Venas humanas, conjunto de vasos anatómicos, sistema capilar sanguíneo.

Descubriendo la importancia de las venas en el cuerpo humano

Descubriendo la importancia de las venas en el cuerpo humano

Última actualización: 22-02-2019. Equipo Nutricioni

Las venas son un tipo de vaso sanguíneo que se encarga de transportar la sangre del cuerpo hasta el corazón.

Ellas pueden llegar a variar de acuerdo a su tamaño, grosor, longitud y ubicación pero dentro de ellas existen un grupo que destaca por su importante trabajo.

Se cree que si se llegaran a unir todas las venas presentes dentro del cuerpo humano, estas alcanzarían una longitud de 100.000 kilómetros.

Aparte de las venas, también están presentes dentro del cuerpo humano otros vasos sanguíneos importantes como las arterias y los capilares.

Dentro de nuestro cuerpo las venas están ubicadas en su mayoría de manera paralela a las arterias, manteniendo estas últimas los mismos nombres.

La estructura física de las venas variaba en comparación de las arterias, estas destacan por manifestar mucho volumen de fibrillas de colágeno en sus paredes.

Articagos estimula a una mayor producción del colágeno que acelera la regeneración de los tejidos, gracias a la presencia del sulfato de glucosamina y de condroitina.

Las venas se caracterizan por ser más delgadas que las arterias y en su interior hay presencia de válvulas que aseguran una mejor circulación sanguínea.

Dependiendo la zona del cuerpo en donde estén ubicadas, las venas manifiestan diferentes variaciones que facilitarán aún más su trabajo circular.

Las venas de las piernas tienden a tener más tejido muscular ya ellas deben manifestar mayor presión hidrostática, otras que se encuentran dentro del cerebro carecen de músculos.

Las venas presentes en el corazón poseen menor presencia muscular y mayor tejido conjuntivo.

A través de ella se pueden llegar a obtener muestras de sangre o administrar medicamentos vía intravenoso, esto se debe a que son más fáciles de ubicar.

Hay venas que se encuentran en la superficie del cuerpo, estas se llegan a ver con una coloración azulada, y se dejan ver más cuando existe congestión sanguínea.

Variedad en las venas: sus diferentes tipos

arterias, vasos sanguíneos, venas y arterias, sistema circulatorio, renderización 3d

Existe una amplia variedad de venas dentro del organismo del ser humano, algunas se pueden observar a simple vista otras sin embargo están a mayor profundidad del cuerpo.

Entre las venas que podemos destacar tenemos las venas cavas, las porta, safenas, yugulares, pulmonares, renales, coronarias, femorales, ácigos.

Las venas testiculares, umbilicales, hepáticas, radiales, faciales, oftálmicas, vertebrales, subclavias, perforantes, abdominales y bronquiales.

Estas se extienden por todo el cuerpo cumpliendo con la importante función de distribuir sangre a los órganos, nutrirlos y de transportar los desechos a sus órganos excretores.

Las venas transportan en su mayoría sangre rica en dióxido de carbono y pobre en oxígeno.

La vena cava: consta de un par de venas que tienen el trabajo de transportar del cuerpo hasta la parte auricular derecha del corazón.

Se caracteriza por tener una sección transversal que suele ser variada por diferentes factores, también en ella está presente la presión arterial venosa.

Esta presión suele tener una cifra de medición de alrededor (0-15 mmHg) aunque suele ser variada la cifra de medición estándar.

Este par de venas son la vena cava superior y la vena cava inferior, la inferior traslada la sangre que vienen desde las piernas, la pelvis y el abdomen.

La cava superior lleva sangre pobre en oxígeno desde las extremidades superiores del cuerpo como el cuello y la cabeza y la devuelven hacia el corazón.

La vena porta: su misión es transportar la sangre que viene desde el bazo, el páncreas, el tracto gastrointestinal y la vesícula biliar.

Esta sangre transportada está enriquecida con diferentes nutriente y desechos que se originan del alimento consumido.

El 75% de la sangre que pasa por el hígado fluye por la vena porta mientras que el resto es conducido por la arteria hepática.

Importante grupo de venas: funciones que destacan

Continuando con la descripción de las venas presentes en el sistema circulatorio del cuerpo, podemos destacar las siguientes:

Venas safenas: están presentes en ambas piernas y se caracterizan por ser una vena principal de gran longitud y un tallo más reducido en tamaño.

La principal y de mayor tamaño se le conoce con el nombre de gran vena del tronco, y su longitud va desde la ingle  pasando por la rodilla y llega hasta el tobillo.

La más pequeña se le conoce con el nombre de vena safena parva y se extiende desde la fosa poplítea hasta el tobillo y se conecta con otros vasos del sistema venoso profundo.

Venas pulmonar: estas comprenden un complejo circuito circulatorio en donde la sangre viaja desde el corazón a los pulmones y después nuevamente se regresa.

Aquí podemos encontrar 2 pares de venas, un par del lado derecho llamado las venas dextrae y otro par del lado izquierdo las venas siniestra.

Estos 2 pares consiguen unirse en una vena principal llamada vena tallo pulmonar, que se ubicaba en la aurícula izquierda de nuestro corazón.

Venas yugulares: este tipo de venas están ubicadas en  ambos lado del cuello, en distancia muy cercana de las arterias.

La vena yugular derecha se ubica muy cerca de la arteria carótida común, por su parte la vena yugular izquierda suele ser de menor tamaño que la derecha.

Ambas venas están constituidas por unas válvulas que se ubican muy cercanas del final del vaso, específicamente a 2,5 cm.

Articagos garantiza un mejor funcionamiento regenerativo en los vasos sanguíneos, gracias a la alta presencia de numerosos nutrientes como la vitamina A, B1, B2, B3, B6 y B12.

Las venas internas de la cabeza: estas las podemos encontrar en la base del cerebro y en ambos lados de nuestra cabeza.

Estas son la vena facial, la vena retromandibular y la vena lingual, se extiende hacia la parte inferior del cuello en donde se une con la vena subclavia.

La presencia de las venas en todo nuestro cuerpo

sistema circulatorio, Cardiología y el concepto de corazón cardiovascular como un símbolo médico de salud de la circulación de la sangre humana que representa un órgano cardíaco circulatorio sano con venas y arterias en un estilo de ilustración 3D.

Las venas destacan por sus funciones y su gran diversidad, cada una de las venas que se han nombrado desempeña una función importante en nuestro cuerpo.

La vena renal: es encontrada en la parte abdominal del cuerpo y está encargada de suministrar sangre a nuestros riñones.

Está dividida en 2 partes que son la vena renal siniestra y la vena renal diestra, la vena siniestra alcanza una longitud de 7,5 cm de longitud mientras que la otra de 2,5 cm.

Desempeña un papel de par junto a la arteria renal llegando alcanzar a la vena cava inferior, y formando numerosos cruces entre ellas y la aorta.

La vena siniestra extrae la sangre que proviene de la vena testicular o de la vena izquierda de los ovarios.

Como dato de curiosidad, la vena renal siniestra está en medio de la arteria mesentérica y la aorta abdominal, ante la presión de ambas arterias puede verse alterada su función.

La vena ácigos: son la continuación de las venas lumbar craneal, teniendo la tarea de proveer sangre a la vena cava superior.

Está ubicada entre el lado derecho de las vértebras y el tórax, teniendo una cercanía con el nervio esplácnico.

Ellas llegan a establecer comunicación con la vena hemiácigos, con la vena cava superior y con la vena cava inferior.

Las venas hepática: están cerca del hígado y desde luego le proporcionan la sangre a la vena cava inferior del hígado, y también la sangre que purifica la vena portae.

Estos tipos de venas se originan desde unas venas centrales provenientes de lóbulo hepático, y de aquí se generan múltiples conexiones entre venas y arterias.

Articagos destaca, ya que le da a nuestro organismo las herramientas necesaria para desarrollar mayor cantidad de colágeno, lo que acelera la regeneración de los vasos sanguíneos.

Diferencias entre las venas y las arterias

Ambos son vasos encargados de transportar la sangre por todo nuestro cuerpo, aunque sí se diferencia cuando lo hacen al corazón.

Mientras que las venas tienen válvulas internas que garantizan el transporte sanguíneo hasta el corazón.

Las arterias no las necesitan para transportar la sangre por todo el cuerpo.

La presión sanguínea de las arterias es más potente para trasladar la sangre por el cuerpo que la fuerza de succión de las venas dirigidas al corazón.

Las venas internamente son más delgadas que las paredes internas de las arterias, sin embargo las arterias son más elásticas que las venas debido a sus fibras.

Las venas están constituidas por 3 capas una capa interna, una capa media compuesta por mucha fibra muscular y habilidad elástica.

Y una capa externa compuesta por tejidos conectivos.

Las arterias por su parte también están constituidas por 3 capas llamadas íntima, muscular y adventicia.

La íntima apenas se logra identificar, mientras que la muscular tiene poca presencia con algo de flexibilidad gracias a su tejido muscular liso.

La capa adventicia es la que se componen en su mayoría las venas, tiene presencia de fibras de colágeno llegando a formar un tejido conjuntivo laxo.

Algunas enfermedades que llegan afectar nuestras venas

Las venas son ductos en donde la sangre se suele transportar, estas comienzan a experimentar deterioros por consecuencia de la edad y por lo que consumimos.

Este deterioro afecta a las válvulas que están dentro de las venas o también en sus paredes, causando una dilatación venosa y generando obstrucción o reflujo sanguíneo.

Entre las enfermedades que llegan afectar las venas en nuestro cuerpo tenemos las siguientes:

Flebitis: esto ocurre cuando una vena se inflama llegando a manifestar después una coagulación, por lo general le suceden a las venas presentes en las piernas.

En este caso las piernas manifiestan un color rojizo, dolor al tacto y un aumento de la temperatura en la zona afectada muy común en personas que padecen de varices.

Puede sucederle a una persona cuando a estado mucho tiempo sentada y no ha realizado ningún movimiento, también por el uso de prendas muy apretadas.

Puede llegar inflamarse más al final del día, debido al mucho tiempo sentado o parado efecto de la gravedad.

Su tratamiento varía dependiendo de la complejidad, ya que se puede sanar sola, el uso de analgésicos o antiinflamatorios y en casos más serios la cirugía.

Edemas: estos suelen manifestarse cuando hay dificultad en la circulación sanguínea, llegando a causar una dilatación venosa.

Si no se trata a tiempo esta dilatación causara una fuga de líquidos que manifestaron un recrecimiento en la zona de las piernas o tobillos.

Sucede por lo general en las venas ubicadas en la zona superficial y no se nota cambios de coloración en la piel, dolor y presenta una textura muy blanda.

El recrecimiento puede ceder después de estar un tiempo en reposo colocando las piernas hacia arriba, también se puede utilizar vendajes o compresas frías.

Las várices: ocurre cuando las venas sufren del proceso de dilatación, que es común en personas que trabajan muchas horas de pie o embarazadas.

Se manifiestan de color azul y tiene una forma curva, este trastorno no es hereditario.

¿Qué alimentos benefician a nuestras venas?

Existen alimentos que gracias a sus virtudes pueden llegar a beneficiar no solo la circulación sanguínea, sino a mantener limpias nuestras venas.

Los alimentos que mencionaremos son los siguientes:

Aguacate, aguacate cortado y aguacate extendido sobre fondo blanco

Aguacate: esta fruta destaca gracias a su elevado nivel en grasas mono saturadas, llegando a beneficiar a nuestro torrente sanguíneo.

Lo mejor de todo es que este tipo de grasa no se deteriora dentro del organismo y no causa arteriosclerosis.

Jengibre: esta planta es muy utilizada en el continente asiático debido a sus múltiples beneficios, es excelente para desinflamar y calmar los dolores.

Gracias a su estupenda labor facilita la absorción de nutrientes y una mayor elasticidad en las venas.

Ajo: posee un elevado porcentaje de antioxidantes que disminuyen notablemente el daño que genera los radicales libres, reduciendo la posibilidad de padecer colesterol malo.

Ayuda a disminuir la presión arterial alta, así como también las lipoproteínas de alta densidad.

Manteniendo nuestra sangre más limpia y evitando que se formen placas en las paredes de las venas.

Granada: su jugo destaca por encima de otras frutas en niveles alto en antioxidantes, siendo una excelente opción para combatir la arteriosclerosis.

Con su amplio repertorio en antioxidantes y propiedades antiinflamatorias, Articagos destaca como un reparador de los daños que se pueden manifestar en los vasos sanguíneos.

Cúrcuma: esta especia ofrece la posibilidad de beneficiar la actividad circulatoria, así como reducir el porcentaje alto del colesterol malo.

Es una buena idea consumirla para elevar los niveles de salud del sistema circulatorio, ya que se encarga de fortalecer las paredes de las venas.

Frutos secos: aquí podemos nombrar las avellanas, las nueces, el maní y las almendras.

Poseen alto contenido de ácidos grasos como el omega 3, así como de grasas monoinsaturadas.

¿Qué vitaminas benefician el funcionamiento circular?

Aquí podríamos destacar el amplio repertorio de la vitamina B y sus diferentes variaciones que fortalecen y cuidan nuestro corazón.

Las que más destacan son la vitamina B12, la vitamina B9 y la vitamina B6 que siendo administradas de manera frecuente disminuyen los problemas cardiovasculares.

De esta forma eleva el colesterol bueno, disminuyendo el colesterol malo, y manteniendo estable la tensión arterial alta.

Otra es la vitamina K que nos ayuda a disminuir los riesgos de padecer arteriosclerosis, insuficiencia cardiaca o problemas en las arterias coronarias.

Debido a su alto contenido en antioxidantes, puede reducir la aparición de moretones y estabilizar los niveles altos de azúcar en la sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *