¡Disfruta de los alimentos ricos en vitaminas y minerales!

¡Disfruta de los alimentos ricos en vitaminas y minerales!

Última actualización: 01-02-2019. Equipo Nutricioni

Todo el tiempo escuchamos sobre los alimentos ricos en vitaminas y minerales y es normal preguntarse ¿por qué tanta insistencia en ellos?

Pues sigue leyendo, hemos recopilado la mejor información para ti, así podrás descubrir qué alimentos incluir en tus comidas.

Las vitaminas son sustancias esenciales para nuestro organismo, ya que ellas permiten que este cumpla con sus funciones correctamente.

Existen dos tipos de vitaminas:

Vitaminas Hidrosolubles: Aquellas que no se almacenan en el cuerpo ya que este solo absorbe lo que necesita y desecha el resto mediante la orina.

En este grupo se encuentran las vitaminas del complejo B y la vitamina C.

Vitaminas Liposolubles: Son aquellas que si se almacenan en el organismo, ya que se disuelven en grasas para su aprovechamiento.

En este grupo podemos encontrar las vitaminas A, D, E y K

Por otra parte, los minerales son nutrientes que nuestro cuerpo no produce, pero son importantes para el desarrollo de los huesos y la producción de algunas hormonas.

Al igual que las vitaminas, los minerales también se clasifican en dos tipos:

Macrominerales: Aquellos que el organismo necesita en gran cantidad. En este grupo podemos nombrar al calcio, el potasio y el magnesio.

Oligoelementos: Son los minerales que el cuerpo necesita en menor cantidad. En este grupo clasifican el yodo, el boro, el hierro y el selenio.

Verduras, pescados y lácteos ricos en vitamina A

La vitamina A es quien lidera nuestro top vitamínico, porque es sumamente beneficiosa.

Se trata de una vitamina indispensable para tener un estado óptimo de salud, cuenta con propiedades antioxidantes.

Es decir, tiene la capacidad para regenerar las células y protegerlas de los factores que producen el envejecimiento prematuro.

Los beneficios de la vitamina A están muy asociados a la visión, por lo que consumirla previene enfermedades de la vista como el glaucoma, las cataratas y la degeneración de la retina.

Por si fuera poco mejora nuestra visión en lugares oscuros y desacelera el proceso de pérdida de visión.

Si deseas gozar de sus beneficios las verduras y las hortalizas son los alimentos más relacionados a esta vitamina.

Por ejemplo al consumir 100 gramos de zanahorias le aportamos a nuestro cuerpo aproximadamente 1.000 microgramos de vitamina A.

Las zanahorias tienen la facilidad de ser riquísimas si las comemos crudas, pero para los paladares más exquisitos también existen las cremas  y ensaladas de zanahorias.

Otra opción entre las verduras y hortalizas son las espinacas, muy famosas por ser el alimento que consumía la caricatura Popeye para multiplicar sus fuerzas.

Y es que las espinacas aportan hasta un 49% de la medida recomendada de vitamina A, ideal para mantenernos activos durante el día.

Otra fuente rica en vitamina A son los pescados, sobre todo los pescados alargados como es el anguila también conocido como angula.

Este pescado aporta más de 500 microgramos de vitamina A.

Y entre los alimentos lácteos, las mejores opciones son la mantequilla que a diferencia de lo que muchos creen la mantequilla es muy saludable y super versátil para acompañar comidas.

Los quesos curados ofrecen también un porcentaje de vitamina A incluso mayor al de los quesos frescos.

Si tu propósito es suplir las carencias nutricionales en tu dieta, Suplemax está ideado para ti.

No solo contiene vitamina A, sino también las vitaminas del complejo B que son magníficas para mejorar la memoria y los procesos de atención.

Las naranjas y mandarinas un emblema de la vitamina C

La vitamina C es una de las vitaminas más conocidas entre la sociedad por sus propiedades para prevenir los resfriados y las gripes.

Pero sus beneficios van más allá, diversos estudios científicos han revelado que impulsa las funciones cerebrales, favorece el desarrollo de los huesos y contribuye a prevenir enfermedades como el cáncer, la artritis y enfermedades del corazón.

Las frutas cítricas como por ejemplo las naranjas, limones, toronjas y mandarinas son fuentes por excelencia de vitamina C.

Un vaso de jugo de naranja te brinda hasta 93 microgramos de vitamina C.

Sin embargo las frutas cítricas no son la única fuente, ya que también existen las lechozas o papayas, que con una ración cubre por completo la necesidad diaria de vitamina C.

Asimismo, las fresas no son solo deliciosas sino también un alimento rico en fibra, que reduce el colesterol, mantiene bajos los niveles de estrés y brindan un gran porcentaje de vitamina C.

Y para los que no son tan amantes de las frutas, está el brócoli, este singular arbolito verde está  lleno de muchas propiedades y beneficios.

Se considera un alimento desintoxicante para nuestro organismo y una de las mejores fuentes de vitamina C.

Los tomates, lechugas y el coliflor, también son alimentos que contienen bastante de esta vitamina tan esencial.

Frutos secos, semillas y cereales ideales para una piel sana y saludable

Imagen de vista superior de frutos secos

Conocida como la vitamina de la Juventud o la vitamina ‘‘guardaespaldas’’. La vitamina E destaca por su labor para combatir los procesos del envejecimiento.

Ejerce numerosas funciones tales como, proteger las células encargadas de transportar oxígeno a todo el cuerpo, crea una barrera que protege a los pulmones y fortalece el sistema inmune.

En cuanto a la piel, la vitamina E permite que esta tenga un aspecto más joven gracias a que reduce la inflamación a nivel celular.

Además regenera las diversas capas de la piel que han sido deterioradas por factores como la exposición solar, el humo de tabaco y la contaminación.

La aparición de arrugas, manchas, cicatrices de acné y otros problemas cutáneos pueden mejorarse mediante el consumo de vitamina E.

Las mejores fuentes de esta vitamina son los aceites, donde vale mencionar el aceite de oliva coloquialmente llamado ‘‘oro líquido’’

Favorece el proceso digestivo y protege a nuestros órganos de enfermedades gastrointestinales, también impulsa el desarrollo óptimo de los huesos y evita las enfermedades como la artritis.

Una porción de 5 microgramos aporta hasta 100 gramos de vitamina E lo que es excelente gracias a sus propiedades antioxidantes.

El aceite de girasol es otra opción que no puede faltar en nuestras comidas, al ser una fuente de vitamina E ayuda a prevenir las enfermedades degenerativas, en la industria cosmética es muy usado para masajes corporales gracias a que es un excelente humectante y suavizante.

Entre los frutos secos que más alto contenido de vitamina E tienen, están las almendras, ideales para una merienda luego de un día agotador.

Pueden ser consumidas crudas o gozar de sus propiedades a través de la leche o aceite de almendras.

Con cada 20 microgramos de almendras que consumimos se obtienen 100 gramos de vitamina E.

De igual modo las avellanas, las semillas de girasol, de calabaza y ajonjolí son uno de los mejores alimentos para consumir diariamente y suplir la ingesta de vitamina E.

Alimentos ricos en hierro: Ideales para frenar la anemia

Por su participación en la producción de hemoglobina, el hierro es uno de los minerales más importantes para nuestro organismo.

Fortalece el sistema inmune, y tonifica los músculos, previene el insomnio y estimula los tiempos correctos de sueño.

En la mujeres alivia los cólicos menstruales y fortalece las uñas, los suplementos como Suplemax a base de hierro mejoran la concentración y previenen las dificultades de aprendizaje en niños.

Es ideal para limpiar las vías respiratorias y llenar al cuerpo de energía.

Los alimentos más ricos de este mineral son las legumbres, como por ejemplo las lentejas ya que cada porción de 6,9 microgramos, aportan hasta 100 gramos de hierro.

Se recomienda combinar las lentejas con cereales como el arroz para complementar su calidad proteica.

Los jugos de fresas y frambuesas son muy recomendados para suplir las carencias de hierro, ambas frutas son antioxidantes, proveen de hierro y también contienen vitamina C.

Las galletas, el pan integral y los cereales también son fuentes proveedoras de hierro, además de ser alimentos ricos en fibra y carbohidratos.

Una porción de 2 microgramos de estos alimentos brindan 100 gramos de hierro, ideal para el correcto funcionamiento del organismo.

Suplemax es un suplemento vitamínico a base de vitaminas y minerales, donde su composición es una opción innovadora para suplir la falta de minerales tales como el hierro, calcio y potasio necesarios para el día a día.

Fuentes ricas en calcio y no son lácteos

Sardinas crudas frescas aisladas sobre fondo blanco

Es muy común saber, que los alimentos lácteos como la leche, el queso y los yogures, son fuentes por excelencia de calcio. Sin embargo, no son la única opción.

El calcio es el mineral más abundante en nuestro cuerpo, ya que está presente en la formación de dientes y huesos.

También el calcio es quien le da estabilidad a nuestra estructura ósea, para mantenernos de pie y permite el correcto funcionamiento de los nervios, los músculos y el corazón.

Junto a la vitamina D, participa en el cuidado y mantenimiento de los órganos. Para brindarle a nuestro cuerpo todos estos beneficios podemos consumir pescados.

Las sardinas por ejemplo son ricas en Omega 3 y cada filete aporta unos 50 microgramos de calcio.

El atún un alimento sumamente delicioso, saludable y versátil por cada 100 gramos que consumimos de atún, le aportamos a nuestro cuerpo 40 microgramos de calcio.

Los vegetales verdes no se quedan atrás, ya que también son fuentes ricas en calcio.

El berro es rico en Calcio pero también en hierro y zinc, lo que lo vuelve un alimento que no puede faltar en nuestras comidas.

Por su parte el repollo cuenta con propiedades analgesicas y su ingesta reduce la presencia de agentes infecciosos en nuestro organismo.

Es uno de los vegetales más ricos en calcio ya que al consumirlo estamos cubriendo los niveles de calcio que requerimos.

Para que nuestro cuerpo a través de estos alimentos absorba los beneficios del calcio es importante evitar las comidas saladas, ya que el exceso de sal, impulsa la pérdida de calcio a través de la orina y promueve el debilitamiento de los huesos.

Plátanos, aguacates y espinacas ricos en potasio

En nuestra alimentación no pueden faltar los alimentos ricos en potasio, ya que el potasio tiene muchos beneficios que ofrecernos.

El potasio es excelente para desarrollar nuestros músculos, detener la calvicie, equilibrar la presión arterial y mejorar las funciones que cumplen los riñones.

Entre las mejores opciones para adquirir potasio, se encuentra el aguacate que tiene un sabor delicioso y nos brinda grasas buenas, podemos consumirlo en ensaladas, salsas y otras opciones.
Si consumimos 100 gramos de aguacate le estamos aportando a nuestro cuerpo aproximadamente 487 microgramos de Potasio.

El plátano es el alimento que más potasio te brinda consumir 100 gramos de plátano equivale a 396 miligramos de Potasio.

Otros alimentos ricos en Potasio son las calabazas, zanahorias, berros, fresas, melones y otros.

En cuanto a los alimentos de origen animal se encuentran las carnes, mariscos y pescados.

Chocolate oscuro una rica alternativa para consumir magnesio

Luego del Calcio, el Magnesio es el segundo mineral más importante en la estructura ósea.

Entre sus funciones está controlar la presión sanguínea, prevenir enfermedades cardiovasculares y ataques cardíacos.

Debido a que controla los niveles de insulina en el cuerpo, reduce el riesgo a sufrir de diabetes tipo 2.

Y es esencial para el desarrollo de los músculos y el buen funcionamiento de los nervios.

Una deliciosa barra de chocolate negro sin azúcar, nos proporciona un 7% de la ingesta recomendada, lo que equivale a 28 microgramos de Magnesio.

Pero no solo es la única opción, los frutos secos también son una deliciosa alternativa, y lo mejor es que podemos  elegir entre las almendras, anacardos, avellanas y otros.

Una porción de frutos secos nos proporciona más de 200 mg de Magnesio.

Para mejorar nuestros niveles de Magnesio también están los vegetales verdes, una opción innovadora para consumir vegetales verdes son los famosos ‘‘smoothies’’ (jugos verdes).

Evita las carencias nutricionales

Cada vitamina y mineral cumplen una función primordial en nuestro organismo, por lo que la falta de alguno de estos nutrientes puede ocasionar que nuestro cuerpo no lleve a cabo correctamente sus funciones.

Asimismo, una carencia nutricional puede crear un desequilibrio hormonal y por ende en nuestra salud.

Como consumidores responsables debemos entender que no existen alimentos ni buenos ni malos (ya que cada uno de ellos tiene algo que aportarnos).

Pero si existe la toma de decisiones irresponsables, como por ejemplo realizar dietas extremas, que excluyen ciertos nutrientes, sin tener un conocimiento y la aprobación de un profesional.

El tener una buena apariencia física con la que te sientas cómodo no está reñido con la salud integral y los buenos hábitos alimenticios.

Al contrario, van de la mano, por eso al querer aprovechar todos los nutrientes que te brindan los alimentos, no olvides:

Crear un plan alimenticio de acuerdo a tus necesidades, recuerda que cada cuerpo es distinto y por ende asimilamos los nutrientes de manera diferente.

Evita el sedentarismo y realiza actividad física, esto te mantendrá en sintonía con tu cuerpo y te ayudará a mejorar tus procesos metabólicos.

Busca recetas no solo nutritivas, sino también coloridas, esto hará que el tiempo de comer sea más placentero.

No te olvides de los suplementos nutricionales, en especial de aquellos que han sido diseñados para brindar un equilibrio nutricional.

Suplemax está revolucionando el mercado de la salud, por ser un suplemento a base de vitaminas y minerales que fortalecen el sistema inmune, mejoran los procesos cognitivos y llenan de energía a todo el cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *