Probióticos

Descubre los beneficios de los probióticos para tu salud

Descubre los beneficios de los probióticos para tu salud

Última actualización: 28-12-2018. Equipo Nutricioni

Los probióticos son suplementos que contienen bacterias vivas y microorganismos  que son beneficiosas no solo para el sistema digestivo sino para todo organismo.

Se pueden consumir a través de alimentos que tengan una gran cantidad de estos microorganismos o a través de suplementos naturales.

Desde hace muchos años se han realizado muchas investigaciones para determinar los efectos que tiene los probióticos sobre la salud en general.

Cada día el uso de probióticos se incrementa más y se asocia al tratamiento de varias enfermedades no solo gastrointestinales sino también inmunológicas.

Los probióticos ayudan a mantener la flora intestinal, que está constituida por millones de bacterias que regulan la función intestinal.

Cuando hablamos de bacterias, generalmente las asociamos con enfermedades pero las bacterias son necesarias para el buen funcionamiento del organismo.

Existen “bacterias buenas” que son fundamentales para nuestro intestino y mediante el uso de estos probióticos pueden desarrollarse más fácilmente.

La principal función de estos suplementos es que permiten  mejorar la calidad del proceso digestivo que permite la absorción de los nutrientes que luego serán utilizados por el cuerpo.

Los probióticos se utilizan desde hace muchas décadas y se han convertido en un gran aliado para el tratamiento de muchas enfermedades.

Estas bacterias que contienen los probióticos ayudan a controlar algunos tipos de alergias, actúan sobre el sistema inmunológico y controlan la obesidad.

También permiten ayudan a mejorar la diarrea, colon irritable, hinchazón abdominal, gases y estreñimiento.

Incluso para tratar problemas de ansiedad y de ánimo, como depresión, cambios de humor e irritabilidad.

Ilustración de la anatomía del cuerpo humano y de los organos digestivos

¿Cuál es la función del intestino?

El intestino es la parte del sistema digestivo que está ubicado entre el estómago y el ano que puede medir alrededor de 7 metros de largo.

La función principal de este órgano es absorber los nutrientes y el agua que son ingeridos a través de la alimentación.

Sin embargo, el intestino no sólo se encarga de digerir los alimentos, también se le atribuye al intestino un papel inmunológico muy importante.

Casi todos los elementos que ingresan a nuestro cuerpo entran por el sistema digestivo y la mayor parte de la actividad que realiza el sistema inmunológico se concentra en el intestino.

Se puede decir que del trabajo que realiza el intestino dependen muchas actividades y procesos necesarios para el organismo.

Podemos decir que el intestino es el segundo cerebro del cuerpo, de allí la importancia de cuidar nuestro sistema digestivo y nuestra salud intestinal.

Por ejemplo existen sustancias y hormonas que son 95% procesadas y sintetizadas en el intestino y el otro 5% restante en el cerebro.

Este órgano se divide en dos partes: el intestino delgado y el intestino grueso.

El intestino delgado es un tubo que comienza en el estómago y se conecta con el intestino grueso y consta de tres partes que son: duodeno, yeyuno e íleon.

La mayor parte de los alimentos se producen a través del intestino delgado. Esta función se realiza por la absorción a través de las mucosas y las vellosidades intestinales.

Cada vellosidad contiene vasos sanguíneos y linfáticos a través de los cuales son absorbidas las sustancias y luego distribuidas al resto del organismo.

El intestino grueso  es un tubo que mide alrededor de 1.5 metros de largo que se conecta con el intestino delgado a través de una válvula y finaliza en el ano.

Se compone de las siguientes partes: ciego, apéndice, colon ascendente, colon transverso, colon descendente, colon sigmoideo, recto y ano.

Manos sosteniendo la flora intestinal

Importancia de la flora intestinal

La flora intestinal es un sistema muy complejo dentro del aparato digestivo, donde existen billones de bacterias.

Esta flora intestinal se comienza a desarrollar cuando nacemos y  oco a poco vamos adquiriendo bacterias que se van anidando y multiplicando.

Las bacterias son de gran importancia para el buen funcionamiento de la flora intestinal,  el proceso digestivo y el funcionamiento del resto del organismo.

Entre las bacterias que predominan en el aparato digestivo están Lactobacillus y Bifidobacterium  que se encargan de contribuir al proceso de digestión y asimilación de los nutrientes.

Entre las principales funciones de la flora intestinal están:

Mantener un sistema que sirva de protección de las bacterias nocivas que pueden causar infecciones en el organismo.

Permitir la digestión  y asimilación de los alimentos: fibras, lípidos, lactosa, y otros nutrientes para luego ser distribuidos al cuerpo humano.

Sintetizar las diferentes vitaminas necesarias para el funcionamiento del organismo como vitaminas del grupo B, vitamina K, etc.

Permitir la absorción de los minerales como el calcio,  magnesio, hierro, fósforo, etc, tan importantes para el funcionamiento del organismo.

Mantener un desarrollo equilibrado en el funcionamiento del sistema inmunológico para tener las defensas contra enfermedades y virus.

Muchas veces se producen alteraciones que pueden causar síntomas en el organismo como alergias constantes, dificultades respiratorias, inflamación intestinal, diarreas, etc.

Esto se puede producir por una serie de factores tales como una mala alimentación, abuso de sustancias como la cafeína y el tabaco, comidas rápidas, etc.

El uso de antibióticos y laxantes de manera prolongada puede alterar la flora intestinal y trastornos gastrointestinales, como diarrea e inflamación.

También se puede considerar algún tipo de alergia alimentaria o intolerancia a algunas sustancias como por ejemplo el gluten, que causan pueden dañar la flora intestinal.

¿Cuál es la diferencia entre probióticos y prebióticos?

La principal diferencia entre ambos es que los probióticos son sustancias que compuestas por micoorganismos y bacterias vivas  que contribuyen al desarrollo de la flora intestinal y permiten mejor absorción de los nutrientes.

Los probióticos son bacterias que resultan saludables para el funcionamiento del organismo y que contribuyen en la prevención de muchas enfermedades.

Cuando hablamos de prebióticos nos referimos un tipo de fibra que contienen algunos alimentos que ha sido popularizada en los últimos años, por ser beneficiosos para la salud digestiva.

Estas fibras contenidas en los prebióticos sirven de alimento para los probióticos y permiten su desarrollo en el intestino.

Existen dos formas de tomar probióticos: A través de suplementos que los contengan o por el consumo de alimentos con probióticos naturales como el  yogurt por ejemplo.

Los suplementos naturales con probióticos garantizan el consumo  adecuado y en la cantidad requerida de los componentes necesarios para mejorar la digestión.

SúperBio es un suplemento que aporta al organismo las bacterias necesarias para tener una digestión saludable.

Estos suplementos como SúperBio nos ofrecen una cantidad de bacterias que nos permitirán un mejor desarrollo de la flora intestinal.

Se puede decir que ambos son elementos clave para un buen funcionamiento del aparato digestivo y el sistema inmunológico

Es importante mantener un tipo de alimentación que contenga los elementos necesarios para el buen funcionamiento del organismo.

Recuerde que una buena alimentación es fundamental no solo para el funcionamiento del sistema digestivo, sino también para todos los demás procesos que realiza el cuerpo humano.

Señales de que necesitas tomar probióticos

Muchas veces por desconocimiento no somos capaces de reconocer si debemos usar o no los probióticos o si nuestro cuerpo realmente los necesita.

Lo más recomendable es consultar con un médico que te indique que cantidad necesitas y cómo debes tomarlos.

Si presentas algunos de estos síntomas, es muy probable que necesites consumir alimentos o suplementos que contengan probióticos:

Cuando has tomado antibióticos: La función del antibiótico es matar las bacterias que atacan el cuerpo.

Sin embargo los antibióticos no diferencian entre las bacterias buenas y las malas, por lo tanto el organismo se debilita.

El uso de probióticos permite que las bacterias necesarias para tu cuerpo ser desarrollen nuevamente.

Cuando existe intoxicación: En este momento el organismo tiene mayor cantidad de bacterias dañinas por algún alimento que no fue digerido correctamente.

El consumo de probióticos restablece el equilibrio y ayuda a que tu cuerpo a la normalidad.

Si tienes cambios de humor: Como depresión, estrés e irritabilidad. Aunque no lo creas esto puede deberse a un desequilibrio en tu zona intestinal.

Con el uso de probióticos puedes desaparecer estos síntomas y mejorar tu salud emocional.

Si tienes problemas en la piel: El consumo de probióticos puede servir de apoyo a enfermedades como acné, erupciones, alergias, urticaria, etc.

Cuando hay trastornos digestivos frecuentes: Cuando existen síntomas como inflamación, gases, diarrea, acidez, etc. no dudes en añadir probióticos a tu dieta y verás los cambios muy rápidamente.

Con todo esto no queremos decir que los probióticos por sí solos sean milagrosos, solo que constituyen un gran aporte en el tratamiento de todos estos síntomas y pueden mejorar tu calidad de vida.

¿Por qué tomar suplementos probióticos?

Está comprobado que este tipo de suplementos favorecen a la salud intestinal, lo que mejora también el sistema inmunológico y nos permite disfrutar de una mejor salud.

Los probióticos también han sido utilizados en los últimos años como soporte para el tratamiento de enfermedades gastrointestinales, como la diarrea crónica, inflamación abdominal, acidez estomacal.

También han servido de apoyo junto con otros medicamentos en el tratamiento de la obesidad y alergias crónicas logrando unos excelentes resultados.

Estos suplementos existen en varias presentaciones: cápsulas, líquidos o sobres que se diluyen en algún tipo de líquido como agua o jugo natural.

Hay varios tipos de suplementos que contienen entre 1 a 10 probióticos, entre los más populares están:

Bifidobacteria breve: Contenida en suplementos como  SúperBio, presentes en el intestino y el tracto vaginal para combatir infecciones  producidas por hongos y bacterias.

Bifidobacteria longum: Esta bacteria es una de las más comunes en el intestino y es importante en el proceso de eliminación de toxinas.

Bifidobacteria bifidum: Son bacterias presentes en los intestinos delgado y grueso, y permite la digestión de los lácteos.

Lactobacillus acidophilus: Ayuda en la absorción de los nutrientes, combate infecciones y facilita el proceso digestivo.

Lactobacillus rhamnosus: Son de gran utilidad para prevenir y combatir la diarrea de manera rápida.

Lactobacillus fermentum: Esta bacteria permite neutralizar toxinas que se liberan durante el proceso digestivo, y permite el crecimiento de la flora intestinal.

Todos estos microorganismos tan necesarios para el organismo están contenidos en   SúperBio, de manera que consumirlo te garantiza una buena salud en general y notarás los beneficios de manera rápida.

Cuanto mayor sea la diversidad de los probióticos y bacterias que contenga, mejor será la calidad del suplemento y actuará de manera más eficaz.

Alimentos naturales que contienen probióticos

Una buena alimentación es la base de nuestra salud. De lo que ingerimos dependen la salud digestiva y el resto de las funciones de nuestro cuerpo.

Por eso es tan importante conocer qué tipo de alimentos son beneficiosos para nuestra salud y cuáles debemos evitar.

El 70% de los procesos que realiza nuestro  organismo están relacionados con el intestino, por lo que se requiere garantizar el buen funcionamiento de este órgano.

Para lograr que este proceso sea lo más efectivo posible debemos tomar en cuenta la calidad de nuestra flora intestinal.

Esto lo podemos lograr con una alimentación abundante en frutas y verduras que contengan probióticos y completarla con el uso de suplementos.

Existen una cantidad de alimentos que contienen probióticos de manera natural y tienen un efecto inmediato en la flora intestinal.

Entre los más conocidos están:

El yogurt: La preparación del yogurt se realiza a través de la fermentación de las bacterias que se encuentran  en la leche, que pueden llegar hasta 100 millones de bacterias.

Esto ayuda al organismo a realizar el proceso digestivo de manera más rápida y aporta beneficios al sistema digestivo.

Kéfir: Es un alimento muy parecido al yogurt, que se obtiene a través de la fermentación de le leche mediante un hongo.

Este producto es cada vez más conocido y recomendado para las funciones gástricas por la diversidad de microorganismos que tiene son mayores incluso que el yogurt.

Aceitunas y otros encurtidos: En general cualquier vegetal que se conserve en vinagre son una excelente fuente de probióticos.

Esto se debe a que la acidez que aporta  el vinagre hace que las bacterias se desarrollen. También mejora las propiedades nutricionales de los alimentos.

Consejos para una buena salud intestinal

Lamentablemente los problemas de salud intestinal se hacen cada vez más comunes, ocupando el segundo lugar después de las enfermedades cardiovasculares.

Lo más recomendable es tomar medidas a tiempo que puedan prevenir el desarrollo de este tipo de afecciones de salud que pueden traer consecuencias muy graves si no se tratan a tiempo. Algunas recomendaciones son:

Una sana alimentación. Esto nos permite proporcionar a nuestro cuerpo los requerimientos necesarios para el buen funcionamiento de nuestros órganos.

Evita en la medida de lo posible alimentos muy procesados y que contengan grasas y azúcares e ingiere más fibras, vegetales y frutas.

Ingiere alimentos probióticos que permitan tener un balance en tu salud intestinal, como el yogurt, algunos quesos, el kéfir, etc.

Este tipo de alimentos ayudan a eliminar bacterias dañinas en el organismo causadas por parásitos y hongos.

El ritmo de vida acelerado que llevamos causan graves daños en el sistema digestivo.

Trata de liberarte del estrés. Organiza mejor tus actividades diarias y trata de llevar una vida más tranquila.

Realiza actividades deportivas que te puedan relajar o practica meditación que está muy de moda hoy en día.

Ingiere mucha agua durante el día. Esto es imprescindible para el buen funcionamiento del sistema digestivo ya que facilita las funciones de digestión de alimentos  y eliminación de desechos.

De ser necesario toma suplementos probióticos que sirvan de apoyo en caso de que existan carencias nutricionales que no permitan tener una buena salud digestiva.

Ante cualquier síntoma o cambio que se pueda presentar debes consultar al médico para prevenir cualquier enfermedad gastrointestinal y sus posibles consecuencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *