Dolor de estómago y diarrea, una combinación peligrosa

Dolor de estómago y diarrea, una combinación peligrosa

Última actualización: 04-01-2019 por Editor Pedro.

Ilustración de mujer en el baño con fuerte dolor de estomago

Un dolor de estómago es un padecimiento muy común y que en la generalidad de los casos desaparece espontáneamente sin tratamiento o administrando algún medicamento.

Sin embargo, las causas de un dolor de este tipo son variadas y hasta puede ser una combinación de dolor de estómago y diarrea.

Una gastritis o un exceso de gases, café en exceso, comidas picantes, estrés, demasiado consumo de bebidas alcohólicas, estados alterados de ansiedad, son causas probables.

Lo cierto es que todas las razones anteriores, serán solo especulaciones hasta la consulta correspondiente al gastroenterólogo, exámenes de laboratorio en mano.

Los dolores de estómago, aunque frecuentes y generalmente de poca importancia, si permanecen más de lo debido afectando al sistema digestivo, es una señal de daños. De cualquier manera es fácil sospechar, mediante una breve revisión a conciencia de lo que hemos ingerido, si se trata de una diarrea a punto de estallar, o en curso.

En el caso de que, aún con los cuidados básicos iniciales, no cedan los síntomas del dolor de estómago, la consulta médica es imperativa. Si la causa es una diarrea, de tipo viral o aguda, ya pasamos a un punto delicado en caso de la presencia de una bacteria agresiva más allá de nuestro sistema inmunológico.

La primera señal

El dolor de estómago, en la mayoría de los casos, es la primera señal de la presencia de la diarrea o de cualquier alteración del tracto intestinal. Puedes estar seguro de que si se trata de una diarrea, vendrá acompañada de cierta acidez, dolor de cabeza, vómitos y una alta frecuencia de deposiciones fecales blandas.

Dos causas muy frecuentes, y debidas a los excesos de la ingesta de harinas por ejemplo, son la úlcera gástrica y la gastritis. La úlcera y su respectivo dolor de estómago, se originan en la presencia de una bacteria muy resistente y que vive atornillada en la mucosa del estómago.

Por otro lado y para cerrar esta exposición de causas, una de las razones de un dolor de estómago frecuente es la de la ingesta involuntaria de ciertas toxinas. El arsénico por ejemplo, es una de esas toxinas presentes en el agua, en los pesticidas y otros productos industriales y que son relativamente fáciles de ingerir.

¿Porque tengo dolor de estómago?

El dolor estomacal o dolor de estómago, como comúnmente se designa al dolor abdominal, proviene de una infinidad de alteraciones. Las disfunciones estomacales pueden ocurrir en los órganos constitutivos del aparato digestivo y se ubican y se sienten, en la zona abdominal superior de nuestro cuerpo, entre el pecho y la ingle. .

Hay que dejar claro que un dolor de estómago, no tiene distingos de género, es decir que si eres hombre o mujer, igual las causas valen tanto para uno como para el otro. Amén de que seas mujer y estés embarazada, entonces más adelante revisaremos el caso ya que tal condición introduce características especiales.

Es muy difícil determinar si el dolor que estamos sintiendo en la zona del abdomen, corresponde o se localiza precisamente en el estómago.

Pero comencemos por el principio. ¿Qué es el estómago? Es la parte del tubo digestivo situada entre el esófago y el intestino. Allí se mezclan y almacenan los alimentos ingeridos que se van vaciando en pequeños intervalos hacia el duodeno.

Puede parecer poco creíble pero lo cierto es que una de las causas de un dolor de estómago es la falta de alimentación por más de 10 horas continuas. Es decir, el hambre sostenida por muchas horas es causa de dolor de estómago y puede ser dañino para la salud.

Nuestra recomendación es consumir un suplemento contra la aparición de las alteraciones estomacales: BioBacflor, la mejor fórmula en el tratamiento estomacal.

Dolor de estómago por falta de alimentación

El síntoma característico de las largas horas, más de 10, sin ingerir algún tipo de alimentos, es el hambre aguda. Debido a esta condición nuestro cerebro inicia una serie de alertas para que se abastezca el cuerpo de alimentos y energía.

Por supuesto que se comienza a sentir debilidad, hasta dolor de cabeza, y si son muchas más horas, se inicia una confusión, fallas en la vista y en la movilidad. Sin duda que ante esto, el dolor de estómago es inevitable.

Existen otras señales a las que debemos atender y que nos indican hambre y la ausencia de alimentos en el estómago. Ese dolor abdominal que se siente cuando se estira la boca del estómago y se activan movimientos en el tubo digestivo que suceden cuando pasan los alimentos.

Obviamente que al no haber alimentos en el tracto, estos movimientos para agilizar el tránsito intestinal, produce ese dolor que se siente a causa del hambre.

En caso de que se mantenga por varias horas más la ausencia de alimentos en el estómago, se presentarán dolores más fuertes por contracciones y arritmias. Al estar al alcance de los alimentos, después de pasar tantas horas sin comer, lo mejor será una ingesta suave y no de mucho volumen para revertir el dolor.

Si al cabo de unas horas, la sensación de hambre continúa, a pesar de haber ingerido los suficientes alimentos, la recomendación será consultar al gastroenterólogo. Pueda que de permanecer la condición anterior, la falta de nutrientes sea la causa, es decir, que nuestra alimentación no sea la adecuada.

Como comentario al caso, debemos decir que el estómago al llegar a la edad adulta, mantiene su tamaño. No es verdad que al comer mucho o poco, el estómago se estire o se encoja en un volumen dado según la cantidad de comida.

El estómago es flexible en su capacidad de almacenamiento, pero no es conveniente forzarla y causar daños posiblemente irreversibles.

Hay que tener mucho cuidado al comer después de muchas horas de no haberlo hecho, ya que la ansiedad puede causar la continuidad del dolor de estómago. Al comer demasiado o aceleradamente o alimentos inadecuados ricos en grasas por ejemplo, disparamos mecanismos que captan las alteraciones repentinas.

La combinación dolor de estómago y diarrea

La presencia de un dolor de estómago en curso, no significa que sea causada invariablemente por la acción de una diarrea. En contraposición a lo expuesto, una diarrea en curso si va de la mano con un dolor de estómago, ya que la actuación de una diarrea afecta el proceso de digestión.

Cualquier alteración negativa sobre el aparato digestivo, recae sobre varios de los componentes del mismo, modificando sus funciones. El dolor de estómago es inevitable.

Es decir, el dolor de estómago, va de la mano con la diarrea pero, la diarrea no acompaña al dolor estomacal en sus apariciones. El dolor estomacal, que puede ser o formar parte del dolor abdominal o no, tiene diversos orígenes y entre ellos la diarrea.

De hecho, muchos síntomas pueden confundirse con los de una diarrea y no porque esté presente un dolor de estómago, deba serlo. La diarrea no se hace presente por un dolor de estómago, en todo caso este dolor, sería un síntoma de la diarrea.

Un dolor estomacal puede ser ocasionado por la deshidratación típica que puede causar la diarrea, y si se agudiza, el dolor de estómago podría resultar en una enfermedad. Esa combinación, dolor de estómago y diarrea o viceversa, cuando se presenta, si podría ser peligrosa si no se determina a tiempo la causa y el tratamiento efectivo.

Podemos concluir que al menos no tenemos evidencia de que exista una conexión de dos sentidos entre el dolor de estómago y la diarrea. La diarrea en todas sus expresiones va asociada con el dolor estomacal, pero éste dolor no precisa de la diarrea para aparecer.

De cualquier manera y en cualquiera de los dos casos, nos permitimos recomendar incluir en la ingesta diaria,, nuestro producto, el BioBacflor, un complemento nutricional formulado especialmente para el tratamiento de las alteraciones estomacales del aparato digestivo.

Por ejemplo, hasta una depresión continuada, puede producir una disfunción importante en el desempeño del aparato digestivo, y en particular en el estómago. También podemos encontrar que algunas personas dependiendo de su edad, o de otros factores, son más susceptibles a padecer de algún trastorno en el estómago.

Los niños o los jóvenes, son más propensos a contraer enfermedades estomacales, en tanto que no se han desarrollado completamente.

¿Qué es lo que causa el dolor estomacal?

espasmos estomacales, dolores en el estomago, hombre adulto mayor con dolores en el estomago

Vamos a revisar una relación de las causas más probables de un dolor de estómago. Es interesante aprender sobre la variedad de factores que pueden conducir a un desarreglo estomacal.

Desde las más sencillas y hasta las más complicadas experiencias. Las razones por las cuales podemos enfrentar o padecer un dolor de estómago, son diversas, puede ser desde una úlcera péptica, o hasta una comida mal preparada.

Veamos algunas de las más comunes e importantes.

La úlcera estomacal, y la gastritis, la primera, comúnmente causada por la helicobacter pylori, una bacteria muy resistente y que se atornilla en n la mucosa del epitelio gástrico. La segunda, debido al consumo prolongado de medicamentos como la aspirina o el ibuprofeno, además de consumo exagerado de alcohol e infecciones estomacales.

El ardor del estómago o acidez estomacal puede ser provocado por la ingesta de ciertos alimentos, por lo que vamos a revisar una relación de los más conocidos.

En primer lugar tenemos a la cebolla cruda, al consumirla, aún limpia, es decir, bien lavada y sin cocinar, puede ser la causa de un buen dolor de estómago por acidez.

Por otro lado, el ajo consumido en cantidades, puede ser causa de reflujo en las personas propensas. En el caso de la presencia de una úlcera estomacal, el efecto es aún mayor.

El café promueve la secreción gástrica y facilita la aparición de la acidez estomacal. No es buena idea consumir más de lo necesario aunque tiene un efecto estimulante muy usado.

Las bebidas alcohólicas, la cerveza, el vino, el ron y otras, tienen el efecto de relajar los esfínteres, lo que lleva al estómago a producir más ácido y su consiguiente ardor.

Sin duda los cítricos pueden producir acidez. La naranja, el limón, la mandarina o la lima, podemos contarlas dentro de este grupo.

Los chocolates llevan también a la relajación del esfínter estomacal, por lo que dan paso a la entrada de la acidez.

Pizzas, hamburguesas, hot dogs, papas o patatas fritas, y fritangas en general, son muy pesadas y provocan lentitud digestiva, dejando atrás, ácidos que retornan al esófago.

Nuestra recomendación para esta sección es la de nuestro producto, el BioBacflor, la mejor fórmula en el tratamiento estomacal.

Dolor de estómago y diarrea en los niños

Niña acostada en una cama con fuerte dolor de estomago

Es especialmente delicado el tema de la diarrea y el dolor de estómago que se presenta en los niños. Esta condición es tan delicada, que hasta la muerte puede llegar a causar de no atenderse o diagnosticarse a tiempo.

La consiguiente deshidratación que se produce en el desarrollo de la diarrea, inclusive si es leve y no se cuida o no se ingieren los líquidos necesarios, es causa de padecimientos. El dolor de estómago que acompaña el cuadro diarreico en los niños tiende a agudizarse con facilidad.

Lógicamente no hace falta que un niño tenga diarrea para que se le presente un dolor de estómago.

En todas las edades infantiles, el dolor de estómago puede tener varias razones para su aparición, no necesariamente tiene que ser una razón de cuidado. Sólo cuando después de un tratamiento básico durante unos pocos días, el dolor no ceda.

Sugerimos que apenas se detecte el dolor abdominal o de estómago, trate de que el niño lo describa, de manera de saber en dónde lo siente, que siente y la magnitud del dolor.

Éste dolor de estómago, podría ser el inicio de una diarrea y como una sana recomendación, no lo automedique.

Con los niños hay que tener mucho cuidado, en tanto que una diarrea crónica prohíbe el uso de ciertos medicamentos para reducir las deposiciones aumentando consistencia.

Vamos a ver cuatro consideraciones especiales para las características de los dolores de estómago en los niños.

En primer lugar, el dolor de estómago, podría ser realmente un dolor abdominal expandido desde el pecho y hasta la ingle. El caso es que si se trata de esta condición, puede que se trate de un virus estomacal, gases, estreñimiento o una indigestión común.

Continuamos con un dolor parecido a un calambre que en muchas ocasiones se trata de la aparición de una diarrea leve.

Si se trata de un cólico, el dolor es intenso pero es temporal y se presenta intermitente.

Si el dolor está localizado en una zona del abdomen, habrá que revisar la posibilidad de una úlcera estomacal o de una hernia, es decir del intestino retorcido.

Dolor de estómago y diarrea en adultos mayores

El dolor de estómago se denomina técnicamente dispepsia. En general y en todas las edades se caracteriza por la aparición de una sucesión de alteraciones de las funciones del aparato digestivo.

Las alteraciones en el sistema digestivo originan, dolores agudos y de mucha intensidad o leves y constantes. Estos dolores, generalmente están relacionados con alguna patología digestiva.

Se debe estar pendiente de la intensidad de los dolores, ya que no siempre revela, la gravedad o importancia de la alteración digestiva o estomacal. Un dolor agudo de una gastroenteritis, de origen viral no reviste mayores efectos, pero puede que apenas sientas dolor y se trate de una úlcera estomacal.

Particularmente las mujeres pueden presentar dolores de estómago a causa de la presencia de la menstruación o los cólicos menstruales.

Otra de las causas frecuentes en la aparición del dolor estomacal, es una intoxicación alimentaria en compañía de una gastritis.

Se recomienda realizar los exámenes, evaluaciones y chequeos necesarios para determinar posibles intolerancias alimentarias, como la intolerancia a la lactosa.

Ingerir sin conocimiento de causa, algún alimento que no se tolere, producirá un dolor de estómago permanente o crónico y que puede afectar sensiblemente a los ancianos.

Las personas con intolerancia a algún alimento, como los celíacos, es decir con intolerancia al gluten, deben tener cuidados especiales al ingerir alimentos. En caso de no de no darse cuenta del contenido, uno de los efectos es la pérdida de peso por diarreas, vómitos, pérdida de masa muscular y anemia por falta de hierro entre otros.

En el caso de los adultos mayores, la diarrea es una alteración muy delicada, porque aparte de una posible deshidratación, puede ser causada por alguna infección viral.

Y es así como recomendamos estar atentos a ciertas señales que podrían revelar la naturaleza de la diarrea.

Durante el curso de una diarrea, será conveniente encender las alarmas cuando se observe:

  • Sangre o pus en las deposiciones.
  • Señales de deshidratación y resequedad en la boca.
  • Sospechas de diarrea crónica.
  • Continuidad de la diarrea en horas nocturnas.
  • Fiebre.
  • Pérdida de peso corporal.

Es muy importante la consulta en caso de dispararse las alarmas. No consumir medicamentos sin prescripción médica, aún si son de venta libre y tener mucho cuidado con los antibióticos.

Dolores estomacales y diarrea durante el embarazo

El dolor estomacal y su condición asociada, la diarrea, son alteraciones digestivas normales durante el embarazo. Es más la diarrea se puede sumar como un síntoma más de un embarazo, ya que es más frecuente de lo normal durante algunas de las etapas.

La mala digestión, los vómitos, las náuseas y por supuesto, el dolor de estómago asociado, pueden ser la causa de la diarrea en los primeros meses de embarazo. Estos síntomas se deben a los primeros cambios corporales que se producen debido a esta condición.

Él bebe aumenta la presión sobre el estómago de la madre en los últimos meses del embarazo, por lo que será la causa de nuevos episodios de diarrea. Otro tanto sucede en las últimas semanas pero en este caso debido a excesos en la comida, la ansiedad o alguna posible infección.

Les mencionamos algunas de las razones para la presencia de diarrea en el embarazo:

  • Las modificaciones en la dieta diaria para incluir mayor cantidad de fibra.
  • La dificultad de digerir a causa de las náuseas y los vómitos.
  • Varios síntomas, entre ellos el estreñimiento, lentitud en la digestión, son producto de la acción propia de las hormonas del embarazo.
  • La diarrea se puede manifestar también en el embarazo a causa de una intolerancia temporal a la lactosa al elevar su consumo de leche.
  • El consumo de algunas vitaminas y medicamentos para la condición prenatal, producen modificaciones en las características de las deposiciones. Si hablamos de complejos vitamínicos, estos actúan bajo principios activos causantes de las diarreas, además del hierro promotor del estreñimiento.
  • Las mujeres en estado, son muy susceptibles a los ataques de los virus estomacales y a las bacterias causantes de la diarrea.  Mujeres embarazadas, con padecimientos de inflamación en el intestino, o intestino irritable, pueden contraer diarrea leve o aguda a lo largo del embarazo.

Para finalizar debemos agregar nuestra recomendación en todo caso, y es la del uso del suplemento BioBacflor, científicamente formulado y fabricado para el combate efectivo de la diarrea y por consiguiente contra el dolor de estómago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *