus alimentos. Evita masticar chicle, el  chicle engaña al organismo y le hace creer que esta consumiendo alimentos y se producen enzimas digestivas innecesarias.

Aumentar el consumo de germinados, brotes, semillas y legumbres estos alimentos son los que poseen gran cantidad de enzima entre muchos otros.

Hay que mantenerse hidratado y consumir mucha agua si es entre comida mejor, si no eres muy aficionada al agua puedes también sustituirla un poco por infusiones de hierbas.

Si te excedes puedes acudir a una cura depurativa y eliminar ese exceso de toxinas, asegúrate de ir al baño con regularidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *