mujer con acne y problema facial, Mujer joven con acné antes y después del tratamiento.

Descubre los mejores remedios caseros para el acné

Descubre los mejores remedios caseros para el acné

Última actualización: 05-05-2019. Equipo Nutricioni

El acné es una enfermedad que ocurre desde el momento que los folículos pilosebáceos se inflaman, específicamente en la cara, el cuello, el pecho, los brazos y la espalda. Es un trastorno que afecta el 90% de la población durante la pubertad.

Cabe destacar que esta enfermedad suele desaparecer luego de cumplir los veinte años y aunque los hombres la padecen con mayor severidad, es más común en el caso de las mujeres, hay casos en que las mujeres pueden seguir padeciendo de acné hasta luego de la menopausia.

Es un trastorno de gran importancia sobretodo durante una etapa difícil de la vida del ser humano que es la adolescencia, afecta física y psicológicamente. Cambia la apariencia de nuestra piel y de no ser tratada por un dermatólogo puede dejar cicatrices profundas cuya solución suele ser compleja.

Es importante mencionar que son muchos los factores que influyen en el tipo de acné y la severidad del mismo en nuestra piel, es más frecuente en las pieles blancas que en la piel oscura.

Es común que las personas lo vean sólo como un problema hormonal que persiste luego de la adolescencia, sin embargo, hay casos en que es necesario asistir al médico.

Por consiguiente, hay tratamientos efectivos para disminuir la agresividad del acné en nuestra piel, pero el acné puede ser constante y cuando algunos comienzan a sanar pueden aparecer más en otras zonas.

Las opciones naturales para el cuidado de la piel son muy amplias y variadas, sin embargo, debemos tener hábitos saludables y ser disciplinados con los tratamientos que apliquemos sobre ella, de eso dependen los cambios en la apariencia de nuestra piel y por ende en el acné.

mujer con acne y problema facial, Mujer joven con acné antes y después del tratamiento.

Causas del acné

Las causas del acné son variadas, una de las más destacadas son la secreción de las hormonas sexuales, específicamente los andrógenos, ya que los mismos estimulan la secreción descontrolada del sebo.

Asimismo, permitirá la formación de un tapón, lo cual causará el ambiente perfecto para el crecimiento de la bacteria saprofita Propionibacterium Acnes, la cual permite el desarrollo del acné. A continuación algunas causas del acné:

Cambios hormonales: estos ocurren principalmente en los adolescentes y en personas que toman algún tipo de medicamentos que contengan andrógenos, corticosteroides o litio.

Los andrógenos: son hormonas que aumentan sus niveles de producción durante la pubertad, lo cual ocasiona que las glándulas sebáceas aumentan su tamaño y produzcan más sebo.

Cabe destacar que los cambios hormonales durante el periodo menstrual, el embarazo y la toma de píldoras anticonceptivas también afectan la producción de sebo, las personas que poseen bajas cantidades de andrógenos en la sangre puede ser una situación que agrave aún más el acne.

Genética: los antecedentes familiares intervienen en la piel, es común que si los padres durante su juventud padecieron acné, es probable que los hijos también lo padezcan.

Fricción de la piel: esto puede pasar por el uso frecuente de celulares, audifonos, cuellos ajustados, y la fricción de la almohada en nuestro rostro.

El uso frecuente de sustancias grasosas: existen ciertos productos sobretodo en el área cosmetológica que producen efectos adversos en la piel ya sea porque son lociones muy cremosas o aceitosas.

El estrés: es un elemento importante, ya que estimula la producción de hormonas adrenales, es decir incita a las glándulas suprarrenales a la producción de hormonas esteroides como el cortisol y la testosterona.

Es común que el cane aparezca en las épocas de exámenes, de mucha presión laboral y en el caso de las mujeres antes del ciclo menstrual.

Tipos de acné

El acné es una enfermedad que afecta la salud de la piel y muchas personas creen que todos los granitos o espinillas son iguales.

Para tratar este trastorno es importante saber que existen diferentes tipos de acné, ellos poseen características que las diferencian. A continuación algunas de ellas:

Acné premenstrual: aparecen en los días previos a la llegada de la menstruación, esto se debe a los cambios hormonales que ocurren en el cuerpo.

Asimismo, en el caso de padecer acné vulgar, los granos en esta etapa se hacen más notorios, no obstante, lo más común en estos casos es que desaparezcan una vez a la semana.

Acné vulgar o común: es un tipo de acné que se caracteriza por ser de puntos blancos y pequeños que suelen aparecer en el cutis. Además aparecen en el pecho, la espalda y los brazos.

Es un tipo de acné leve, pero debe ser tratado por un especialista.

Acné del bebé: son unos pequeños granitos que están en la piel del bebé por 72 horas luego de su nacimiento. Están relacionados con las hormonas que la madre le transmite al bebé a través del cordón umbilical, este tipo de acné se desaparece con el pasar de los días.

Acné queloideo: es un tipo de acné común en los hombres, es ocasionado por el mal afeitado o que la hojilla está deteriorada.

De igual forma hay personas o tipos de pieles que son alérgicas a las cuchillas o a las cremas de afeitar, este tipo de acné se presenta en la barbilla y en el cuello.

Punto negro: es un grano en la superficie de la piel, este ocurre cuando el exceso de sebo y de células muertas tapan el poro.

El color negro se le atribuye por el contacto de la grasa con el aire, no se debe específicamente a la suciedad.

Acné rosácea: es más frecuente en el caso de las mujeres, así mismo afecta a personas de todo el mundo.

Algunos estudios demuestran que se da en personas de más de 30 años, aunque en algunos casos pueden tener menos edad.

Su apariencia es similar a una erupción es decir son marcas de color rosado o rojo, inclusive pueden apreciarse a simple vista los vasos sanguineos que estan en la superficie de la piel.

Es común que aparezca en las mejillas, la barbilla, la nariz y con menos intensidad en la frente, se pueden presentar como manchas, granos y hasta protuberancias, si no se trata a tiempo puede inflamar los tejidos hasta cambiar la forma de la nariz.

Remedios caseros para tratar el acné

Son muchos los tratamientos que existen en la medicina dermatológica, sin embargo algunos pueden llegar a ser costosos, es por ello que a continuación te presentamos tratamientos naturales y fáciles de conseguir:

Limón: actúa como exfoliante y al mismo tiempo ayuda a desinfectar y a aclarar la piel, evitando así el exceso de grasa y la aparición de espinillas en la misma.

Inicialmente debemos lavar muy bien la cara y humedecer una mota de algodón con el jugo del limón, aplicar en el rostro por al menos diez minutos y retirar con abundante agua.

Es necesario mencionar que este tratamiento se recomienda solo por la noche, ya que la luz del sol puede manchar la piel.

Aloe vera: también conocida como la sábila, tiene una gran número de propiedades curativas con el fin de tratar quemaduras, infecciones en la piel e incluso disminuir la apariencia de las cicatrices.

Lo mejor es extraer el gel de la planta con un cuchara y aplicarla directamente sobre la piel, en el caso de comprarla en un establecimiento debes verificar que sea gel de sábila original y sin otros componentes.

Miel: este poderoso líquido natural tiene las propiedades antibióticas necesarias para disminuir el acné, con tan solo una cucharada puedes aplicar en la zona afectada y esto ayudará a desinflamar la espinilla.

Menta: las propiedades de esta planta ayuda a eliminar el aceite que impide que los poros respiren y por ende aparecen los puntos negros y las espinillas, si quieres proteger tu rostro puedes hacer una mascarilla mezclando hojas de menta finamente picadas con yogurt natural y avena en polvo, la aplicas por diez minutos y luego lavas tu rostro de forma habitual.

Aspirina: contiene ácido salicílico y es un componente ideal para secar las espinillas y reducir la inflamación del acné.

Puedes triturar las pastillas agregando un poco de agua hasta lograr una pasta y esta la aplicaras solo en cada una de las espinillas.

4 hierbas para combatir el acné de forma natural

El acné es una enfermedad en la piel cuya característica principal se da por la formación de granos, estos están compuestos por grasa, células muertas y otros compuestos que se acumulan en los poros obstruyendo los.

Esta situación afecta a la mayoría de personas en su juventud, por lo cual puede presentar un problema de autoestima considerable. Sin embargo, puede curarse con los tratamientos adecuados para cada tipo de piel.

Actualmente existen hierbas naturales para tratar efectivamente el acné, a continuación algunos de ellos:

Arnica: logramos obtener sus beneficios a través de la infusión de las flores de la misma.

Resulta una loción con propiedades antibacterianas y astringentes que ayudan a controlar la producción de aceites de la piel y disminuye la presencia de los granos en la misma.

La infusión de la árnica nos ayuda a limpiar los poros y facilita la eliminación de la piel muerta y los residuos de maquillaje que quedan en la piel.

Amaranto: lavar nuestro rostro con infusión de amaranto nos ayudará a controlar los niveles de ph de la piel, controlando así una producción excesiva de sebo.

Cabe destacar que si se usa frecuentemente controla la producción de granos y disminuye los efectos de las toxinas negativas en la piel.

Albahaca: sus hojas tienen componentes astringentes que ayudan a disminuir la producción descontrolada de acné en la piel.

Es recomendable aplicarlo como tónico hidratante, ya que es ideal para mantener la suavidad y la firmeza de la piel.

Salvia: es una planta con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, que ayudan a regular la aparición del acné.

Cuando el acné mismo se origina por una infección bacteriana, tiene la capacidad de limpiar la superficie de la piel y retirar el exceso de sebo acumulados en los poros.

Hábitos para prevenir el acné

Es común que el acné se desarrolle por factores internos. Sin embargo. debemos ayudar a nuestra piel evitando los daños de la contaminación en la misma y controlando los niveles de grasa en la misma.

Es por ello que te presentamos algunos hábitos diarios con el fin de tener un rostro impecable:

Lavar el rostro: tener una buena higiene es fundamental para sentirnos más sanos.

Debemos lavar el cutis mínimo dos veces al día, preferiblemente por las mañana y por las noches antes de dormir. En el caso de usar maquillaje se recomienda el uso de un desmaquillante según tu tipo de piel.

Lavar el cabello con frecuencia: no se recomienda lavar el cabello todos los días, ya que se puede volver débil y quebradizo, sin embargo es necesario mantenerlo limpio para tener un cutis libre de grasa.

El cabello produce aceites naturales que en exceso pueden obstruir los poros de nuestra piel, es por ello que se recomienda lavar un dia de peor medio y utilizar productos libres de grasa.

Cambiar la funda de la almohada: Se recomienda hacerlo al menos una vez por semana.

Una funda sucia causará la aparición de acné, la almohada absorbe la grasa y la suciedad del cabello, por consiguiente se acumula en las fundas y se recomienda cambiarlas. De lo contrario, se estimulará la producción de bacterias que causan acné.

Evitar tocar el rostro constantemente: las manos y en especial las uñas almacenan muchas bacterias y pueden provocar infecciones trayendo como consecuencia la aparición del acné.

Se recomienda lavar las manos con frecuencia y mantener una buena higiene en general.

Lavar las brochas de maquillaje: estas absorben la grasa del cutis, además si tenías un granito y usastes las brochas para cubrir el acné con maquillajes, estas brochas están contaminadas y esto propagara el acné por el rostro.

Se recomienda lavar las brochas una vez por semana, todo depende con la frecuencia que te maquilles, esto evitará la aparición de acné.

Consejos para lidiar con el acné

Para evitar la aparición del acné siempre será recomendable cuidar la piel adecuadamente, no solo limpiandola e hidra natadola, sino también tener especial cuidado de lo que consumimos.

Es necesario cuidar nuestra alimentación y evitar el consumo de comidas ricas en grasas o frituras, y practicar ejercicios con frecuencia para liberar toxinas.

Asimismo, se recomienda tomar suplementos naturales que complementan estos cuidados de la piel.

Anti Canas es un suplemento completamente natural que contiene en cada una de sus cápsulas la combinación perfecta para tener una piel completamente sana y joven.

Uno de los componentes principales de Anti Canas es la raíz de ortiga es ideal para combatir el acné internamente. Esta planta tiene la capacidad de limpiar la sangre y estimular la formación de los glóbulos rojos.

Anti Canas es un suplemento creado bajo descubrimientos científicos de gran relevancia, que no solo ayudan a disminuir el acné y darle lozanía a la piel sino que además nos mantiene más jóvenes y saludables.

De igual forma, se recomienda el uso de lociones exfoliantes, cuya función principal es eliminar el exceso de grasa, limpiar profundamente la piel y eliminar células muertas.

Cabe destacar que aplicar aceite de árbol del té, es un producto ideal para eliminar bacterias y el exceso de grasa que se acumula en la piel.

Si quieres mantener una piel saludable y libre de acné puedes aplicar muchos métodos naturales, sin embargo consumir Anti Canas diariamente será el aliado perfecto para la piel y el cabello.

Igualmente, contiene vitamina B6 y minerales como el zinc y el cobre, entre otros ingredientes naturales que no solo benefician en el ámbito estético sino que además mejoran su salud y por consiguiente su bienestar mental.

En resumen, si cuidamos nuestra piel adecuadamente, el acné es un problema que se puede controlar ya hasta evitar, todo depende de las características de tu piel y tus hábitos diarios para cuidarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *