agua de uvas, Uvas frescas de alimentos de cerca. Comida sana. Comida vegetariana. Comida nutritiva. Uvas sobre un fondo de madera

Disfruta de los beneficios de comer diferentes tipos de uvas

Disfruta de los beneficios de comer diferentes tipos de uvas

Última actualización: 12-01-2019 por Editor Glismir.

Alrededor del mundo existen muchos tipos de uvas, con regularidad ellas son clasificadas según el uso que se les da. Cada una de ellas ofrece grandes beneficios para la salud humana. De allí radica la importancia de conocer los beneficios de comer diferentes tipos de uvas.

El principal uso que se le da a la uva es para la producción de vino, para lo cual se reconocen dos tipos, las uvas blancas y las tintas, según el vino que causen.

Los tipos de uvas se clasifican por la utilidad que se consigue de ellas. Las cuales son:

Uvas para el consumo fresco. Tienen la peculiaridad de ser grandes y de color uniforme, los racimos de ellas no son compactos, cosa que facilita su consumo.

De estas existen las rojas, blancas y negras. Las variedades más conocidas de estas tres son: de las blancas Italia, Almería. De las rojas están Cardinal Emperor Queen y de las negras la Moscatel de Hamburgo.

Uvas para hacer pasas. Es necesario que tenga textura suave y que no tengan semillas, aunque la presencia de semilla no es excluyente.

Si se van a utilizar para el consumo inmediato las uvas deben ser de tamaño grande. Mientras que se prefiere que las que serán usadas en repostería sean más pequeñas.

Uvas para jugos naturales. En este caso, las uvas deben conservar su aroma y sabor natural, aún después de ser sometidas a tratamiento para alargar su conservación. Las más usadas con esta finalidad son las Niágara y Concord.

Uvas para enlatados. Esta variedad no posee semillas y se unen con otras frutas para elaborar ensaladas y cócteles. La variedad más valorada es la Sultanina.

Uvas para elaborar vino. Por ser su principal finalidad, existe una extensa lista de variedades destinadas para obtener vino.  Son identificadas en blancas y tintas.

En los tipos de uvas blancas están Airén, Chardonay, Macabeo, Malvasía. De las uvas tintas están Cabernet Sauvignon, Bobal, Embolicaire, Garnacha, Tintorera, Merlot, Forcayat.

Imagen en primer plano de copa de vidrio con vino.

Las uvas en el vino

Existen muchas maneras en las que se puede aprovechar todas las propiedades de las uvas, ya sea como frutas frescas o enlatadas, para elaborar dulces, jugos o simplemente comerlas al natural para disfrutar de su agradable sabor. Sin embargo, es la elaboración del vino la principal forma en que se explota esta fruta.

Estas bayas en su presentación vinícola también aportan grandes beneficios para el organismo, ya que colaboran en la reducción del colesterol en la sangre, mejoran la circulación, previniendo las complicaciones del sistema cardiovascular.

En la actualidad, solamente en España, se han identificado más de 300 tipos de uvas en el Nuevo Mundo de los vinos, es decir, los nuevos productores, donde entran Argentina, Chile y California, han dado nombres a algunas variedades de uvas.

Dicha situación puede acarrear que una misma variedad de uva posee dos nombres diferentes. Así como el hecho de que a dos uvas distintas se le haya asignado un mismo nombre.

Para comprender las bebidas producidas por las uvas es necesario conocer la variedad de la misma.

Uvas blancas. De estas se desprende la siguiente clasificación:

  • Verdejo. Es originaria de Rueda, añade un magnífico aroma, el cual es parecido al de frutas tropicales.

  • Albariño. Sólo es cultivada en Rías Baixas. El vino que produce es ácido y muy refrescante.

  • Godello. Que resiste de buena manera su transitar por la barrica.

  • Macabeo, Xareló, Parellada. Estos espumosos catalanes son variedades del cava.  Esta uva blanca es la reina en Borgoña, usada para elaborar Champagne rosado.

  • Moscatel, Pinot Gris, Riesling, Viogner. Con estas uvas se elaboran magníficos vinos, ganándose un puesto distintivo en el mundo de las uvas blancas.

Y existen muchas más que conocerás a continuación.

El mundo de las uvas tintas y el vino

Por su parte las uvas tintas o de color, tienen su lugar apartado en lo que a producir vinos se trata. Entre las variedades más famosas se encuentran:

Tempranillo. Este nombre le fue asignado pues a una variedad que debe recolectarse antes que otras. Este tipo de uva envejece de manera excelente en barrica y posee ciertos toques muy aromáticos y frutales. Se les conoce como Tinta de Toro o Tinta del país.

Garnacha. Se cultiva en el noreste de España, esta variedad de uva tiene un sabor muy frutal.

Mencía. Ella contiene altas dosis de tanino, otorgándole a algunos vinos cierto efecto astringente y mucha personalidad.

Monastrell. Típica del sur de Valencia, le aporta a los vinos mucha estructura y un nivel mayor de alcohol.

Cabernet Sauvignon. Se considera como la uva francesa más famosa al momento de elaborar vinos tintos. Ellas añaden acidez al vino, mientras que se fermentan muy bien en barrica.

Merlot. Es la más aromática de todas. También se encuentra en ciertos vinos blancos.

Syrah. Sus aportes al vino dependen del clima y de donde se cultive.

Aglianico. Famosa en Italia, con ella se puede conseguir vinos tintos bastantes oscuros, de alta calidad y con cuerpo.

Aladasturi. Crece bien en suelos bien aireados, su fruto es de tamaño mediano, tiene un color azul intenso y con pulpa consistente.

Brancellado, bracelho, albarello. Cultivados en España y Portugal, es una uva que produce vinos no muy coloridos, aunque su acidez es la idónea.

Vid de Alejandro o Aleksandrouli. Excelente para crear vinos semidulces luego de unirlos con Mujuretuli. En la región de Kartli es explotada para elaborar vinos secos, que se lucen con su aroma de frutos secos, con una pizca de tabaco y pimienta.

Alicante. Esta uva de Francia se puede encontrar con otros nombres. Ella posee el color en la piel, mientras que su pulpa es transparente. Ella tiende a elevar su producción en climas húmedos.

Otras variedades son:

  • Aramón.
  • Alfrocheiro preto.
  • Areni noir.
  • Baga.
  • Barberá.
  • Bobal.
  • Bonicaire.
  • Brancellao.
  • Callet.

Todas variedades que poseen peculiaridades que aportan lo necesario para elaborar un buen vino tinto.

Ilustración de digestión dolorosa con síndrome del intestino irritable y dolor del intestino o malestar intestinal. Problema de inflamación o estreñimiento como alambre de púas con fondo blanco

Las uvas rojas: mucho color y muchos beneficios

La clasificación más general de las uvas consiste en uvas blancas y uvas rojas. Cada una de ellas posee características fantásticas para la salud corporal.

Las uvas rojas. Las favoritas de los romanos y griegos en la antigüedad. Se distinguen por ser nutritivas y por su sabor dulce.

Algunas de sus facultades más relevantes, son:

Anticipa la aparición de enfermedades cardiovasculares. Los antocianos, flavonoides y taninos presentes en las uvas, cuidan el corazón.

Ellos tienen la responsabilidad de evitar la acumulación de sedimentos dentro de las arterias, por lo que previenen afecciones como la arteriosclerosis.

Anticancerígenos. Su color rojo es un recordatorio de los altos niveles de antioxidantes que poseen. Que junto con los fenólicos, son potentes para combatir el cáncer.

Previene el estreñimiento. Este tipo de uva posee una buena cantidad de fibra; por tal razón, ejerce un efecto laxante, siempre y cuando se consuma las semillas y la piel.

Promueven una mejor digestión. Y se logra ingiriendo su mosto, también conocido como jugo.

Impide la manifestación de las infecciones. Por sus poderosas propiedades antibacterianas y antivirales, es un excelente purificador de la sangre y de todos los órganos.

Aporta ácido fólico. Especialmente adecuado para las mujeres embarazadas, sobre todo en los primeros meses de gestación.

El ácido fólico beneficia el proceso de división celular y el buen desarrollo del feto en su primer trimestre.

Las uvas contienen mucha azúcar por lo que su ingesta no es conveniente para las personas que padecen de diabetes.

Además de su presentación natural, se pueden conseguir todos los atributos de  las uvas en Jugo Complejo.

Las uvas verdes también son buenísimas: más beneficios con la misma potencia

Las uvas verdes se pueden adquirir en los mercados durante todo el año. Brindando la posibilidad de disfrutar de todos sus beneficios.

Son bajas en grasa. Ya que tienen menor cantidad de azúcar que las uvas rojas y son fuente de carbohidratos.

No tienen sodio, ni colesterol. Por lo que son muy beneficiosas para el hígado, los intestinos y  los riñones. En las uvas verdes se consiguen altas dosis de potasio, siendo un elemento importante para el buen funcionamiento del organismo.

Fuente poderosa de minerales. Más que todo de potasio y de hierro. Por lo que intervienen en la reconstrucción de numerosos tejidos del cuerpo humano, además de promover un buen funcionamiento del corazón.

Con esta propiedad se incentiva la creación de células rojas, siendo ellas colaboradoras del correcto tránsito del oxígeno por todo el cuerpo.

Protege el sistema óseo. Por la vitamina K y la vitamina B que están presentes en ellas. Esta magnífica  dupla conserva la salud de los huesos por más tiempo, ayudando a que estén en un óptimo estado.

Previene la aparición de enfermedades crónicas. Las uvas verdes poseen poderosos antioxidantes que combaten los radicales libres en el organismo.

Así que, con el consumo de uvas verdes se estará tomando acciones preventivas contra la aparición del Alzheimer, así como de cáncer de próstata y de colon.

Ambas uvas, las rojas y las verdes, son muy beneficiosas para la salud corporal. Entonces, dependiendo de los atributos que se deseen aprovechar, será la elección  que se haga.

Con la ingesta de Jugo Complejo, también se puede obtener los beneficios que las uvas ofrecen, y mucho más.

Uva en cesta con madera y hojas verdes

Preserva la salud física comiendo diariamente uvas

Las exquisitas uvas encierran en su pequeño tamaño un dechado de virtudes que bien vale la pena aprovechar. Sus beneficios son muy variados, en la conjunción de su dulce sabor y su poder se obtiene una fruta muy nutritiva.

Una propiedad común que se halla en los variados tipos de uva, es el poder que tiene para combatir el cáncer. Aunque también es muy buena para tratar las enfermedades renales y como energizante.

Las frutas de color rojo, negro y azul oscuro poseen altas dosis de antocianinas. Estas antocianinas protegen la visión, refuerzan el sistema cardiovascular, son antivirales y antioxidantes.

Para aprovechar al máximo sus cualidades, es idóneo comer las frutas al natural.

Del mismo modo, las uvas poseen polifenoles, que son sustancias biológicas activas. Ellas despliegan un efecto preservador de la salud.

El valor nutricional de las uvas se caracteriza por contener vitaminas C, E, A. Así como varios elementos del grupo de vitamina B, los cuales son la B1, B2, B3, B6 y B9.

Entre los minerales presentes en las estas deliciosas frutas se hallan el potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio, zinc, hierro, selenio y yodo.

En cada 100 g. de uvas, están 80 g. de agua o un poco más. Juntamente con 15 g. de carbohidratos, 1 g. de proteína y un poco menos de fibra dietética. A la final, las uvas añaden aproximadamente 70 kilocalorías al cuerpo, por cada 100 gramos de ellas.

Todos pueden comerlas, aún quienes estén en regímenes dietéticos.

Los compuestos a base de uvas, también influyen positivamente sobre la salud corporal, por el resveratrol presente. El resveratrol es un polifenol muy beneficioso para el cuerpo humano. Este componente está presente en las semillas de la uva y en su piel.

Jugo Complejo está fortificado con Resveratrol, es una mezcla patentada de otros extractos de bayas, este jugo complejo ofrece propiedades antioxidantes efectivas.

En términos generales, las uvas son excelentes frutas para el sistema cardiovascular. Además de ser antiinflamatorias, anticancerígeno, antialérgicas, antioxidante y antitumoral.

El papel protagónico de las uvas en la salud física

Las uvas y su poder antiinflamatorio. Estas frutas pueden actuar positivamente al momento de atenuar la respuesta inflamatoria, ya sea aguda o crónica del cuerpo.

Su poder anticancerígeno. Por sus componentes antioxidantes, las uvas son muy valiosas a la hora de combatir las enfermedades cancerígenas.

Consumir regularmente uvas, juntamente con una dieta rica en frutas y hortalizas; mientras que se reduce la ingesta de alimentos procesados, es lo ideal.

Antienvejecimiento. Además de atacar las células cancerígenas, los antioxidantes retrasan el envejecimiento prematuro. Estas pequeñas frutas cuidan la piel, manteniéndola joven por más tiempo. En la actualidad existen muchos tratamientos faciales a base de uvas.

La médula de las uvas descarta las arrugas del cutis, igual que las marcas de expresión y la resequedad. Mientras que su jugo colabora en el tratamiento de eczemas, granos, picazón y conjuntivitis.

Como diurético. Con la ingesta habitual de esta fruta se ayuda a eliminar naturalmente el excedente de líquidos almacenados en el cuerpo. Con ella se socorre la expulsión de toxinas y de los desechos del organismo.

Cuidando el hígado. Por el resveratrol que contienen. El trabaja incitando el buen funcionamiento del hígado, así como su protección.

Quienes padecen de hígado graso pueden disfrutar de las propiedades de las uvas.

Para tratar artritis, presión arterial alta y la gota. Las uvas activan la desintoxicación de la sangre. Específicamente son buenas para mejorar el ácido úrico alto y la artritis.

También son adecuadas para las personas afectadas con litiasis renal y con la hipertensión arterial.

Para estos casos se recomienda agregar su consumo en el régimen alimenticio cotidiano, ya sea postre o como merienda.

Cuidando la vista. Evitan la aparición de enfermedades degenerativas de los ojos.  Igualmente ayudan a conservar por más tiempo la agudeza visual.

Bactericidas. Por los taninos y ácidos caféicos que posee.

Laxante natural. Limpian los intestinos, evitando el estreñimiento.

Fuente de energía. Gracias a los carbohidratos y azúcares que las componen.

Es tiempo de disfrutar el dulce sabor de las uvas, en cualquiera de sus presentaciones. Ya sea en jugos, como uvas pasas, naturales o con Jugo Complejo, es el momento oportuno para disfrutar de sus atributos y gozar de una excelente salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *