Dolor muscular en la espalda. Un tormento para muchos

Dolor muscular en la espalda. Un tormento para muchos

Última actualización: 04-02-2019. Equipo Nutricioni

La espalda humana le brinda a nuestro cuerpo la flexibilidad, protección y estabilidad necesaria para desarrollar los movimientos.

Su apariencia es larga y ancha; con la solidez necesaria para soportar el peso del cuerpo respaldada de la columna vertebral y las costillas.

Está compuesta por numerosos huesos y músculos de gran fuerza y flexibilidad; en ella se encuentran órganos vitales que benefician al desempeño de nuestro cuerpo.

A la hora de tratar las dolencias musculares de la espalda, Fórmula para el Dolor se encarga con gran efectividad gracias a la suma de diferentes hierbas naturales.

Hombre con dolor en la espalda baja. Ilustración de columna vertebral

Origen del dolor en la espalda

Las molestias reflejadas en esta área del cuerpo tienden aparecer en cierto momento de nuestra vida y esta varía dependiendo la intensidad y limitaciones que genere.

Estos dolores van desde cierta incomodidad hasta una dolencia que limita nuestro rango de movimiento, y es causado ya sea por un golpe o esfuerzo físico.

Los dolores se manifiestan de manera aguda y esta desaparece en pocas semanas o del tipo crónico que su naturaleza compleja la lleva a durar más de 3 meses.

Por consecuencia de un trabajo forzado o la inflamación muscular de la espalda, Fórmula para el Dolor nos ofrece una respuesta de alivio y sensación de bienestar.

Tipos de dolores musculares de espalda

Entre los dolores que se manifiestan en nuestra espalda tenemos 3 tipos y se conocen con el nombre de lumbalgia, cervicalgia y la dorsalgia.

De entre las 3 la más común es la lumbalgia y afecta la parte baja de la espalda que comprende la zona baja de las costillas hasta la parte alta de los muslos.

El estrés tensional acumulado en los músculos de la zona baja de la espalda comúnmente, causado por alzar un objeto con exceso de peso y realizar movimientos bruscos.

La menos frecuente de estas es la cervicalgia, sin embargo, también es causa de dolor y malestar impidiendo ciertas actividades diarias.

Causas más comunes ¿hasta qué punto me impide este dolor?

Ilustración de hombre tocandose la espalda baja

La causa más común de una dolencia en la espalda se debe a una inflamación muscular ocasionada por el debilitamiento en las fibras musculares debido a movimientos repetitivos.

Las lesiones, producto de una práctica deportiva, sufrir un accidente cuando desempeñamos un trabajo que involucre fuerza física o la consecuencia de una enfermedad como por ejemplo la artritis.

El aumento considerable de peso en el cuerpo, el embarazo, un problema ocasionado por el descontrol hormonal y adoptar malas posturas.

Estas causas comunes de dolor en la espalda originan que a la hora de realizar una actividad nuestro rendimiento diario se vea afectado.

Dos lesiones comunes presentes en nuestra espalda

Un daño que puede manifestarse es la distensión muscular, y esta se debe a que los músculos presentes en la espalda se hayan estirado más de la cuenta debido a un esfuerzo físico.

Otro es un esguince lumbar y sucede cuando los ligamentos encargados de mantener unidad entre los músculos y las articulaciones se desgarran causando el malestar de dolor.

A la hora del médico tratar estas afecciones sin importar cuál sea, la medicación y el cuidado es el mismo. En ambas el dolor es acompañado por la inflamación de la zona afectada.

Cuando la inflamación afecta a los músculos o los ligamentos presentes en la espalda; generan dificultad a la hora de realizar los movimientos.

¿Cuáles son los síntomas presente en un dolor de espalda?

Dependiendo la zona en donde afecte ya sea superior, media o baja de la espalda, este dolor se comporta de una forma distinta.

Se caracteriza por ser una dolencia punzante y molesta variando de menor a mayor intensidad irradiado a la extremidad más cercana ya sea el brazo o la pierna.

Otros síntomas que acompañan el dolor son el hormigueo constante, la sensación de ardor interno y el debilitamiento de las funciones de la extremidad cercana.

Cuando se presenta dolor e inflamación, Fórmula para el Dolor las trata de la mejor manera, ya que gracias a sus componentes es la mejor opción como analgésico y tratando la inflamación.

Mujer con dolor en la espalda baja. Columna vertebral (ilustración)

Situaciones que pueden dar la aparición de estas dolencias

Durante el desenvolvimiento de nuestras actividades diarias, podemos ser propensos a sufrir algún dolor de espalda ya sea porque adoptamos una posición indebida.

Tengamos precaución ante estas situaciones:

1- Cuando permanecemos mucho rato sentado, agachado o parado en una misma posición.

2- Cuando adoptamos una mala postura ya sea al sentarnos o al caminar.

3- Abusamos de los ejercicios de estiramiento.

4- Al inclinarnos o realizar algún movimiento complicado de manera rápida o brusca.

5- Si levantamos, tiramos o movemos un objeto muy pesado de manera indebida.

Medicamentos que trata una dolencia muscular

Los medicamentos más comunes que nuestro médico nos recomendarían de acuerdo con la naturaleza del dolor que sufrimos serían los siguientes:

Analgésicos libres: estos son eficaces para aliviar las primeras señales de dolor. Existen gran variedad, ya sea de venta libre o con receta médica.

Este tipo de medicina trata problemas simples de dolor, y también se puede combinar con antiinflamatorios no esteroides.

Analgésicos con narcóticos: cuando los dolores son más intensos estos analgésicos entran en escena bloqueando los impulsos del cerebro que generan el dolor.

Se debe respetar la cantidad que receta el doctor ya que ha habido casos de muerte por abuso accidental, también pueden generar adicción por lo que se usan por corto tiempo.

Estos causan ciertos síntomas como las náuseas o vómitos, somnolencias, estreñimiento o alteración del juicio. Cuando estamos en tratamiento no se puede ingerir bebidas alcohólicas.

Antiinflamatorios: se encargan de tratar el recrecimiento muscular que se genera cuando hay un dolor en la espalda, hay del tipo esteroides y no esteroides.

Relajantes musculares: este tipo se usa para tratar de manera rápida los dolores que generan los espasmos y estos deben ser prescritos por un profesional de la salud.

Esta clase de medicinas no actúan de manera exclusiva con los músculos sino que también afectan al sistema nervioso, médula espinal y el cerebro.

El consumo prolongado puede causar adicción. En algunas personas puede provocar náuseas, vómitos, confusión y somnolencia, no se le recomienda a conductores ni operarios de maquinarias.

Mano masculina con pastillas azules en la palma

Tratamientos aplicados a la dolencia de espalda

Entre las opciones prácticas que existen para el alivio del dolor muscular en la espalda tenemos los siguientes:

Masajes: existen muchos tipos de masajes que ayudan a que los músculos se regeneren con mayor facilidad, debido a que estos actúan a través del torrente sanguíneo.

Cuando existe tensión muscular por actividades intensas de trabajo, la mejor opción es un buen masaje que ayuda a relajar y aliviar las molestias generadas.

Intervención del hielo: este ayuda mucho a la hora de desinflamar el área afectada por lo que aplicar compresas de agua fría o hielo son una opción muy favorable.

También posee el efecto de adormecimiento, algo que favorece cuando tenemos un dolor muy molesto.

Efectos del calor: el uso de compresas calientes ayuda a la circulación del área afectada y actúa con efectividad cuando hay presencia de dolor.

Quiropráctica: cuando sufrimos de dolencias musculares, músculos extenuados o en periodo de recuperación, los servicios de un profesional en esta materia son valiosos.

Las terapias que aplica favorecen en el aceleramiento de la recuperación en los músculos y también en el alivio de los dolores musculares.

El lumbago. Molestia en nuestra espalda

Es el tipo de dolencia más común que padecemos en la espalda, debido a que el área lumbar es donde se concentra con mayor porcentaje el peso del cuerpo.

Este se manifiesta cuando nos dañamos el músculo o ligamento presente en la espalda, por consecuencia de un movimiento brusco, golpe o una mala posición.

Otra causa de lumbago es, por consecuencia de ciertas enfermedades como la artritis, escoliosis, hernia discal, ciática, estenosis raquídea, entre otras.

Existe una diferencia clara cuando tenemos un dolor simple o una lesión en la espalda, dependiendo de la intensidad del dolor podemos calcular qué tan grave es.

Hombre adulto con fuerte dolor en la espalda. Sentado en un sofa

¿Cuándo debemos acudir al médico?

Es importante tomar a consideración las diferentes causas o consecuencias que originan la dolencia en la espalda ya que puede ser seria.

Tengamos presente las siguientes causas o síntomas que acompañan al dolor:

1- Si comenzamos a padecerlo después de una fuerte caída o golpe directo.

2- Por consecuencia del dolor de espalda comenzamos a padecer de incontinencia.

3- Si tenemos antecedentes relacionados con el cáncer o familiares que padecen de esta enfermedad.

4- Cuando las dolencias se hacen más fuertes al acostarnos e incluso afecta nuestro sueño.

5- Cuando al dolor de espalda es acompañado por fiebre.

6- Si presentamos una zona enrojecida o muy recrecida, ya sea en la espalda o en la columna.

7- Te fallan o sientes debilidad en las funciones de las piernas.

8- Cuando dolor de espalda ya tiene más de 4 semanas.

9- Aparte del dolor también se está experimentando pérdida de peso sin motivo aparente.

Doctor realizando un diagnostico médico a una pareja

Estrategias médicas para el diagnóstico de la espalda

El galeno a la hora de atender el dolor muscular en la espalda dará una serie de preguntas al paciente, al igual que un examen físico para determinar el origen exacto del dolor.

Dependiendo de la gravedad y causa que lo motivó, recomendará medidas simples como el uso de analgésicos de venta libre, hielo, ejercicios y reposo.

Gracias a estas medidas, cuando el dolor no es grave este tiende a desaparecer en un periodo no mayor de 4 semanas y no es necesario realizar ningún examen.

Cuando la situación es más seria y los dolores son acompañados por otros síntomas que impiden el desenvolvimiento de la persona; el médico recomienda realizar:

1- Una radiografía en la zona de la espalda.

2- Una resonancia magnética en la zona lumbar.

3- Una tomografía en la zona de la espalda.

Recomendaciones efectivas para aliviar el dolor

Aparte de la medicación que nuestro médico nos prescribe, debemos tener cierto cuidado en algunas actividades, y esta son las cosas que deberíamos hacer:

-   Cuando la lesión o dolor esta reciente, lo mejor es tener reposo y tratar de no realizar ciertos esfuerzos físicos.

-   Se recomienda en las primeras 48 horas de comenzar el tratamiento aplicar el hielo, para aliviar la inflamación y después aplicar las toallas calientes.

-   Si va a tomar algún analgésico, que sea de calidad. Fórmula para el Dolor ofrece resultados positivos a la hora de tratar dolencias y desinflamar la zona afectada.

-   Al momento de dormir o reposar en la cama, lo mejor es adoptar la posición de costado; usando una almohada entre las piernas para evitar la presión.

-   Al momento de realizar ejercicios trate con los del tipo aeróbico como nadar, caminar  o la bicicleta estacionaria.

-   No podemos alzar, levantar o transportar objetos pesados por lo menos durante mes y medio desde que se comenzó el periodo de recuperación.

-   Se puede pedir al médico que nos refiera a un terapista físico, quien nos ayudará aplicando ejercicios que alivian el dolor.

-   Nuestro medico o terapista nos recomendara cuando se podrán realizar los ejercicios de estiramientos, ya que estos pueden ser contraproducente en la etapa inicial.

¿Qué podemos hacer para fortalecer los músculos de la espalda?

Cuando nuestro cuerpo y nuestra musculatura está en óptimas condiciones; el riesgo de padecer una dolencia muscular en la espalda es menor.

Ciertos ejercicios se encargan de fortalecer y tonificar el área de la espalda, lo que es de beneficio para las personas que padecen de esta parte del cuerpo.

Dichos ejercicios ayudan a acelerar el periodo de recuperación de la espalda, fortaleciendo los músculos que normalmente, no usamos en las actividades diarias.

Mujer joven realizando ejercicios para la espalda y gluteos

¿Cuales ejercicios me benefician más?

A la hora de escoger los mejores ejercicios estos deben trabajar los músculos extensores, flexores y oblicuos, que están distribuidos por toda la espalda.

Los mejores ejercicios que debemos realizar son aquellos que ayuden en el alivio y fortalecimiento de la espalda y acompañado con ejercicios aeróbicos simples.

Trabajar toda la espalda y los músculos que lo componen significa tener una mejor composición a la hora de resistir un periodo de estrés muscular y no salir dañado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *