Desgaste físico: por edad y por entrenamiento

Desgaste físico: por edad y por entrenamiento

Última actualización: 12-01-2019. Equipo Nutricioni

Si queremos conocer lo que es el desgaste físico debemos hablar de los dos tipos que existen, para así poder atacar y lograr reducirlo de la mejor manera.

El desgaste físico natural es el que sufren las personas por causa de la edad que es un factor que no se puede eludir y todos pasamos por ello.

Con el avance de los años empezamos a notar que nuestra fuerza y habilidad no es la misma, ya que todos los órganos y músculos del cuerpo se van envejeciendo.

Este es un proceso normal, el cual podemos reducir sus  síntomas con la puesta en práctica de algunos buenos hábitos para lograr una vejez mucho más plena.

Los problemas que se empiezan a presentar en la vejez, como la mala memoria o que los órganos ya no funcionen al 100%, son factores que aparecen debido al desgaste.

En el otro caso, tenemos el desgaste que se produce por el agotamiento normal después de realizar cualquier actividad física. Esta condición aparece sobre todo en las personas que han estado realizando un esfuerzo físico continuo durante un espacio de tiempo prolongado, como por ejemplo, varios días.

Existen varios factores que influyen en esta condición, como puede ser la calidad de la alimentación y al mismo tiempo la calidad del descanso.

Un individuo bien nutrido será siempre más fuerte y resistente ante los desgastes físicos que una persona que presente cierto grado de desnutrición.

De igual manera, la condición física de la persona es de gran influencia a la hora de sufrir un desgaste físico causado por ejercicios.

Una persona con problemas de obesidad necesita mayor esfuerzo y más cantidad de energía para lograr realizar cualquier actividad.

Por lo que el desgaste es mucho mayor en esta clase de personas que en las que tienen una condición física más fuerte y resistente.

Por otro lado, aunque se tenga una buena condición física, si se realiza una actividad física excesiva también se van a sentir los efectos del desgaste.

Este tipo de fatiga afecta en todos los aspectos y actividades que se realizan cada día, reduciendo el  rendimiento del individua en todos los sentidos.

Por ello se hace necesario que ante la presencia de los síntomas de cansancio o desgaste físico, se tomen las medidas para eliminar la condición lo más pronto posible.

Mujer mayor de cabello blanco con dolor en la espalda baja

Desgaste físico por la edad

A medida que nuestro cuerpo envejece se empiezan a notar ciertos cambios que le afectan de manera directa y en todos los sentidos.

Sin embargo, es muy necesario estar siempre pendientes de los síntomas que estamos presentando, ya que no es una ley que el ser viejo sea un sinónimo de tener achaques.

Por supuesto, con la edad se pierden ciertas habilidades, también la masa muscular comienza a verse reducida y puedan presentarse problemas de memoria.

Pero ninguno de estos síntomas son de súbita aparición y si se toma ciertos hábitos y medidas no tenemos por qué tener una vejez de tristeza y enfermedad.

Dependiendo de la edad que se tenga se puede sentir un poco más de fatiga debido al desgaste propio de los años, pero también es cierto que existen muchas enfermedades capaces de provocarla.

Uno  de los mayores errores que cometen las personas después que se retiran es el entrar a una vida sedentaria y esto es lo que les causa debilidad.

Si estás sintiendo que te cuesta más mover tu cuerpo y que la fatiga se apodera de ti, no se lo achaques a la edad y mejor ponte a realizar un poco de ejercicio físico.

Para evitar perder la masa muscular y por consiguiente la fuerza, es indispensable mantener  el cuerpo en movimiento, esto te ayuda a permanecer joven por más tiempo.

También existen una serie de condiciones patológicas que pueden ser la causa de fatiga o desgaste físico en los adultos mayores.

Algo tan sencillo como las patologías estomacales, los cuales pueden afectar la calidad del sueño, traen como consecuencia la sensación de cansancio.

Cualquier tipo de infección también puede causar una gran sensación de cansancio en los adultos mayores, ya que estas patologías causan debilidad.

Las enfermedades que causan un poco de dolor y molestias físicas como la artritis y la osteoporosis, además de los problemas tiroideos pueden causar insomnio.

Otra creencia errónea es que con los años se pierde la capacidad de disfrutar de una vida sexual sana, algo que en realidad no debe ser así.

Para que continúes disfrutando de tu vida íntima con tu pareja te recomendamos utilizar Extralib Hombre un producto con gran poder energizante para una sexualidad plena.

Contiene muchos ingredientes naturales que te ayudan a lograr erecciones mucho más fuertes, ya que mejora la circulación sanguínea influyendo en la respuesta sexual.

Así que si estas sintiendo cansancio y debilidad no culpes al almanaque de una vez y busca ayuda médica, lo más probable es que con un poco de asesoría vuelvas a ser el de siempre.

Pérdida del apetito

Se cree que hasta el 30% de los adultos mayores presentan serios problema a la hora de alimentarse correctamente, algo que influye directamente en la pérdida de energía.

Es posible que debido al desgaste físico que la edad produce en los sentidos como el olfato y el gusto se pierda un poco el interés por la comida.

Algunos medicamentos utilizados para tratar diferentes patologías pueden causar también una pérdida de deseo de comer y afectar otras funciones relacionadas con el gusto.

Pueden presentarse problemas con la salivación, lo que es causa de incomodidad a la hora de intentar ingerir los alimentos propiciando una pérdida del apetito.

Otras causas que pueden causar trastornos alimentarios son los problemas dentales e incluso el hecho de no desear comer sin compañía.

Si es tu caso que de un momento a otro tu apetito tuvo un cambio radical es una señal que no debes pasar por alto, ya que esto no se debe al desgaste propio de la edad.

Para reducir este problema debes intentar consumir comidas más apetecibles para ti, así como compartir con amigos y familiares todas las veces que puedas.

Cambios en el humor y el estado de ánimo. Los problemas depresivos pueden causar debilidad muscular en cualquier clase de persona, pero para un adulto mayor, los síntomas  pueden ser más pesados.

No es natural que una persona con el paso de los años se vuelva más irritable y menos tolerante, por eso si estas sintiendo cambios en tu humor y estado de ánimo es una señal de alerta.

El padecer un cuadro de depresión puede aumentar los síntomas de ciertas  patologías cardíacas, y esto puede causar la incapacidad del paciente.

De igual manera los problemas psicológicos que derivan de esta condición pueden llevar a consecuencias fatales como el suicidio.

Años atrás se tenía la creencia de que era normal el sentir melancolía y tristeza cuando se llegaba a la edad del retiro.

Pero hoy en día se sabe que es una falsa creencia, ya que la mayoría de los adultos mayores son más felices porque muchas de sus preocupaciones no existen.

Cualquier clase de enfermedad puede causar el sentir síntomas de depresión, por esto no dejes que esta patología te venza y busca la ayuda necesaria.

Debilidad y pérdida de fuerza muscular

Las personas de la tercera edad pueden perder masa muscular con más facilidad que los jóvenes, esto se debe a una vida más sedentaria y la combinación de otras causas.

Existe una enfermedad conocida como sarcopenia, que es precisamente el perder músculo de forma notable, lo cual afecta la fuerza física y la habilidad en general.

Esta condición inevitablemente causa pérdida de muchas habilidades, como el correcto equilibrio y la resistencia para realizar cualquier actividad.

Si no deseamos que la sarcopenia afecte la independencia de movimientos y cause incapacidad es necesario tomar cartas en el asunto.

La pérdida de fuerza que se relaciona con el envejecimiento puede empezar alrededor de los 40 años, y por cada 10 años la condición empeora.

Para evitar este tipo de problemas es necesario que realicemos ejercicios constantemente, de esta manera los músculos se mantienen sanos.

Los ejercicios con pesas son ideales para mantener la masa muscular y los del tipo cardiovascular para mantener la resistencia.

Además, el salir a ejercitar tu cuerpo es una buena oportunidad para distraer la mente y pasar un momento de recreación cada día.

Los ejercicios también te ayudan a reducir los niveles de estrés y si estas triste o deprimido, con un poco de movimiento corporal esto puede cambiar.

Otros efectos positivos del realizar ejercicios es que puedes reducir el riesgo de osteoporosis y diferentes enfermedades articulares.

Debes cuidar de igual manera la dieta, el contar con los nutrientes adecuados cada día evita la pérdida de masa muscular y la aparición de muchas otras patologías.

Consumiendo diariamente sustancias como minerales y vitaminas en abundancia, evitas problemas como la diabetes y la aparición de cálculos renales.

Al mismo tiempo, cuidando de tu salud cardíaca, mantienes los niveles de colesterol bajo control, lo mismo que la presión sanguínea, entre muchas otras ventajas.

Una manera muy recomendable de mantener la salud física y emocional en los mejores niveles es el seguir disfrutando de una vida sexual plena. Para ayudarte en este aspecto, queremos que conozcas la maravillosa fórmula de Extralib Hombre con los ingredientes más sanos para revitalizar tu respuesta sexual.

Con el consumo de este producto natural, vas a notar en muy poco tiempo que tus erecciones son mucho más fuertes y tu vida íntima se vuelve mucho más plena.

Hombre joven sentado con mancuernas en el piso mientras bebe agua de un pote. Fatiga

Desgaste físico durante el entrenamiento

Cuando estamos hablando en terminología deportiva, debemos decir que el desgaste físico no es otra cosa que la fatiga que se produce por el esfuerzo constante.

Cuando empieza a aparecer este desgaste se comienza a notar que el rendimiento a la hora de entrenar o de realizar cualquier actividad deportiva no es el mismo.

Podemos describir algunas causas que provocan que aparezca cierto desgaste físico durante nuestros entrenamientos, lo cual puede afectar de manera directa nuestra vida cotidiana.

Baja cantidad de sustancias energizantes. Al momento de estar realizando actividades físicas, nuestros músculos  se encuentran quemando la glucosa que se encuentra en nuestra sangre.

Después de cierto tiempo y dependiendo de la cantidad de esta sustancia que se encuentre presente los músculos empiezan a fallar. Esto debido a que el cuerpo a utilizado todas las reservas que posee de esta sustancia necesaria para que las células trabajen.

Para que el cuerpo logre crear la glucosa necesita de la presencia de carbohidratos, ya que solo desde este tipo de nutrientes puede sintetizar esta sustancia.

Si este tipo de esfuerzo físico es constante y la ingesta de carbohidratos no es la suficiente, es normal que el cuerpo empiece a sentir los síntomas del desgaste.

Si te gusta realizar ejercicios físicos intensos, es necesario consumir muchos carbohidratos cada día, para así asegurar la energía necesaria.

El desgaste físico puede afectar negativamente todas tus funciones incluso las sexuales, por esto queremos recomendarte un producto eficaz como energizante.

Si utilizas regularmente Extralib Hombre puedes aumentar el nivel de energía en el momento del acto sexual, y además tu erección es mucho más fuerte.

Si realizas entrenamientos fuertes y constantes, y no deseas que estos bajen tu rendimiento en la cama, este producto es tu gran aliado.

Otras causas de desgaste durante los entrenamientos

Bajo nivel de hidratación. Por medio de la intensa sudoración, nuestro cuerpo intenta mantener la temperatura del organismo en niveles saludables.

Pero cuando esta se está produciendo, también estamos perdiendo sustancias y componentes que son necesarios para mantener la energía.

El desgaste y la fatiga durante los entrenamientos también está relacionado con la deshidratación, por lo que la constante hidratación es esencial durante los ejercicios.

Es muy  importante el reponer constantemente los líquidos perdidos durante el entrenamiento, ya que si no, todo nuestro sistema se ve afectado.

Con esta condición nuestra sangre deja de transportar de manera efectiva todos los nutrientes que nuestro organismo exige para funcionar, por lo que la fatiga es evidente.

Los músculos dejan de recibir la misma cantidad de oxígeno y de glucosa, ambas sustancias muy necesarias para su funcionamiento normal.

Debido a la deshidratación, se empiezan a sentir calambres, ya que se pierden minerales por la sudoración y no llega la misma cantidad hasta los músculos.

Como sabemos, el mineral más necesario para que los músculos funcionen de forma permanente y sin problemas es el magnesio, el cual como dijimos se pierde durante el ejercicio.

Muchos especialistas recomiendan el ingerir tres cuartos de litro de agua por cada hora de entrenamiento, para de esta manera mantener los líquidos necesarios en buen nivel.

No olvidemos el lactato. Cuando estamos realizando un entrenamiento muy fuerte aunque sea de corta duración se produce un exceso de lactato en el cuerpo.

El esfuerzo muy intenso y muy rápido provoca que se produzca gran cantidad de esta sustancia la cual no se puede eliminar de forma correcta.

Esta condición combinada con otras sustancias del organismo logran que se produzca una acidosis en el pH del organismo, lo que causa dolores musculares.

Esto provoca que el rendimiento físico de nuestro cuerpo caída de manera casi instantánea y que sea necesario el detener el entrenamiento bruscamente.

Aumento de la temperatura corporal. Si nuestro organismo no puede controlar la temperatura del cuerpo, esta puede elevarse a niveles peligrosos.

Si el ambiente donde estamos entrenando es muy caliente y tenemos una mala hidratación, nuestra temperatura puede llegar hasta los 39 grados.

En este nivel el cuerpo baja el rendimiento físico por razones de seguridad, ya que el desgaste es mayor y se pueden presentar sería fallas orgánicas.

Mujer joven comiendo cereal mientra escucha musica, en el piso se encuentran algunas frutas

Alimentos para energizar antes de los ejercicios

Es necesario que si realizas entrenamientos constantes tu dieta sea muy buena, balanceada y efectiva, ya que este es un factor primordial para el éxito.

Vamos a conocer algunos alimentos que puedes incluir en tus comidas diarias para lograr un mayor rendimiento durante los ejercicios.

Té negro. Es bien sabido por todos que un poco de cafeína nos brinda un estado  de alerta y energía que nos ayuda a realizar algunas actividades de una mejor manera.

Muchos, antes de entrenar acostumbran a consumir una taza de café bien cargado antes de entrenar, pero este efecto es mucho mejor si lo cambias por un poco de té negro.

Esta infusión, además de poseer menos cantidad de cafeína, aporta una sustancia          L-teanina, un aminoácido que resulta muy efectivo para aumentar el nivel de alerta y energía.

Cereales integrales. Estos alimentos son muy buenos para las personas que desean entrenar y ver resultados en poco tiempo.

Existen estudios que demuestran que el consumir cereales integrales aumenta la sensación de vitalidad a tan solo dos semanas de comenzar a ingerirlo.

Además, estos sanos y nutritivos alimentos pueden reducir el nivel de grasa corporal y al mismo tiempo aportan muy poca azúcar, combinación perfecta para energizarte.

Patilla o sandia. Esta rica fruta, es una excelente opción para que tu cuerpo se mantenga bien hidratado, la falta de líquidos genera mucha fatiga muscular.

Aunado a esto, la sandía posee sustancias energizantes, los cuáles ayuda en el rendimiento físico a todo nivel, tanto laboral, como el mental y el sexual.

Aprovecha este maravilloso efecto de la patilla, combinado con Extralib Hombre para mantener la calidad de tus erecciones y sentir más fuerza a la hora de tu disfrute íntimo.

Alimentos que podemos consumir para aumentar la energía

Si el ejercicio realizado de una manera correcta, se combina con una alimentación adecuada, los síntomas del desgaste no serán muy fuertes.

Ya hemos estudiado que la vejez no es sinónimo de desgaste o debilidad, y que con buenos hábitos podemos vivir una vejez plena.

Si estás sintiendo diferentes síntomas de cansancio, no culpes de buenas a primeras a la edad, busca ayuda profesional y descarta cualquier causa.

Plátanos. Poseen una muy buena cantidad de potasio, este mineral es muy importante para la correcta función de los músculos.

Con niveles adecuados de este mineral esencial podemos evitar diferentes patologías musculares como dolor y los muy molestos calambres.

Este vegetal, contiene también triptófano, la cual funciona como energizante natural, brindando una sensación de vitalidad.

De igual manera, el aporte de estos frutos en vitaminas B6 son muy efectivos para evitar el desgaste durante los entrenamientos fuertes.

Huevos. Son una gran fuente de vitaminas y proteínas. Ayuda a generar y mantener la masa muscular, por lo que son adecuados tanto para adultos mayores como para deportistas.

Frutos secos. También resulta una fuente muy confiable de energía, poseen diferentes vitaminas y ácidos grasos sanos para mantener la salud del corazón.

Semillas de chía. Su principal virtud se basa en sus ácidos grasos y en el fibra que son capaces de aportar, dando energía y sensación de saciedad.

Para aprovechar mejor estos componentes es bueno combinarlas con jugos, batidos y ensaladas, para de esta manera ingerir todas sus sustancias y hacer nuestras comidas más nutritivas.

Chocolate. Posee componentes energizantes, nutritivos y además es capaz de mejorar nuestro estado mental de manera efectiva.

Al consumir chocolate no solo aumentas tu vitalidad, también vas a evitar cuadros de tristeza y depresión, ya que nos hace sentir muchos más felices y optimistas.

Ginseng. Es una raíz utilizada por sus múltiples beneficios, es capaz de regular la tensión arterial, lo que mejora el desempeño físico en todos los aspectos.

Debes comer cada día un poco de este remedio natural y de esta forma verás mejoras en tu vida a nivel general, más fuerza, vitalidad y sensación de optimismo.

Recuerda siempre visitar el médico ante cualquier síntoma que te indique que algo no está bien, realiza ejercicios con regularidad y cuida de tu alimentación cada día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *