Feliz pareja está acostada en la cama juntos. Disfrutando de la compañía de cada uno.

Disfunción eréctil: tratamiento natural y efectivo

Disfunción eréctil: tratamiento natural y efectivo

Última actualización: 15-03-2019. Equipo Nutricioni

La copulación, aunque no es el único elemento de una relación sexual, es en la mayoría de los casos muy importante. Pero la copulación no es posible sin la erección por parte del varón.

Cuando el hombre está saludable, sin cansancio, sin preocupaciones y tiene el estímulo adecuado, es capaz de tener erecciones firmes y suficientemente duraderas para lograr la satisfacción de su pareja y la suya propia.

Eventualmente un hombre puede fallar en sus erecciones, por las causas diversas: cansancio, preocupaciones, enfermedad, poca estimulación, malos hábitos alimenticios, uso de alcohol y drogas, sólo por nombrar algunas.

amor en intimidad, Hermosa joven pareja tendido en la cama, abrazando

Pero si el problema es recurrente, entonces se habla de disfunción eréctil. En este caso el hombre no logra mantener una erección firme y duradera para realizar la copulación.

Es un problema que puede suceder a cualquier edad, aunque a medida que envejece, el hombre tiene más probabilidades de padecerlo. Casi la mitad de los hombres de más de 40 años pueden tener episodios de disfunción eréctil en algún momento.

El mecanismo mediante el cual se produce la erección requiere que suceda una serie de eventos bioquímicos, psicológicos y mecánicos.

Cuando alguno de estos eventos falla, aparece la disfunción eréctil. Esto puede deberse a algunas de las causas mencionadas antes.

Para los hombres, tener erecciones  firmes y duraderas representa la posibilidad de satisfacer las demandas del propio cuerpo y el de su pareja sexual, y además refuerza su autoestima.

Convertirse en un amante exitoso es motivo de preocupación para muchos, el temor a no rendir o a fallar y el miedo a ser rechazado genera aún más ansiedad y dificulta el objetivo de tener buenas erecciones y ser un buen amante.

Esta carga es mucho mayor en el hombre que en la mujer. Una mujer puede fingir estar satisfecha con mucha credibilidad, pero un hombre no puede fingir una erección.

Por eso muchos incluso siendo jóvenes y sanos, recurren a  los fármacos para asistir al acto sexual con más seguridad y disminuir las posibilidades de fallar en sus erecciones.

La seguridad de sentirse un hombre preparado para la acción, aporta valiosos beneficios a la salud fisiológica y mental. Pero esta seguridad también puede alcanzarse por medios naturales sin la necesidad de recurrir a medicamentos con efectos secundarios.

Los orígenes de la disfunción eréctil

La impotencia, también llamada disfunción eréctil, es cuando el hombre pierde la capacidad de tener una erección o mantenerla con la suficiente dureza y tiempo como para realizar el coito.

La dificultad para tener una erección o mantenerla puede ocurrir de vez en cuando, sin que esto sea motivo de alarma. Cuando esta situación es frecuente, entonces puede sospecharse de un problema de impotencia.

En la mayoría de los casos hay una razón física para conseguir o mantener una erección. Lo más probable es que se trate de una enfermedad subyacente, casi siempre de origen cardiovascular o metabólico, como la diabetes.

Por esta razón conviene consultar con el especialista a la brevedad, para descartar que este factor sea el causante principal de la impotencia.

Ahora vamos a los factores psicológicos. Si el hombre algunas veces ha fallado por diversas causas, esto le puede afectar en su autoestima y en su seguridad. Y el temor más que otra cosa hará que nuevamente falle.

Sólo en el caso que no se consigan causas fisiológicas se recurre a la ayuda psicológica. Los médicos sexólogos o los psiquiatras, son los más indicados en estos casos porque tienen formación médica y psicológica.

Los terapistas sexuales son profesionales que, siguiendo las indicaciones del médico, llevan a cabo una serie de ejercicios para lograr restaurar la seguridad y el estado mental positivo del paciente.

Por supuesto que se corre el riesgo de una relación de dependencia entre el paciente y el terapeuta, pero los buenos profesionales saben cómo manejar este posible riesgo.

La impotencia también puede tener un origen hormonal. Por ejemplo, es conocido que con la edad hay tendencia a la disminución en los niveles de testosterona, con lo que disminuyen el deseo y también la potencia sexual.

Reconociendo la disfunción eréctil y sus causas

Los síntomas de la impotencia pueden resumirse así:

  • Dificultad permanente y recurrente para tener una erección, aún cuando hay estímulo adecuado para que ella ocurra.
  • Indefectiblemente y en cada oportunidad hay problemas para mantener el pene erecto.
  • Disminución del apetito y deseo sexual.

Debe consultarse al especialista médico cuando se note que:

  • Hay una preocupación permanente con el tema de la erección y problemas relacionados con las relaciones sexuales como eyaculación precoz o eyaculación tardía.
  • Cuando se sabe que se padece de otros problemas médicos, como diabetes, hipertensión, problemas hormonales y otros que puedan afectar las relaciones sexuales.
  • Cuando además de la dificultad para tener y mantener erecto el pene, se tienen otros síntomas, como depresión, dolores, dificultad para dormir, dificultad para orinar y otros.

Como dijimos, la excitación sexual del varón que finalmente conduce a la erección, es un proceso complejo que involucra varias partes y procesos del organismo: el cerebro, las hormonas, las emociones, los nervios, los músculos y los vasos sanguíneos.

Frecuentemente, la disfunción eréctil se debe a una combinación de factores físicos y psicológicos. Estos factores suelen re-alimentarse.

Por ejemplo un problema somático puede causar una respuesta deficiente en el desempeño sexual, pero esto a su vez puede causar  ansiedad que empeora el problema.

Entre las causas somáticas  específicas de la impotencia podemos nombrar:

  • Altos niveles de colesterol
  • Depósitos de grasa en las paredes arteriales.
  • Problemas con el funcionamiento del corazón.
  • Presión sanguínea alta.
  • Obesidad
  • Diabetes
  • Síndrome metabólico:  presión arterial alta, insulina en niveles elevados, grasa corporal en la cintura y niveles altos de colesterol.
  • Enfermedad de Parkinson.
  • Esclerosis múltiple.
  • Bajos niveles de testosterona.
  • Prescripción de ciertos medicamentos, como antialérgicos y analgésicos.
  • Consumo exagerado cigarrillos.
  • Tejido cicatricial dentro del pene a causa de lesiones.
  • Abuso de alcohol y de otras sustancias.
  • Trastornos de sueño.
  • Tratamientos hormonales para la próstata.
  • Radioterapia para el cáncer.
  • Cirugía de próstata.
  • Lesiones en la zona pélvica o la médula espinal.
  • Daño en las terminaciones nerviosas de las arterias involucradas en la erección.

Entre las causas psicológicas mencionamos:

  • El estrés de origen laboral, personal y ambiental.
  • Depresión, tristeza a causa de alguna situación coyuntural o permanente.
  • Las preocupaciones y la angustia por resolver determinadas situaciones.

Recursos naturales para tratar impotencia sexual

El tratamiento natural debe comenzar con un cambio en el estilo de vida y de alimentación que tienda a corregir los factores físicos y mentales asociados a la disfunción eréctil.

Debe evitarse la vida sedentaria, practicar algún deporte o ejercicio regularmente a fin de mantener y mejorar la salud cardiovascular, la condición física y mental. El deporte regular aleja el estrés y la ansiedad.

En cuanto a la alimentación, deben evitarse ciertos alimentos:

  • El azúcar en exceso disminuye la producción de testosterona, por lo que se recomienda disminuir el consumo de dulces y pasteles, para mantener el deseo y la salud sexual en el hombre.
  • Grasas saturadas, son las grasas sólidas a temperatura ambiente, como el tocino, el sebo, mantecas de cerdo, manteca vegetal, los quesos madurados y el aceite de palma. Estas grasas deben evitarse o minimizar su consumo para tener buena salud general y sexual.
  • Grasas trans, se obtienen a partir de aceites vegetales por el procedimiento de hidrogenación. Estas grasas están presentes en las margarinas y todos los productos elaborados con ellas, como galletas, ponques, pasteles.

Entre los alimentos que deben incluirse en una dieta para mejorar las erecciones y la salud general, podemos nombrar los alimentos ricos en proteína y ácidos grasos omega 3:

Ostras y mariscos

Los mariscos y muy particularmente las ostras tienen alto contenido de zinc, indispensable para el funcionamiento sexual del hombre.

La deficiencia de zinc en la dieta es causa de testículos poco desarrollados y bajo número de espermatozoides. El zinc es necesario para la síntesis de dos hormonas sexuales fundamentales como lo son la prolactina y la testosterona, y también en la formación del semen.

Algunos estudios en los que se suministró diariamente dosis de sulfato de zinc a voluntarios, se encontró una erección más firme, mayor grosor del pene y un alargamiento del tiempo eyaculatorio.

Pescado azul

Como la sardina, la caballa, el atún, el salmón y la trucha, siempre que sean consumidos frescos y no enlatados, serán una excelente fuente de ácidos grasos omega-3.

El omega-3 disminuye la viscosidad en el flujo sanguíneo por lo que es indispensable para mejorar el flujo de sangre hacia el pene y tener erecciones fuertes y de buenas dimensiones.

Incluya estos vegetales y la niacina en su dieta

Remolacha

Esta raíz contiene una gran cantidad de nitratos, por lo que funciona como un precursor de óxido nítrico para el organismo.

Se sabe que el óxido nítrico liberado en el cuerpo cavernoso del pene es el que inicia el proceso de erección.  La sangre debe acumularse y mantenerse allí hasta el final, para que todo salga bien.

Como aporte extra, gracias a su elevado contenido en antioxidantes, la remolacha es un aliado en la prevención del cáncer de próstata.

El ajo

Puede que el aliento que deja no convierta a quien lo ingiere en la persona más deseable del mundo, pero su consumo indudablemente trae ventajas para la salud, confirmadas por la ciencia.

Entre las virtudes más reconocidas del ajo se encuentran la de bajar los niveles de colesterol en la sangre, que es una de las principales causas de la impotencia.

El ajo contiene sustancias como la aliina y la alicina, que impiden la formación de placas de ateroma, que con el tiempo puede conducir a la aterosclerosis.

Adicionalmente potencia la producción del óxido nítrico, que es fundamental para las erecciones.

La cebolla, otro bulbo de la misma familia, también tiene alicina, pero la concentración es mayor en el ajo. Es esta sustancia la que ayuda a que el pene reciba más sangre.

Quienes postulan el ajo como favorecedor de las buenas erecciones recomiendan el consumo de hasta 4 dientes de ajo crudo al día. Los suplementos de ajo pueden ayudar a quienes no les agrade el sabor o quieran evitar los problemas del olor.

El consumo de ajo sin duda favorecerá a todo el sistema cardiovascular, ayudando a evitar problemas de erección, porque esta es la propiedad más sustentado por estudios científicos.

El ajo es vasodilatador e hipotensor lo que, mejora considerablemente el flujo sanguíneo hacia el pene, aumentando las posibilidad de buenas erecciones.

Es necesario cuidar el aporte adecuado de vitaminas y minerales, como la niacina o vitamina B3, el zinc y el selenio.

Un estudio realizado con 160 hombres que tenían problemas circulatorios, mejoraron sus erecciones con niacina. Los resultados fueron publicados en The Journal of Sexual Medicine.

Por eso el suplemento Extralib Hombre, especialmente creado para estimular la libido masculina, incluye niacina y minerales en su fórmula exclusiva.

Vegetales ricos en minerales y antioxidantes

La cebolla

La alicina presente en el ajo, también está en su pariente la cebolla y evita que la sangre se coagule, logrando mejor fluidez de la misma y mejorando la circulación general.

Esto permitirá un mayor flujo de sangre hacia el pene, aumentando su crecimiento y dilatación. También es útil para combatir la arteriosclerosis, la hipertensión y otras afecciones relacionadas con la circulación sanguínea deficiente.

La cebolla ayuda a regular los niveles de colesterol malo en la sangre, es buena para mantener la elasticidad de las arterias, impidiendo que se obstruyan.

cebolla para consumir, hombre que sostiene la cebolla roja

La cebolla debe consumirse al natural, sin cocinar, pudiendo añadirse a las ensaladas regularmente para sentir sus beneficios. Para el problema del aliento, pruebe a masticar perejil, menta o albahaca crudas, que también son ricos en minerales.

Cambures y plátanos

Contienen mucho potasio, un elemento muy importante para lograr equilibrio con el sodio y regular la tensión arterial, que además normaliza los niveles de colesterol y estabiliza el azúcar en sangre.

Y lo más importante: mejora la circulación general y también en la zona genital.

Frutos del bosque, granadas y uvas

Los conocidos frutos rojos: arándanos, grosellas, moras, frambuesas y fresas, así como las granadas y las uvas rojas y negras, contienen pigmentos naturales conocidos como antocianinas.

Las uvas además contienen resveratrol. Estas sustancias pertenecen a un grupo de compuestos denominados polifenoles, los cuales tienen una gran capacidad antioxidante.

Los radicales libres deterioran los tejidos, debilitando los vasos sanguíneos y causando trastornos circulatorios. Los antioxidantes combaten los radicales libres y ayudan a mantener los tejidos flexibles y en buen estado.

Los frutos del bosque, las granadas, las cerezas rojas y las uvas además contienen vitamina C, otro excelente antioxidante con el cual potenciar la salud del sistema circulatorio.

Semillas, frutos secos y hierbas para tratar la disfunción eréctil

Semillas de calabaza y girasol

Estas semillas son muy ricas en zinc, el mineral vital para conseguir buenas erecciones y aumentar la producción de espermatozoides.

Nueces, almendras, avellanas, merey, pistacho y maní

Los frutos secos son excelentes fuentes de ácidos grasos esenciales omega-3 y omega-6. También contienen magnesio, potasio y l-arginina causando relajación en las arterias y mejorando el flujo sanguíneo.

Chocolate negro

Proveniente de las semillas del cacao, el chocolate es una fuente de feniletilamina, que mejora la líbido y crea un estado de euforia similar al estar enamorado, aumenta la producción de dopamina aumentado la sensación de alegría y placer.

Además tiene alto contenido de l-arginina, un aminoácido que aumenta los niveles de óxido nítrico en la zona genital tanto a hombre como a mujeres, mejorando el flujo sanguíneo en esta zona.

El chocolate negro contiene menos azúcar y menos grasa que el chocolate con leche y azúcar, así que es preferible consumirlo en vez de este. No obstante, como igualmente aporta muchas calorías, se recomienda consumirlo con moderación.

Ginseng

La maravillosa raíz asiática que aporta energía, es conocida por mejorar la circulación de la sangre y tiene fama bien ganada como afrodisíaco.

Extralib Hombre es la elección natural que mantiene y fortalece la sexualidad masculina, ya que contiene óxido de zinc, mineral necesario para la síntesis de testosterona. Y también aporta ginseng, con todos sus beneficios milenarios.

Raíz de rhodiola

Conocida y apreciada por los pueblos escandinavos como estimulante, la rhodiola rosea es una planta herbácea de las regiones frías del hemisferio norte.

La raíz de rhodiola aumenta la resistencia física y mental. Mejora el sistema vascular favoreciendo la circulación y oxigenación de la sangre.

Pero lo más importante es que además aumenta la potencia sexual del hombre, ya que es afrodisíaca, aumenta la calidad y la duración de las erecciones y también se cree que previene la eyaculación precoz.

Albahaca

Esta planta de delicioso aroma se usa en la preparación de muchas recetas y se sabe que mejora el deseo sexual.

El fresco aroma que despide al picarla, aumenta el deseo sexual, incrementa la frecuencia cardíaca y mejora el flujo sanguíneo para obtener buenas erecciones de buen volumen y duración.

Ejercicios y dispositivos para mejorar las erecciones

Hablemos en primera instancia de los ejercicios físicos. Sabemos que el sedentarismo contribuye a la aparición de la disfunción eréctil, y contribuye a la aparición de otros problemas de salud.

Como las buenas erecciones requieren del concurso de una eficiente circulación, los ejercicios cardiovasculares son necesarios como parte del tratamiento natural que estamos proponiendo aquí.

Además complementan a la perfección a la dieta equilibrada en cuanto a proteínas, carbohidratos y lípidos, además de los nutrientes que hemos recomendado en los apartados anteriores.

Elabore una rutina de ejercicios cardiovasculares y llévela a cabo por lo menos 3 veces a la semana durante 30 minutos. Comience con caminatas vigorosas, saltar a la cuerda o practique natación o ciclismo.

Y para fortalecer específicamente la musculatura del suelo pélvico, están los ejercicios de Kegel, creados por el doctor Arnold Kegel a mediados del siglo XX, originalmente para controlar la incontinencia urinaria.

Posteriormente se descubrió que podían mejorar el tiempo y la calidad de las erecciones, logrando que el hombre obtuviera un control del músculo pubocoxígeo, mejorando la circulación en la zona.

Tienen muchas ventajas:

  • Evitar la incontinencia urinaria
  • Lograr orgasmos de mejor calidad
  • Controlar el momento de la eyaculación

Para practicarlos, siga estos pasos:

  • Al orinar contenga la micción y cuente hasta 10. Luego prosiga normalmente. Los músculos que utilizó para detener la micción son los músculos pubocoxígeos.
  • Ahora realice sesiones de contracción de estos músculos a lo largo del día, para fortalecer los músculos y aprender a controlarlos. Con ellos logrará erecciones más firmes.
  • También puede presionar el músculo durante 5 segundos, soltando durante 3 segundos, repitiendo esta rutina en varias sesiones a lo largo del día.

La práctica de los ejercicios de Kegel para fortalecer el suelo pélvico requieren de constancia, pero en conjunto con las recomendaciones dadas aquí, en poco tiempo se aprecian los resultados.

Los dispositivos de constricción al vacío  vacuum constriction device) son una ayuda mecánica que funciona bastante bien en personas mayores.

Con el se aplica una presión negativa en el pene para llenarlo con sangre venosa, que es retenida en los cuerpos cavernosos con ayuda de una banda elástica o anillo de constricción que se ajusta en la base del pene.

Este método, si bien es efectivo, tiene algunos efectos secundarios como dolor y entumecimiento en el miembro masculino, así como retraso en la eyaculación en algunos casos.

Además se pierde algo de espontaneidad pero puede compensarse con algo de imaginación.

Afrodisíacos naturales, suplementos naturales, apps, relajación y meditación

Existen métodos que forman parte del tratamiento natural de la disfunción eréctil, que trabajan sobre el aspecto psicológico.

Ya hemos comentado antes que la mente es sensible ante este tipo de problemas y un fracaso en la erección puede realimentar el problema y conducir a nuevas fallas.

Los psicólogos han creado enfoques para tratar la disfunción eréctil, entre ellos están el de los famosos sexólogos Masters y Johnson, las variantes introducidas por Helen Singer Kaplan y otros expertos en el asunto.

También han escrito libros de autoayuda que sirven como apoyo al tratamiento, una vez establecidas las causas orgánicas de la disfunción eréctil, si las hay. Y con más razón aún si no las hay.

La participación de la pareja sexual es esencial para que estas terapias tengan éxito, si bien los resultados no han sido cuantificados hasta ahora, tal vez por tratarse de un problema con múltiples facetas.

Las preocupaciones laborales, sociales y económicas, así como el bagaje emocional del individuo pueden condicionar su comportamiento sexual e impedir que su mente reciba el estímulo suficiente como para excitarse sexualmente.

Otras preocupaciones específicas como el tamaño del pene, el temor de volver a fracasar o de carecer de habilidades suficientes para satisfacer a la pareja, y estar pendiente constantemente del rendimiento sexual, también son obstáculos a evitar.

Por eso el aspecto comunicacional es importante. La pareja debe estar al tanto de las preferencias y las expectativas del hombre, y viceversa.

Si tal es el caso, las técnicas de meditación y relajación son una gran ayuda para hacer a un lado los pensamientos que no le dejan concentrarse en el sexo y el placer.

¿Le es imposible desprenderse de su teléfono inteligente? Pues hay apps para la salud sexual con muchos consejos proporcionados por expertos. ¿Le cuesta relajarse? Entonces un té afrodisíaco con alguna de estas efectivas hierbas puede ayudar:

  • Azafrán
  • Maca
  • Damiana
  • Clavo de olor
  • Romero
  • Guaraná
  • Gingko biloba
  • Maca
  • Cardamomo
  • Ginseng

Té de Azafrán

Extralib Hombre proporciona extractos herbales específicos para el equilibrio hormonal del hombre y el aumento de la testosterona: ñame silvestre, tongkat ali y tribulus terrestris. Y para el aumento de la energía y la resistencia sexual están la guaraná y el ginseng.

Extralib Hombre es el recurso ideal para apoyar una sexualidad placentera y duradera en el hombre. Le invitamos a descubrir todos los beneficios que tiene para usted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *