Mujer joven que da masajes a su pie doloroso de ejercitar y correr, estilo de la vendimia.

Dolor en los dedos del pie ocasionados por lesiones

Dolor en los dedos del pie ocasionados por lesiones

Última actualización: 06-01-2019. Equipo Nutricioni

Mujer joven que da masajes a su pie doloroso de ejercitar y correr, estilo de la vendimia.

El dolor en los dedos del pie se puede deber a muchas causas. Siendo las más comunes uña encarnada, celulitis, paroniquia, enfermedad de Raynaud o sobreuso.

Es una especie de molestia que se manifiesta en cualquier parte del pie. Como el empeine, el talón, los dedos o la planta.

Este también puede ser debido a la  hinchazón de alguna articulación. Como artrosis, artritis reumatoide o gota.

En algunos casos puede manifestarse el dolor debido a trastornos como dedo de mazo, martillo o garra. O protuberancias como juanete de sastre, callos o juanetes.

Se debe acudir a un médico cuando se presenten síntomas de fiebre o de alguna articulación inflamada. O si se presenta enrojecimiento, ampollas o sarpullido en la parte afectada.

Las infecciones pueden volverse crónicas en individuos con diabetes.

Algunas molestias pueden ser causadas por permanecer de pie por largo tiempo, sobrepeso o envejecimiento.

También son causas comunes: pie deforme, calzado que no posee buena amortiguación, lesiones, actividades deportivas, caminar en exceso o traumas.

El pie está constituido por 33 articulaciones, 28 huesos, más de 40 tendones y músculos y 100 ligamentos. Hay muchas causas que pueden desestabilizar el normal funcionamiento del pie.

Hay enfermedades como es el caso de la artritis crónica que suele causar dolor en los dedos del pie. Los pies deben estar sanos porque son los que nos permiten mantener el equilibrio del cuerpo.

Los dolores en los dedos pueden ser causados por capsulitis, la inflamación de los ligamentos que rodea el 2 dedo del pie.

Enfermedades que pueden ocasionar dolores en los pies

Juanetes: son unas prominencias que aparecen en la base del dedo gordo. Ocasionadas cuando el dedo gordo del pie presiona al dedo adyacente.

Provocando que la articulación adquiera mayor tamaño y sobresalga.

Callos: ocurre cuando la piel se engrosa debido a la presión o fricción. Formándose en la parte superior o en los laterales de los dedos del pie.

O en los talones. Puede ser ocasionado por calzado mal ajustado.

Gota: es una enfermedad asociada con la artritis y se manifiesta por enrojecimiento, inflamación  y fuerte dolor.

Presentando sensibilidad a nivel de las articulaciones. Es muy frecuente en el dedo gordo del pie.

Dedos en  martillo: son deformaciones que se curvan en forma de garra. Ocasionado por el desequilibrio de los músculos, los ligamentos o los tendones que se encargan de mantener alineados o rectos los dedos del pie. Esta enfermedad afecta entre el segundo y el cuarto dedo del pie.

Arcos caídos: es lo que se conoce como pie plano y ocurre cuando la planta del pie toca el nivel del suelo.

Al caminar o ponerse de pie causando inflamación del tobillo y el  pie.

Neuroma de Morton: es un tipo de enfermedad que afecta el metatarso entre el 3 y 4 dedo del pie causando dolor.

Se presenta un engrosamiento del tejido que circunda los nervios de los dedos del pie. Los dedos pueden presentar ardor, adormecimiento o picazón.

Fascitis plantar: el tejido grueso que se localiza en la planta de pie se inflama. Este tejido forma el arco del pie y conecta los dedos al calcáneo.

Verrugas plantares: son llagas o bultos que se manifiestan en los puntos que soportan el peso o en los talones.

Son causadas por el virus del papiloma humano. Este entra a través de grietas, puntos débiles o pequeños cortes en la parte posterior del pie.

Pie diabético: es la pérdida de la sensación a nivel de los pies. Se pueden presentar llagas, ampollas y cortaduras y no sentirlos causando infecciones o úlceras.

Causas del dolor en los pies y tratamientos

Los dolores en la planta de los pies pueden ser ocasionados por varias causas. Siendo la principal la fascitis plantar.

Esta puede ser ocasionada por el uso de tacones por muchas horas. El estiramiento de los ligamentos y tendones al correr. Y el dolor se manifiesta al descansar, correr o caminar.

Otra causa frecuente de dolor es el ocasionado por  el uso de sandalias y permanecer de pie por mucho tiempo.

Entre las posibles causas podemos destacar:

Inflamación de la fascia: es el tejido que recubre los tendones de la planta del pie. Provocando dolor en la planta del pie o en el talón. Este tipo de dolor se manifiesta en la mañana. Y el uso de agua fría puede calmar el dolor.

Espolón del calcáneo: es un dolor intenso que se presenta en la planta del pie o el talón. Una compresa de hielo puede aliviar el dolor.

Torcedura del pie: colocar compresas de hielo alrededor del tobillo o el pie. Y elevar los pies acostados boca arriba.

Pie torcido o plano: este tipo de lesión amerita de fisioterapia o uso de zapatos ortopédicos o plantillas para corregir la curvatura del pie.

Demasiada actividad física: para calmar la inflamación o el dolor se deben remojar los pies en agua fría o caliente. O acostarse boca arriba y elevar los pies.

Metatarsos inflamados: se presenta dolor detrás de los dedos a nivel de la planta del pie. Para esto se deben colocar los pies en una bañera con cubitos de hielo para aliviar la hinchazón.

Pierna más corta que la otra: para nivelar el tamaño de las piernas se usan plantillas y en casos severos se aconseja la cirugía.

Mala pisada: hay personas que pisan sobre el borde del pie y no sobre la planta. Para ello se debe realizar fisioterapia que corrija la postura del pie en el piso.

¿Por qué me duelen los talones? Posibles tratamientos

El dolor en los talones puede ser ocasionado por una mala forma de caminar. Produciendo tensión en los tejidos blandos y en los huesos del talón.

Esta tensión puede ser provocada por caminar, saltar o correr sobre superficies irregulares. Por presentar alguna herida, tener sobrepeso o utilizar un mal calzado.

El dolor del talón puede manifestarse en la parte posterior, anterior o inferior del talón.

Existen varias causas que provocan cambios en la forma de pisar o en la fisionomía del pie. Como espolón calcáneo, obesidad, bursitis, gota entre otras.

El diagnostico de esta enfermedad lo determina un traumatólogo más la intervención de un fisioterapeuta. Para identificar la posible enfermedad y recomendar los tratamientos.

Entre las causas que provocan dolor en el talón tenemos:

Bursitis del talón: la Bursa es una especie de bolsa localizada entre el tendón de Aquiles y el hueso del talón. Funciona como amortiguador.

Cuando se presenta dolor en la parte posterior del talón hay inflamación. Impidiendo el movimiento del pie.

Se recomienda usar compresas de hielo, realizar ejercicios y estiramientos, usar aparatos de fisioterapia.

Disminuir los entrenamientos y tomar antiinflamatorios.

Golpe: es un tipo de traumatismo ocasionado por una contusión, una carrera o un salto debido al desgaste de los zapatos. Este tipo de lesión puede ocurrir en los huesos, los músculos o la piel.

El tratamiento más eficaz es guardar reposo entre 3 días a 1 semana.

Si el dolor persiste es necesaria la opinión de un especialista que diagnostique el grado de la lesión y determine si es necesario la inmovilización de la zona o el uso de antiinflamatorios.

Enfermedad de Sever: es un dolor que se manifiesta en la zona de la placa de crecimiento del hueso.

Afectando a los jóvenes que realizan ejercicios de impacto. Como saltos, carreras, bailarines y gimnasia artística que utilizan frecuentemente la punta de los pies.

El tratamiento recomendado es disminuir los saltos y la intensidad de los entrenamientos. Uso de plantillas para el talón y uso de cubos de hielo.

Especias Pimienta De Cayena en cuenco de madera, plato y cuchara, en Mesa De Madera, pimientos

Remedios para aliviar los dolores articulares

Hay una serie de remedios naturales que poseen efectos analgésicos y antiinflamatorios.  Que ayudan aliviar los síntomas causados por el desgaste de los cartílagos de las articulaciones.

Semillas de onagra: estas semillas contienen un aceite con propiedades antiinflamatorias, depurativas y antioxidantes. Esenciales para reducir los dolores y la rigidez.

Sauce blanco: contiene propiedades medicinales en su corteza, hojas y amentos. Posee compuestos salicílicos con efectos antiinflamatorios, antitérmicos, antiespasmódicos y antirreumáticos.

Muy utilizados para aliviar dolores al igual que Aliviáne que contiene extracto de sauce blanco entre sus componentes naturales. Y alivia las molestias provocadas por la tendinitis, dolores en la espalda y bursitis.

Abedul: es un árbol que contiene en sus hojas sustancias flavonoides con propiedades antiinflamatorias y depurativas. Además de sales potásicas.

Muy indicado para aliviar los dolores producidos por la artritis, gota y artrosis.

Jengibre: es una especia aromática con efectos medicinales y curativos. Es considerada un antiinflamatorio natural. Contiene minerales, aminoácidos y vitaminas además de aceites esenciales.

Indicado para calmar los dolores ocasionados por la artrosis, la fatiga o por el desgaste de las articulaciones.

Al igual que lo hace Aliviáne que contiene extracto de raíz de jengibre entre sus componentes naturales. Se consume en forma de cápsula. Alivian los dolores causados por sobreesfuerzos y lesiones.  

Pimienta de cayena: es un tipo de especia picante de color rojo que contiene capsina con propiedades antiinflamatorias. Contiene vitamina E y A y carotenoides con efectos antioxidantes.

Poseen vitamina C que interviene en la producción de colágeno que favorecen el buen estado de los huesos, órganos y vasos sanguíneos.

Ayuda a combatir los procesos inflamatorios debido a su contenido de capsina. Alivia los dolores causados por la psoriasis y la artritis. Alivia los dolores de cabeza.

Bromelina: es una enzima natural que se localiza en el tallo de la piña.

Y se encarga de descomponer o hidrolizar las proteínas.

Es un tipo de enzima proteolítica que interviene en los mecanismos digestivos del organismo.

Al igual que Aliviáne que contiene bromelina entre sus componentes naturales. Alivian los dolores ocasionados por las lesiones físicas.

Alimentos para disminuir los dolores musculares

Cuando llevamos una vida sedentaria y comenzamos hacer ejercicios es normal que sintamos dolores musculares.

Los alimentos con alto contenido de proteínas y aminoácidos ayudan a fortalecer los músculos y los tejidos corporales.

Hay una serie de alimentos que ayudan a disminuir los dolores musculares. Entre estos encontramos:

  • Arándanos: poseen propiedades antioxidantes y favorecen el alivio de los dolores causados en los músculos por la actividad física.
  • Granada: posee propiedades antioxidantes y antiinflamatorias indicadas para disminuir los dolores musculares.
  • Papaya: es una fruta que contiene vitaminas, hidratos de carbono, betacaroteno y agua.

Además de papaína que es una enzima proteolítica que digiere las proteínas y neutraliza los ácidos gástricos.

Esta enzima posee propiedades antiinflamatorias al igual que Aliviáne que contiene papaína entre sus componentes naturales. Y ayuda a mejorar los síntomas causados por lesiones, edemas y hematomas.

  • Arroz integral: posee carbohidratos complejos que actúan como combustible en la producción de proteínas.

Favoreciendo la reparación de los músculos.

  • Col rizada: contiene vitamina C que alivia los dolores musculares.
  • Requesón: contiene vitamina D actuando como protector de los dolores articulares y aminoácidos que alivia los dolores musculares.
  • Germen de trigo: es rico en vitamina E para favorecer la disminución del daño oxidativo causado por los ejercicios.

Además de aliviar los dolores musculares.

  • Cacao: posee antioxidantes, vitamina B y magnesio que ayudan a disminuir el estrés que causa el ejercicio.

Equilibra los electrolitos e incrementa los niveles de energía.

  • Huevos: contienen proteína necesaria para estimular el crecimiento de los músculos.
  • Café: su contenido de cafeína disminuye los dolores musculares ocasionados por el ejercicio físico.
  • Frutos secos: contienen ácido grasos omega 3 de origen vegetal, zinc y proteínas que participan en el crecimiento muscular.  Promueve la hidratación e incrementar la inmunidad.

Estas frutas ayudan a equipar las reservas de glucógeno después de los entrenamientos.

  • Salmón: posee proteínas, ácidos omega 3 y antioxidantes con propiedades antiinflamatorias.

Considerado el alimentos perfecto después del entrenamiento. Ya que ayudan a disminuir los procesos inflamatorios.

Además de fortalecer y restaurar los tejidos musculares.

hielo para el dolor del pie, pie en una cubeta con hielo debido a la inflamacion, pie herido, inflamado

Consejos para aliviar los dolores de los pies

1.- Aplicar compresas frías. Aplicar compresas en las zonas que presenten dolor o causen molestias.

Es recomendable colocar un trapo enrollado con cubitos de hielo. Y presionarlo con la mano por 10 minutos.

2.- Estirar con gomas. Para esto se atan los extremos de unas medias elásticas se coloca el dedo gordo y se estira hacia los lados.

Este ejercicio ayuda a fortalecer el pie y disminuye el dolor.

3.- Masajes. Se deben empapar las manos con aceite de oliva y flores de lavanda secas.

Sumergidas en agua tibia para masajear el área lesionada y aliviar los dolores. Se debe realizar de forma diaria.

4.- Usar zapatos cómodos. Es recomendable usar zapatos amplios y cómodos para disminuir la fricción en la parte dañada del pie.

Preferiblemente calzado suave y cerrado.

5.- Es muy recomendable disminuir los consumos de sal, azúcar y grasas para disminuir los valores de ácido úrico en la sangre.

6.- Se sugiere el consumo de vegetales, pescado, frutas, cereales integrales y frutos secos.

7.- Perder un poco de peso. La fascia plantar se ocasiona cuando hay que hacer sobreesfuerzo para soportar el peso.

Aumentando la inflamación. El peso ideal hace que esta molestia desaparezca.

8.- Elegir calzado con amortiguación. Si se sufre de algunos problemas a nivel de los pies es recomendable elegir calzados que amortigüen.

Y sean flexibles. Además de ello se deben evitar los ejercicios de impacto y seleccionar los de  baile o carreras.

9.- Usar la técnica de la botella congelada. Colocar una botella con agua congelada en el piso y rodarlo con el pie.

Entre 10 y 15 minutos. Repetirlo entre 4 y 5 veces al día para aliviar las inflamaciones y las molestias.

No dejar en pie largo tiempo sobre la botella para evitar quemaduras.

10.- Realizar estiramientos. Se debe estirar el tendón de Aquiles, los tobillos y los gemelos.  

Para disminuir los dolores. También se sugiere caminar descalzo con los pies de puntillas.

Sentarse y apoyar los pies en el piso. Y soltar y agarrar trozos de tela con los dedos.

11.- Elevar los pies. Acostarse boca arriba y colocar los pies sobre una almohada. Para disminuir la inflamación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *