Fuentes de proteínas de origen animal y vegetariano, sobre mesa de mármol

Dieta cetogénica y sus ventajas biológicas

Dieta cetogénica y sus ventajas biológicas

Última actualización: 13-04-2019. Equipo Nutricioni

La dieta cetogénica es aquella basada en el bajo consumo de carbohidratos y alto consumo de grasas, produciendo en el organismo variación en la fuente primordial de energía y en los metabolismos que se realizan en el organismo.

El objetivo de esta dieta es producir la cetosis, similar a la producida por el ayuno, que es obtenida, ya sea por reducir algunos alimentos o por bajar el consumo de carbohidratos, siendo la última mencionada la que persigue la dieta keto o cetogénica.Desayuno Proteico

El cuerpo, humano ante la ausencia de carbohidratos necesarios para la obtención de glucosa, acaba las reservas de glucógeno que es la fuente fundamental de energía, entonces se empieza a quemar grasas en el hígado. Dando como consecuencia la formación de cuerpos cetónicos, los cuales son repartidos en forma de nutrimentos en el cerebro, músculos y demás órganos.

Para poder realizar la dieta cetogénica se deben suprimir los alimentos con alto porcentaje de carbohidratos, mientras que se incrementan las grasas y proteínas en la alimentación diaria.

Esta dieta ha funcionado para disminuir el peso corporal, gracias a que el organismo aprovecha su misma grasa como fuente principal de energía y no de los carbohidratos de la alimentación.

Esta dieta está recomendada para el control y prevención de las convulsiones epilépticas, así como también para apresurar la pérdida de peso.  

En tratamientos alternativos, sirve para el cáncer; las células cancerosas se nutren de carbohidratos esencialmente y, en este caso particular, el bajo contenido de carbohidratos evita la nutrición de estas células.

Siempre es recomendable, antes de realizar cualquier cambio en la alimentación, consultar con el nutricionista y el médico de cabecera, estos le indicarán, de acuerdo con las necesidades propias, el plan de nutrición individualizado. Hay que recordar que cada persona es diferente, por ende, cada quien debe tener su dieta particular.

Un gran producto beneficioso para la salud es VicMujer que contiene tomates, arándanos, frambuesa, manzanas, mangos, alfalfa, zanahorias, espinaca, cerezas, pomelo, mandarinas, piña y mango, esenciales para el aporte de minerales y vitaminas que coadyuvan con la función biológica de todos los órganos del cuerpo.

¿Cómo funciona la dieta cetogénica?

La dieta cetogénica se basa en la variación contundente de la alimentación, en ella se disminuyen los carbohidratos hasta llegar a aportar  de 10 a 15 calorías al día, con relación al resto de nutrientes que aporta la alimentación.

La forma de compensar esta disminución de hidratos de carbono es incrementar las grasas contenidas en los alimentos como el coco, aguacate, leche, aceite de oliva, nueces, castañas y almendras, así como también aumentar las proteínas como el pollo, carnes y pescado, llegando en promedio al 30 % de la cantidad diaria ingerida especialmente en el almuerzo y la cena.

También se debe aumentar la ingesta de huevos y quesos especialmente en las meriendas del día. Una dieta similar a la cetogénica es la dieta hipocalórica o baja en carbohidratos, con la diferencia de que en la dieta cetogénica se consume mayor cantidad de grasa como compensación a la baja de carbohidratos.

La dieta cetogénica característica es también denominada la dieta de triglicéridos de cadena larga, ya que aporta de 3 a 4 gramos de grasa por cada gramo de proteínas e hidratos de carbono. El tipo de fuente energética de la dieta cetogénica es mantequilla, mayonesa, aceites y derivados lácteos.

Los hidratos de carbono y proteínas están controlados en esta dieta, no obstante, es indispensable abastecer de suficientes cantidades de proteínas al cuerpo, por ello es necesario antes de empezar esta dieta consultar con el nutricionista y que este sea quien diseñe el plan alimentario y monitoree su evolución.  

En los niños, su control debe ser más riguroso.

Mayormente el organismo emplea los hidratos de carbono provenientes del pan, la pasta o el azúcar como gasolina, sin embargo, en la dieta cetogénica la es grasa la principal fuente de energía.

Las cetonas son los principales responsables en el proceso de acción de la dieta en el organismo, otras teorías señalan que se debe a la transformación de la glucosa y los ácidos poliinsaturados.

Candidatos apropiados para realizar la dieta cetogénica

La dieta cetogénica es adecuada  para niños que padecen de convulsiones recurrentes y con tratamiento farmacológico sin obtener respuesta anticonvulsivas.

Esta dieta  se ha utilizado como terapia alternativa del síndrome de Lennox Gastaut y en otros tipos de epilepsias, en especial en la epilepsia mioclónica de la niñez denominada síndrome de Dravet.

También se usa en la epilepsia mioclónica astática o síndrome de Doose, en los temblores infantiles o síndrome de West, en fallas de las mitocondrias, en la esclerosis tuberosa, en el síndrome de Rett, en el síndrome de falta de GLU 1 y de piruvato deshidrogenasa.

La dieta cetogénica generalmente se da inicio en el centro hospitalario, al niño se le inicia una dieta con ayuno o brindándole porciones pequeñas de alimentos con excepción del agua, con inspección médica por un día.

La razón principal de comenzar la dieta dentro del centro de salud es para realizar un control y supervisión en cuanto al comportamiento de las convulsiones con la dieta y tratar la hipoglicemia o acidosis a su inicio. También para el monitoreo de la tolerancia, tanto de la dieta como de los fármacos, además de educar a los familiares cercanos.

Existe un aproximado de 50 % de niños que inician la dieta y obtienen mejoras de las convulsiones, otros de 10 a 15 % sin las sacudidas.  Poseen el control de las crisis epilépticas, manifiestan beneficios como la sensación de alerta y están atentos con una mayor respuesta frente a los episodios epilépticos.

Para monitorear la dieta cetogénica se puede realizar examen de orina, por medio del empleo de tiras reactivas que indican la presencia de cuerpos cetónicos. Cada 2 a 3 meses se deben realizar exámenes de laboratorio para determinar los electrolitos, la función renal, la función hepática, carnitina, selenio y otros analitos necesarios.

El control se realiza mediante seguimientos habituales entre un mes y tres meses, determinando el peso corporal, la talla y el comportamiento de los fármacos prescritos, en función de ello, se realiza el ajuste que corresponda.

Se realizan también análisis de orina y de sangre para valorar que no haya alguna complicación orgánica.

Conoce qué es la cetosis

La cetosis no es más que un proceso corriente que hace que el organismo continúe trabajando cuando se ingiere poca cantidad de carbohidratos.

Los carbohidratos son los alimentos fundamentales abastecedores de energía del organismo, este también puede quemar su propia grasa para producir energía, sin embargo, el cerebro no puede quemar su misma grasa.

Por consiguiente, el consumo de pocos carbohidratos hace que la grasa se transforme en cetonas en el hígado, estas son liberadas en el flujo sanguíneo y, de esta forma,  el cerebro obtiene la energía para su funcionamiento.

Se denomina cetosis al proceso de nutrir el cuerpo con grasas, esto también incluye la producción de cetonas. En situaciones normales esta cetosis es segura y natural, como sucede, por ejemplo, cuando se da por el efecto de una dieta baja en carbohidratos o por ayuno interrumpido.

No obstante, en ocasiones especiales como en la diabetes tipo 1, una cetosis puede ser indicadora de una baja de insulina y estas llegan a elevarse en niveles muy altos que pueden ser extremadamente perjudiciales.

Al producirse la cetosis se manifiestan varias señales en el organismo como:

  • Pérdida del apetito y exageración del nivel de energía.
  • Se orina con frecuencia y se incrementa la sensación de sed.
  • Sabor a metal, sequedad en la boca y aliento Keto (es evidente para el resto de las personas, mas no para la propia persona).

Se puede realizar la medición de la cetosis a través de tiras reactivas en la orina, indagador del aliento y medidores de la sangre.

La dieta cetogénica, que lleva a la producción de cetosis, por lo general aporta beneficios a los diabéticos tipo 2;  en cuanto a los diabéticos tipo 1 esta debería estar acompañada de las inyecciones de insulina en menores cantidades.

Deben tener precaución ya que de no usar la dosis necesaria, porque podría originarse una cetosis o una cetoácidosis.

Los diabéticos tipo 2 y 1 pueden requerir la reducción de manera inmediata  del consumo de fármacos, cuando se realiza la dieta cetogénica para eludir la hipoglicemia.

El nivel de cetonas normal es: por encima de 0.5 mmol/L.

La dieta cetogénica y el embarazo

En la actualidad no existen estudios científicos que avalen la dieta cetogénica en el embarazo, por ello responsablemente se debe acudir al especialista para consultar cada caso.

Esta dieta se cree que es  segura en las mujeres embarazadas, esto se infiere en base a las experiencias de varias damas que poseen este tipo de dieta y no han manifestado alteraciones clínicas.

En el caso de las mujeres con diabetes gestacional o que padecen de diabetes, es de mucha utilidad, ya que la dieta ayuda al comportamiento hormonal especialmente la insulina.

Es prudente tener una restricción moderada de carbohidratos monitoreada por el especialista, especialmente en la gestación, hay que recordar que cada organismo es único y posee sus propias necesidades.

Los niveles de cetona deberán ser medidos a la misma hora diariamente, la medición en horas de  la mañana en ayunas, es de provecho para la comparación del resultado, de un día al siguiente. No obstante, los valores obtenidos en la mañana suelen ser bajos comparados con los obtenidos en horas nocturnas.

Se pueden realizar ambas mediciones tanto en la mañana como en la noche para ver el límite al que llegan; hay que considerar que los niveles cetónicos no  diferencian entre lo que es quema de grasa en la dieta realizada y la grasa que está almacenada.

Comer la menor cantidad de hidratos de carbono, proteínas y realizar ayunos interrumpidos, hace que se fomente la pérdida de peso, caen los niveles de insulina y se acrecientan las cetonas.  Pero la incorporación de grasas en exceso para aumentar las cetonas no hace que el peso corporal baje.

La incorporación de aceites vegetales para elevar los niveles de cetonas, así como también consumir complementos con cetonas, hacen que la pérdida de peso sea lenta, ya que aporta combustible alterno para utilizarse en vez de la quema de grasa del cuerpo.

Un elemento que podría incorporarse diariamente como complemento es VicMujer. Elaborado con ingredientes provenientes de la naturaleza, como el arándano, la alfalfa, cebada, apio, cerezas y tomates que ayudan a mejorar la circulación de la sangre, los niveles de azúcar y de colesterol en el cuerpo.

Alimentos autorizados e indebidos en la dieta cetogénica

Los alimentos que pueden consumirse en la dieta cetogénica son aquellos con alto contenido de grasa y con una cantidad moderada de proteínas. Se pueden consumir los siguientes nutrientes o alimentos:

  • Vegetales con poco contenido de carbohidratos como las espinacas, el aguacate, el pepino, el coliflor, el brócoli, espárragos, tomates, repollos y cebollas.
  • Pescados azules con contenido de grasas poliinsaturadas como el boquerón, las sardinas, el salmón, el atún, la trucha, el bonito, el jurel, el pez espada y el lebranche.
  • Carnes y charcuterías como el pollo, el pavo y las carnes con grasa poliinsaturadas.
  • Huevos y mayonesa.
  • Los productos lácteos grasos como la mantequilla, el suero de leche, queso de cabra, crema de leche, queso cheddar, queso mozzarella, yogures y otros derivados.
  • Aceite de oliva extra virgen, aceites vegetales como el que proviene del aguacate y del coco.
  • Frutos secos y semillas como las almendras, semillas de chía, pistacho, nueces, semillas de auyama, merey y de girasol.
  • Pimienta, sal y mostaza.

Todos los alimentos pueden ser combinados día a día, sin tener que realizar una dieta estricta.

Lo fundamental de una dieta cetogénica es el consumo de grasas y un porcentaje moderado de proteínas, con las restricciones antes mencionadas de carbohidratos, destacándose que lo mejor es que el especialista le indique su plan de alimentación.  

En la dieta cetogénica existen alimentos que deben limitarse para lograr los objetivos previstos, estos son los que contienen carbohidratos.

Los alimentos con alto contenido en carbohidratos son;

  • Las frutas poseen azúcares provenientes de la fructosa, que es un carbohidrato, especialmente los higos, las uvas, el mango, la mandarina, el plátano, las manzanas y los dátiles. Las más indicadas son el arándano, la patilla, el pomelo, el melón, las fresas, las frambuesas y el limón porque poseen menor cantidad de fructosa.
  • Pan, arroz, harinas y pastas.
  • Los cereales son de alto contenido de hidratos de carbono especialmente el trigo inflado, el muesli, el salvado de trigo, las porciones de arroz, trigo, cebada, corn flakes y los grumos de avena.
  • Las batatas y papas tienen gran cantidad de almidón.
  • Los granos como las habas, judías, frijoles, lentejas y alubias.
  • Productos de pastelería y reposterías.
  • Gaseosas, jugos azucarados y zumos.
  • Alimentos llamados chatarras con gran contenido de grasas no saturadas y carbohidratos, como las hamburguesas y perros calientes.

Beneficios de la dieta cetogénica

El principal beneficio por el cual las personas la solicitan es para bajar de peso corporal. En esta dieta no hace falta el contaje de calorías para alimentarse, es más efectiva para adelgazar que otras dietas. Las personas que adoptan este tipo de dieta, han logrado perder el doble de kilogramos en menos tiempo que cuando realizan otras dietas baja en calorías.

Es beneficiosa para el mantenimiento del organismo y peso corporal. Además, la pérdida de peso se consigue de manera rápida.

Es especial para aquellas personas que padecen de enfermedades crónicas como la diabetes mellitus.

En este caso particular, la dieta cetogénica hace que bajen los niveles de azúcar en la sangre, baja el peso corporal y permite mejorar la obesidad, especialmente mejora los niveles de insulina, hormona que juega un papel importante en esta enfermedad.

La glucosa se eleva en la sangre gracias a una alteración en la glándula que produce la resistencia a la insulina, aporta beneficios a los diabéticos y baja el peso corporal.

Varios estudios han valorado el comportamiento de la dieta cetogénica en personas que tienen cáncer, infiriendo que esta actúa de forma positiva en el control del avance de la enfermedad.  

VicMujer es un patentado que permite brindar beneficios como la mejora de la memoria, además, aporta vitaminas y minerales esenciales que ayudan a optimizar la función del organismo.

La utilización de energía normalmente proviene de grasas y proteínas, pero en el caso de la dieta Keto estos requerimientos son pocos.

La dieta keto debe servir como tratamiento complementario o alterno , más no ser  tratamiento sustituto, debido a que las células cancerígenas se ajustarían a medios metabólicos desfavorables a diferencia de las células sanas.

En la actualidad no existen estudios científicos y comprobados que señalen que este tipo de dieta prevenga el cáncer.

Dieta cetogénica en relación con el Alzheimer y epilepsia

Las personas diagnosticadas con enfermedades como el Alzheimer podrían beneficiarse con la dieta cetogénica, así como también aquellos que tienen acné crónico, ya que esta dieta es baja en hidratos de carbono.

En enfermedades como la epilepsia, especialmente en niños que han recibido tratamientos anticonvulsivos sin obtener mejora, la dieta Keto ha ayudado en varios casos a disminuir el número de convulsiones y proporcionar estados de alerta en los niños.

Se ha observado que cuando el niño se diagnostica con epilepsia, y este hace ayunos, las crisis convulsivas bajan su frecuencia de aparición o simplemente no suceden.

El proceso exacto por el cual la dieta keto actúa en personas epilépticas para disminuir el número de convulsiones es desconocido, sin embargo, se infiere que se debe a la variación del metabolismo metabólico y de energía, producido en el cerebro por los cuerpos cetónicos, que hacen que la actividad eléctrica se estabilice.

En el curso de la dieta cetogénica en las personas epilépticas no se han observado reacciones adversas secundarias.

En los primeros días de la dieta en algunos pacientes aparecen  señales que desaparecen de manera rápida; se recomienda que para evitarlos se realice la dieta de manera lenta, ir agregando alimentos progresivamente, incrementar las grasas y reducir los hidratos de carbono.

Esta dieta no debería ser estricta, debe realizarse por periodos largos de tiempo o de forma indefinida, es probable que una dieta rica en grasas incremente los valores de colesterol aumentando el riesgo de enfermedades del sistema cardiovascular.

Personas que tienen problemas con el ácido úrico pueden correr el riesgo de padecer de gota.

Como otras dietas, puede tener el popular efecto yo-yo cuando esta se detiene. Por consiguiente, es mejor la planificación de un plan nutricional con el especialista, a largo plazo y no a corto plazo.mujer fitness entrenando en casa, Hermosa joven haciendo ejercicios con silla en casa

Las dietas siempre deben estar acompañadas de actividades físicas, para que el beneficio obtenido sea duradero y sano, las personas sedentarias tienden a tener mayor cantidad de enfermedades.

Desventajas de la dieta cetogénica o keto

El Dr. Bellido indica que las dietas keto han resultado tener efectos positivos en las personas como método de soporte o apoyo, más no, como tratamiento definitivo de las epilepsias.

La dieta cetogénica amerita de disciplina y no todas las personas logran conservarse en cetosis.

Una desventaja, por ejemplo, es que no se puede mezclar las frutas o tomar café con leche por su elevado contenido de azúcares; por otro lado, es una dieta desequilibrada y por eso posee reacciones contrarias.

Por otra parte, la Dra. Sonia Peinado, nutricionista del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, señala que la dieta keto amerita de instrucciones mínimas. Requiere de la supervisión de un especialista nutricional,  ya que no es factible contar el porcentaje de carbohidratos que se deben comer para no excederse en cantidades y eliminar la cetosis que es el objetivo.

De acuerdo al IMEO, la dieta cetogénica reduce la ingesta de carbohidratos y restringe la cantidad de vitaminas, minerales y fibras, lo que podría afectar la actividad del cuerpo y producir nuevas enfermedades como el estreñimiento, contracciones musculares, diarreas y otras.

La ingesta de proteínas de manera constante podría producir ciertos riesgos biológicos, como incrementar el ácido úrico y la aparición de la gota.

La dieta cetogénica no es recomendable para las personas con enfermedades cardiovasculares por el consumo predominante de grasas, ya que ellas afectan al corazón, también en el caso de problemas hepáticos puede llegar a impedir la metabolización de las grasas; esto lo describe la Dra. Peinado.

VicMujer ayuda en la regulación de la circulación sanguínea, favorece la memoria, nivela los valores de triglicéridos y colesterol en sangre y, a su vez, aporta vitaminas y minerales que pueden estar escasos en la dieta diaria.   

La Dra. Bellido indica que las personas que no pueden realizar la dieta keto son aquellas que padecen de problemas en la vesícula biliar, diabéticos insulinodependientes, personas con arritmias y otras enfermedades cardiacas; personas con trastornos psiquiátricos, menores de edad y personas con muchas indicaciones farmacológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *